NOTICIAS PARA LA HISTORIA DE LOS PUEBLOS DE SAN LUIS Fondo...

NOTICIAS PARA LA HISTORIA
DE LOS PUEBLOS DE SAN LUIS



Fondo Editorial Sanluiseño



JESÚS LIBERATO TOBARES



(Año 1996)

INDICE

AUTOR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

PROLOGO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
PORQUE ESTE LIBRO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
ALTO PENCOSO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
ANCHORENA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
ARIZONA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .11
BALDE. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .12
BEAZLEY . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
BUENA ESPERANZA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .15
CANDELARIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .16
CARPINTERIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
CERRO EL LINCE. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .21
CORTADERAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
COCHEQUINGAN. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .23
COLONIA CALZADA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
CONCARAN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
CHOSMES. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .28
DANIEL DONOVAN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29
DIXONVILLE. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29
EL BARRIAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .30
ELEODORO LOBOS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .31
EL TRAPICHE. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .32
EL VOLCAN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
FORTUNA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
FRAGA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37
GUANACO PAMPA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39
GUZMAN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .40

INTIHUASI . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .41
JUSTO DARACT. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .42
LA BOTIJA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45
LA CAROLINA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
LA ESQUINA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .48
LA ESTANZUELA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .49
LAFINUR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .51
LAGUNA LARGA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52
LA PUNILLA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53
LAS PALOMAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .55
LAS CHACRAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .58
LAS LAGUNAS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .62
LA TOMA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .64
LAVAISSE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .65
LEANDRO N. ALEM . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .67
LOMAS BLANCAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .68
LOMITA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .69
LOS LOBOS. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70
LUJAN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .72
MERLO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
NASCHEL. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77
NAVIA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79
NOGOLI. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80
NUEVA GALIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84
PASO GRANDE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84
PIEDRA BLANCA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .86
POTRERO DE LOS FUNES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .89
POZO DEL TALA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90
PUNTA DEL AGUA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .91
QUINES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .93
RENCA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97
RINCON DEL CARMEN. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102
SALADILLO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .104
SAN FRANCISCO DEL MONTE DE ORO . . . . . . . . . . . . . . . . . .106
SAN JOSE DEL MORRO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113
SAN MARTIN. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .119
SANTA ROSA DEL CONLARA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 125
SUYUQUE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .129
TILISARAO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131
UNION. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132
VILLA DE LA QUEBRADA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .133
VILLA DEL CARMEN. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135
VILLA DE PRAGA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .136

VILLA GENERAL ROCA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138
VILLA LARCA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .139
VILLA MERCEDES. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .141





AUTOR

JESÚS LIBERATO TOBARES

FOTO

Nació en San Martín (San Luis) el 15 de octubre de 1929.
Casado con Elva Miria Chavez. Tres hijos: Alva Myrian,
Dardo Alberto y Néstor Ariel, y cuatro nietos: Dana
Carolina, Luciana Anabel, Ramiro Adriel y Débora
Marianella.
Cursó estudios primarios en su pueblo natal,
secundarios en el Colegio Nacional “Juan Crisóstomo
Lafinur” de la ciudad de San Luis y universitarios en la
Universidad Nacional de La Plata donde se graduó de
abogado en 1958.
Ha sido Juez de Primera Instancia en lo civil, Comercial y Minas;
Juez de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial; Ministro del
Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de San Luis.
Se ha desempeñado como: Miembro de la Comisión encargada de
preparar la reforma constitucional de 1962; Miembro titular del Instituto
Cuyano de Cultura Americana (1961); Miembro del Concejo Consultivo,
Dirección Provincial de Cultura (1966); Presidente del Ateneo Nacional del
Folklore Cuyano (1990-1993); Presidente del Tribunal de Ética del Centro
de Jubilados de San Luis, (1992-1994).
Ha integrado jurados en certámenes literarios y de artesanías.
Ha dictado más de setenta conferencias desde 1961 hasta la fecha,
tanto en nuestra ciudad, como en las localidades del interior, y ciudades de
otras provincias. Se ha desempeñado como Conferencista de la delegación
de Extensión Universitaria. Facultad de Ciencias de San Luis, UNC (1968).
Ha representado a nuestra provincia en el ciclo de conferencias organizado
por la Secretaria de Cultura de la Nación-Mapa de la Cultura del País
Federal-(Biblioteca Nacional-1993).
Ha participado activamente en Congresos y Jornadas de
Investigación Folklórica, desde 1963, desempeñándose como Presidente
del Primer Congreso de Folklore Sanluiseño, 1986; Segundo Congreso de
Folklore Sanluiseño, 1991; Tercer Congreso de Investigación Folklórica
“Encuentro de Dos Mundos”. 1992; Congreso Nacional de Folklore -“La
Raíz de los 400 Años”, 1994.
Ha sido distinguido con premios en certámenes literarios (poesía
cuento y prosa) y de investigación. Mención honorífica especial Ateneo
Universitario “José Ingenieros”, La Plata-1954; Primer premio Juegos

Florales Villa Mercedes S.L.-1956; Segundo Premio-1er Festival Folklórico
Regional, Mza. -1962; Segundo Premio Rueda Juvenil Internacional, Villa
Carlos Paz –Cba. -1964; Premio Banco Pcia. S. L. –Juegos Florales-1965;
Premio Fondo Nacional de las Artes-1965; Primer Premio 1er Certamen
Bienal de Literatura 1970; Tercer Premio Bienal Puntano de Literatura-
1974; Primer Premio Certamen “Flor de Retamo”-1982; Segundo Premio
Certamen homenaje a Ricardo Arancibia Rodríguez-1983; Tercer Premio,
Concurso Pedro Aguilar-1983; Mención honorífica en el concurso
internacional “Digo América”, 1984; Primer premio, Concurso “César
Rosales”-1987; Ley del Libro del autor Sanluiseño Primer Premio-1990,
Segundo Premio-1992, Segundo Premio 1994. Beca Nacional –
especialidad Folklore- Fondo Nacional de las Artes 1992.
Ha publicado los libros: “Sociología”, “Cer o Blanco” (poemas),
“Folklore Sanluiseño” (inv. Fol.), “Gente de mi pago” (poemas), “San Luis
de Antaño” (inv. Hist.), “La Tonada Cuyana”, “Folklore Puntano” (inv. Fol.),
“Rincón de Rosales” (inv. Hist.), “Calandrias de Septiembre” (poemas),
“Médicos y boticarios puntanos de antaño” (inv. Hist.), “Toponimia Puntana
y otras noticias”. Fol etos “El Hombre y la Poesía”, “San Luis de Loyola
Nueva Medina de Rioseco”, “Leyenda e historia de la mujer puntana”, “San
Francisco del Monte de Oro”, “Las postas en San Luis”, “Supervivencias de
voces de origen quichua en el habla de San Luis”, “Pircas, cercos de rama
y alambrados en San Luis”, “San Martín-referencias históricas-”. Ha
publicado desde 1952 más de 150 artículos revistas y diarios de nuestra
ciudad y publicaciones de Rosario, Tandil, Mendoza y San Juan.
Actualmente es: Presidente de la Sociedad Argentina de Escritores
(SADE) Filial San Luis. Presidente del Centro de Investigaciones
Folklóricas “Prof. Dalmiro S. Adaro”. Miembro de Número de la Junta de
Historia de San Luis, Miembro correspondiente del Centro de
Investigaciones Folklóricas e Históricas de Merlo (S. L.), y Miembro de la
Asociación Puntana de los Cuyanos.

DEDICATORIA:

A la memoria de los
jóvenes que en la segunda
década del siglo diecinueve
se incorporaron a las
milicias puntanas para
luchar por la libertad de
América y que no volvieron
a esta tier a bienamada.

PROLOGO




En 1992 tuvimos el placer de escribir la advertencia proemial de la obra
del Dr. Jesús L. Tobares titulada “Rincón de Rosales” que dio a conocer con su
proverbial generosidad el Fondo Editorial Sanluiseño.
Para esta oportunidad el autor ha requerido nuevamente nuestro servicio
a fin de que anticipe al lector algo del contenido de esta nueva obra rotulada
“Noticias para la historia de los pueblos de San Luis”.
Nos consta que el Dr. Tobares inició años atrás una paciente busca de
antecedentes vinculados al desenvolvimiento de una cantidad considerable de
ciudades, pueblos y aún vecindarios de la Provincia que ahora en las páginas de
este volumen se han convertido en noticias, en anuncios, en avisos, en
información, destinada por supuesto a servir de piedra ó argamasa de cimiento a
quien algún día se proponga escribir la historia del núcleo urbano, de la
población o de la vil a de su amor o de su preferencia. Datos o referencias
similares a éstos cobraron relieve periodístico cuando aparecieron como
“Noticias de los pueblos de San Luis” en las páginas del diario “La Opinión”.
Al prolongar “Rincón de Rosales” escribimos “que todos aquel os
esfuerzos desplegados-valga la acotación-por un pequeño núcleo de estudiosos
de la comunidad puntana y destinados en particular a honrar y privilegiar la
memoria común de distintos parajes, pueblos y ciudades del interior de San Luis,
constituían aportaciones valiosas, digna de recomendación y elogio, no solo para
el medio al cual se dedicaban, sino para realizar algún día la verdadera y total
historia de nuestra jurisdicción provincial”. Hasta que l egue ese momento nos
es imposible olvidar los aportes tan estimables que han hecho ya, trabajando en
pos de esa meta por Vil a Mercedes, D. José Mel ano y D. Edmundo Tel o
Cornejo; por Lujan la Dra. María Delia Gatica de Montiveros; por San Martín el
propio Dr. Tobares; por Santa Rosa del Conlara, Olga Sirur Flores; por
Candelaria, D. Edmundo Tel o Cornejo; por Vil a de la Quebrada D. José
Ignacio Maldonado en tanto por Merlo despunta el esfuerzo de Nora Lilian
Costamagna.
El autor en esta obra no utilizado en general lo que se ha publicado en
torno a algunas comunidades de San Luis y ha preferido en cambio ofrecer los
frutos, no importa que mínimos o pequeños o aparentemente sin significación o
importancia, de su propia cosecha. Entonces el lector comprobará o constatará
como es que Tobares ha rastreado, ha averiguado, ha buscado, ha indagado el
dato, el detal e, el pormenor que es capaz de iluminar el discur ir de tantas
asociaciones humanas que privilegian nuestro territorio para cumplir su destino
temporal. Las “Noticias” del libro se han apoyado predominantemente en
documentación original de nuestro Archivo Histórico con lo que el esfuerzo
cumplido por el apasionado investigador que se oculta en la personalidad del Dr.
Tobares alcanza un relieve y una dimensión que lo hace apto para una empresa
de mayor enjundia; ésa que a lo mejor un día ejecutará para que los puntanos
comprobemos, repitiendo ejemplos anteriores, la calidad de su fecunda faena
intelectual.
El volumen estoy seguro, recogerá múltiples adhesiones entre quienes se
sienten unidos entrañablemente a la tierra, al lugar, al sitio donde un día sus
ojos se abrieron a la luz. Aunque la calidad de “noticias” pudiera l evar el
estigma o la marca fugaz de lo que pasa, esta exposición perdurará porque fue
realizada con mirada amplia, con afecto indisimulado hacía la jurisdicción que
se sirve, sin servirse de el a, buscando en la diversidad la unidad, que hace, si
bien se mira, a la justicia y a la verdad.


Hugo A. Fourcade
Primavera de 1995





PORQUE ESTE LIBRO


Indagar los orígenes de los pueblos de San Luis, fue apasionante
tarea que nos convocó durante años.
Sin embargo no somos pioneros. Precursor en esta brega fue Don
Urbano J. Núñez quien dejó opúsculos y artículos que nos sirvieron de
punto de partida y rumbo orientador en repetidas circunstancias.
Hemos tratado de avanzar en este terreno pero faltan enormes
espacios que recorrer. En algunos casos como los que se relacionan con
Villa Mercedes, Luján, Santa Rosa del Conlara, Potrero de los Funes o
Candelaria, está ya lograda la obra que da noticias ciertas de esos pueblos
a través de “Reseña Histórica de Vil a Mercedes” de José Mel ano; “El
Valle del Conlara y un pueblo, Santa Rosa” de Olga Sirur Flores; “Historia,
tradición y testimonio de Luján de San Luis” de la Dra. María Delia Gatica
de Montiveros, “Apuntes para una visión integral de Potrero de los Funes”
de Hugo Arnaldo Fourcade o “De la Represa del Bagual o la Vil a de la
Candelaria” de Don Edmundo Tel o Cornejo, “Historia de Merlo”, de Nora
Lilian Costamagna.
Paulatinamente los puntanos vamos avanzando en el ideal de que
cada ciudad nuestra, cada pueblo, cada aldea, tenga su historia que es
como la fe de bautismo de la comunidad.
Triste debe ser para un hombre no saber quienes son sus padres;
hoja volandera que el viento arrastra a su capricho para depositarla en
oscuros rincones huérfanos de afecto.
Mientras realizábamos esta tarea nos exaltábamos de gozó ante la
evidencia de pueblos pujantes y progresistas como Merlo, Quines y
Tilisarao; pero también nos invadió la tristeza ante pueblos agonizantes
donde las campanas del éxodo y la pobreza, ofician las exequias de Navia,
Beazley y Nahuel Mapá.
Junto a los pueblos privilegiados están los desheredados; con los
ricos de patrimonio espiritual conviven los pobres de espíritu.
En Dixonville nació Miguel Nevot, en Fortuna Marino Asceta, en
Santa Rosa del Conlara Polo Godoy Rojo, en Concarán Dora Ochoa de
Masramón, en Piedra Blanca Antonio Esteban Agüero. San Martín fue la
cuna de César Rosales, San Francisco del Monte de Oro De Rosenda
Quiroga, Villa Mercedes de León Benarós y Asunta Manca de Heredia.
Quines fue la tierra natal de Juan González, Ojo del Río de José Adimanto
Zavala, Justo Daract de Páez Suárez, Luján de la Dra. María Delia Gatica

de Montiveros. En la Carolina vió la luz el padre de la poesía de San Luis:
Juan Crisóstomo Lafinur.
Otros pueblos en cambio solo atinaron a acumular bienes
materiales. Y un infausto día l egaron las crisis como l egó la fiebre amaril a
o la peste bubónica, y solo dejaron cadáveres sobre los cuales ya nunca se
levantaría la luz del canto y de la flor.
En el ámbito provincial existen pueblos con una importante tradición
cultural como San Francisco del Monte de Oro, o una sólida tradición
histórica como Renca o San José del Mor o, protagonista de hechos
relevantes de nuestra historia.
Pueblos que crecieron en las buenas épocas de nuestro desar ol o
agrario (Naschel, Tilisarao, La Esquina), o al impulso de la minería (La
Toma o Concarán).
Pueblos pequeños pero bel ísimos que han alcanzado un singular
atractivo gracias a cuidadosos gobiernos comunales como Las Chacras
(Dpto. San Martín), Vil a de la Quebrada o Merlo, este último con
perspectiva de constituirse en el gran polo turístico de la región.
Por suerte Villa de la Quebrada se salvó de “geniales” proyectos
como el de ensanchar sus callecitas para darle aspecto de ciudad. Por
esas calles estrechas transitan la magia, la poesía y la mística que
embelesan a profanos y promesantes. Pero no son cause propicio para
que por ellas transiten las ideas de los delirantes de la modernidad.
Otro pueblo fascinante es La Carolina. Las ordenanzas municipales
obligan a construir sobre la calle principal solo utilizando la piedra. Y esto
ayuda a conservar una tradición que ar anca desde 1792 cuando el
Marqués de Sobremonte manda a levantar esa villa en los faldeos del
Tomolasta y cuyas primeras construcciones, hoy en ruina, testimonian el
paso del hombre que sobre cimiento de rocas construyeron sus vidas
mirando las cumbres azules de sus cerros.
Pueblos originalísimos como Tilisarao que en las décadas del treinta
y cuarenta, en cada solar levantaba una torre metálica poblando la llanura.
Un jardín de plomizas margaritas, cantaba en las ruedas de los molinos
buscando el agua bienhechora. Un músico nuestro, don Pedro Juan
Catalfamo, le dedicó una zamba con un título certero: “El pueblo de los
molinos”.
Villas gloriosas que regalaron coraje frente al avance de “los
colorados” como Luján; que acallaron su trajín de rieles y locomotoras
como Justo Daract; o que allá en el lejano sur levantan al cielo la cúpula de
la capilla de Santa Sofía como Arizona, suplicando el milagro de la
resurrección frente a la crueldad de la muerte.
Pueblos algunos tan olvidados y silenciosos que quedaron al
margen del camino asfaltado como El Morro, Alto Pencoso, Balde o Paso
Grande, a cuya vera los automovilistas pasan a más de cien kilómetros por
hora, sin pensar que en esos villorios hombres fuertes y visionarios
trazaron las líneas iniciales de nuestra historia provinciana.
En la raíz profunda de esos pueblos estan los nombres de quienes
ante del dominio hispánico y contemporáneamente a él señorearon en
estos valles, en estas pampas, en estas serranas: Don Lorenzo Colocasi
en las tierras de Chutunso, hoy San Francisco del Monte de Oro; Don Juan
Chilote en lo que después sería “Los Tres Pasos” y hoy Paso Grande; en

1600 el cacique Bagual en el sur de las inmediaciones del pueblo que hoy
lleva su nombre; el cacique Chomeonta y el indio Sayanca en las tierras de
Chulupte, hoy Chosmes; el cacique Ecque en las inmediaciones de Salinas
del Bebedero; el cacique principal Camintanaure en Lasta Caucara, hoy
Concarán; el cacique Cayambel en tierras de Sopatac, hoy San José del
Morro; el cacique Yungulo en la provincia de su nombre que abarcaba una
buena parte del Valle del Conlara; los caciques Koslay y Cotina en el
extremo sur de las sierras Vinacamche después conocida como Punta de
los Venados.
Algo más debemos decir quienes nacimos en cuna de canto y
poesía como los nativos de San Martín que tenemos que agradecer
después de Dios, a César Rosales que construyó para nosotros un castil o
de luz y eternidad; a Polo Godoy Rojo los nativos de Santa Rosa del
Conlara; a la Dra. María Delia Gatica de Montiveros los lujaneros; a Don
Antonio Esteban Agüero los nativos de Merlo y Piedra Blanca que por
mediación del poeta aprendieron el canto del agua y el idioma musical de
los cerros y los molles.
Gracias a los poetas, a los escultores, a los músicos, a los pintores;
hoy somos dueños de formas y palabras supérstites más al á de la vida y
de la muerte.
Una última sugerencia: Cada pueblo, cada aldea, debería tener su
escudo, es decir el símbolo que guarde su historia y su tradición, para que
en el podamos inspirar nuestra acción de hoy y afirmar nuestros sueños de
mañana.
Bueno es que la existencia de nuestros pueblos se haga memoria
perdurable. Porqué el día que olvidemos de donde venimos y renunciemos
a nuestro andar hacía el futuro, habremos muerto para siempre. No
seremos nada en la vida y en la historia.

Jesús Liberato Tobares





ALTO PENCOSO

(Departamento La Capital)


La zona se conoció anteriormente como los Altos de Chulepte
habitada por indios huarpes.
El pueblo surge en torno a la estación del fer ocar il a partir de 1883
cuando comienza a funcionar el servicio de trenes de San Luis a La Paz
(Mendoza) el surgimiento de Alto Pencoso es contemporáneo a Balde y
Chosmes y determinado por la misma causa: El Ferrocarril Andino cuya

sección San Luis-La Paz fue librada al servicio público el 8 de agosto de
1883, que origina o da vida a estoa pequeños centros de población.
El servicio de trenes de San Luis a la ciudad de Mendoza recién
queda habilitado el 25 de abril de 1885.
El 9 de mayo de 1903 fue inaugurado el templo de Alto Pencoso
donado por los Sres. Nicolás Alagia y Pascual Cantisani.
En 1901 se crea aquí el Registro Civil.
Por decreto del 2 de junio de 1906 es designado jefe del Registro
Civil Don Policarpo Lucero Orozco(1).
En la década de 1950 era comisario de Policía en Alto Pencoso Don
Alejandro Salomón, comisionado municipal Amadeo Alagia y encargado de
la sala de primeros auxilios Gregorio Becerra. Jefe del Registro Civil Don
José Era, jefe de la estación del fer ocar il Orlando Sosa y jefe de cor eos
Carlos Humberto Ochoa.
Trabajaban los almacenes de ramos generales de Juan Divito y
“San Nicolás” S.R.L. que también tenían bar aca.
Existían las carnicerías de José Era y Carlos Lucero y los bares de
Juan Divito y Suc. De Nicolás Alagia.
La única institución deportiva se l amaba Club de Foot-ball Atlético
Alto Pencoso.
Artesanos de la herrería eran José Era, Epifanio Gar o y Carlos
Lucero; y modistas las Sras. Juana O. de Divito y Dora I. de Molina.
En 1970 Alto Pencoso tenía 212 habitantes.
En la capilla de este pueblo se venera a San Nicolás de Bari, santo
de la devoción de uno de los donantes del templo Don Nicolás Alagia.





ANCHORENA

(Departamento Gobernador Dupuy)


Este pueblo fue fundado en 1902 por ley sancionada el 24 de julio.
En aquel año y durante el gobierno de Don Narciso Gutiér ez, el Dr. Juan
Esteban Anchorena y su hermana Doña Josefa Anchorena de Madariaga,
hacen sesión de cinco mil hectáreas de campo destinadas a la
colonización y fundación de un pueblo.
Al aceptar el Gobierno de la Provincia la donación, dispone en el art.
1º de la ley antes citada: “En el Partido de Pueyrredón y en las cinco mil
hectáreas donadas al Estado por la señora Josefa y Anchorena de

Nota(1) Boletín Oficial, sin Nº.

Madariaga y el Sr. Juan E. Anchorena, créase el pueblo de
ANCHORENA(1)…”
Presumiblemente la imposición de ese nombre fue gestionada por
los mismos pobladores que ya vivían en el lugar, pues existe la versión de
que para elegir el nombre que llevaría la población, se constituyeron dos
comisiones de damas para elegir por votación entre estos dos nombres:
“Virgen del Val e” o “Juan Esteban Anchorena”. El triunfo, obviamente,
correspondió a este último.
El primer poblador de Anchorena fue Don José Severo Albornoz
quien tomó posesión de la chacra Nº 12 el 4 de agosto de 1902,
siguiéndole en octubre Don Feliciano Quiroga y los hermanos Juan y José
Romero. Después se radicaron Santos Olarte, Lorenzo Romero, Francisco
Cetrá, Rafael Blanco, José, Julián y Pedro Cabada, Hilario Funes, Ramón
Guzmán y los hermanos Estanislao y José Estrada.
La oficina del Registro Civil fue creada en 1901.
En 1905 por renuncia del Juez de Paz y Jefe del Registro Civil Don
Lorenzo Romero, es designado en su reemplazo Don Hilario Funes.(2)
Por decreto del 24 de septiembre de 1907 se acepta la renuncia de
Don Gregorio Funes, comisario de Anchorena(3), y poco después por
decreto del 4 de octubre de 1907 es designado en su lugar Don Fidel
Romero(4).
En 1905 Anchorena tenía ciento tres casas habitadas y veinte en
construcción.
Carecía de edificios públicos. La escuela funcionaba en una casa
cedida por particulares y no ofrecía condiciones higiénicas. Dicha escuela
contaba con 78 alumnos, no tenía pizar ón, contador, mapas ni cuadros.
Pero en la localidad había más de 200 niños en condiciones de recibir
instrucción primaria, como lo hace constar con su informe el señor B.
Olivera.(5)
A mediado del presente siglo Anchorena tenía una población
aproximada de 950 habitantes. Era jefe de policía Don Julián Cabada, juez
de paz Don Roberto Segur, encargada del Registro Civil Doña Sara Nel y
de Bolaño, receptor de rentas Don Luis Toranzo, director de la escuela Don
Antonio Lucero y jefe de correos Gieldiberto Maribelli.

(1) Esta ley reconoce como antecedente, a su vez, la ley dictada el 26 de octubre de 1899 y
promulgada en 27 de ese mismo mes. Su art. 2º disponía: “Autorizase al Poder Ejecutivo para aceptar
la donación que hacen los señores Juan E. Anchorena y Josefa Eulalia Anchorena de Madariaga, de
dos leguas Kilométricas de campo, ubicadas al norte, cinco mil quinientos metros de la línea límite
del sud de las fracciones en que están comprendidas, conforme con los planos presentados y
destinados a la creación de los pueblos en el partido Pueyr edón”. Boletín Oficial. 18 noviembre
1899, pág. 89).
Con anterioridad se había dictado la ley promulgada el 14 de septiembre de 1899 por la que se creaba
el partido “Pueyr edón” en el Departamento Pedernera: se autorizaba al Poder Ejecutivo a aceptar las
donaciones de tres leguas de campo de Juan Anchorena, Carlos Madariaga y José Paz para la
creación de los pueblos “Vil a Anchorena” y “Vil a Alvear”. (Boletín Oficial 18 noviembre 1899,
pág. 83).

(2) Decreto del 7 de febrero de 1905.
(3) Boletín Oficial 30 septiembre 1907, pág. 99.
(4) Boletín Oficial 31 octubre 1907, pág. 102.
(5) Boletín Oficial 31 julio 1905.

En esa época existía un hotel, “Aguer ido Hotel”, la peluquería de
Manuel Moreira, las panaderías de Savino Mar ón y Bartolo Orsel a, las
carnicerías de Patricio Ponce y Marcos Quiroga, las casas de pensión de
Doña Catalina Vda. De Cetrá y Santos Serur y la herrería de Don Jaime
Levingston. Era médico el doctor José Martínez y farmacéutica la Sra.
Felisa L. de Martínez.





ARIZONA

(Departamento Gobernador Dupuy)


Pueblo situado en el ángulo S. E. de la provincia de San Luis en una
zona con características muy semejantes a la región homónima de los
Estados Unidos. De allí el origen del topónimo.
Con anterioridad a esas tierras pertenecieron a Don Enrique
Santamarina quien las enajenó por remate público el 5 de septiembre de
1926. Dos años más tarde, el 16 de diciembre de 1928, el señor
Santamarina colocó la piedra fundamental de la capil a donde después se
entronizaría y veneraría a Santa Sofía. La erección de la capil a fue
dispuesta por Santamarina en homenaje a su esposa Doña Sofía Ter eros.
Según los censos de población Arizona ha experimentado visibles
altibajos en su caudal humano, marcando la década del `60 su pico más
alto.
Este es el cuadro estadístico que muestra esa evolución:
Año 1947-347 habitantes.
Año 1960-1.167 habitantes.
Año 1970-724 habitantes.
Año 1980-706 habitantes.
Año 1988-789 habitantes.
Arizona está situada en una zona agrícola-ganadera donde se han
logrado buenas cosechas de forrajes y cereales, y donde la presencia del
bosque de caldén ha propiciado en un tiempo la instalación de numerosos
aserraderos y fábricas de muebles y parquet. Hoy esa actividad está en
visible declinación.
Es un pueblo que sufre intensamente la influencia cultural,
económica y social que ejercen las ciudades pampeanas de Santa Rosa,
Realicó, General Pico y Victoria.
El ferrocarril llega desde La Pampa, y en 1952 era jefe de la
estación Don Ramón García.
Por esa época era jefe de cor eos Carlos Hadad, encargado del
destacamento de policía, Ramón Soto y receptor de rentas, Luis Toranzo.

Existía una sala de primeros auxilios que atendían los médicos Dres.
José Martínez, Cosme Treuhb y Marita Treuhb, con la ayuda del enfermero
César Suárez.
Trabajaban entonces los aserraderos de Daniele Hnos., Elcomad
S.R.L., Lucio González y “París”.
Tenían almacenes de ramos generales José Anechini, Bracco y
Cía., Mateo Calandri, Marcelo García y Ul án Julián y Cía. Estos dos
últimos tenían también negocio de tienda igual que Amancio Nocet i y Juan
Torres. Bracco y Cía. Tenía panadería.
Las casas de pensión existentes en esa época eran de Liberato
Bazán, Albertano Izaguir e, Juan Gómez y Dominga Godoy, y las fondas
de Juan Torres, Eduardo Fernández y Angel Eleno.
Un solo hotel existía entonces: El Hotel “Italia” de Mateo Calandri,
Arturo Z. Ochoteco y Cía. Eran los dueños del remate-feria, y José Alvarez
y Vicente Blanco tenían carnicerías.
Eduardo Fernández y Juan Moreira eran los peluqueros del pueblo.





BALDE

(Departamento La Capital)


Con relación al origen de esta población, debemos remitirnos a la
segunda década del siglo XIX.
Al respecto dice Don Reynaldo A. Pastor: “Muy cerca de la antigua
posta de San José de Bebedero, que también fue uno de los fuertes de la
frontera Sud, el Teniente Gobernador Dupuy mandó establecer una posta
en el año 1817, con el objeto de proveer agua a los viajeros, que debían
realizar la extensa travesía entre Mendoza y San Luis. Con grandes
sacrificios se construyó un canal desde San Luis, en una extensión de seis
leguas; se levantó una casa, se construyeron cor ales, y dos grandes
represas”(1).
Don Juan W. Gez proporciona estas noticias: “Terminados los
trabajos, se elevó al Superior Gobierno los planos de todas las obras y se
pidió se diera nombre a la posta. El Directorio aplaudió tan importante obra
realizada y dióle el nombre de DUPUYANA, en homenaje a su iniciador y
ejecutor, designado maestro de posta al respetable vecino D. Blas
Videla”.(2)
“Según la tradición, fue Don Policarpo Lucero quien en 1835 hizo
cavar en su estancia de la Cañada un pozo de balde, que dio nombre al
paraje”(3).

(1) Autor citado, “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis”, pág. 247.
(2) Autor citado, “Historia de la Provincia de San Luis” t. I, pág. 208
(3) “Guía General de San Luis” pág. 5. Edit. Nahuel Publicidad, Nº 1, Año 1976.

Por decreto del 8 de octubre de 1907 fue designado comisario de
policía de Balde Don Dionisio Lucero.(4)
En octubre de 1938 se inaugura en Balde el oratorio de Santa Ana,
la plaza “General San Martín” y un mástil. Esa noche hubo baile en el
galpón del fer ocar il.(5)
En 1940 se gestionó el cambio de nombres (no sabemos quién lo
formuló), con relación a La Toma, Jaril a, Balde y Alto Pencoso. La
Comisión de Monumentos y Lugares Históricos integrada por Enrique
Udaondo, Emilio A. Coni y Emilio Ravignani se pronuncia por la negativa.
En un pár afo de su dictamen dice: “Es verdaderamente doloroso para esta
Junta comprobar que esta prueba negativa de amor a la tradición venga,
no de los vecinos de reciente ascendencia inmigratoria de un pueblito
cualquiera del Litoral, sino de la representación parlamentaria de una
provincia que por composición étnica, hasta ahora casi libre de sangre
extranjera, debería sentir cariño y respeto por las cosas del pasado, entre
las cuales la tradición toponímica ocupa el primer lugar”(6).
La lectura de estos pár afos nos causa la misma pena que el pedido
de cambio de nombres le causó en su momento a la Junta de Monumentos
y Lugares Históricos.
En 1976 Balde tenía 460 habitantes.(7)
A mediados del presente siglo era comisionado municipal y director
de la Escuela Nacional Nº 3 Don Victorio Cerquit i, comisario de policía
Juan Orozco, juez de paz Juan Guiñazú jefe de cor eos Calos Humberto
Moyano, jefe del Registro Civil Berta de Miranda.
Existían los almacenes de ramos generales de San Román Hnos.,
Luis M. Orozco, Diego Dagfal y Rastrilla Hnos.
Trabajaba la carnicería de Isaura Robles, los bares de Carlos Faré y
Nicolás Fer er, la panadería de Guillermo Faré y el hotelito de Patricio
Peduzzi.
Era médico de Balde en esa época el Dr. Andrés Stanna.





BEAZLEY

(Departamento La Capital)


“Beazley –dice Don Reynaldo A. Pastor(1) – es uno de los pueblos
últimamente fundados en el Sud del Departamento La Capital. Lo fue en

(4) Boletín Oficial, 31 octubre 1907, pág. 103.
(5) Diario “La Reforma” 13-10-1938.
(6) Diario “La Reforma” 17-2-1940.
(7) “Guía General de San Luis” pág. 5 Edit. Nahuel Publicidad, Nº I Año 1976.
(1) Autor citado, “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis”, pág. 233.

1905 y se le dio ese nombre, en homenaje al Dr. Francisco J. Beazley, que
presidió la misión federal de San Luis el año 1904”.

Como consecuencia del movimiento revolucionario del 13 de junio
de 1904 que depuso al gobernador Don Gerónimo Mendoza, se produjo la
renuncia de los miembros del Poder Judicial y la disolución de la
Legislatura. Asume el gobierno una Junta Revolucionaria integrada por
Juan Tulio Zavala, José María Tissera, Juan Daract, Adolfo Rodríguez Saá
(“El Pampa”) y Francisco F. Sarmiento.
Fue nombrado entonces interventor federal el Dr. Francisco J.
Beazley quien tomó posesión del cargo el 25 de junio, secundado por los
Sres. Leopoldo Lugones en el área de Gobierno, Justicia e Instrucción
Pública; y Carlos Aubone en Hacienda, Obras Públicas y Agricultura. El Dr.
Beazley depuró los padrones y rápidamente l amó a elecciones. En agosto
de 1904 fue elegido gobernador el Dr. Benigno Rodríguez Jurado.
“El Dr. Francisco J. Beazley nació en Buenos Aires en 1864 y murió
en esa misma ciudad en 1924. Se recibió de abogado en 1885, fue
profesor y vicerrector del Colegio Nacional de Buenos Aires, Subsecretario
del Ministerio del Interior y Jefe de Policía hasta junio de 1904 en que fue
designado Interventor de San Luis”(2).

En 1905 se da el nombre de Beazley en homenaje al Interventor
Federal, al pueblo naciente que comenzaba a surgir como consecuencia
de la construcción del ramal fer oviario Justo Daract-La Paz (Mza). Esa
sección del fer ocar il fue librada al servicio público el 31 de marzo de
1910.
Con relación al hecho de la nominación del pueblo de Beazley,
digamos que el diario “La Reforma” protesta porque se va a bautizar un
pueblo con el nombre de “Francisco J, Beazley”. “Si esa impiedad se
consuma para qué mentar más el culto a la Patria”. Se argumentaba que el
Interventor Beazley allanó el camino al poder de Rodríguez Jurado.(3)
El pueblo de Beazley fue trazado en tierras donadas por Don Silvio
Cadelago.
En 1910 se creó aquí el Registro Civil.
En 1950 era comisario municipal en Beazley Elías Raba comisario
de policía Carlos A. Amieva Paiva, jefe de cor eos Ramón E. Vega, jefe de
la estación de fer ocar il Pío Mañueco, receptor de rentas Julio Pagano y
jefa del Registro Civil Antonia S. de Ruiz.
La señora Blanca F. de Leyes era directora de la escuela nacional
Nº5. Trabajaban los almacenes de ramos generales de Algoberro y Cía.,
Elías Raba y Hnos., Francisco Pagano y Julio Raba.
Existían las carnicerías y verdulerías de Martín Fernández y
Santiago Heredia, la panadería de Bartolo Aguilera y el hotel de Pedro
Labayén.
Una institución deportiva: El Club BAP.
Eran modistas del pueblo Lola de Heredia y Fany Knauer, y
peluquero don Pedro Ortiz.

(2) “Guía general de San Luis” pág. 5, Edit. Nahuel publicidad, Nº 1, Año 1976.
(3) Diario “La Reforma”, 4-11-1905.

En 1970 Beazley tenía 773 habitantes.
En la capilla de este pueblo se venera a la Virgen del Rosario.





BUENA ESPERANZA

(Departamento Dupuy)


Por Ley Nº 192 del 7 de diciembre de 1904 se creó en el
departamento Pedernera, el partido de Buena Esperanza cuya cabecera
sería la estación del fer ocar il Pacífico.
En lo pertinente la ley dice lo siguiente: “créase igualmente en el
Departamento Pedernera, además de los existentes, un partido que se
denominará “Buena Esperanza” con la capital en la estación del Fer ocar il
al Pacífico del mismo nombre y tendrá los límites siguientes: Norte: el
grado 34; al Este; la divisoria con Córdoba; al Sur el partido Pueyr edón; y
al Oeste, la línea divisoria con Departamento de La Capital”.
En 1905 el ministro de Gobierno, Francisco F. Sarmiento
inspeccionó y determinó el punto más conveniente para cabecera del
partido de Buena Esperanza. En esa tarea colaboró el agrimensor Don
Jorge Shortrede.
Ese mismo año de 1905 son designadas las primeras autoridades
del pueblo: Intendente Municipal Don Juan Clark, juez de paz y encargado
del Registro Civil don Lisandro Torre, comisario de Policía Don Daniel Miró.
Con relación a este pueblo el Señor Reynaldo A Pastor trae la
siguiente referencia: “En los campos de la Laguna de Chañar o de los
Chañares Amaril os, que pertenecieron a la Compañía ‘La Holandesa’, se
inició en 1884 el núcleo central del establecimiento ‘La Buena Esperanza’,
núcleo que quedaba a unos veinte kilómetros del lugar que ocupa
actualmente el pueblo de este nombre y que fue creado por ley del 7 de
diciembre de 1903”.(1)
La fecha (1903) que menciona el Sr. Pastor no es exacta pués, la
ley fue sancionada por la H. Legislatura el 7 de diciembre de 1904, y fue
promulgada por el gobernador Benigno Rodríguez Jurado el 9 de diciembre
de 1904.
En julio de 1905 don Juan Nelson donó al Gobierno de la Provincia
los terrenos necesarios para el asentamiento de la población.
Por decreto del 28 de septiembre de 1949, Buena Esperanza fue
designada capital del Departamento Presidente Perón, que en 1955 pasó a
denominarse Gobernador Dupuy.(2)
En 1976 ese pueblo tenía 1.191 habitantes.(3)

Notas(1) Autor citado, “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis”, pág. 261.
(2) “Guía General de San Luis”, Edit. Nahuel Publicidad, Año 1976 Nº 1, pág. 17.
(3) Ibídem.

A comienzos de la década del cincuenta del presente siglo, era
comisionado municipal Raúl Guil et Sánchez, juez de Paz Amadeo Cabal i,
jefe del Registro Civil Pilar Ortega, comisario de Policía Julio Moyano
Calderón, receptor de Rentas Isidro Ortega, jefe de correo Dardo A. Alvea
y jefe de la estación del fer ocar il Cayetano Di Marco.
El pueblo se proveía de los almacenes de Clementina Vda. De
García, Luis Peralta y Gabriel Bistué que también tenía tienda.
Trabajaban los hoteles de Juan Baugarme (“La Central”) y de
Florencio Peluaga (“La Feria”); las verdulerías de Juan Actis, Luis
Domínguez, Gonzalo Rosa, Bocardi y Silva.
Tenían tiendas Prado y Cía., Ruiz y Cía., Pascual Donato Inchastoy;
y zapaterías Pascual Donato y Martín Gelvez.
Era médico en esa época el Dr. Leopoldo Luzuriaga Vivot y
farmacéutico Don José Giraudo.





CANDELARIA

(Departamento Ayacucho)


El pueblo de Candelaria nació en 1870 como consecuencia de una
donación realizada por el vecino de la Estancia “El Bagual” Don José
Tránsito Ruiz.
Encontrándose en la ciudad de San Luis el donante, con fecha 5 de
marzo de 1870 se dirige al gobernador don José Rufino Lucero y Sosa, en
los siguientes términos: “Como vecino natural de esta provincia en el lugar
llamado Candelaria en el partido de Quines del séptimo departamento,
cumplo con el deber de poner en conocimiento del excelentísimo gobierno
que hace algunos años me propuse l evar a cabo el plan de formar en el
punto dicho de mi residencia, un centro de población que a la vez pueda
ser útil, muy principalmente a los habitantes que han contribuido en la
unión: en efecto lo puse por obra, cediendo en beneficio público nueve
cuadras cuadradas del terreno de mi propiedad para la formación de la
población referida, la cual al presente se hal a delineada, en las nueve
cuadras, según lo demuestra el croquis que acompañó ligeramente trazado
con una plaza en su centro; una capilla de 18 varas de largo y cinco de
ancho, construida a mis expensas, con su sacristía de regular extensión
concluida faltando solamente los ornamentos cuya necesidad puede ser
remediada con más prontitud si el Eximo. Gobierno tuviese a bien construir
con la parte que estime conveniente”. “Hay también diez casas de vecinos
que han trabajado en el sitio que han elegido de los demarcados teniendo
ya bajo tapia sus frentes que son en la plaza cuatro sitios con frente de
treinta y cuatro y media varas y el fondo cincuenta”: dos en el centro de la
manzana tres sitios con frente a la calle de cuarenta seis varas y cincuenta

de fondo”. “Más considerando que a la vez que se verifique la colocación
de la capilla puede la población merecer el titulo de VILLA DE LA
CANDELARIA(1)…”
Por resolución del 7 de marzo de 1870 el Gobernador Lucero y Sosa
decreta “la creación de una vil a con denominación de LA CANDELARIA
destinando las nueve cuadras de terreno para el efecto cedidas sin cargo
alguno por el propietario el digno ciudadano D. Tránsito Ruiz…(2)”
Según la información proporcionada por la ex directora de la escuela
de Candelaria Sra. Haydeé Funes de Arce, los sitios fueron distribuidos por
una Comisión integrada por don José Tránsito Ruiz como presidente y los
señores Manuel Marzoa y José Benito Leyes como vocales, con la
obligación de construir una casa y rodear el ter eno con tapia o cerco por
sus cuatro costados.
“Como no hay constancia-dice la citada ex directora- de cuando se
dio cumplimiento a estos mandatos, se tiene como fecha de fundación de
la Villa de la Candelaria, el 9 de julio de 1870, día en que solemnemente se
bendijo la iglesia del pueblo, lo que está documentado por un escrito que
dejó Don Cipriano Arena, uno de los asistentes ha dicho acto. Dice Arena
que la iglesia fue bendecida el 9 de julio de 1870 con la presencia del
Vicario Foráneo de la Provincia Presbítero Joaquín Luis Tula quién ofreció
una misa concelebrada con los Presbíteros Justo del Carmen Arce y
Gregorio Ramírez (chileno este último) estando presente también el
sacerdote de apellido Rizzo, pár oco de San Francisco del Monte de Oro”.
Ese mismo año 1870 se crean en Candelaria dos escuelas: la
escuela de varones a cargo de Don José A. Lobos y la escuela de niñas a
cargo de la preceptora Doña Clara Funes, quienes tiene asignado un
sueldo mensual de $18.
El 8 de julio de 1871 Don Manuel Marzoa informa a Don Pablo
Pruneda que las escuelas de niñas de Quines y Candelaria se han cer ado
por renuncia de sus preceptoras y esto ha provocado la queja general de
las madres. Informa que el 4 de julio se instaló en Quines la escuela de
varones con cincuenta alumnos aproximadamente, y que la de Candelaria
funciona normalmente con 40 alumnos.
El 25 de junio de 1872 Don Manuel Marzoa informa al gobierno de la
provincia que el 14 de junio se instaló en Candelaria la Escuela de Niñas a
cargo de la preceptora Doña Mercedes Cardozo de Gatica. La escuela
funciona con 38 alumnas en una casa de Don José del Tránsito Ruiz.
Notable documento fechado el 24 de diciembre de 1872 produce la
Comisión examinadora integrada por Manuel Marzoa, Andrés Rosales y
Francisco I. Aguirre, con relación a los preceptores de ambas escuelas de
la localidad que en esa época son José Suárez y Arias y Doña Mercedes
Cardozo de Gatica. La Comisión pondera la labor de los preceptores “que
no solamente han cumplido con los deberes del preceptorado sino que
comprendiendo la importancia de su misión, se han puesto por su esmero,
vigilancia y constancia, a la altura de ser mencionados como
espacialísimos”.
El 4 de abril de 1872 don José Tránsito Ruiz, juez de Paz de la
localidad, produce un sombrío informe sobre las dificultades que se oponen

Nota(1) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 94.
(2) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 94.

al progreso de Candelaria. Dice que la gente que vive en los montes es
irreductible y que los quineros no dejan pasar el agua por lo que habrá que
abandonar la población.
A comienzo de 1875 queda vacante la dirección de la escuela de
varones. Por decreto del 21 de febrero de ese año es designado en el
puesto vacante de preceptor de esa escuela Don Cipriano Arenas con un
sueldo de $30.(3)
Ya hemos dicho que la primera capilla de Candelaria fue mandada a
construir a su costa por el señor José del Tránsito Ruiz. Tenía 18 varas de
largo por 5 de ancho. El propio Sr. Ruiz donó-según nos hace saber la Sra.
Haydeé F. de Arce-la primera imagen de la Virgen de la Candelaria que fue
traída de la República de Chile y que tenía cincuenta centímetros de alto.
Esa donación la hizo el Sr. Ruiz en homenaje a su esposa Doña
Candelaria Miranda de Ruiz. Aquella primera imagen se conserva con sus
vestidos, cabello natural y corona de plata y sale a recorrer las calles del
pueblo en la tradicional procesión del 2 de febrero, fecha en que culmina
las fiestas patronales.
La capilla donada por el Sr. Ruiz fue reemplazada por el templo
actual. Por decreto del 3 de julio de 1899 el Gobierno de la Provincia
designó una comisión integrada por Don Manuel Leyes como presidente,
Gregorio G. Núñez secretario, Antonio Ruiz tesorero; Pablo E. Quinteros y
Juan Ruiz como vocales, a fin de comenzar los trabajos del templo de
Candelaria.(4)
Por decreto del 22 de diciembre de 1874 es designado juez de Paz
de Candelaria Don Julián Ruiz(5) y el 4 de enero de 1884 son designados
juez de Alzada Don Tránsito Ruiz, juez de Paz Don Juan Arce y juez de
Paz Suplente Don Enrique N. Serrano.(6)
Por aquellos tiempos las riñas de gal os constituyen el
entretenimiento preferido de los habitantes de Candelaria. Esta
circunstancia mueve a los integrantes de la Comisión Municipal a tomar la
siguiente resolución: “Por moción del Sr. Pereyra se acordó también
autorizar al señor Tesorero de la comisión para que haciendo los gastos
que se hicieran necesarios del tesorero municipal construya un reñidero de
gallos que se destinará al servicio público”. Firma la resolución Cipriano
Arena (Presidente), Zoilo Pereyra (Secretario), Juan Arce (Tesorero),
Antonio Ruiz y Federico Alvarez.(7)
“La gran preocupación de los primeros pobladores- dice la Sra.
Haydeé Funes de Arce- fue conseguir agua para riego ya que su visión del
porvenir estaba en el cultivo de la tierra. A esto lo consiguieron en primera
instancia con la colaboración de Don Eusebio Fernández que había
construido por su cuenta un canal de 11 Km. de largo desde Quines hasta
la Estancia La Florida. Luego Don José del Tránsito Ruiz le compró una
boca- toma al Sr. Fernández y los vecinos construyeron el canal desde
Quines hasta Candelaria”.

(3) Boletín Oficial, Año I marzo de 1875 Nº1 pág. 23.
(4) Boletín Oficial, 15-7-1899, pág. 61.
(5) Boletín Oficial. Año I marzo de 1875 Nº 1 pág. 14.
(6) Boletín Oficial, 15 de enero de 1866 Nº 1.
(7) Libro de Actas de la Municipalidad, abierto en 1890. Acta Nº 6 del 21 de julio 1890.

“En 1872 se hizo una petición al Gobernador Ortiz Estrada
solicitando la sesión de la tercera parte del agua del Río Quines, pedido
que fue aceptado por cuanto el caudal del mencionado río lo permitía”.
“En 1884 el Gobierno de la Provincia designo la Comisión que
reglamentaría la distribución del agua en las localidades de Quines y
Candelaria la que estaba integrada por los Sres. Evaristo Calderón, Gabriel
Arce, Nicomedes Alaniz, Paulino Suárez, Pilar Pereyra, Cipriano Arenas y
Antonio Ruiz”.
En 1872 el gobierno comisionó al agrimensor Hermenegildo Adaro
para abrir el camino de Quines a Candelaria.
El fundador de Candelaria Don José del Tránsito Ruiz murió en
marzo de 1888. Cayó muerto del cabal o yendo de Candelaria a Quines.
Era entonces Juez de Alzada y encargado de la Estafeta Postal de
Candelaria. Fue un vecino honorable y progresista cuya desaparición fue
muy lamentada.(8)





CARPINTERIA

(Departamento Junín)


Originariamente estas tierras pertenecieron al Alférez Tomás
Fernández y el lugar se l amó “Las Tablas”, topónimo que denota la
actividad principal de sus habitantes referidas al trabajo de la madera.
La construcción de muebles y especialmente la car etería ocupó el
vecindario de “Las Tablas” aprovechando la abundancia y calidad de sus
maderas, especialmente el molle, el tala, el coco y en algunos lugares el
quebracho según apreciación de Juan Carlos Soria.(1)
En 1752 la Junta de Poblaciones de Santiago de Chile, dispuso
formar pueblos en “Las Tablas”, “Punta del Agua”, y “Las Pulgas”, y en tal
sentido dio instrucciones al oidor de la Audiencia, Don Gregorio Blanco de
Laysequilla.
Al respecto dice Juan W. Gez: “Según el auto de la Junta de
poblaciones de 1752, debía erigirse en la jurisdicción de San Luis, ‘un
pueblo, en paraje nombrado Pulgas; que sirva de reducción y abrigo a los
hacendados que se hallan en aquella vecindad, y fronteras igualmente, a la

(8) Según una noticia periodística difundida por “El Diario de la República” el 26 de junio de 1993, los
señores Jorge Escudero y Juan Caravajal que trabajaban en las obras de construcción del salón par oquial,
encontraron los restos del fundador de Candelaria, Don José del Tránsito Ruiz.
La excavación se realizaba- como queda dicho- en el terreno donde se construyó el Salón Par oquial
situado a un costado de la iglesia de Nuestra Señora de La Candelaria, los restos óseos fueron localizados
a un metro y medio de profundidad.
Don José del Tránsito Ruiz estaba sepultado junto al altar de la antigua iglesia que se derrumbo por
terremoto de Caucete (S. J.) en 1977.
Notas(1) Autor citado, Revista “San Luis” Nº 37, marzo 1965.

referida ciudad de San Luis. Otro, en el sitio nombrado de Renca, a las
inmediaciones de la capilla que hay con ese título y otro en el paraje
nombrado LAS TABLAS’”.(2)
El Dr. Blanco de Laysequilla expresaba en un pár afo de su informe:
“Propuesto lo impracticable de esta comisión, se ofrece particular dificultad
en tres villas que me mandan fundar en la jurisdicción de San Luis; está
ciudad tiene más de 150 años de fundación y parece un desierto, sin
cárceles, casas de Cabildo, ni alguna obra pública y muy pocas pajizas
habitaciones de particulares; los vecinos con quienes se ha de fundar los
tres lugares de esta ciudad de San Luis, si en los 150 años las referidas
providencias de su población, no lo hemos podido inducir a situarse en la
ciudad capital ¿qué esperanza puedo tener al reducirlos a las vil as
decretadas”?(3)
Sobre el particular el 13 de marzo de 1755 el gobernador Don
Domingo Ortiz de Rosas informa al rey que el Lic. Dr. Gregorio Blanco,
oidor de la Real Audiencia de Chile, pasó a la provincia de Cuyo con el
objeto de perfeccionar algunas poblaciones y fundar otras en los parajes
de Renca, Las Pulgas y Las Tablas. Señala Ortiz de Rosas que el Lic.
Blanco de Laysequilla dejó de cumplir muchas de las instrucciones que le
impartiera y que ha procedido con negligencia en el cumplimiento de la
comisión. En consecuencia Ortiz de Rosas dio órdenes al nuevo
Corregidor Don José Cor ea de Saá para que sin pérdida de tiempo l evara
adelante las referidas poblaciones.
Según noticias de la Sra. Cecilia Fernández de Gabriel, “en 1906 por
Resolución Ministerial fue creada la Escuela Nacional Nº. 21 (actual Nº 159
Provincia de Jujuy). Funciono por primera vez en casa de Don Mamerto
Ponce, siendo su primer director un maestro sin título Pascual B. Agüero.
(oriundo de Piedra Blanca y pariente del poeta Agüero). Aquellas
escuelitas rurales surgidas por la aplicación de la Ley Láinez y que
contribuyeron efectivamente a elevar el nivel de instrucción de la población
del país entero, debieron soportar muchas carencias hasta que desde
Buenos Aires llegaba el equipamiento. Los primeros muebles eran
banquitos hechos con troncos de árboles y de cabezas de vaca que ofician
de asientos y que proveía cada alumno”.
“Después del señor Agüero fueron sus directores Manuel I. Zalazar,
Matilde Rodríguez Menéndez, Hilario Godoy, Enriqueta F. Fuentes, a los
que siguieron esa pléyade de maestros de vocación que seguirán viviendo
en el recuerdo del pueblo. En 1994 fue creada la Biblioteca Pública”(4).
El señor Juan Carlos Ortega, en un trabajo dado a conocer
juntamente con el citado en los pár afos precedentes, se refiere al escudo
de Carpintería que consta de los siguientes elementos: 1) El cielo, 2) el sol
naciente, 3) una carreta colonial tirada por bueyes, 4) un camino rumbo al
horizonte, 5) un marco de laureles.(5)
Según información de Don Reynaldo A. Pastor en 1755 ya existía la
capilla de San Felipe de Carpintería.(6)

(2) Autor citado, “Historia de la provincia de San Luis” T. I, pág. 63.
(3) Ibídem, pág. 64.
(4) Autora citada, revista “Trapalanda” Nº 7 Año I I, abril-mayo 1995.
(5) Autor citado, Ibídem.
(6) Autor citado, “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis”, pág. 246.

Actualmente la capilla del pueblo está bajo la advocación de la
Virgen de Luján.
En 1970 Carpintería tenía 179 habitantes.





CERRO EL LINCE

(Departamento La Capital)


Situado al sur, con ligera inclinación al este, de la ciudad de San
Luis.
No se ha podido determinar el origen del topónimo. Zoológicamente
el lince es un animal propio de la fauna europea y se caracteriza por su
agudo sentido de la vista, tanto que los antiguos creían que su mirada
traspasaba las paredes. No hay testimonios de que en la fauna lugareña
haya existido este animal y la opinión a nuestro juicio más aceptable, es
que así se l amó al cer o por la posibilidad de mirar desde su cima a muy
largas distancias.
Orográficamente el cer o El Lince forma parte de las sier as de San
Luis y su máxima altura es de 1.020 metros. Desde la cumbre del cerro se
domina la pampa del “Alto Grande”, la enorme planicie del S. O. ante
llamada “La Travesía Puntana”, el Cer o El Mor o, Los Altos de Pencoso y
Las Sierras de San Luis.
En el siglo pasado se radicó al í un nutrido vecindario. En 1834 los
ranqueles asolaron las poblaciones sanluiseñas y en la madrugada del 21
de marzo sus avanzadas se hicieron sentir en el Cerro El Lince a donde
llegaron tomando varias familias.(1)
Don Reynaldo A. Pastor cita al Lince como uno de los fortines que
en el siglo pasado defendieron la frontera,(2)y en 1847 hace esta concreta
referencia: “…en el Cantón del Lince, el Teniente Coronel Andrés Lucero
con una compañía del mismo Regimiento (es decir el Regimiento Auxiliares
de los Andes).(3)
Más adelante refiriéndose a un malón ranquelino dice: “También
cayeron sobre el Fortín El Lince, después de haber sorprendido y
exterminado a la partida que había salido en descubierto. Este episodio fue
realmente brutal. Los soldados que los indios sorprendieron dormidos
fueron degollados. Los indios los desnudaron vistiéndose con las ropas de
los desgraciados”.(4)

Notas(1) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 54 Documento 5249 y 5251.
(2) Autor citado “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis”, Págs. 485 y 490, Bs. As. 1942.
(3) Ibídem pág. 422.
(4) Ibídem pág. 423.

En la obra de Juan Carlos Walter “La Conquista del Desierto”(5)en
los anexos cartográficos Nº 1, 4, 5 y 6 se menciona al Lince como fortín.
En 1886 era Preceptora de la Escuela Mixta del Lince Doña Juana
S. de Páez a quien la Comisión de Educación de la provincia presidida por
Don Eulalio Astudillo, le acepta la renuncia con fecha 13 de marzo de
1886.
En el año 1947 era director de la Escuela Nacional Nº 57 Don Silvio
Cadelago.





CORTADERAS

(Departamento Chacabuco)


El topónimo tiene origen en la abundancia de aquel os ejemplares de
la flora lugareña. Es un antiguo pueblo enclavado en los faldeos
occidentales de la Sierra de los Comechingones con numerosos lugares
aledaños de gran bel eza natural, aptos para el turismo. Uno de esos
lugares es “Vil a Elena”, situado entre Cortaderas y la Sierra de los
Comechingones, que ofrece el paisaje idílico de su quebrada. Según una
versión periodística el nombre de “Vil a Elena” se atribuye a uno de sus
primeros pobladores Don Francisco de la Mota, que lo bautizó así en
homenaje a su hija mayor María Elena de la Mota.(1)
Según esa misma fuente informativa, los límites convencionales del
paraje serían los siguientes: Norte, arroyo de Los Molles; Sur, arroyo San
Miguel; Este, la sierra de los Comechingones; Oeste, camino a Balcarce(2).
Con relación a los orígenes de este pueblo, un informante formula
las siguientes consideraciones: “Y pasando a considerar la época probable
en que comenzó a poblarse está región, podemos decir que fue aquel a en
la cual se inició el tránsito y tráfico entre las poblaciones que tenían
influencia en la zona. Es decir, el vecindario de Cortadera debió tener
existencia asegurada, desde el momento en que pasó la primera car eta
del Norte y que había tocado la Piedra Blanca y Merlo, para dirigirse a
Larca, llegar a la Villa del Carmen y La Punilla y bajar a San José de la
Esquina en El Morro y remata su viaje en el Fortín de las Pulgas, hoy
ciudad de Mercedes. Este ha sido hace muchos años, el itinerario seguido
por las corrientes humanas en su ir y venir por estos desconocidos solares
de nuestra tierra nativa. Y para consignar un dato más sobre lo antedicho,
es necesario aclarar que las poblaciones mencionadas con los nombres de
Piedra Blanca, Merlo, Larca, la Villa del Carmen y Punilla son muchos más

(5) Autor y op. Cit-2ª edición, Circulo Militar, Bs. As. 1964.
Notas(1) “El Diario de San Luis”, 31 de agosto de 1976, pág. 8.
(2) Ibídem.

antiguas que Cortaderas y que todos los otros vecindarios intermedios, a
los cuales ha dado origen y vida posterior”.(3)
En 1924 se crea en Cortaderas el Registro Civil.
En 1951 era comisionado municipal Romualdo Domínguez, jefe de
correos José Wilfredo D’Andrea, director de la escuela nacional Nº 144
Oscar Silvera, encargado del destacamento de Policía, Deabolvedo
Palacio, jefe del Registro Civil Alfredo Aguilera. Existía entonces una sala
de primeros auxilios atendida por el médico de Concarán Dr. Gonzalo
Olguín Pereira con la ayuda del enfermero José Muñoz.
Por esa época tenían almacenes de ramos generales Bernabé
Muñoz, Mercedes Rodríguez y Romualdo Domínguez; carnicerías,
Venancio Quiñones y Pedro Rodríguez; bares, Ricardo Jaime, Edmundo
Melián, Juan Rodríguez, Faustino Aguilera y Víctor Devia; tiendas
Romualdo Domínguez y Bernabé Muñoz. Ramón Vilchez era el carpintero
del pueblo y Juan Chirino peluquero.
En ese tiempo existía la hostería “Magdalena” y tenía casa de
pensión Faustino Aguilera. La población se proveía de la panadería de
Fermín Ochoa.
En la capilla de Cortaderas se venera a San José.
Según el censo provincial en 1970 Cortaderas tenía 248.





COCHEQUINGAN

(Departamento Gobernador Dupuy)


Para Don Segundo Fernández éste es un vocablo de origen
araucano (o más precisamente mapuche) compuesto de Koché, dulce:
Kenan, excavación para agua –no precisamente represa- a la que llaman
sanká o bar anká, cuando la conocieron los blancos.(1)
El pueblo de Cochequingán fue mandado a fundar en 1896 durante
el gobierno de Don Lindor Quiroga.(2)
6 de noviembre de 1909 se presenta al Ministro de Gobierno, Don
Carlos Wüst, en representación de la Sociedad Wüst Hnos. y expresa que
ha formado un pueblo en el lugar denominado Cochequingán en la Región
Sud del Departamento Pedernera y cuenta con número apreciable de
pobladores. Se hace necesario –dice- instalar una escuela y designar las
autoridades encargadas de guardar el orden. Ofrece en forma gratuita a
ese fin los solares 4 y 5 de la manzana frente a la plaza, y los solares 1, 2,

(3) Informe del Director de la Escuela Nacional Nº 144 de Cortaderas (S.L.), Sr. José Oscar Silvera,
producido el 4 de agosto de 1947, en poder del autor.
Notas(1) Autor citado “Toponimia indígena de La Pampa y Patagonia” en “Suma Geográfica”, Bs. As.
1961.
(2) Boletín Oficial, 6 de mayo de 1899.

6 y 7 manzana 18 que también forma esquina con la plaza destinados a
edificios públicos; y las manzanas Nº 79, 80,85 y 86 con destino a potrero
para la caballada de la policía.(3)
Como se desprende de los términos de la presentación de Don
Carlos Wüst, con anterioridad a 1909 existía ya un núcleo de población,
tanto que en 1899 era juez de Paz de Cochequingán Don Severo
Albornoz.(4)
En 1910 se crea en este pueblo la oficina del Registro Civil.
A mediados del presente siglo era encargado del destacamento de
policía Don Domingo Sombra, directora de la Escuela Nacional, Elba L.
Orozco y jefe del Registro Civil, Nicolás Sánchez. Don Cayetano Lucero
tenía depósito de leña y Don Duje Abdo era dueño del único almacén de
ramos generales que existía en Cochequingán.





COLONIA CALZADA

(Departamento Gobernador Dupuy)


En razón a la solicitud presentada por el Dr. Rafael Calzada en 1907
manifestando su propósito de destinar parte del campo denominado “El
Plumerito” que posee en el partido del Tala en una extensión de 7.620
hectáreas para colonizar en la forma que indica en plano que adjunta, el
gobernador de la provincia autoriza al peticionario a fundar en dicho campo
una colonia agrícola que se denominará “Colonia Calzada”, concediéndole
los derechos, privilegios y extensiones, que determina la ley 239 para las
colonias particulares. El referido decreto tiene fecha 12 de octubre de
1907.Nota( 1)

En 1952 Colonia Calzada tenía una población de 100 habitantes, era
jefe de la estación del fer ocar il y encargado de la estafeta de cor eos
Santiago Alcaraz.






(3) Archivo General de San Luis, Expte. Administrativo “Wüst Hnos. ofrecen ter enos para edificios
públicos en Cochequingán” 1911-31.
(4) Ley del 7 de julio de 1896 – Cámara Legislativa, Libro 1894 a 1898.
Nota( 1) Boletín Oficial, 32 de octubre de 1907, pág. 105.

CONCARAN

(Departamento Chacabuco)


No se ha podido determinar el origen del topónimo. No obstante
resulta importante citar a dos autores que pueden dar una pista que
conduzca a la verdad. El padre Cabrera trae estas noticias “Entre otras
tribus o clanes sitos para la venida de los españoles en comarca
sanluisense, y de que se da noticia especial y hasta detallada, por la vieja
documentación administrativo-judicial que obra en copia autorizada en mis
acervos, anotaré a continuación algunos: los sauletas, savaletas o jauleras,
los Paseas y Clandesis en Conlara; los del cacique Evisnara, que tenía por
pueblo principal al de LASTA CAUCARA, los del cacique Sacaguanan en
tierras de Sopatac…” (1)
Aníbal Montes por su parte expresa: “Creemos pues, estar en
condiciones de seguir manteniendo que el Valle de la Vera Cruz es el
mismo de Concarán, donde en 1573 se encontraba la importante población
indígena LASTA CANCARA, por la cual se ventiló ese ilustrativo pleito, que
por primera vez se daba publicidad”.(2)
Pensamos que en esas denominaciones “LASTA CAUCARA” o
“LASTA CANCARA” puede estar el origen del topónimo Concarán.
Sobre el punto digamos que Núñez y Vacca hacen notar que “en el
mapa de Don Juan de la Cruz Cano y Olmedilla, publicado en 1775, donde
por primera vez se denomina Concarán al río Conlara…”(3)
El pueblo fue fundado en 1858 en base a una cesión de tierras
realizada por los hermanos Aniceto Mora, Ceferino Mora, Miguel Mora y
Nicasio Chirino (cuñado de aquel os).
El predio donado alcanzaba una extensión de 348 varas en cuadro.
El gobernador Don Justo Daract dio instrucciones al juez de Paz Don
Dionisio Nievas, para que dividiera el área cedida en manzanas y éstas en
sitios que serian dados a todo individuo que los solicitara. La adjudicación
sería gratuita pero con el compromiso de que cada adjudicatario lo tapiara
en el término de un año y construyera una casa en dos años. Los donantes
y sus hermanas podían elegir el sitio que más les agradara.
La donación de los señores Mora y Chirino se realizó el 25 de junio
1858, considerándose tal fecha como la de fundación de Concarán.
En esa misma época fue nombrada una Comisión de Instrucción
Pública integrada por el Presbítero Norberto Vera, Don Inocencio Mora,
Don Dionisio Nievas y Don Úrsulo Núñez, y fue designado preceptor de la
escuela Don Agustín Olmedo.
En septiembre de 1864 la Comisión Inspectora de Villa de Dolores
integrada por Don Eulogio Rojo, Cruz Mora y José Antonio Chirino,
comunica que ha dado cumplimiento a la orden de reglamentar la irrigación

Notas(1) Pablo Cabrera “Los Aborígenes del País de Cuyo” pág, 83.
(2) Aníbal Montes, “El Ministerio de la Cordil era de los Apóstoles”, Revista “San Luis” Nº 30, junio de
1955.
(3) Autores citados “Historia de San Luis” t. I pág. 55 y Edit. Godeva, San Luis, 1967.

delinear los sitios en ese lugar.(4) Por esa misma época la comisión
encargada de instalar la Escuela, integrada por Nicasio Chirino e Inocencio
Mora, hace saber que el 18 de julio se abrió la escuela con 30
alumnos.(5)Esa misma Comisión fue la primera encargada de la
construcción de la iglesia y en septiembre da cuenta que ha reunido por
suscripción, para el fin antedicho, la suma de $ 64, 4 reales.(6)
En noviembre de 1864 la Escuela Fiscal de Varones de Dolores esta
dirigida por Don Reginaldo Rodríguez y tiene una asistencia de 30
alumnos.(7)
Por esa época Vil a Dolores es punto terminal de una línea de postas
que partiendo de la ciudad de San Luis pasa por Cuchi Corral, Estancia
Grande, Trapiche, La Bajada, Paso del Rey, Intihuasi, Agua Blanca,
Laguna Larga, El Bajo, Santa Bárbara, Estancia, Los Alanices y Dolores.
Aquí el maestro de posta es Don Eulalio Rojo y encargado de la estafeta de
correos Don Juan Funes. (8)
El 25 de enero de 1872 después que el agrimensor Gorgonio
Gutiér ez rectifica el trazado de Vil a Dolores, el gobernador Don Juan A.
Ortiz Estrada designa dos comisiones: Una encargada de construir la
iglesia que estaba integrada por los presbíteros Juan Antonio Alvarez y
Daniel Funes y los Señores Cruz Mora, Faustino Vera, Santos Vílchez y
Valentín Ante. Otra integrada por Cruz Mora y Fabián Rodríguez que tenía
por misión la distribución de sitios.
Por acuerdo del 20 de abril de 1886 la Comisión de Educación de la
Provincia, presidida por Eulalio Astudillo, nombra Preceptor de la escuela
de niñas de Beatriz Calderón que en ese momento dirigía la escuela de
niñas de San Pablo, en reemplazo de Ana Mora que queda cesante.(9)Ese
año para integrar la Comisión Municipal son designadas las siguientes
personas: Cirilo Allende, Ciriaco Sosa, Valentín Ante, José N. Mora y
Eriberto Liceda.(10) Más tarde integró esa Comisión Don Antonio Oviedo a
quien sucedió Don Celestino Vega.(11)
Con fecha 5 de agosto de 1899 se comunica desde Dolores la
constitución de la Comisión de “Hijas de María” que ha quedado integrada
por las siguientes damas: presidenta, Catalina de Mora; Vicepresidenta,
Juana S. de Sosa; Tesorera, María P. de Nievas; Vocales, Ana M. de
Guiñazú, Agustina Funes, Desideria Funes, Liboria Funes, Rosa Mora,
Benigna Rosales, Pánfila de Oviedo y Luisa de Ante.(12)
En mayo de 1900 se constituye la Comisión Directiva de la Sociedad
de Beneficencia: Presidenta, Juana S. de Sosa; Secretaria, Deidamia F.
Funes; Vicepresidenta, Agustina R. Funes; Prosecretaria, Luisa Ch. de
Ante; Tesorera, Idalina E. de Orueta; Síndico Sr. Pedro R. Lucero; Vocales,
Catalina R. de Mora, Florinda O. de Allende, Ana de Guiñazú, María P. de
Nieva, María de Sosa, María D. de Fernández, Liboria Funes, Dina G. de

(4) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento 18.276, 27-8-1864.
(5) ) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento 18.296, 6-9-1864.
(6) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 188 documento 18.297, 6-9-1864.
(7) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento 18.378, 30-11-1864.
(8) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento 18. 441.
(9) Boletín Oficial 15 de mayo de 1886 Nº 9 pág. 150.
(10) Boletín Oficial 1ª de enero de 1887 Nº 24 pág. 150.
(11) Boletín Oficial 28 de octubre de 1899 pág. 78.
(12) Boletín Oficial 28 de octubre de 1899 pág.78.

Gallego, Micaela de Vega, Benigna Rosales, Pastora Gallardo y Prudencia
de Orueta.(13)
En 1901 se crea la oficina de Registro Civil.
Por decreto del 14 de octubre de 1907 son designados para formar
la Comisión del Templo de Dolores, Don Esteban Friud, Martín Sosa y
Antenor Orueta.(14)

Como ha quedado dicho, el pueblo fue fundado en 1858. La iglesia
levantada en homenaje a la Virgen de los Dolores fue construida con la
colaboración de todo el pueblo. Se dice que a tal efecto se realizó una
asamblea en la plaza pública y se decidió que los ladril os serían
transportados en brazos por la gente desde las márgenes del río Conlara
donde estaban los hornos. En ese trabajo colaboraron desde los niños
hasta los ancianos.
El primer indicio de población parece haber surgido en el lugar
llamado “La Cruz”. En noviembre de 1839 Anastasio Calderón se dirige al
gobernador de la Provincia solicitando se le venda un terreno fiscal en “La
Cruz”, costa del río Conlara(15).
En 1858 se instala el actual núcleo de población a la margen
derecha del Conlara con el nombre de “Vil a Dolores”. El nombre de
“Concarán” se impone a la estación del fer ocar il en 1904 para evitar
confusiones con Villa Dolores (Cba).
El 1º de enero de 1910 queda librado al público el servicio del
telégrafo, dependiente entonces de la Dirección General de Cor eos y
Telégrafos de la Nación. Fue el fruto de la gestión realizada por un
comerciante, Don Silvano Pereira, gerente entonces de la sucursal Morera
y Cía. El 11 de noviembre de 1923 queda fundado una importante
institución deportiva: El Club Sportivo Dolores B.A.P. que a través del
tiempo tuvo como presidentes a las siguientes personas: Armando
Fernández, Dr. Miguel Salinas, Amado Rachid, Juan Sepúlveda, Héctor
Barroso, Francisco Aranega, Dr. Gonzalo Olguín Pereyra, Dr. Rafael J.
Velazco, Escribano Ignacio Tito Montenegro, Enrique Masramón, Luis
Chiappero, Elías Adre.
Este Club fue campeón de fútbol en 1928 y 1969, y entre los
integrantes del equipo de 1928 se recuerdan a Esteban Lucero, Natalio
Ante, Alfredo Asia, Jesús Zabala, Prudencio Ochoa, Vicente Verdugo, Juan
Muñoz y Antonio Cano.
El 24 de mayo de 1935 se inaugura el campo de deportes del Club
B.A.P. siendo presidente Don Héctor Bar oso. En su discurso citó como
benefactores de la institución a Don Amado Rachid, Don José Chaher, Don
Juan Gallardo, y Don Andrés I. Braxs.
El 20 de agosto de 1940 queda fundada otra institución deportiva: El
Club “Atlético Concarán”, cuyo primer presidente fue Don José Tornabene
(fotógrafo).
En 1934 por Ley 1367 se le da a la población el nombre de
“Concarán” y por Ley 1389 del mismo año se la declara capital del

(13) Boletín Oficial 23 de junio de 1900 pág. 181.
(14) Boletín Oficial 31 de octubre de 1907 pág. 105.
(15) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 82 documento 7.653, 15-11-1839.

Departamento Chacabuco, honor que hasta entonces había cor espondido
a Renca.
Ya hemos dejado indicado el posible origen del topónimo
“Concarán”, y ahora digamos que en 1947 a recoger datos para el IV
Censo General de la Nación, dos maestros de Concarán, Doña Laurentina
Amalia Solari de Barroso de “El Sauce” y Don José Fidel Aberastain de
“Canal Norte”, informan que “Concarán” significa VALLE HERMOSO.





CHOSMES

(Departamento La Capital)


Antes de la legada de los españoles el paraje se l amaba Chulupte.
Cuando se produce el arribo de los españoles a estas tier as, la parcialidad
indígena que habilitaba esos lugares, tenía por cacique principal al indio
Yomeonta o Chome-Onta.
Tiempo después, 1696, el cacique era el indio Pascual Sayanca o
Layanca.
En estas tierras de Chosmes tuvo encomienda el Capitán Don
Gregorio Morales Albornoz.
Sabemos que en 1869 existía una posta en Chosmes pues en
noviembre de ese año el Comisionado designado por el Gobierno de la
Nación, ingeniero julio Lacroze, inspecciona las obras del puente del
Desaguadero.
Para recorrer su camino emplea caballos de las postas de San Luis
(que estaba a cargo de Don Rufino Natel), de Balde, de Chosmes, de San
Antonio y del Desaguadero.
En 1873 existía en Chosmes una escuela de varones. El 3 de
diciembre de aquel año el Gobierno designa a Don Andrés Avelino Orozco,
Don Domingo Lucero y Don Rómulo Sosa, para que tomen exámenes en
esa escuela.
Por decreto del 2 de noviembre de 1874 el Gobierno de la Provincia
nombra juez de Paz de Chosmes a Don Romualdo Tissera, y teniente juez
a Don Fermín Rosales.(1)
Por decreto del 4 de enero de 1884 es designado juez de Alzada
Don Isaac Páez, juez de Paz Romualdo Tissera y juez de Paz suplente
Eusebio Alcaraz.(2)
El 26 de abril de 1899 son designados para el año 1899 juez de Paz
Andrés Avelino Orozco, juez de Paz suplente Pedro Páez y juez de Alzada
Luciano Laconcha.(3)

Notas (1) Boletín Oficial, Año I Marzo de 1875 Nº I.
(2) ) Boletín Oficial, 15 de enero de 1886, Nº 1.
(3) ) Boletín Oficial, 6 de mayo de 1899 pág. 34.

Por decreto del 15 de marzo de 1900 son nombrados juez de Paz
Don Simón Molina y juez de Alzada don Carlos Daract.(4)
El 15 de abril de 1900 son designados jueces de Alzada Don
Germán García, juez de Paz Don Ramón Arce y juez de Paz suplente Don
Justo Cornejo.(5)
Por decreto del 7 de junio de 1900 es separado del cargo de
subcomisario de Chosmes Don Leandro F. Sosa y se designa en su
reemplazo a Don Zoilo Garro.(6)
Por decreto del 2 de octubre de 1907 es designado subcomisario
Don Cecilio Velázquez.(7)
Por ley nacional Nº 4874 se creó la Escuela Nacional Nº 178.





DANIEL DONOVAN

(Departamento La Capital)


El nombre de esta estación fer oviaria fue impuesto en homenaje al
primer interventor federal de San Luis, Dr. Daniel J. Donovan quien inició
sus funciones el 23 de agosto de 1893.
Por Ley 2950 del 15 de agosto de ese año, se declararon
intervenidas las provincias de Santa Fe y San Luis.
El Dr. Donovan renunció poco después de iniciar su cometido y fue
designado en su lugar el General José Miguel Ar edondo.
La estación de fer ocar il se instaló en marzo de 1906. Su primer jefe
fue Don Calixto Escudero, quien tenía su oficina en una carpa.
Uno de los primeros pobladores de la zona fue el Dr. Julio Olivero
quien en 1911 hizo construir el edificio donde funcionó la Escuela Nacional
Nº 55. A mediados del presente siglo era jefe de la estación de Fer ocar il
Washington M. Vargas y directora de la escuela nacional la Sra. Rosa V. de
Caravajal. Daniel Holska y José Woronco tenían almacenes de ramos
generales.






(4) ) Boletín Oficial, 21 de abril de 1900 pág. 164.
(5) ) Boletín Oficial, 23 de junio de 1900 pág. 175.
(6) ) Boletín Oficial, 23 de junio de 1900 pág. 183.
(7) Boletín Oficial, 31 de octubre de 1907 pág. 101.

DIXONVILLE

(Departamento Gobernador Dupuy)


El 25 de enero de 1908 se presenta al Gobierno de la Provincia Don
Jorge M. Dixon en representación de la Sociedad Anónima Financiera
Comercial e Industrial “Ernesto Tornquist y Cía. Ltda.” Propietaria de una
extensa zona en el sur de la provincia conocida como “La Buena
Esperanza” atravesada por el ramal del Fer ocar il General Oeste
Argentino.
En el kilómetro 221 de dicho ramal, en el lote designado con el Nº 14
del plano que acompaña, ha trazado una estación que propone designar
“DIXON-VILLE”. La sociedad Tornquist pide autorización para fundar un
pueblo y colonia que se llamará, como queda dicho, “Dixon-Ville” para lo
que ha mensurado y amojonado 2458 hectáreas. El lugar tiene agua dulce
a una profundidad que varia entre los 3 y 5 metros; muy buena tierra;
monte para sombra y está situada a buena distancia de “Buena Esperanza”
y “La Fortuna”.
Por decreto del 23 de abril de 1908 se autoriza a Tornquist Ltda. A
colonizar la fracción de tier a aludida, conforme a las prescripciones de la
Ley Nº 239.(1)
En la década del 50 Dixonvil e tenía 600 habitantes era encargado
del destacamento de policía Don Antonio Centeno, jefe del Registro Civil
Doña Apolinaria O. de Gil, jefe de la estación del fer ocar il José Lamborti y
director de la escuela Nacional Nº 140 Ignacio Moreno. José A. Amorós
tenía almacén de ramos generales y José Domínguez era el carpintero del
pueblo. Había dos carnicerías: de Ángel Gambluch y Pascual Tor es.





EL BARRIAL

(Departamento Belgrano)


Ubicado sobre el camino que en siglo pasado comunicaba a San
Luis con Quines, o sea la actual camino del Bajo. Por allí iba la mensajería
que unía Bar ancas Coloradas, Bajos Hondos, El Milagro, La Eulogia, Las
Vizcacheras, Toro Negro, Pozo del Tala, San Francisco, etc.
La instalación del vecindario data de 1840 aproximadamente y sus
primeros pobladores fueron Gabino Pérez, Vicente Altamirano, Fernando
Becerra, Natalio Freytes, Carmen Herrera, Elías Zarandón, Pastor Sosa,

(1) Archivo Judicial de la Provincia de San Luis, Expediente Administrativo “Tornquist Ernesto y Cía.
Pide acogerse a la Ley 239 en la Colonia Dixon-Ville” 1908-41.

Juan Castillo, Nicolás Molina, Lorenzo Alaggia, Cirilo Baigor ia y Doña
Agustina Calderón.(1)
En 1888 se creó la primera escuela provincial siendo su directora
Doña Genara Gez, hermana del historiador Don Juan W. Gez. A Doña
Genara Gez le sucedieron Doña Rosario Lucero de Quiroga y Doña
Magdalena Alaggia. En 1910 la escuela paso a depender de la Nación, bajo
el Nº 177 se hizo cargo de la dirección Doña Esperanza Ontiveros,
hermana del conocido y ya extinto tradicionalista y amante del folklore Don
Justo Ontiveros. En 1911 fue directora Doña Petrona Ontiveros (hermana
de la anterior); en 1913 Doña Genoveva M. de Sayago; en 1919 Doña Ana
C. N. de Miranda y desde 1927 y por espacio de más de veinte años, Don
Mario Abraham Sosa.
Los primeros comercios que se instalaron en El Barrial fueron los de
Don Gabino Pérez y Vicente Altamirano (ambos Cordobeses), de Lorenzo
Alaggia, Blaudino Becerra y Jesús Castil o.(2)
En el siglo pasado y comienzo del presente la posta funcionaba en la
casa de Don Lorenzo Alaggia. Allí paraban las diligencias que iban de San
Luis a Quines y viceversa; pernoctaban los pasajeros a quienes se les
brindaba una aceptable comodidad y se hacía la remuda de cabal os.
A comienzos de este siglo encontramos este aviso publicado en un
diario local: “Casa de posta del Barrial. Lorenzo Alaggia. A partir del mes de
noviembre de 1905 no recibe más pasajeros que pasen en coche,
mensajería, car o o a caballo. Indica la casa que fue de Doña Agustina
Calderón (Srta.) donde ahora hay unos españoles que recibirán los
pasajeros”.(3)





ELEODORO LOBOS

(Departamento Pringles)


Originariamente la estación del fer ocar il fue designada con el
nombre de “Alto Grande”.
En 1924 el “Ateneo Puntano” que presidía Don Felipe S. Velázquez
siendo secretario general el Dr. Alfredo Arancibia Rodríguez, en nota del 26
de octubre dirigida al Ministro de Obras Públicas, solicita el cambio del
nombre de la estación “Alto Grande” por “Eleodoro Lobos”.(1)
El pueblo surge cuando en 1882 se prolonga la línea fér ea de Fraga
a San Luis. Pero con anterioridad existía ya un vecindario. En 1836 Manuel

Notas:(1) Informe del ex director de la Escuela Nº 177 “El Bar ial” don Mario Abraham Sosa, 27-8-1947.
(2) Ibídem.
(3) Diario “La Reforma”, 29-11-1905.
Notas:(1) Diario “La Reforma” Nº 8553, 19-11-1924; ídem Nº 8554, 20-11-1924.

Antonio Acevedo comunica que se ha dado comienzo al trabajo de la
Capilla en “Alto Grande”.(2)
En 1910 “Eleodoro Lobos” recibe una importante afluencia de
colonos extranjeros que se dedican a las tareas agrícolas y le dan
considerable impulso económico a la zona.
El Dr. Eleodoro Lobos, distinguido hombre público puntano nacido
en la ciudad de San Luis el 15 de octubre de 1860, fue profesor del Colegio
Nacional y representante de nuestra provincia en el Congreso de la Nación
como diputado en 1896; Ministro de Hacienda en la presidencia de
Figueroa Alcorta en 1906 y de Agricultura en la presidencia de Roque
Sáenz Peña en 1910. Profesor de derecho minero en la Facultad de
Derecho de Buenos Aires y más tarde profesor y decano de la Facultad de
Ciencias Económicas. Fue jefe de Asuntos Legales del Banco de la Nación
Argentina.
En 1952 era comisario de policía en Eleodoro Lobos José Arturo
Becerra, jefe de la estación de Fer ocar il Héctor J. Oroná, encargada de la
estafeta de correos Angela Capello de Fernández y directora de la Escuela
Nacional Nº 26, Elsa P. Capello.





EL TRAPICHE

(Departamento Pringles)


Con el objetivo de trabajar con más eficiencia el mineral aurífero de
La Carolina y en razón de encontrarse el yacimiento principal sobre la
margen de un río de poco caudal, a fines de 1792 se instaló a ocho leguas
al sur de La Carolina en el paraje llamado “Las Tapias” y a la vera de un río
de considerable caudal, el primer trapiche destinado al laboreo aurífero. Se
trata de un molino destinado a moler minerales que era movido por fuerza
hidráulica. Ese sería el origen de la actual vil a veraniega “El Trapiche”.
Don Juan W. Gez dice al respecto: “Desde los tiempos remotos de la
Colonia existió al í el primer molino o trapiche, de donde a tomado su
nombre, tanto para la molienda de los minerales como para moler los trigos
de la región. Ahora mismo existe uno modesto, pero suficiente para moler
los trigos de la localidad y abastecer de harina a los vecinos de la
campaña”.(1)
Con relación a aquel trapiche digamos que su construcción estuvo a
cargo del carpintero Don Juan de la Cruz Sosa a quien ayudaba Don
Francisco Goda. A consecuencia de la falta del cumplimiento del trato
celebrado por Sosa, en febrero de 1793 Don Luis Lafinur dispone que se
conmine a concluir el trabajo en 15 días. Del texto de esa resolución se

(2) Archivo Histórico de la provincia de San Luis, Carpeta Nº 67 documento 6409, 13-6-1836.
Notas:(1) Autor citado, “Geografía de la provincia de San Luis”, t. I pág. 237, Bs. As. 1939.

desprende que Sosa habíase comprometido con el citado Goda y Don José
Rocha a construirles el trapiche. (2)
Existe en nuestro Archivo Histórico un documento por el cual Don
Felipe Santiago Sosa desde “Las Tapias” se dirige al Teniente de
Gobernador acusando recibo de un oficio por el que se ordena pasar por la
casa de Don Francisco Gatica a efecto de “romanear” (pesar) una partida
de charqui.(3)El charqui era uno de los elementos que aportaban los
pueblos del interior de nuestra provincia para el sostenimiento del Ejército
de los Andes.
El 7 de septiembre de 1816 se jura en “Las Tapias” la independencia
declarada en Tucumán el 9 de julio. Preside la ceremonia el Alcalde de
Hermandad Don José Ambrosio Calderón y firman el acta Bricio Sosa,
Manuel Sosa, Ambrosio López y Pedro Bel o.
Actúan como testigos Don Felipe S. Sosa y José Gregorio
Calderón.(4)
En 1864 El Trapiche era asiento de una posta en la línea de
mensajería que iba de San Luis a Vil a Dolores (actual Concarán) pasando
por Cuchi-Corral, Estancia Grande, El Trapiche, La Bajada, Paso del Rey,
Intihuasi, Agua Blanca, Laguna Larga, El Bajo, Santa Bárbara (hoy San
Martín), Estancia, Los Alanices, Villa Dolores. El maestro de posta del
Trapiche era Don Clemente Escudero.(5)
El 1º de marzo de 1865 se instala en esta población la escuela de
varones que en 1866 funcionaba con 40 alumnos siendo su Preceptor Don
Andrés A. Páez.(6)
El 25 de julio de 1871 se promulga la Ley Nº 179 por la que se
autoriza al Poder Ejecutivo a expropiar 440 cuadras cuadradas de terreno a
la margen sur del “Trapiche” a fin de formar un centro de población.
Para construir el cementerio de la localidad se mandó a expropiar
por Ley Nº 1361 del 17 de octubre de 1933, una hectárea de ter eno de la
sucesión de Don Eustacio Gil.
En 1902 se creó en El Trapiche la oficina del Registro Civil.
En la década del 1950 El Trapiche tenía una población aproximada
de 3.200 habitantes, era comisario de policía Don José M. Gatica, juez de
Paz Domingo Guevara, comisionado municipal Marcial Rodríguez, y
encargada de la estafeta de correos María E. G. de Castro. Era directora de
la escuela Nº 90 Agustín Solares y de la escuela Nº 135 Juan Pascual
Pascuarelli.
Tenían almacenes de ramos generales, entre otros, Amadeo Chacur
y Domingo Guevara. Proveían a la población las carnicerías de Juan
Antonio Gil y Pedro Medero, y la panadería de Don Amado Chacur.
José Eugenio Ojeda era el peluquero del pueblo.





(2) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 5 documento 885, 23-2-1793.
(3) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 20 documento 2599, 15-12-1816.
(4) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 20 documento 2492.
(5) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento 18.441, año 1864.
(6) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 171 documento 19.171, 29-1- 1866.


EL VOLCAN

(Departamento La Capital)


Según la tradición debe su nombre a la circunstancia de que los
terrenos o barrancos del arroyo estan construidos por tierras quemadas o
cenicientas como en las faldas de los volcanes y porque en las
proximidades de un “salto” l amado de la “Piedra Colorada” al pisar se
perciben resonancias como si debajo fuera hueco. Es creencia general que
allí existió una erupción en épocas remotas.
Según el profesor Juan W. Gez “el nombre de Volcán se deriva de la
semejanza que tiene el hundimiento del terreno con un cráter rodeado por
altas cumbres”.(1)
Para Don Reynaldo A. Pastor el nombre “es una adaptación del
vocablo vulcán, de la lengua moluca, compuesto de vuul, juntos; y can,
contracción de canque, que expresa la idea de base o asiento: vuulcan,
cerros unidos por la base formando un macizo de serranías. Nada tiene
que ver este nombre, con la creencia popular de que en épocas muy
remotas, ha existido ahí un volcán cuyos rastros es imposible identificar”(2)
Para la Dra. Berta Elena Vidal de Battini tampoco es zona volcánica
y no estaría al í el origen del topónimo. En los primeros días de la conquista
hispánica se le dio el nombre de “Volcán” al río, y significa tor ente que
arrastra piedras, barro, arena, etc.(3)
Para la Dra. Battini es el río (no un volcán extinguido), el que ha
dado nombre al lugar.
En los tiempos de la colonia las tierras de El Volcán fueron dadas en
merced real a Don Lorenzo Muñoz de Aldana.
Esa merced comprendía: Una línea que partía del río Los Puquios
hacia el norte hasta Virorco; desde este punto la línea se dirigía al naciente
hasta el “Alto Grande” para volver al sur hasta donde el río Los Puquios se
junta con El Volcán.
Heredera de esta merced real fue Doña Juana Muñoz Aldana de
Miranda.
En 1733 los herederos de Doña Juan se presentaron ante el Alcalde
de primer voto de la ciudad de San Luis, Don Juan Pérez Moreno, pidiendo
que aquella heredad fuera dividida de conformidad a un convenio firmado
entre los peticionarios, lo que así se hizo(4).
En 1875 existía en El Volcán, Estancia Grande y Potrero de los
Funes, un número considerable de niños en edad escolar por lo que se
dispuso la creación de una escuela en “Las Mesil as”. El Presbítero

Notas:(1) Autor citado “Geografía de la Provincia de Buenos Aires” t. I pág. 151, Edit. Peuser, Bs. As.
1939.
(2) Autor citado “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis”, pág. 231, Bs. As. 1942.
(3) “El Diario de San Luis”, 19-3-1972.
(4) De un informe producido por la Directora de la Escuela Nacional Nº 56 Sra. Josefa C. Cortés de
Lucero, en julio de 1947, y que obra en poder del autor.

Francisco I. Aguirre que desempeñaba el cargo de inspector de escuelas,
propuso para preceptor del establecimiento a crearse, a Don Nemesio
Sosa.
La primera escuela del Volcán se instaló en 1886 siendo su primer
Director Don Cosme Sosa. La designación la hizo la Comisión de
Educación presidida por Don Eulalio Astudillo por acuerdo del 3 de mayo
de 1886.
En 1910 (Expediente Nº 938 Letra “I”) se creó la Escuela Nacional
Láinez siendo su primera directora la Srta. Luz Pedernera. Más tarde le
sucede Don Fernando Lucero quien ejerce el cargo hasta 1937.Ese año es
designada directora la señora Josefa C. Cortés de Lucero quien en 1947
permanecía en funciones.
Desde 1930 funcionan la Estafeta de Correos y la Oficina de
Registro Civil. En 1937 se constituyó el Hotel “El Volcán” (actualmente
Hotel de los Empleados de Comercio) que durante muchos años constituyó
una de las imágenes más difundidas de San Luis fuera de sus fronteras, a
través de tarjetas postales y fotografías.
Después de 1930 se instala un destacamento de policía.
En 1943 se creó la Municipalidad siendo su primer comisionado Don
Segundo C. A. Lucero.(5)
En 1937 aproximadamente se constituye una hermosa capilla,
gracias al esfuerzo de un grupo de creyentes. En esta capilla se venera a la
Virgen de la Guardia.





FORTUNA

(Departamento Gobernador Dupuy)


Este pueblo fue fundado el 5 de octubre de 1905.
Veamos cuáles son sus antecedentes. Los señores Harold Schwind
y Robert Leys, domiciliados en calle Bartolomé Mitre 871 Capital Federal,
habían designado a Don Pedro Selci, italiano, para que colonizara los
campos de su propiedad ubicados en el sur de San Luis.
El proyecto inicial incluía dos pueblos iguales, uno a cada lado de la
vía fér ea, pero sólo prosperó el de la parte sur.
En 1905 Schwind y Leys se presentan al Gobierno de la Provincia
pidiendo autorización para fundar una Colonia con el nombre de “Fortuna”,
en un campo de siete leguas situado en el Departamento Pedernera. La
Colonia tendría una planta urbana de más de 100 hectáreas y los ter enos
para edificios públicos se transferirían gratuitamente al Poder Ejecutivo o a
la Municipalidad.

(5) Ibídem.

Ese campo de 49.852 hectáreas había pertenecido a Stroeder y Cía.
que lo vendió a Schwind y Leys el 20 de mayo de 1903. El precio que
entonces pagó Schwind y Leys fue de $ 249,19 m/n. Con anterioridad el
campo perteneció al Dr. Diego de Alvear y luego a Carlos M. de Alvear.
Al propio tiempo que prometían la donación de los ter enos para las
oficinas públicas, Schwind y Leys ofrecían construir por su cuenta un
edificio para la policía, otro para la escuela, y ceder una quinta alfalfable
para la policía.(1)
Todos estos antecedentes fueron elevados a la Honorable
Legislatura que dicta la Ley Nº 232 por la que acuerda a los Sres. Harold
Schwind y Roberto Leys por ser los primeros colonizadores que se acogen
a la ley del 7 de diciembre de 1901, autorización para fundar una “Colonia”
que se denominará “FORTUNA”. Dicha ley fue promulgada el 6 de
septiembre de 1905.
Don Belisario Olivera en representación del gobierno nacional y Don
Juan T. Zavala en representación del gobierno provincial fueron quienes
colocaron la piedra fundamental. Se dice que en la plaza pública fue
enterrada el acta de fundación, pero no ha sido posible determinar el sitio
exacto por lo que no se ha podido conocer el documento.
En definitiva: Schwind y Leys donaron los terrenos para las oficinas
públicas, escuela y quinta escolar, iglesia, cementerio y plazas, e hicieron
construir las oficinas públicas.
El primer poblador fue Don Nicolás Llorente Martínez (mayo de
1905) quien construyó su casa y estableció el primer comercio de la
localidad consistente en fonda y almacén.
El segundo poblador fue el francés Don Pedro Berger. Poco después
se establecían con negocios los señores Albec, San martín y Ruiz, Castil o
y Canals.(2)
En 1906 se crea la oficina del Registro Civil.
Por decreto de 19 de febrero de 1907 se crea la Receptoría de
Rentas de Fortuna, y por decreto del 20 de febrero del mismo año se
nombra interinamente Comisionado Municipal a Don Matías García.(3)
En los primeros tiempos de existencia del pueblo vivieron allí familias
de indios ranqueles. A 22 kilómetros al sur del pueblo se encuentra la
renombrada estancia “Ranquelcó”, y al oeste a poca distancia de ésta,
existe un cementerio indígena.
En la década del cincuenta era comisario de policía el Sr. A. Alvarez,
jefe de correos Carlos lucero, director de la escuela nacional Nº 11 Irineo
Salinas, jefe del Registro Civil Soledad Alvarez, jefe de la estación del
ferrocarril Víctor Gar one, receptor de rentas Pedro Abel Nievas y juez de
Paz Rufino Glatigny. Tenían almacenes de ramos generales Emilio
Dehaine, Laurenti Hnos., Eusebio Alonso, Antonio Sanz, Alejandro Naim,
Carlos Cortese y Ale Daine. Proveían de carne a la población las
carnicerías de José Muñoz, Luis Ruiz y T. Gozainy. Carpintero era Don
Pablo García, herrero Vicente Barroso quien también era mecánico de
máquinas en general. En ese tiempo existía un hotel de Doña Pilar viuda de
Pujol e hijo y la fonda de Manuel Alvarez.

Notas:(1) Archivo Judicial de la Provincia de San Luis, Expediente Administrativo, Nº 36, año 1905.
(2) Datos extraídos del Libro Histórico de la Escuela Nacional Nº 11 de Fortuna.
(3) Boletín oficial, 28 de febrero de 1907, pág. 23.






FRAGA

(Departamento Pringles)



Antiguamente el lugar se llamaba “Las Piedritas”. Hasta mediados
del siglo pasado eran tierras fiscales cuyo primer dueño fue el Coronel
Manuel Baigorria. En 1856 éste se presenta al Gobierno de la Provincia y
expresa que “destruida la tiranía que dominó largos años en nuestro país,
pude volver de la tierra de los indígenas donde he vivido perseguido del
infortunio a ofrecer mis servicios a la patria…”. Pide que se le venda un
terreno de propiedad fiscal denominado “Las Piedritas” cuya extensión es
de una legua a todos vientos, desde el centro conocido por “La Bajada del
Jumecito”, a efectos de dedicarse a los trabajos de ganadería.(1)
La Honorable Sala de Representantes en fecha 20 de noviembre de
1856 le concede gratis una legua de terreno cuadrada en “Las Piedritas”
que en 1873 estaba guarnecido por el Batallón 3 de Línea bajo el mando
del Capitán de Cazadores Don Antonio Pardo.(2)
El primer maestro de escuela fue Don Pablo Fernández en 1873.(3)
Por decreto del 4 de marzo de 1875 es designado Preceptor de la Escuela
de Varones de Fraga Don José Ignacio Lafuente con un sueldo mensual de
$22.(4) Por acuerdo de la Comisión de Educación de la Provincia con fecha
15 de enero de 1886 es nombrado preceptor Don Aparicio Olguín.(5)
El 10 de agosto de 1881 se libra al público el servicio fer oviario que
une a esta población con Vil a Mercedes.
En 1904 el Banco Nacional en liquidación hace entrega al Ministerio
de Agricultura de la Nación de 29.784 hectáreas de tier a para ser
colonizadas, ubicadas en las inmediaciones de Fraga. Tal extensión se
considera apta para la creación de una colonia agrícola pastoril en razón de
ello el Presidente de la República Dr. Manuel Quintana dicta el decreto del
10 de noviembre de 1904 por el que se dispone: “Art. 1º Destínase para la
colonización agrícola pastoril la fracción de veintinueve mil setecientas
ochenta y cuatro (29.784) hectáreas, sesenta y cuatro (64) áreas, y ochenta
y dos (82) centiáreas, situadas en la provincia de San Luis, Estación Fraga
(F.C.N.O.A.). Art. 2º La División de Tier as y Colonias dispondrá se efectué
la mensura del campo y su fraccionamiento en lotes de doscientos

Notas:(1) Archivo Judicial de la provincia de San Luis, Expediente Administrativo “Baigor ia Manuel –
Donación Las Piedritas” 1856-14.
(2) Reynaldo A. Pastor “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis” pág. 271.
(3) Información de la ex directora de la Escuela Nacional Nº 44 María Luisa Bordón.
(4) Boletín Oficial Año I marzo 1875 Nº I pág. 24.
(5) Boletín Oficial 15 de febrero de 1886 Nº 3 pág. 49.

cincuentas (250) hectáreas, a fin de que cada colono pueda adquirir hasta
dos lotes. Art.3º La División de Minas y Napas de Agua tomará las medidas
necesarias para que en cada grupo de cuatro lotes se construya un pozo
en tal situación que pueda ser aprovechado por los pobladores del grupo”.
Al año siguiente Don Carlos Dale hace donación en la provincia de
44 hectáreas para la fundación definitiva del pueblo de Fraga.
El Gobierno de la Provincia designó al Ingeniero José H. Moyano
para planificar el trazado del pueblo. Los planos fueron aprobados por
resolución del 29 de marzo de 1905. En su consecuencia el gobernador de
la provincia Dr. Benigno Rodríguez Jurado dictó el decreto del 5 de mayo
de 1906 cuya parte dispositiva establecía: “Art.1º Declarar formado el
pueblo de Fraga, con la traza y ubicación fijada en el plano confeccionado
por el Ingeniero José H. Moyano y que cor e agregado a este expediente.
Art. 2º Resérvese para el cedente las manzanas Nº 1, 2, 13 y 14, para
edificios públicos la manzana Nº 12, para cementerio la manzana Nº 36, y
para los potreros de la policía las manzanas Nº 6, 7, 8 y 9. Los sitios de 25
metros de frente quedarán enfrente de la estación y en la plaza se
venderán con la base de cien pesos y los demás de cincuenta por
cincuenta, al mismo precio.
a) No se podrá adjudicar a una persona más de dos sitios.
b) El adquiriente tendrá la obligación de cercarla, plantar árboles en
los dos primeros años y construir una pieza por lo menos de material
cosido dentro de los tres años primeros.
c) El pago se hará, una cuarta parte al contado y el resto, a ocho,
diez y seis y veinticuatro meses de plazo sin interés.
d) Cuando haya más de una solicitud sobre el mismo sitio, se
adjudicará al mejor postor.
e) Fíjase hasta el 30 de mayo próximo, para recibir solicitudes de
compra de sitios, las que se presentaran directamente al Ministerio de
Gobierno.
Art.3º Los adquirientes de sitios depositaran en Tesorería la primera
cuota o sea la cuarta parte y por el resto firmará documentos a los plazos
estipulados en la cláusula (d) y se les dará un título provisorio y definitivo
una vez pagado el total del impuesto de los sitios previo informe del
comisario de policía de haber cumplido con las condiciones exigidas en la
cláusula (c).
Art. 4º El producido de la venta se depositará en el Banco de la
Nación en una cuenta especial y se destinará a los gastos de la fundación
del pueblo y a la construcción de los edificios públicos que se determine
hacer en dicho pueblo”.
El 25 de mayo de 1910 el Centenario de la Revolución fue
entusiastamente celebrado en Fraga por iniciativa de la directora de la
escuela Srta. Brenilda Lucero. El programa se integro con un lucido acto
escolar, asado con cuero, juego de sortija y baile en la casa del Sr.
Santiago Guyer. (6)
En 1911 se instala la oficina del Registro Civil.
Viejas familias de Fraga son: Abrate, Pedranzani, Civalero, Cometto,
Monasterolo, Zill, Rinaudo, Caballera, Gabutti, Panini, Santilli.

(6) Diario “La Reforma” 22-6-1910.

A comienzo de la década del cincuenta era Comisionado Municipal
en Fraga Don Esteban Civalero, jefe de correos Raúl W. Del Bosco, juez de
Paz Julio Domínguez, comisario de Policía Juan M. Piñeiro y directora de la
Escuela Nacional Nº 44 María Luisa Bordón.





GUANACO PAMPA

(Departamento San Martín)


Es éste un topónimo de origen quichua. Guanaco, mamífero del
orden de los camélidos; pampa, l anura. No alude al color del animal sino a
su habitat. De tal suerte que el significado del topónimo sería “l anura o
pampa del guanaco”.
El 15 de marzo de 1744 José Cortés pide amparo de una posesión
que se le ha dado en el paraje Guanaco Pampa, y la misma petición realiza
el 12 de octubre de ese año Don José de Coria.
Por esa misma época tenían posesión en Guanaco Pampa el
Capitán Bernabé Rodríguez, Miguel Palacios y el Maestre de Campo Don
Miguel Becerra.(1)
En febrero de 1756 el Maestre de Campo Don Juan de Quiroga
prohíbe a José de Funes residir en los partidos de Cañada de Pasto,
Guanaco Pampa y Vallecito.(2) Quiere decir entonces que por esa época
Guanaco Pampa no es solo un paraje sino un partido.
Con fecha 30 de octubre de 1793 Javier Vilchez denuncia tierras
realengas en la parte sur del arroyo Guanaco Pampa.(3)
De este lugar eran nativos los soldados PAULINO OCHOA hijo de
Lucas Ochoa y de Micaela Videla, de 22 años de edad; y JUAN ANTONIO
VARAS hijo de Domingo Varas y Justa Albornoz, de 26 años, quienes en
1816 se incorporaron al Regimiento de Granaderos a Caballo.(4)
En el año 1853 era encargado de la Comisaría de Guanaco Pampa
Don Juan Francisco Ortiz.(5)
En el presente siglo la estancia “Guanaco Pampa” pasó en
propiedad a Don Abdón Almada y posteriormente a sus herederos. En el
casco de la estancia se instaló la Escuela Nacional Nº 214, una estafeta
postal y hoy se levanta la capilla donde se venera a San Isidro labrador.
En la década del cuarenta era directora de la Escuela Nacional de
Guanaco Pampa la señorita Dora Aostri.


Notas:(1) Archivo Judicial de San Luis- Expediente Administrativo Nº 11, 12-10-1744.
(2) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 1 documento 100.
(3) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 5 documento 931.
(4) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 19 documento 2459.
(5) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 132, documento 12.234.





GUZMAN

(Departamento San Martín)


Aquí nació el granadero JANUARIO LUNA que a las órdenes de Don
José de San Martín combatió y murió en San Lorenzo el 3 de febrero de
1813. Era hijo de Crespín Luna y Mónica Amaya, y tenía dos hermanos:
Juan Antonio Luna y José Luna.
La familia Luna-Amaya en mayo de 1812 vivía en Guzmán.(1)
En 1816 se incorporaron al Regimiento de Granaderos a Caballo dos
jóvenes de Guzmán, cuya filiación es la siguiente: BALTAZAR MORALES,
hijo de Bartolo Morales y de Jerónima Tobar, natural de Guzmán,
jurisdicción de la Punta de San Luis, estado soltero, su oficio zapatero,
edad veinte años, su R.C.A.P.R. su estatura la del margen, sus señales
pelo y cejas negros, ojos id. color moreno, nariz abultada, barba poca.
MARCELINO PEREZ hijo de Gerardo Pérez y de Lorenza
González, natural de Guzmán jurisdicción de San Luis, estado soltero,
oficio jornalero, edad diez y ocho años, estatura la del margen, su R.C.A.R.
sus señales pelo y cejas negras, ojos pardos, color blanco, nariz regular, un
tajo sobre la ceja del ojo derecho.(2)
Entre la oficialidad de las milicias puntanas que afines de 1815
estaban listas para entrar en campaña formando parte del Ejército
Libertador, revistaban vecinos de Guzmán:
JUAN ALBERTO FRIAS, 5º Teniente Primero,
LUIS FERNÁNDEZ, 11º Teniente Primero,
LINO GARRO, Alférez(3).
Se conserva en el Archivo Histórico de San Luis la lista de los
vecinos de Guzmán que contribuyeron con dinero en efectivo para la
formación del Ejército Libertador: Doña María Quiroga, Pedro Juan Ortiz,
Luis Fernández, Juan J. Vilchez, Martín Gar o, Doña Cándida Becer a, Lino
Garro, Blas Rodríguez, Bonifacio Ávila, José Eugenio Ledesma, Rosario
Ontiveros, Pablo Céliz, Juan Deceano Díaz, Manuel Jofré, Enrique Suárez,
Alberto Frias, Restituto Rosales, Cruz Frias, José Oyola, Juan de Dios
Godoy, Francisco Catoina, Manuel Gutiér ez, Marcelino Villegas, Mari
Quinteros, María Palacio, Nicolás Jofré, Dalmacio Gar o, Indalecio
Barrionuevo, Eusebio Palacio, Juan Olguín, Magi Robledo, Matías Frias,
Rosa y María Gar o, José Pió Orué, Dominga Palacio, Justa Albornoz,

Notas:(1) Urbano J. Núñez, “Juanario Luna- Granadero Puntano”, Boletín de la Junta de Historia de San
Luis, Nº 8, Año 1986.
(2) Jesús Liberato Tobares “La contribución de Santa Bárbara al Ejército de los Andes”, Revista “Virorco”
Nº 24, noviembre-diciembre, 1971.
(3) Ibídem.

Bartolina Véliz, Manuel Alfonso, Anastasio Jofré, José Alonso Fuentes,
Bernardo Robledo, Pedro José Sosa y Juan Bautista Castil o.(4)
Contribuyeron aportando reses, charqui y caballos los siguientes
vecinos: Doña María Quiroga, Pedro Juan Ortiz, Luis Caveras, Pablo Celis,
Lino Garro, Cruz Frías, Doña María Gar o, Juan José Vílchez, Blas
Rodríguez, Manuel Jofré, El Portugués yerno de la viuda Teodora, José
Eugenio Ledesma, Rosario Ontiveros y Santiago Becerra.(5)
Encargado de recoger todos estos aportes fue Don Martín Gar o.(6)
En 1868 funcionaba una escuela primaria en Guzmán. El 24 de junio
de aquel año Don José Gabriel Fernández informa al gobierno que el local
de la escuela de Guzmán mide 12 varas de largo por 5 de ancho; tiene un
ramadón de regular tamaño y el alquiler cuesta 4 pesos mensuales.
En 1870 el preceptor de la Escuela de Guzmán es Don José Manuel
Fernández y su sueldo mensual es de 24 pesos.
Por acuerdo del 15 de enero de 1886 la Comisión de Educación
presidida por Don Eulalio Astudillo nombra en la escuela de varones de
Guzmán en el cargo de Preceptor a Don Ciro Fernández que era hombre
aficionado a las letras y gran amigo de Leopoldo Lugones.(7)
Por decreto del 4 de enero de 1884 son designados en Guzmán juez
de Alzada Don Rosendo Carreño, juez de Paz Don Francisco Ortiz, y juez
de Paz suplente Don Regino Ortiz.(8)
El 28 de enero de 1886 es designado juez de Paz suplente Don
Basilio Zavala por licencia de Don Regino Ortiz.(9)
Por decreto del 2 de marzo de 1899 son designados para el año
1899 juez de paz Don Justo L. Pedernera y juez de Paz suplente Don
Diógenes Gar o.(10)
El 16 de enero de 1905 son nombrados juez de Paz Don Tomás
Fernández Ortiz y juez De Paz suplente Don Amadeo Andrada.(11)
En 1951 Guzmán tenía 250 habitantes aproximadamente, era juez
de paz Don Maximino Garro y comisario de policía Don Monitor Zavala. El
jefe del Registro Civil era Cruz Clavero y encargado de la estafeta de
correos Balicero Barzola.
Funcionaban en esa época los almacenes de ramos generales de
Nicolás Amaya, Marcelino Bar oso, César Ochoa, Ramón Ortiz y Saturnino
Lucero; y las Carnicerías de Nicolás Amaya, Ramón Ortiz y Carlos Vil egas.
Por ley nacional Nº 4874 fue creada la Escuela Nacional Nº 261. En
1951 era director de esta escuela Don Alberto A. Novillo.






(4) Ibídem.
(5) Ibídem.
(6) Ibídem.
(7) Boletín oficial, 15 de febrero de 1886, Nº 3 pág. 48.
(8) Boletín Oficial, 15 de enero de 1886 Nº 1.
(9) Boletín oficial, 1º de febrero de 1886, Nº 2 pág. 36.
(10) Boletín Oficial, 6 de mayo de 1899.
(11) Boletín oficial, 30 de enero de 1905.

INTIHUASI

(Departamento Pringles)


Inti = sol, Huasi = casa. El topónimo significa: La casa del sol.
En este lugar existe una gruta donde el Dr. Alberto Rex González
realizó excavaciones en 1951 y estableció la existencia de un complejo
cultural precerámico cor espondiente a la Cultura Ayapitín. Elementos
característicos de ese complejo son las puntas líticas de gran tamaño y
con forma de hojas de sauce (lanceoladas), raspadores de piedra,
cuchillos de pizarra, plaquetas con grabados geométricos de probable
sentido mágico, perforadores de hueso, etc.

El método de fechado con carbono radioactivo o carbono 14 (el
análisis se hizo en el laboratorio de la Universidad de Yale-EE.UU.)
permitió establecer la existencia del hombre en dicho lugar con una
antigüedad de 6.000 años antes de la Era Cristiana, es decir 8.000 años a
la fecha.(1)
En 1787 las tierras del Cerro de Intihuasi pertenecían en propiedad,
por merced real, a Esteban Fernández y Fernando Lucero.(2)
El 2 de septiembre de 1816 se juró en Intihuasi la Independencia
Nacional cuya declaración había tenido lugar en San Miguel de Tucumán
el 9 de julio de ese año. Presidió la ceremonia el entonces Alcalde de
Hermandad Don Juan Gregorio Lucero y firmaron el acta Juan Alejandro
Sosa, Paulino Ortiz, Juan Miguel de Guaicoechea, Francisco M. Lucero,
Domingo Sosa y Francisco Funes.(3)
En 1864 Intihuasi era asiento de una posta en la línea de mensajería
que iba de San Luis a Villa de Dolores (actual Concarán) pasando por El
Trapiche, Laguna larga, Santa Bárbara, Los Alanices, etc. Las postas
más cercanas a Intihuasi eran “Paso del Rey” a cuatro leguas al sur, y
“Agua Blanca” a cinco leguas al norte. Era maestro de posta en Intihuasi
Don Remicio Rivero.(4)





JUSTO DARACT

(Departamento Pedernera)



Notas:(1) Alberto Rex González, “La Gruta de Intihuasi”, La prensa, 30-8-1959.
(2) Pablo Cabrera “Los Aborígenes del País de Cuyo” pág. 278, Córdoba 1929.
(3) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 20 documento 2492.
(4) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento 18.441.

El nombre de esta población ha sido impuesto en homenaje al
primer gobernador constitucional de San Luis Don Justo Daract.(1)

Surgió el núcleo urbano con el tendido de la línea fér ea al
establecerse el kilómetro 650 como empalme de los ramales que vienen
de Paunero y Villa Valeria (Cba.) y parten hacía Vil a Mercedes y La Paz
(Mza.).
En el kilómetro 650 surgió, como queda dicho, lo que es actualmente
el pueblo de Justo Daract. Originariamente las tierras donde se erigió la
planta urbana pertenecieron a Don J. Martín Albisú y hermanos (de Junín,
provincia de Buenos Aires) y el lugar se conocía como “Colonia Martín
Albisú”. El 10 de marzo de 1907 el martil ero Arturo Echegaray con
escritorios en Cangallo 472 de la Capital Federal, realiza el remate de
esas tierras para chacras, quintas y solares.
En marzo de 1908 Don J. Martín Albisú ofrece al Gobierno de la
Provincia de San Luis la donación de solares destinados a oficinas
públicas en el paraje “Colonia y Pueblo J. Martín Albisú” en la estación
kilómetro 650. Reitera el ofrecimiento en 1913, y por decreto del 15 de
abril de ese año suscripto por el gobernador Ricardo Rodríguez Saá, se
acepta la donación que comprende un solar para la Municipalidad, un
solar para la policía y una hectárea para cementerio.(2)
El 1º de octubre de 1886 fue librada al público la sección fer oviaria
Paunero-Villa Mercedes pasando por Justo Daract. El 17 de mayo de
1908 se hace lo propio con la sección Justo Daract-Nueva Escocia. A
comienzos de 1909 se inaugura el edificio de la actual estación, el 31 de
marzo de 1910 se libran al servicio público dos importantes ramales: Vil a
Valeria-Justo Daract y Justo Daract-La Paz (Mza.) Vía Beazley.
Los primeros pobladores de Justo Daract fueron Santiago Pereyra,
Enrique Moure, Luis Gianni, Mario Gensana, Pedro Toledo, Pedro
Rovella, Juan Márquez, Vicente Esnaola, Juan Zabal os, Pedro Bowes,
Manuel Moreyra, Antonio Toselli, Francisco Ares, Constantino Sánchez,

Notas:(1) Don Justo Daract nació en la ciudad de San Luis el 9 de agosto de 1805. Hijo de Don José
Daract de origen francés y de Doña Antonia Wilckes O. Connor de ascendencia hispano-irlandesa.
Estudió en Buenos Aires donde se dedicó después a la actividad comercial. Se enroló en el bando unitario
que combatía a Juan Manuel de Rosas. Estuvo en Montevideo y más tarde con el General Juan Lavalle en
Quebracho Herrado. Producida esa derrota de armas emigra a Chile.
De regreso en San Luis, en 1853 es designado juez de Primera Instancia y en 1854 diputado nacional. El 8
de noviembre de 1854, concluido el tercer periodo de gobierno de Don Pablo Lucero, es designado
gobernador interino. Su labor fue intensa y fecunda. mandó construir obras públicas, abrió caminos,
impulsó la educación.
En abril de 1856 es designado Primer Gobernador Constitucional. Organizó la administración de justicia,
fundó colegios dio impulso a la educación bajo la vigilancia de la Sociedad de Beneficencia, aseguró las
fronteras, organizó la policía, delineó pueblos (Vil a Larca, Concarán, Lomita, Quines, Luján), fundó el
Fuerte Constitucional (hoy Ciudad de Villa Mercedes).
Después de Caseros volvió a ocupar el sitial de gobernador, y más tarde fue electo senador nacional.
En 1856 vuelve a ser electo gobernador. Depuesto por un movimiento rebelde fue conducido preso a
Mendoza con su hermano Mauricio. Después de la batalla de San Ignacio (1º de abril de 1867) vuelve a la
provincia pero renuncia a su envestidura. Vivió sus últimos años en su establecimiento de campo “El
Salvador” (después “El Caldén”).
Falleció en San Luis el 3 de septiembre de 1887.
(2) Archivo General y Escribanía de la provincia de San Luis, Expediente Administrativo “Gobierno de la
Provincia-Título en J. Martín Albisú” Nº 23.

José A. Rigau, Enrique Sal es, Mauricio Guiñazú, Gregorio y Francisco
Bonzano.
El nombre de “Justo Daract”, le fue dado a la actual estación del
ferrocarril por decreto del Ministerio de Obras Públicas de la Nación
dictado en junio de 1907.
Poco después de inaugurada la estación del fer ocar il, es decir
entre los años 1909 y 1910, la empresa del Fer ocar il Pacífico instala en
lo que es hoy kilómetro 656 (Avanzada), a dos kilómetros de la actual
estación, los tal eres de deposito y reparación de máquinas. Esta
importante fuente de trabajo dio nacimiento a un barrio obrero que cuenta
hoy con oficinas públicas, comercio, escuela, etc.
En 1910 se crea en Justo Daract el Registro Civil.
En los primeros días de julio de 1947 se inaugura en Daract el
servicio de agua corriente a cargo de Obras Sanitarias de la Nación.
En la década del 40/50 está población que nació al impulso de un
importante medio de transporte como es el ferrocarril, era considerada la
tercera ciudad de nuestra provincia después de San Luis y Vil a
Mercedes.
En 1952 Justo Daract tenía 5.300 habitantes, era Intendente
Municipal el Dr. Ernesto P. Borsani y secretario municipal José Anel o.
Jefe de la estación de fer ocar il José D. Gómez y jefe de Cor eos Emilio
A. Salles.
El juez de Paz era Don Juan Zalazar, jefe del Registro Civil Atilio
Díaz y comisario de policía Alfredo Freites, director de la escuela nacional
Nº 138 Don Edmundo A. Pérez.
Para esa época existían los almacenes de Edmundo Baigor ia, Darío
Morino, Pedro Cantero, Juan Carignano, J. Domínguez Moreno (h),
Constancio Quijano, Roque Rubio y Oscar Venturini; y los bares de
Reynaldo Jofré, Manuel Mayo, José Rodríguez y Carlos Santa Isabel.
Proveían de carne a la población las carnicerías de Juan Russo,
Mainardi Hnos., Angel Baigorria, Vidal Márquez, José Rosso, Eduardo
Maño.
De pan las panaderías de Ol ero Borzano, Horacio Jofré, Rahman
Hnos., y José Valdez Longo.
Existían dos hoteles, de Francisco Pairone y Constantino Sánchez, y
dos fondas de Jacinto González y Francisco Rudi.
Don Juan Ceballos y Don Francisco Guillaumet tenían fer etería, y
don José María García fábrica de mosaicos.
Tenían peluquería los hermanos Guercio, y el Caiazzo y Rodé
Bigueta.
Eran médicos el Dr. Rubén Acosta Oliver y el Dr. Ernesto P. Borsani,
y farmacéuticos Vito Dimarini, Mario Eguinoa y Francisco Tor es.
Cuatro clubes posibilitaban recrearse a la gente de Justo Daract:
Club Pringles, Club Independiente, Club Recreativo, y Cultural Sarmiento
y Club San Martín. Los tres primeros tenían cinematógrafo.






LA BOTIJA

(Departamento Ayacucho)


Se han encontrado en la zona numerosos testimonios de
habitaciones o paraderos indígenas, entre otros, numerosas botijas
enterradas.
Según el geólogo puntano Don Ramón Guiñazú tales botijas tienen
una forma semiesférica o acampanada presentando una boca de
pequeño diámetro 30 cm; base 95 cm; altura 55 cm; espesor de la pared
4 a 5 cm. El fondo de estos hogares no tiene piso y la boca quedaba
justamente al ras de la superficie del terreno. Según opina el Señor
Guiñazú su función fue proveer de calefacción durante las frías noches de
invierno o también pequeños cachar os de arcil a para usos domésticos.
En el fondo de uno de esos hogares se encontraron, mezclados con
ceniza y carbón, algunos restos de huesos de guanaco y cáscaras de
huevos de avestruz.(1)
De esos testimonios de la existencia del hombre autóctono,
derivaría el topónimo “La Botija”.
El surgimiento de este núcleo de población rural tiene lugar al
parecer en 1858 cuando un señor de apel ido Coria compra esos campos
al Gobierno de la Provincia. En 1874 Coria los vende a Don José María
Fernández y Don Juan José Salas (descendiente de indios este último a
quien llamaba “El Bicho Moro”) quienes los compran en sociedad.
Durante el siglo pasado “La Botija” sufrió reiteradamente el azote
de “los colorados” que incursionaban en la zona. De estas incursiones de
los “los colorados” exciten en nuestro Archivo Histórico, pruebas
documentales. Una de ellas data de 1862, por la cual Don Jorge Núñez
desde San Francisco dice que a llegado el juez de Paz del partido de
Salinas Don Mariano Bustos con la noticia de que los ladrones que
asaltaron “La Botija” se l evan 70 caballos, mulas y potros, y que
saquearon sin consideración. Agrega que en el “Balde de Doña Juana”
como a una legua y media se halla Fructuoso (se refiere a Fructuoso
Ontiveros) con Osan “como con 200 gauchos”.(2)
Por el acuerdo del 8 de enero de 1886 la Comisión de Educación
presidida por Don Eulalio Astudillo, designa en la escuela de varones de
La Botija en calidad de preceptor a Don Vicente Silva.(3)
En 1889 se crea el Registro Civil.







Notas:(1) Revista de la Junta de Estudios Históricos de Mendoza, t. 12, pág. 298/302 Mendoza, 1938.
(2) Archivo Histórico de la Provincia de San Luis, Carpeta Nº 159, documento 16.636, 18-6-1862.
(3) Boletín Oficial, 15 de febrero de 1886 Nº 3 pág. 48.

LA CAROLINA

(Departamento Pringles)


Por disposición del Marquéz de Sobremonte, en 1792 se procedió
al trazado e instalación de una vil a con el nombre de “La Carolina” en
homenaje al Rey Carlos III en el paraje conocido como “San Antonio de
las Invernadas”. Los yacimientos de oro fueron descubiertos en 1785 en
los flancos del Tomolasta y en Cañada Honda según Aníbal Montes;(1)
poco antes de 1785 “según lo certifican numerosas constancias y los
informes minuciosos del Marquéz de Sobremonte”, afirman Dubal Vacca
y Urbano J. Núñez.(2)

El 16 de septiembre de 1792 el Marquéz de Sobremonte en su
calidad de Gobernador Intendente de la Provincia de Córdoba del
Tucumán, eleva al vir ey un amplio informe relativo a las minas de
Carolina. Señala que a fines de 1784 empezaron a descubrirse algunas
pepitas de oro de 18 kilates en las arenas de los arroyos que corren al pie
del Tomolasta. Se creyó al comienzo que se trataba de un “lavadero de
corta consideración” hasta que “algunas personas l evadas de esta noticia
entraron a hacer piques y excavaciones de que resultó ya el
descubrimiento de vetas formales conocidas por tales en el año pasado
de 1791”.
En la época del informe-1792- eran 40 vetas abiertas; sin ninguna
orientación técnica o racional; desprovistas de trapiches, ingenio o
máquinas para moler el mineral. Se muela a mano o con un maray y se
lava en platos o bateas de madera.
Por falta de energía hidráulica se construye el primer trapiche a 8
leguas de distancia. La línea es escasa, igual que la madera para
construcción, debiendo traerlas de más de seis leguas. Recién comienzan
a abrirse caminos de rueda para entradas de carretas. La harina se trae
de San Juan y Mendoza. Trabajan las betas un barretero y uno o dos
peones. En algunos casos dos o tres barreteros y cuatro o cinco peones.
Se gestiona en ese momento ante la Administración de Cor eos el
establecimiento de postas que comuniquen el Mineral con la Capital.
La población esta emplazada al pie de una loma baja; entre ésta y
un arroyo. Las forman dos cuadros de 150 varas y uno de 100 con 34
casa de “piedra común o lajería de que abunda el ter eno colocada en
barro y algunas de adobe o ladrillo crudo”. La gente reza en un oratorio
público mientras se construye la capil a.(3)
A este lugar de la Carolina llegó en 1792 comisionado por
Sobremonte para ejercer funciones de juez de ese establecimiento
minero y ocho leguas en su contorno, el alférez de Dragones Don Luis

Notas:(1) Autor citado “El Ministerio de la Cordil era de los Apóstoles” en “Revista San Luis” Nº 30,
junio de 1955.
(2) Autores citados “Historia de San Luis” t. pág. 144, San Luis, 1967.
(3) Revista de la Junta de Estudios Históricos de Mendoza, t. IV Nros. 11 y 16, Págs. 162/163, Mendoza,
1936.

Lafinur, padre de Juan Crisóstomo Lafinur.(4) Para hacer esta designación
Sobremonte tuvo en cuenta la necesidad de establecer una autoridad
“que contenga los excesos y administre justicia”. Don Luis Lafinur vino
común destacamento de tropa. Al propio tiempo el representante del rey
instituía como diputados veedores para entender “privadamente” en
cuestiones de minería, a Don Manuel Simplicio Pinedo y a Don Manuel
Gatica con una jurisdicción de “7 leguas de distrito”.(5)
Cuando se origina el Ejército de los Andes “La Carolina” hace
llegar su aporte. Entre los contribuyentes de reses, caballos, charqui y
dinero, figuran las siguientes personas: Doña Petrona Lucero, Doña
Narcisa Sosa, Doña Rosalía Adaro, Leonardo Calderón, Roque Calderón,
Isidro Calderón, Casimiro Salinas, El Negro Tiburcio, Pedro Quiroga,
Manuel Cabrera, Juan de la Cruz Moreno, Pedro Miranda, Andrés Orozco
y Miranda, Flor Vasconcellos, Blas Basconcellos.(6)
De allí l egaron también los ijares necesarios para la confección del
calzado para los soldados y otros usos indispensables en el Ejército, en
una remesa mandada por el comisionado encargado de recoger los
aportes, Don José Segundo Quiroga.(7) Y además noventa ar obas de
charqui, una carga de tejidos de 212 varas de bayetas y 13 ponchos.(8)
Uno de los oficiales de las milicias de San Luis que a fines de 1815
estaban listas para entrar en campaña formando parte del Ejército
Libertador, era Don Flor Vasconcellos, 3er Teniente Primero.(9)

De la Carolina era nativo el soldado Cornelio Lucero, de 25 años,
hijo de Ferdinando Lucero y Victoria Olguín, que en julio de 1816 se
incorporó al Regimiento de Granaderos a Cabal o.(10)
La Carolina fue, como muchas otras poblaciones de la provincia,
víctima de los malones ranquelinos en el siglo pasado. En junio de 1834,
año en que las hordas salvajes l egaron hasta Santa Bárbara, pasaron
por Carolina asolándola. Al í se encontraba el Comandante José Mariano
Carreras quien comunicó la l egada de las huestes indígenas a las
inmediaciones de las Villa.(11)
Las consecuencias de la invasión fueron funestas para la
población y el nombrado Comandante Car eras comunica poco después
que a las víctimas de los salvajes se les está dando sepultura en la
parroquia.(12)
Según noticias del historiador Juan W. Gez, en el combate de la
Cañada de los Mol es a 8 kilómetros al sur de La Toma, donde las
huestes indígenas fueron der otadas por las milicias provinciales, se

(4) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 5 documento 804, 4-3-1792.
(5) ) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 8 documento 888, 1-3-1793.
(6) ) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 19 documento 2466; Carpeta Nº 19 documento 2435.
(7) ) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 20 documento 2507.
(8) ) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 20 documento 2551.
(9) Ver “La contribución del Departamento Santa Bárbara al Ejército de los Andes” por Jesús Liberato
Tobares, “Virorco” Nº 24, nov-dic. 1971.
(10) ) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 19 doc. 2459.
(11) ) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 55 doc. 5328.
(12) ) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 55 doc. 5330.

rescataron 23 familias que los salvajes habían cautivado en “La
Carolina”.(13)
El 2 de septiembre de 1830 el Gobierno de la Provincia ordena al
Alcalde de las Minas de Carolina que mejore la escuela que ha solicitado
y que está facultado para establecer. Se le indica asimismo que debe
notificar a los padres su obligación de mandar sus hijos menores a la
escuela pagando el estipendio de costumbre que era de 12 pesos por año
en géneros de la tier a.
En 1870 era preceptor de la Escuela de Carolina Don Teodosio
Poblet y en 1872 se instala allí una escuela nocturna cuyo preceptor era
Don Ruperto Sosa.
Por decreto del 1º de mayo de 1875 y en razón de encontrarse
cerrada la Escuela de Varones de Carolina, es designado preceptor Don
Ruperto Sosa con un sueldo mensual de $30.(14)
La creación de la oficina del Registro Civil data del 7 de abril de
1900. Para cubrir el cargo se designó entonces a Don Daniel Vil egas.(15)
El 26 de septiembre de 1907 fue nombrado jefe del Registro Civil Don
Sixto Palma.(16)
Por decreto del 4 de enero de 1884 son designados en Carolina
juez de Alzada Elías Zavala, juez de Paz Morales y juez de Paz Suplente
Sixto Palma.(17) Por decreto de fecha 2-3-1899 son nombrados para el
año 1899 juez de Paz Don José E. Muñoz y juez de Paz Suplente
Exequiel Jofré.(18) El 15 de enero de 1905 son designados juez de Paz
Fabriciano Barroso y juez de Paz Suplente Don Luis Bustos.(19)
Hemos dicho ya que ésta es la tier a natal de nuestro primer poeta:
Don Juan Crisóstomo Lafinur(20).





LA ESQUINA

(Departamento Pedernera)


(13) “Historia de San Luis” t. Págs. 343 y siguientes.
(14) Boletín Oficial Año I mayo de 1875 Nº I I pág. 40.
(15) Boletín Oficial 5 de mayo de 1900 pág. 171.
(16) Boletín Oficial 30 septiembre de 1907 pág. 40.
(17) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº 1.
(18) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(19) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.
(20) En este lugar nació el 1º de enero de 1797 nuestro comprovinciano el Dr. Juan Crisóstomo Lafinur.
Hijo de Don Luis Lafinur y de Doña Bibiana Pinedo. Estudió en Córdoba y revistó en las filas del
Ejército del Norte al mando del General Manuel Belgrano. Radicado en Buenos Aires ejerció funciones
de periodista y profesor de filosofía en el Colegio de la Unión del Sud. Fue músico y poeta. En el Colegio
de la Santísima Trinidad de Mendoza enseño filosofía, música, literatura y francés. Por cuestiones
políticas debió emigrar a Chile. En la Universidad de San Felipe se graduó de doctor en derecho civil. En
tierras chilenas un accidente segó su vida en plena juventud el 13 de agosto de 1824. tenía entonces 27
años.


Antes de 1909 se llamaba “La Esquina” a un empalme de dos
caminos donde existía una casa particular.
En 1909 se funda la estafeta de correos, y desde entonces se
adopta aquel nombre para toda la población.
En 1930 se provincializa el camino vecinal a El Morro lo que
constituyó un importantes factor de progreso.
Actualmente “La Esquina” es una rica zona agrícola comunicada
por excelentes rutas como Río Cuarto (Cba.), Vil a Dolores (Cba.), la
ciudad de San Luis, Villa Mercedes y todo el Valle del Conlara.
Los primeros pobladores se instalaron en 1880 aproximadamente.
A principios de 1883 los vecinos de esta localidad solicitaron a la
Comisión Escolar la apertura de una escuela para varones, señalando
que existían 50 niños que necesitaban recibir instrucción.(1)
Por acuerdo del 8 de enero de 1886 la Comisión de Educación
presidida por Don Eulalio Astudillo, designa en la escuela de niñas de La
Esquina, para desempeñar el cargo de Preceptora, a María Arias.(2)
En 1947 era directora de la Escuela Nacional Nº 73 la señora
María Haydee B. de Pedrueza.
A mitad del presente siglo La Esquina tenía 300 habitantes, era
comisario de policía José Bar oso, encargado de la estafa de cor eos
Dominga E. Centeno y jefe del Registro Civil Monitor Castro. Tenían
almacenes de ramos generales Quirino Pedrueza, Lucio Escudero y Juan
Bazán.





LA ESTANZUELA

(Departamento Chacabuco)


En la época de la colonia las tier as de la Estanzuela fueron dadas
en merced real a Don Andrés de Toro Mazote. En 1732 Andrés de Toro
Hidalgo, hijo de Toro Mazote, hace donación de La Estanzuela a los
jesuitas que ejercen la posesión hasta 1767 en que son expulsados. En
1775 por remate y compra la obtiene Don Miguel Antonio Mujica.
Después de pertenecer a diversos propietarios, es adquirida por el
arquitecto Exequiel María Real de Azúa, época en que fue visitada por el
poeta Antonio Esteban Agüero quien dejó su testimonio.(1)
En 1816 cuando se organiza el Ejército de los Andes,
contribuyeron con dinero los siguientes vecinos de Estanzuela: Pedro

Notas(1) Diario “El Oasis” Nº 543, 22-3-1883.
(2) Boletín Oficial, 15 de febrero de 1886, Nº 3 pág.48.
Notas(1) Autor citado, “Una estancia jesuita en San Luis: Estanzuela”, en Revista San Luis Nº 20,
diciembre 1952.

Ignacio de Mujica, Florentino Puebla, José Camilo Domínguez, Alberto
Lucero, Manuel Moreyra, Catalina Fredes, Lucas González, Martín
Fernández, Pedro Díaz, Manuel López y Garbino Carbal o.(2)
El 8 de febrero de 1819 se produce en la ciudad de San Luis la
conspiración de los prisioneros realistas que tenía a la ciudad por cárcel.
El mariscal de campo ex Presidente y Capitán General de Chile, Don
Francisco Casimiro Marcó del Pont, vivía en ese momento en la casa
ubicada en la esquina SE de las calles Colón y 9 de julio, solar ocupado
hoy por el Centro de Jubilados y Pensionados de la Provincia de San
Luis. El mariscal no tuvo participación en el motín pero fue confinado a La
Estanzuela que en esos años era de propiedad de Don Pedro Mujica. Al í
falleció Marcó del Pont el 11 de mayo de 1821 a las 10:30 de la noche.
Fue enterrado en Renca pero el libro de defunciones correspondiente a
ese año ha desaparecido por lo que no conocemos la partida
correspondiente al extinto mariscal.
El 19 de septiembre de 1852 se hace un censo de población en
Estanzuela. Resultan de aquel, 816 habitantes; 370 hombres y 446
mujeres.
Entre ellos había 53 personas dedicadas a las actividades
generales del campo; 37 labradores; 13 estancieros; 1 lomillero Don
Pedro Molina de 50 años; 1 comerciante Regis Puentes de 32 años; 1
arriero Don Fulgencio Pelayes de 40 años, y una partera, Doña Gervacia
Godoy de 46 años.(3)
En 1865 hay 31 alumnos en la Estanzuela(4) y su maestro es
Miguel Franco(5) quien se queja porque está pobre y le deben ocho meses
de sueldo.(6) Esto lo ratifica el juez de Paz Don Juan Agustín Soria quien
en carta del 10 de julio de 1865 dice que la escuela de ese lugar está a
punto de desaparecer porque no se le pagan los sueldos al preceptor y
por la falta de útiles a pesar de haber sido reclamados reiteradamente.
El 16 de abril de 1876 Don Samuel Levingstone pide cinco
ejemplares de Reglamento de Administración de Justicia a fin de instruir a
los alumnos más adelantados en los derechos y atribuciones de los
jueces, tenientes jueces y demás satélites que “se han convertido en
duques y marqueses y con sus privilegios y monopolios dueños de vidas
y haciendas porque poseen las extraordinarias”.
El 17 de junio de 1869 Don Venancio Capdevilla acepta el cargo
de preceptor de la escuela que se va a crear, y dice que lo hace “con
gusto por contribuir en algo a las ideas de civismo en la juventud de mi
país natal”. Ese mismo año, el 31 de diciembre, el preceptor Capdevil a
pide se provea al presidente de la Comisión de Instrucción Primaria, los
fondos para atender los gastos de la escuela; que se le pagué su sueldo
de diciembre, y que se realice la apertura de las Escuelas de Niñas.
En 1871 era preceptor de la Escuela de Varones Don Jacobo
Huergo quien para aumentar sus exiguas entradas ejercía el modesto

(2) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 19 documento 2413, 3-5-1816.
(3) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 128 documento 11.840.
(4) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 169 documento 18.720, 1-7-1865.
(5) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 169 documento 18.718, 30-6-1865.
(6) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 169 documento 18.744, 11-7-1865.

oficio de zapatero. Otro zapatero en esos tiempos era Don Lino Garino.
José Tor es era platero.
El 27 de septiembre de 1872 se dicta la Ley Nº 210 cuyo articulo 1º
establecía: “Autorizase al Poder Ejecutivo para expropiar un área de
terreno de la extensión que crea conveniente, para fundar un vil a en
distrito de La Estanzuela, 4º departamento”.
El 15 de junio de 1873 Luis Burgos comunica al gobierno que los
vecinos tienen gran interés por la formación del pueblo en ese paraje. El
ministro Don Víctor C. Lucero recomienda a Ciro Maza que active la
elección del lugar apropiado para aquel fin.
En enero de 1884 son designados juez de Alzada Don Donato
Burgos; juez de Paz Don Cruz Lucero y juez de Paz Suplente Don
Santana Domínguez. (7) En marzo de 1899 juez de Paz Santana
Domínguez y juez de Paz suplente Blas Z. Aguir e.(8) En enero de 1905
juez de Paz Don Rosario Suárez y juez de Paz Suplente Don Nicolás
Díaz. (9)
Por decreto del 28 de febrero de 1899 son designados para
integrar la Comisión Municipal Don Tristán Castel anos Altamira,
Laureano Tissera, Bernabé Castil o, Eduardo Boif ier y Tomás
Domínguez. (10)





LAFINUR

(Departamento Junín)


Anteriormente el paraje se conocía con el nombre de “Tras la
Loma”. Los primeros pobladores fueron Leonardo Cornejo y Eladio Ortiz.
Sus herederos fueron fraccionando las tierras y más tarde se afincaron
Juan Morales, Alberto Chena, Antonio Meneses, etc. Estos pioneros
abrieron las primeras picadas en los bosques vírgenes de “Tras la Loma”,
formaron sus chacras y levantaron sus viviendas. Estas fueron
construidas con materiales de la región.
No ha sido posible precisar la fecha de fundación del pueblo pero
se conjetura que data de la época de la colonia.
Antes de 1906 existía la escuela provincial cuya directora era la
señorita Liboria Chena.
En 1906 se crea la Escuela Nacional Nº 22 cuyo primer director fue
Don Abrahan J. Jofré. Por iniciativa de este director el vecindario cambio

(7) Boletín Oficial 15 de enero de 1886. Nº 1.
(8) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(9) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.
(10) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.

el nombre del lugar “Tras la Loma” por el de “Lafinur” en homenaje al
poeta puntano nacido en La Carolina(1).
En 1947 era directora de la Escuela Nacional Nº 22 la Sra. Josefa
R. Chena de Maggi y aquel establecimiento escolar contaba con una
inscripción de 95 alumnos.
En 1907 como consecuencia de la iniciativa promovida por el señor
Abrahan J. Jofré, el Gobierno de la Provincia dicta el siguiente decreto:
“SAN LUIS, abril 24 de 1907. Vista la solicitud que hacen los vecinos de
Tras la Loma, del partido de Lomita para que se le cambie el nombre y se
declare cabecera de dicho partido, y atentos los informes producidos, que
encuentran conforme y justa la petición, por la importancia de la población
y de las ventajas para el desarrollo de la agricultura, el Gobernador de la
Provincia DECRETA: Art. 1º) El paraje o vecindario l amado “Tras la
Loma” del Departamento Junín, partido de “Lomita” se denominará en lo
sucesivo “LAFINUR”. Art. 2º) Desígnase cabecera del Partido de “La
Lomita” Art.3º) Hágase saber a las autoridades, publíquese e insértese en
el Boletín Oficial. RODRIGUEZ JURADO, Francisco F. Sarmiento, R.
Arancibia Rodríguez Of. 1º.(2)
Poco después se dicta d el decreto del 29 de octubre de 1907 por
el que se dispone: art. 1º) En la vil a “Lafinur” capital del Partido de Lomita
en el Departamento Junín habrá Comisionado Municipal.(3)
En la década del cincuenta Lafinur tenía 450 habitantes, era
directora de la escuela nacional Nº 22 la Sra. Josefa R. Ch. de Maggi,
comisionado municipal Don Luis R. Núñez, jefe del Registro Civil Manuela
Rosario Chena, juez de Paz Nicolás Tissera, receptor de rentas Don
Reynaldo Chena y encargada de la estafeta de correos Luisa Arminda
Sayago. Don Jacobo Asís tenía almacén, tienda y bar aca, Honorato
Vega tenía carnicería y Juan Morales almacén de ramos generales.





LAGUNA LARGA

(Departamento San Martín)


Es probable que el origen del topónimo provenga de la existencia
de una laguna en unos de los arroyuelos del lugar, de una extensión
aproximada de cien metros.
La denominación “Laguna Larga” alcanzó en otras épocas a una
zona mucho mayor que la actual pues hoy está circunscripta a una de las

Notas(1) Juan Crisóstomo Lafinur nació en la Carolina el 1º de enero de 1797 y murió en Chile el 13 de
agosto de 1824 a la edad de 27 años. (Ver La Carolina, nota 20).
(2) Boletín oficial 30 de abril 1907, pág. 41.
(3) Boletín oficial 31 octubre 1907 pág. 110.

muchas estancias situadas al sur de la localidad de Las Chacras, en el
partido de San Lorenzo.
La noticia más remota que tenemos de este lugar la constituye un
documento por el cual sabemos que en 1794 María Ponce compra a S.M.
la estancia “Val ecito” perteneciente a las tier as de Laguna Larga.(1)
Los primeros pobladores del lugar fueron Don Anacleto Zavala de
origen cordobés; Don Justo Muñoz algunos de cuyos descendientes viven
en el lugar; Don Cirilo Allende ex dueño de la estancia l amada hoy
“Laguna Larga”, y el Dr. Adolfo Michaud de origen francés que aún es
recordado por viejos vecinos por sus curaciones maravillosas y proverbial
generosidad.
A mediados del siglo pasado Laguna Larga era asiento de una
posta en la línea que partía de la ciudad capital de la provincia y que
pasando por El Trapiche, Intihuasi, Santa Bárbara, Los Alanices, etc.,
llegaba a Villa Dolores (actual Concarán). Las postas más próximas a
Laguna larga eran “Agua Blanca” al sur a cuatro leguas, y “El Bajo” al
norte a cinco leguas.(2) El maestro de posta era Don Severo Muñoz y uno
de los mayorales más recordados Don Salvador Gómez.
“La venida del transportista –refiere un informante- constituía todo
un acontecimiento y era esperado en la posta por numerosos vecinos
ansiosos de oír la referencia verbal que de los sucesos de actualidad
hacía dicho personaje”.(3) El transporte de pasajeros y correspondencia se
hacía de San Luis a Dolores los días 1º y 17 de cada mes.
En 1878 se creó al í la estafeta postal cuyo primer encargado fue
Don Nicanor Allende.
La primera escuela provincial creada a fines del siglo pasado,
funcionó en la casa de Don Moisés Al ende siendo su primera directora la
señorita Deidamia Al ende. Esa escuela se nacionalizó en 1910
asignándole el Nº 52 y algunos de los directores posteriores fueron Don
Octavio Domínguez Bel o, Don Nicanor M. Al ende (hijo), la señorita
Emilia Amanda Isaguirre, Don Lindor A. Morales, señora Amalia Q. de
Morales, señor Carlos Olguín Pereyra, etc.
En 1951 era encargada de la estafeta de correos doña Ana
Tobares de Véliz, directora de la escuela nacional Nº 152 la Sra. María P.
de Díaz, platero Don Tomás Vil egas, pintor y santero Don Ernesto
Muñoz.





LA PUNILLA

(Departamento Pedernera)


Notas(1) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 5 documento 948, 19-2-1794.
(2) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento 18.441, año 1864.
(3) “Las postas en San Luis” de Jesús Liberato Tobares, pág. 11, San Luis, 1978.


Por aquí pasaba el camino de los chilenos o camino real que unía
Córdoba con Chile y que fuera descubierto por Gonzalo de Abreu y
Tristán de Texada en 1579. En 1767 según el historiador mendocino
Presbítero José María Verdaguer, existía la capil a de Nuestra Señora
del Rosario de la Punilla.
En 1813 La Punilla tenía 90 habitantes, mientras que Río Cuarto
tenía 30 y Chaján 10.(1)
De este lugar son nativos militares, maestros y hacendados
integrantes de una larga familia conocida como “los Domínguez de La
Punilla”.(2) A esa familia pertenecieron, entre otros, Don José Narciso
Domínguez, oficial de San Martín poseedor de una sólida fortuna por lo
que fuera conocido como “El rico de La Punil a”; Bernardino Domínguez
cuya descendencia se emparentó con los Saá, José Segundo
Domínguez; José Camilo Domínguez.
Don José Narciso Domínguez fue el padre de José Benigno
Domínguez maestro de Renca, revolucionario de 1840 que fuera fusilado
en San Luis (manzana oeste frente a la Plaza Pringles) en 1841; y de
Doña Paula Domínguez de Bazán nacida en La Punil a en 1806. Doña
Paula se casó en primeras nupcias con Don Javier Rodríguez y en
segundas nupcias con Don Bernardo Bazán. Fue la primera presidenta de
la Sociedad de Beneficencia de San Luis y cumplió una obra docente,
cultural y humanitaria verdaderamente encomiable. Murió en San Luis en
1860.(3)
La zona de La Punilla fue servida en los siglos XVIII y XIX por la
posta del Portezuelo situada en el paraje hoy conocido como “Cor al de
Gamas”, ante l amado “Manantial de las Gamas”.(4)
Durante muchos años fue al í maestro de posta Don Víctor
Domínguez. A mediados del siglo pasado era maestro de posta en “El
Potezuelo” Don José Elías Quiroga.(5)
“A fines de 1870-dice Juan W. Gez-los Domínguez, Quiroga,
Suárez y otros, se dirigieron al gobierno pidiéndole mandará a delinear
una población en aquel lugar, muy adecuado para ese propósito, con un
arroyo de agua permanente y abundante y excelentes tierras para el
pastoreo y la agricultura”.(6)
Como consecuencia de esa petición el 24 de julio de 1871 la H.
Legislatura sanciona la Ley Nº 179 cuyo art. 1º establece: “Autorízase al
Poder Ejecutivo para que en las márgenes de “Trapiche” en el 2º
departamento y oeste del de La Punilla en el 3º, expropie en la primera
cuatrocientas cuarenta cuadras de terreno, y en la segunda quinientas
treinta y siete, con el objeto de formar en cada uno de dichos puntos un
centro de población.

Notas(1) Miguel Angel Gutiér ez “Achiras Históricas” pág. 146, Gráf. Pel egrino, San Luis, 1983.
(2) Carlos Barreiro Ortiz “Los Ortiz de San Luis y otras genealogías”, Lib. Huemul, Bs. As. 1967.
(3) Juan W. Gez “La Tradición Puntana”, segunda edición Cor ientes, 1910; María Delia Gatica de
Montiveros “Mujeres del pasado puntano”, “Virorco” Nº 10 y 11.
(4) Miguel Angel Gutiér ez “Achiras Históricas” pág. 69.
(5) Jesús L. Tobares “Folklore Sanluiseño” pág. 61, Córdoba, 1972.
(6) Autor citado “Historia de la Provincia de San Luis” t. I págs. 248 y 249, Weiss y Preusche, Bs. As.
1916.

El 16 de mayo de 1873 es designado Don Rosario Suárez
integrante de la comisión a cuyo cargo estaba la distribución de los sitios
en la población delineada al oeste del ar oyo de La Punil a. El presidente
de dicha comisión era Don Eusebio Suárez, y la integraban, además, Don
Elías Quiroga y Don Gabriel Domínguez. En el encargado de delinear la
población fue Don Gorgonio Gutiér ez.(7)

Al respecto comenta el historiador de Achiras Don Miguel Angel
Gutiér ez: “Meritoria la iniciativa de los Domínguez, Quiroga y Suárez.
Encomiable la repuesta del gobernador Juan Agustín Ortiz Estrada y su
Legislatura. Lamentablemente sobre los oscuros y mezquinos intereses
que frustraron esta hermosa posibilidad de progreso regional, nada dice
la historia oficial o tal vez nada quiere decir.
Mientras tanto La Punilla, con todo su pasado y toda su riqueza
histórica y presente, vegeta sumida en el atraso, amenazada por el éxodo
y la pobreza, esperando que un nuevo grupo de vecinos inspirados y otro
gobernador con los pies y el corazón en San Luis, conviertan en realidad
ese esplendido sueño de hace ciento diez años”.(8)
El 13 de septiembre de 1816 se realizó en La Punil a el acto de
juramento de la declaración de la Independencia que había tenido lugar
en San Miguel de Tucumán el 9 de julio. Presidio la ceremonia el Alcalde
de Hermandad Don Manuel Moreira. Suscriben el acta Don Luis Antonio
Sambrano, y José Aurelio Godoy. Firman como testigos Andrés Francisco
Romay y Francisco Javier Domínguez.(9)
Por decreto del 4 de enero de 1884 son designados en La Punilla
juez de Alzada Don María Cebal os; juez de Paz Don Teodoro Torres y
juez de Paz Suplente Don Gabriel Domínguez.(10)Por decreto del 2-3-
1899 para el año 1899 juez de Paz Liborio Domínguez y juez de Paz
Suplente Raimundo Domínguez.(11)Por decreto del 16-1-1905 juez de Paz
Don Domingo Suárez y juez de Paz Suplente Don Liborio Domínguez.(12)





LAS PALOMAS

(Departamento Junín)



(7) Ibídem.
(8) Miguel Angel Gutiér ez “Achiras Histórica” pág. 72.
(9) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 20 documento 2492 fº. 131.
(10) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº 1.
(11) Boletín Oficial 6-5-1899.
(12) Boletín Oficial 30-1-1905.


El origen del topónimo estaría en el “Pozo de las Palomas”
perteneciente a la estancia del mismo nombre. Se trataba de un pozo
para dar de beber a la hacienda, construido en el centro de dicha
estancia, aludido en el título de propiedad que en 1823 el gobernador Don
José Santos Ortiz extiende a Don Teodoro Funes.(1) El señor Funes había
comprado una legua cuadrada de tierra de propiedad fiscal en el Pozo de
las Palomas “en los desiertos de Cautana al norte” y con tal motivo el
citado gobernador le extiende el referido título.
Vecindario y escuela. En 1875 existía en Las Palomas un
vecindario de cierta importancia. Lo prueba el hecho de que el 12 de
mayo de aquel año el Poder Ejecutivo dicta un decreto por el cual crea la
Escuela de Varones de Las Palomas y designa Preceptor a Don
Cupertino Rizo con un sueldo mensual de $ 25. (2) Por acuerdo del 15 de
enero de 1866 la Comisión de Educación presidida por Don Eulalio
Astudillo nombra en la Escuela de Varones de Las Palomas como
preceptor a Don Anselmo Funes.(3)
Mensajería: Según hemos podido comprobar a través de un viejo
mapa de la parte norte de la provincia de San Luis existente en la
Dirección de Geodesia y Catastro, por este lugar de Las Palomas pasaba
el camino de mensajería que iba de Candelaria a Río de los Sauces
(actual Villa Dolores-Cba.-).
La fundación y la obra de Don Guil ermo Aguilar. La villa de Las
Palomas fue fundada en 1890 por Don Guillermo Aguilar.(4)

Este señor poseía una linda estancia, “La Porfía”, en torno a la cual
fue nucleándose la población constituida por familias l egadas del
departamento San Martín (S.L.) y de la provincia de Córdoba. A los
nuevos vecinos les facilitó Don Guil ermo Aguilar, tierras, herramientas y
animales de trabajo. En 1900 consigue la creación de una escuela fiscal

Notas(1) El citado documento dice así:
SELLO 4º
VALGA pª LOS AÑOS TRECES Y CATORCE DE LA LIBERTAD
“D. José Santos Ortiz Gobernador Inº. C. de esta “Proª. San Luis”.

Por cuanto:
“Don Teodoro Funes a comprado una legua de ter eno”.
“á todos vientos en la cantidad de OCHENTA $ cuatro”.
“reales que ha entrado en caja por su correspondiente”.
“al Estado en el lugar nombrado Pozo de las Palomas”.
“en los Desiertos de Cautana al Norte como á distancia”
“de cinco a seis leguas, cuyos linderos constan”
“en los documentos: Por tanto ordeno y mando que nadie”
“le inquiete en la posesión de dicho ter eno á cuyo”
“efecto le expido el presente titulo de propiedad”
“firmado de mi mano, sel ado con las armas de la Provincia,”
“y refrendado por mi secretario”.
Dado en San Luis á 22 de Febrero de 1823.
José Santos Ortiz Manuel de la Presilla Secº.
(2) Boletín Oficial Año I Mayo de 1875 Nº. I I. Pág. 41.
(3) Boletín Oficial 15 de febrero de 1886 Nº 3. pág. 48.
(4) Don Guillermo Aguilar nació en el paraje el 7 de agosto de 1863.
Era hijo de Don Guillermo Aguilar, español, y de Doña Juana Fernández, argentina.


mixta y su propia hermana, Doña Margarita Aguilar, es designada
directora. Dicha escuela funcionó hasta 1909 y entonces comienza las
gestiones para la instalación de una escuela nacional. Se crea así el 1º de
junio de 1910 la Escuela Nacional Nº 83 cuyo edificio fue levantado en
terrenos donados por Don Guillermo Aguilar.
La obra de bien público desar ol ada por este vecino fue
eficazmente secundada por Don Vicente Ocampo (su compadre) y por el
Cura Pár oco de Santa Rosa Don Leandro Ruiz. Aguilar consiguió
también la creación de la Policía, Juzgado de Paz, Registro Civil,
Receptoria de Rentas y Estafeta de Correos que a comienzo de siglo
entubo a cargo de Doña Crescencia Gutiér ez de Aguilar. El propio
Guillermo Aguilar fue designado por decreto del 17 de abril de 1899.(5)
Comisario de Policía del Departamento Junín con jurisdicción sobre Talita
y Las Palomas, oficializándose así la función de policía civil que él mismo
venía ejerciendo como protector de vidas y haciendas contra el bandidaje
frecuente en esa época.
En 1904 con su socio Don Antonio Meneses construyó el “Canal
Paso de la Cruz” sin asesoramiento técnico pero se resolvió eficazmente
el problema del agua. El canal tenía un recor ido de 15 kilómetros, lo que
pone de manifiesto el espíritu de empresa de Don Guil ermo.
Cementerio. Para construir el cementerio de la villa se designaron
dos comisiones. La de caballeros estaba integrada por Don Guillermo
Aguilar como presidente y por Don Lucio Tula, Abdón Ochoa, Luis
Reartes y Nolasco Gil como vocales. La Comisión de damas era presidida
por Doña Carmen P. de Quevedo y la acompañaban como vocales Doña
Petrona Ligorria, Yomelda Quevedo, Liboria Chena, Rosario Tula y
Virginia Márquez. Dicho cementerio fue construido en ter enos donados
por Don Antonio Aguilar (hermano de Don Guillermo Aguilar) y fue librado
al servicio público en 1906.
El templo. Para levantar el templo el 17 de junio de 1898 se
reúnen los vecinos, levantan un acta donde dejan constancia de su
necesidad y nombran una comisión encargada de recoger los aportes
voluntarios de los vecinos. Preside la comisión Don Guil ermo Aguilar y lo
secundan como vicepresidente Don Luis Reartes, tesorero Antonio
Aguilar, secretario Don Marcos García y vocales Don Aparicio Chena y
Don Ignacio Olmedo. Por decreto del 3 de marzo de 1904 y a fin de
construir una capilla en Las Palomas el gobierno provincial designa una
comisión que integran las siguientes personas: Presidente Cornelio
García, Vicepresidente Pedro Romero, tesorero Antonio Aguilar,
secretario Guillermo Aguilar, prosecretario Ezequiel Zárate. Se obtuvieron
fondos por valor de $ 506 m/n provenientes de la contribución de los
vecinos y en 1905 una ayuda de $498,75 m/n de la Comisión Nacional de
Culto y Beneficencia de San Luis. El trabajo fue iniciado en julio de 1910
en terreno donado por Don Guillermo Aguilar. Su constructor fue Don
Félix Manubens y la obra concluyó el 15 de mayo de 1913. Se venera en
ese templo a San Isidro Labrador patrono del pueblo de Las Palomas.
Muerte y homenaje. El 20 de agosto de 1916 falleció Don
Guillermo Aguilar verdadero benefactor del pueblo, y el vecindario levantó

(5) Boletín Oficial, 6 de mayo de 1899, pág. 33.

un monolito en su homenaje que inauguró el 25 de mayo de 1929 en la
Plaza que lleva su nombre.





LAS CHACRAS

(Departamento San Martín)


Según información suministrada en 1947 por Don Santiago
Albornoz, en otras épocas el lugar estaba ocupado por chacritas de maíz.
Comenzó a l amarse “Las Chacras” desde 1830 más o menos cuando
Don Martín Pérez hizo construir la iglesia cumpliendo una promesa hecha
para rescatar a su esposa y dos hijas que habían sido l evadas cautivas
por los ranqueles. Se ha dicho, así mismo, que eran cuatro hijas(1) y en
otro caso se habla de un hijo.(2)
La información de que eran dos hijas nos fue proporcionada por
Don Jesús Aguilera en octubre de 1975, quien la obtuvo de Don León
Pérez (hijo de Don Martín Pérez) que en 1920 tenía 80 años más o
menos y vivía al norte de Las Chacras a la vera del río “El Manzano”.
Tenemos otra versión bastante diferente de las anteriores,
recogidas también de la tradición oral y que en 1947 fue consignada por
escrito en un opúsculo publicado por un hijo de Las Chacras, Don Silvano
Pereira. Al hacer la biografía de su bisabuelo Mariano Pereira, el autor da
estas noticias: “Ya que vengo haciendo referencia a las invasiones de los
indios por esos lugares, voy a insertar en esta biografía una historia
interesante y poco difundida como un hecho que entre las nuevas
generaciones encuentro oportuno hacer conocer y la referiré en la forma
en que me la enseñaron mis mayores. A este efecto me remontare al año
1848, tiempo en que recrudecían los malones de los indios, que robaban
todas las haciendas que encontraban, en especial vacunos y yeguarizos,
haciendo a la vez prisioneros o cautivos, como entonces se decía, a
mujeres y niños hechos comunes en esos trágicos tiempos, bajo todos los
aspectos, de nuestra historia que entristece el alma recordar. Fue así que
en esa fecha. MARTÍN PÉREZ, perteneciente a una numerosa familia, a
la cual pertenezco, dado que el era hermano de mi bisabuelo materno
(Juan Pérez), cayó victima de una de esas invasiones. En momentos de
no encontrarse en su domicilio le robaron y, lo más grave, le convirtieron
en prisioneros o cautivos a su esposa, Carmen Basconcelo y a un hijo
menor, Loreto Pérez, a quienes al abandonar el lugar se l evaron. ¿Cuál
no sería su dolor frente a este triste cuadro? Es de suponerlo, pero
hombre reposado y de una profunda fe en la grandeza de Dios, con ella

Notas(1) Ver “Animales y Vegetales en la toponimia sanluiseña” de Jesús Liberato Tobares, Revista
“Virorco” Nº 27.
(2) Dora Ochoa de Masramón, “Un canto a la tier a puntana” Diario “Los Andes” 25 de agosto de 1965.

hizo una promesa a la Virgen María del Rosario, de la que fue devoto,
consistente en que si por algún medio pudiera rescatar a su esposa e hijo
le donaría un cuadro de ter eno en lugar elegido de sus propiedades de
cuatro cuadras cuadradas, para un pueblito y le construiría dentro de éste
una iglesia con sus propios medios y lo que pudiera ser ayudado por
miembros de su familia. No habían pasado dos años, cuando recibió la
noticia de que su esposa e hijo se encontraban asilados en lugar de los
Cerros Largos, Departamento Pringles, en una casa de familia, y que
habían podido, a expensas de enormes sacrificios escapar de su prisión,
lo que fue motivo de profunda satisfacción como es de imaginar,
formándose una comisión especial de varias personas con los elementos
que tenían a su alcance y dispuestos a todo, encabezados por Martín
Pérez, fueron en busca de su esposa al lugar en donde se encontraba
asilada con su hijo, a los que encontraron postrados por el hambre y la
sed que había experimentado en su fuga, descalzos, con los pies
lastimados y a no duda semidesnudos. Sin embargo, mediante pródigos
cuidados se repusieron y fueron conducidos a su hogar. Reconstruida su
familia procedió inmediatamente a cumplir su promesa donando el terreno
ofrecido en el lugar que actualmente ocupa el pueblito de Las Chacras,
Departamento San Martín, y dentro de éste hizo construir la iglesia que se
inauguró en el año 1855 siendo gobernador D. Justo Daract, completando
así su promesa y siendo éste el motivo de la fundación del pueblo de Las
Chacras, en el año indicado. Fueron sus primeros pobladores Joaquín
Andino, Anastasio Aguilera, Esteban Garro y Juan Arias, y poco después,
Luis Garro, Tomás Jaimen, Paulina de Arias de Mercau y Lino Gar o. La
iglesia fue fundamentalmente modificada y ampliada, a lo que es hoy, por
el autor, en el año 1920 por su propia cuenta, en honor y homenaje a su
patrona, de la que es devoto”.(3)
Esta última noticia del señor Silvano Pereira ha sido confirmada
por otros informantes quienes, además, hicieron saber que en esa
reconstrucción de la iglesia de 1920 trabajaron Aurelio Gutiér ez como
constructor, secundado por Leandro Velázquez y Florentino Velázquez.
Por esos años el campanero de Las Chacras era Aparicio Escudero.(4)
Con la referencia que el señor Pereira da de Don Martín Pérez
puede tener vinculación un documento obrante en el Archivo Histórico de
nuestra provincia del año 1836 por el cual Manuel López desde la Carlota
(Cba.) comunica al gobernador de San Luis que remite con el arriero D.N.
Arenas dos niñitas cautivas (hermanas) hijas de Don N. Pérez de los
Cerros largos para que sean entregadas a sus padres.(5)
En la encuesta realizada por los maestros de escuelas nacionales
en 1921 por orden del Consejo Nacional de Educación, la directora de la
Escuela Nacional Nº 65 “Cer os Largos” Sra. María Luisa G.V. de Rivero,
recoge la versión de que los familiares de Don Martín Pérez cautivos en

(3) “Genealogía de una familia a través de doscientos cinco años”, Imprimió Tal . Gráf. Celor io, S.R.L.,
San Luis, 1947.
(4) Referencia de Guillermina Peralta de Caminaur (ex maestra de Las Chacras), calle Buenos Aires 538,
San Luis.
(5) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 67 documento 6377, 15-5-1836.

el malón de 1834 fueron su esposa Doña Carmen de Pérez y dos hijas:
Francisca y Manuela.(6)
De la confrontación de estas referencias y del documento aludido,
nos inclinamos por las siguientes hipótesis:
1º) El malón del que fue víctima la familia del señor Pérez se
produjo en junio de 1834.(7)
2º) El documento del Archivo Histórico que dice “N. Pérez” quizá se
refiera a Don Martín Pérez, y de sus términos surgiría que las cautivas
fueron dos hijas.(8)
3º) Justamente dos años después (mayo de 1836) las cautivas
eran reintegradas a sus padres.
4º) La promesa de Martín Pérez y la consiguiente construcción de
la capilla, como la formación del pueblo de Las Chacras, tuvo lugar en
fecha posterior y próxima a 1836.
Seguramente que esa primera construcción para el culto religioso
debió tratarse de una modesta capil a levantada con materiales usuales
en el medio (barro, paja, madera y cañas) que al cabo de treinta años se
encontraba ya muy destruida. Esto se deduce de un documento obrante
en nuestro Archivo Histórico según el cual en septiembre de 1864 la
comisión encargada en Las Chacras de levantar la iglesia, compuesta por
Don José Pérez, Don Santos Al ende y Don Juan R. Pérez, comunica que
los fondos no alcanzan para comenzar los trabajos. Por ese mismo
documento sabemos quienes fueron los vecinos que aportaron fondos y
el monto de los mismos. He aquí la nómina de las personas y el detalle
de los aportes: Santos Allende $50, Juan Pérez $25, Faustino Pérez $12,
Vidal Pereira $10, Toribio Frías $10, Sebero Cordón $10, Figuración
Pereira $4, Nemecio Sosa $6, Cándido Sosa $1, Pedro Antonio Alfonso 4
reales, Quirico Pereira $10, Cecilio Alfonso $1, Deseno Gil $1, Wenceslao
Sosa $2, Andrés Gil $1, José María Gatica $2, Juan Concha 4 reales,
Francisco Zavala $4, José Gutiér ez $1, Santos Escudero 4 reales,
Manuel M. Pringles $9, Benito Molina $1, Segundo Pringles 4 reales,
Regino Márquez $1, Rafael Abrego $30, Juan Correa $2, Pedro P.
Isaguirre $2, Francisco Miranda $2, Ignacio Pérez 4 reales, Evaristo
Giménez $1, Ramón Garro $10, José María Luna (h) $1, Gregorio
Villegas $ 1, Mauricio Sosa $ 1, Manuel Almeida $ 1, Francisco Becerra
$10, Doña Luisa Rosales $5, Don Eulalio Aguilar $3, Atanasio Aguilera
$10, Clemente Celada $10, Soterio Rodríguez $1, Mateo Sosa 4 reales,
Juan Pedro Ponce 4 reales, Juan Ponce 4 reales, Fabián Fernández $1,
Doña Nicolasa García 4 reales, Don Blas Díaz 4 reales, Silvestre Soloa 4
reales, Santiago Jofré $1, Pedro Bustos $12, Bartolo Isaguirre $1, José
Frías 4 reales, Eugenio Becer a $1, José Gregorio Cordón $50, Faustino
Gómez $1, Lorenzo Reina $1, Anselmo Gar o $45. TOTAL $418,4
reales.(9)

(6) Archivo del Centro de Investigaciones Folklóricas “Prof. Dalmiro S. Adaro” – Carpeta Nº 12.
(7) Ver “Folklore Sanluiseño” de Jesús L. Tobares, pág. 156, Córdoba, 1972; Revista “Virorco”Nº 22
enero-julio 1971 “Las Cautivas” págs. 15/16.
(8) Esto no excluye la posibilidad de que también fuera tomado cautivo un hijo varón cuyo nombre sería
Loreto Pérez. Del cautiverio de su esposa Carmen Basconcelo, no tenemos dudas.
(9) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento 18.301, 8-9-1864.

Al año siguiente aquel a comisión encargada de la construcción de
la capilla comunica al ministro de Gobierno Don Faustino Berrondo que
ha resuelto dar comienzo a la obra con la suma insignificante de $418.(10)
En noviembre de 1865 cursa otra comunicación dando cuenta que
se ha dispuesto la suspensión de los trabajos “por la gran flacura que se
siente en estos lugares”. Expresan además que Don Juan Pérez les ha
negado desde el comienzo su concurso y proponen en su reemplazo a
Don Fernando Sosa.(11)En mayo de 1866 comunica que los trabajos estan
adelantados y que la capilla estará concluida dentro de sesenta días.
Firman la comunicación José Martín Pérez y Santos Al ende y el portador
de la carta es Don Manuel M. Pringles.(12)
Primeros pobladores. Los primeros pobladores de Las Chacras
fueron las familias Olguín, Andino, Pallero, Muñoz, Reina, Frias,
Escudero, Pereira, Izaguirre, Pérez, Arias, Ortiz, Gar o, Fernández,
Pringles, Alfonso, Molina, Villegas, Aguilera y Soloa.
Tienda y talabartería. En 1865 existían en Las Chacras la tienda
de Don Santos Allende, la talabartería de Don Atanasio Aguilera y la
herrería de Don Felipe Frias.(13)
Escuela. En 1876 es designado preceptor de la Escuela Don
David Esley.(14)
El 8 de abril de 1871 el presbítero Pedro Pascual Olguín es
designado Subinspector de escuela de ambos sexos de Santa Bárbara y
se le encarga proveer los muebles a las escuelas de Guzmán y Las
Chacras.
En 1875 era preceptor de la escuela de niñas Doña Saturnina
Pringles. Por acuerdo del 8 de enero de 1886 la Comisión de Educación
de la Provincia presidida por Don Eulalio Astudillo nombra en la escuela
de varones de Las Chacras a Don Juan Ledesma como Preceptor.(15)
Justicia de Paz. Por decreto del 26 de diciembre de 1874 son
designados juez de Paz Faustino Pérez y teniente juez Don Tomás
Jaime.(16)
Por decreto del 4 de enero de 1884 son nombrados juez de Alzada
Don Dolores Ortiz, juez de Paz Don Juan C. Pérez y juez de Paz
Suplente Don Encarnación Muñoz. (17)
Por decreto del 2-3-1899 son designados para el año 1899 juez de
Paz titular Don Fabián Fernández y juez de Paz Suplente Don Pedro
Morales.(18)
El 16 de enero de 1905 son designados, Don Encarnación Muñoz
como juez de Paz titular y Don Manuel Pereira como juez de Paz
Suplente.(19)

(10) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 167 documento 18.643, 29-5-1865.
(11) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 170 documento, 19.031,29-11-1865.
(12) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 172 documento, 19.324, 17-5-1866.
(13) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 169 documento, 18.818, 19-8-1865.
(14) Boletín Oficial Nº 61 año 2º del 13 de octubre de 1867.
(15) Boletín Oficial 15 de febrero de 1886 Nº 3 pág. 48.
(16) Boletín Oficial Año I marzo de 1875 Nº I pág. 12.
(17) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº 1.
(18) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(19) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.

Comisión Municipal. En 1899 queda vacante un cargo de
miembro de la Comisión Municipal y por decreto del 25 de julio es
designado Don Silvano Pereira para llenar la vacante.(20)
Registro Civil. En febrero de 1905 se crea la Oficina del Registro
Civil y se asigna al jefe un sueldo mensual de $35.(21)
En 1908 estaba vacante el cargo de jefe del Registro Civil y por
decreto del 24 de marzo es designado Don Cirislao Muñoz.(22)
Receptor de Rentas. Por decreto del 19 de febrero de 1907 se
crea la Receptoria de Rentas(23) y poco después es designado Don
Silvano Pereira para desempeñar ese cargo. (24)
Subcomisario. Por decreto del 7 de junio de 1907 es designado
subcomisario de este pueblo Don Florentino Garro (h) en reemplazo de
Don Félix Al ende que ha renunciado.(25)
Cor eos. La oficina de correos fue crea en 1897 por iniciativa de
Don Silvano Pereira quien fue su primer jefe. Desempeño esas funciones
hasta 1904.(26)
Temblor. En la noche del 21 de mayo de 1936 se produjo en el
norte de San Luis un fuerte temblor de tierra cuyo epicentro fue ubicado
en el pueblo de Las Chacras. Continuaron los temblores hasta el mes de
octubre y el día 8 de junio se produce la caída de varias viviendas en esa
localidad. Sufrieron serios daños la escuela, la iglesia y la oficina de
correos que debió ser instalada en una carpa de Vialidad en la plaza
pública.
Negocios. Negocio importante en el presente siglo, ha sido la casa
de ramos generales de Albornoz Hnos. Posteriormente lo fue la casa de
Marcelo Díaz. También tuvieron negocio de tienda y almacén Don
Francisco y Carlos S. Rodríguez.
Farmacias. En 1940 existía una farmacia de Don Carlos Tejerina y
más adelante la de Don Deodardo Antonio Fer eyra.





LAS LAGUNAS

(Departamento San Martín)



(20) Boletín Oficial 26 de agosto de 1899, pág. 64.
(21) Decreto del 28 de febrero de 1905.
(22) Boletín Oficial 31 de marzo de 1908 pág. 173.
(23) Boletín Oficial 28 de febrero de 1907 pág. 23.
(24) Boletín Oficial 30 de abril de 1907, pág. 34.
(25) Boletín Oficial 30 de junio de 1907, pág. 60.
(26) “Genealogía de una familia a través de doscientos cinco años” por Silvano Pereira, Tal . Gráf. Celor io
S.R.L. San Luis, 1947.


“El origen del nombre de la localidad se ha debido a la existencia
de varias lagunas que en la fecha han desaparecido casi por completo,
encontrándose solamente unos pequeños charcos y cor ientes de agua
muy escasa”.(1)
El primer poblador fue Don Luis Fulgencio Ortiz quién construyó
las primeras casas y los primeros cercos de rama. El señor Ortiz fue
quien hizo construir la capilla de Las Lagunas donde se venera a la
Virgen del Rosario. En esa capilla estuvo “refugiado” el Señor de Renca
en el siglo pasado (1832/1836) a consecuencias de las frecuentes
invasiones de los ranqueles a Renca y sus vecindades.
Don Luis Fulgencio Ortiz era casado con Doña María Josefa
Quiroga y en Las Lagunas nacieron sus hijos José Romualdo, Pedro
Juan, Juan Francisco, Estefanía Rosa, Francisco Antonio, Juan, María del
Pilar y Silvestre.(2)
El capitán José Romualdo Ortiz nacido en 1765 se casó en Las
Lagunas en 1785 con Paulina Gutiér ez, hija de Don José A. Gutiér ez y
Cándida Díaz. Don José Romualdo fue regidor l ano del Cabildo de San
Luis. El 1º de julio de 1810 juntamente con Marcelino Poblet, Agustín
Palma, Alejandro de Quiroga, Gerónimo L. Quiroga y licenciado Santiago
Funes, firma la comunicación intimando al comandante de armas José
Ximénez Inguanzo a no colaborar con el gobernador intendente de
Córdoba, Juan Gutiér ez de la Concha que desconocía la autoridad de la
Junta de Buenos Aires. Con aquellos cabildantes puntanos firmó también
el oficio por el cual notifican al gobernador intendente de Córdoba que
obedecían solo a Junta de Buenos Aires y que él sería tratado en lo
sucesivo como “enemigo declarado del Estado”.
En ese lugar se radicó también Don José Gregorio Ortiz (hijo de
Pedro Juan Ortiz y Victoria Guiñazú) casado en primeras nupcias con
Genoveva Moreno con quien tuvo doce hijos, y en segunda nupcias con
Nicolasa Sosa con quien tuvo dos hijos.(3)
Del matrimonio de Doña Petrona Celestina Garro (hija de Don
Juan Francisco Garro y de Doña Isidora Ortiz-hija ésta de Don Pedro
Juan Ortiz-casada con Antonio Irurozqui (español) y nació el poeta y
periodista Francisco Irurozqui Garro), autor de la obra “Manchas de
tinta”(4).
Este poeta era sobrino del Dr. Juan Mamerto Garro, nativo de
Pantanilla (Dpto. San Martín). El Dr. Gar o fue un destacado hombre
público que integró la fórmula presidencial Bernardo de Irigoyen-Juan M.
Garro y fue ministro de Justicia e Instrucción Pública durante la
presidencia del Dr. Roque Sáenz Peña.





Notas:(1) Informe del director de la Escuela Nacional Nº 78 Sr. Andrés Quiterio Bazán, 6 de agosto de
1947.
(2) Datos del libro de Carlos Barreiro Ortiz “Los Ortiz de San Luis y otras genealogías”, Bs. As. 1967.
(3) Ibídem.
(4) Ibídem.



LA TOMA

(Departamento Pringles)


El origen del topónimo deriva de la construcción de una boca-toma
sobre el Río del Rosario, realizada en el siglo pasado por Don Carlos
Bett, de nacionalidad francesa, con el objeto de aprovechar la fuerza
hidráulica para accionar un pequeño molino de granos que tenía en su
establecimiento.
El 13 de julio de 1869 (con posterioridad a la muerte de Don Carlos
Bett) tal propiedad paso a manos de los Señores David y Escola
(comerciantes del Morro), quienes pagaron por esas tierras ubicadas en
el lugar llamado “La Toma del Rosario”, la suma de $62,50. Más tarde la
propiedad fue adquirida por Don Antonio Fernández.
La denominación de la estación del fer ocar il “La Toma” obedeció
al antiguo nombre que tenía el lugar. Los ter enos para dicha estación
fueron donados por Don Darío David.
El 16 de diciembre de 1904 fue sancionada la ley (promulgada el 5
de enero de 1905) por la cual se autoriza al Poder Ejecutivo a fundar
pueblos próximos a las estaciones del ferrocarril. Por ley del 2 de mayo
de 1905 se manda a fundar este centro urbano.
El 4 de junio de 1906 Don Pedro Miguel Graciarena dona al
Gobierno de la Provincia cien hectáreas de tier a y entonces se comisiona
al agrimensor Don José H. Moyano para trazar el pueblo. El citado
profesional divide en manzanas y lotes a que el terreno, destinándose 30
hectáreas para sitios y 70 para huertas y chacras.
Por decreto de fecha 31 de marzo de 1906 el gobierno provincial
declaraba oficialmente fundado el pueblo de “La Toma”.
El ferrocarril había l egado al í el 1º de diciembre de 1890 siendo
punta de riel hasta 1904, año en que se prolonga la línea hasta Pisco-
Yaco (actual Santa Rosa del Conlara).
Los terrenos divididos por el agrimensor Moyano se mandaron a
rematar en 1907. Otra subasta (que fracasó) se ordenó en 1915 y una
tercera el 15 de mayo de 1926.
El 4 de agosto de 1937 se inauguró el templo de La Toma que
tiene por patrón a Santo Domingo de Guzmán.
Durante un tiempo (20-12-1944 al 29-9-1955) La Toma fue llamada
“4 de Junio”. En 1944 se declara a La Toma capital del Departamento
Pringles, honor que hasta entonces había cor espondido a Saladil o.
El primer jefe de la estación del fer ocar il fue un señor Baquero y
el primer cambista Don José Fernández que después vivió en “Las
Chacritas” Departamento San Martín.
Antiguos pobladores radicados en 1906 aproximadamente fueron:
Un francés de apel ido Dumas que se estableció con negocio de fonda;
un italiano de apellido Telma con negocio de fonda y almacén, igual que
Don Domingo Fernández; Don Eloy Vil egas con negocio de pensión y

almacén; Gregorio Perogi, her ero; Francisco Díaz, Agapito Escudero y
Macario Novillo, carniceros. Existió en esa época una importante casa de
comercio de Morera y Cía. Encargado de la estafeta de correos era Don
Aparicio Olguín.
Con relación a algunos funcionarios públicos que pasaron por La
Toma, digamos que por decreto del 4 de marzo de 1875 es designado
juez de Paz, Don Norberto Ledesma y teniente juez Don Martiniano
Escudero. (1)
Por decreto del 4 enero de 1804 son nombrados juez de Alzada
Don Aparicio Olguín, juez de Paz Don Luis Coria y juez de Paz Suplente
Don Bartolomé Col ado.(2)
En 1886 era preceptor de la Escuela de Varones de La Toma Don
Aparicio Olguín quien no había aceptado el cargo en Fraga. En esta
localidad fue designado en su reemplazo Don Severo Olagaray.(3)
Por decreto de fecha 2-3-1899 son designados para el año 1899
juez de Paz Don Laureano Rodríguez y juez de Paz Suplente Don
Rosario Pedernera.(4)
Por decreto del 28-3-1899 se crea la Receptoria de Rentas y se
nombra receptor a Don José F. Novil o.(5)
En 1900 se crea el Registro Civil. Habiéndose aceptado la
renuncia del receptor de Rentas Don José F. Novil o, por decreto del 17
de abril de 1900 es designado en su lugar Don Francisco Castillo.(6)
Por decreto del 16 de enero de 1905 son nombrados juez de Paz y
jefe del Registro Civil de esta localidad Don José Pedernera y juez de Paz
Suplente Don Aparicio Olguín.(7)
Digamos finalmente que Don Carlos Bett, originario dueño de la
boca-toma que le dio nombre al pueblo, tenía pulpería en la ciudad de
San Luis en el año 1833. Bet murió en esta ciudad el 19 de enero de
1865 a los 70 años de edad.





LAVAISSE

(Departamento Pedernera)



Notas: (1)Boletín Oficial Año I marzo de 1875 Nº pág. 24.
(2) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº 1.
(3) Boletín Oficial 15 de marzo de 1886 Nº 5 pág. 77.
(4) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(5) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899, pág. 30.
(6) Boletín Oficial 23 de junio de 1900, pág. 174.
(7) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.


El nombre de esta localidad fue impuesto en homenaje a un
ministro de la iglesia que prestó importantes servicios a la Asamblea
Constituyente que sancionó la Constitución de 1853.
El Dr. Benjamín Lavaisse nació en Santiago del Estero en 1823.
Ejercía funciones de cura en Tulumba (Cba.) cuando fue designado por el
gobernador Taboada para representar a Santiago del Estero juntamente
con José Benjamín Gorostiaga, en el Congreso Constituyente de Santa
Fe.
“Se opuso a la postergación de las deliberaciones propuesta por
Zuviría y votó por la libertad de cultos ‘porqué es precepto de caridad dar
hospitalidad a nuestros prójimos’”.
Murió en Salta el 7 de enero de 1854 mientras viajaba en misión
pacificadora para mediar en el diferendo de las autoridades tucumanas y
salteñas.(1)
La población de Lavaisse debe haber surgido en torno a la
estación de fer ocar il. La bomba de agua potable proveyó de ese
elemento a Justo Daract durante muchos años.
La Escuela Nacional Nº 191 fue fundada a principios de 1911 por
la señora Feliza Muñoz de Fourcade (2) quien durante veinticinco años fue
allí maestra y directora.(3)
El primer maestro fue allí un señor de apel ido Guiñazú. Esa
escuela que pertenece hoy a la provincia y lleva el nombre de su
fundadora, llegó a congregar más de 100 alumnos actuando los docentes
Fourcade, Guiñazú, Dora Lucero, Rosa Morales y Angélica Quiroga.
En la década del treinta el Prof. Fourcade en la obra citada,
recuerda el almacén de los Ranieri, la panadería de los Alvarez y la
tienda de Salvador Alegre. Esos negocios seguían trabajando en la
década del cincuenta.
En 1951 era comisario de policía Teodoro Vil egas, encargada de
la estafeta de correos Alicia Ranieri, jefe de la estación de fer ocar il Juan
Manuel Vedún, intendente municipal Pedro Ranieri.
Además de los negocios de ramos generales de Ranieri y Alvarez
que ya hemos citado, existían el almacén de Doña Rosa P. Vda. De Ortiz,
la carnicería de Mariano Moreno, y el bar de José Alvarez. En ese tiempo
existía el Club Social y Recreativo “Lavaisse” cuyo presidente era Aldino
Félix Ranieri.
Según el censo provincial en 1970 Lavaisse tenía 208 habitantes.






Notas:(1) Diego A. de Santillán, “Gran Enciclopedia Argentina”, t. IV, pág. 368, Edit. Ediar, Bs. As. 1958.
(2) Madre del historiador escritor y docente, Prof. Hugo Arnaldo Fourcade, nacido en este pueblo de
Lavaisse.
(3) Hugo A. Fourcade, “La Señora Feliza mi madre” pág. 11 Edic. del Autor, San Luis, 1984.


LEANDRO N. ALEM

(Departamento Ayacucho)


Esta villa fue fundada en 1881 por ley sancionada el 12 de
septiembre de aquel año. Por dicha ley, la H. Legislatura autorizó al P.
Ejecutivo a expropiar tierras en “Los Cor ales” para formar al í una vil a.
“En 1885 una Comisión integrada por Don Mamerto Gutiér ez y
Don Francisco Básquez efectuó varias mensuras y escrituró tier as de
viejos vecinos, establecidos en terrenos que antaño fueron realengos. En
1881 se dispuso la fundación de una vil a, tarea que no se l evó a cabo
hasta 1898”.(1)
La Comisión de Educación presidida por Don Eulalio Astudil o por
acuerdo del 2 de marzo de 1886 nombra Ayudante de la Escuela Mixta de
“Los Cor ales” a Lucila Varela.(2)
Por decreto del 17-4-1899 se establece que debiendo comenzarse
los trabajos del templo “Los Cor ales” se designa una comisión integrada
por las siguientes personas: Presidente Eulalio Funes, Secretario Vicente
Olmos, Tesorero Juan B. Villegas, Vocales Juan N. Gatica, Teodosio
Funes y Teófilo Molina.(3)
Por decreto del 4 de abril de 1900 designase para integrar la
Comisión Municipal a los Sres. Dámaso Núñez y Celestino Clavero por
renuncia de Juan N. Gatica y Teófilo Molina.(4)
Por decreto del 20 de febrero de 1905 se crea el Registro Civil y se
asigna al jefe un sueldo mensual de $35.
La iglesia de “Los Cor ales” fue construida por suscripción popular,
sobre terrenos donados por Don Eulogio Funes. Se veneran en ella a la
Virgen del Rosario y a San Roque.
En 1936 se cambia el nombre de “Los Cor ales” por el “6 de
Septiembre”. En esa época el pueblo tenía 350 habitantes.
En 1947 se cambia nuevamente el nombre y ahora el pueblo pasa
a llamarse “Leandro N. Alem”.
En 1951 había 980 habitantes, era juez de Paz Vicente R. Olmos,
comisario de policía Ambrosio González, jefe del Registro Civil Esteban
Heredia, encargada de la estafeta de correos Juana Tobares de
Carasale.
Tenían almacenes de ramos generales Tomás Ul oque, José
Ulloque y César Molina. Almacenes menores tenían Maximiliano Loyola,
Nicomedes Heredia, Simón Cuel o, Zoilo Alcaraz y Alejandro Bar oso.
Existían los bares de Domingo Blanco y Samuel Molina. Don José M.
Vallejos tenía fábrica de dulces.(5)



Notas:(1) “Guía general de San Luis” pág. 15 Edit. Nahuel Publicidad Nº1 Año 1976.
(2) Boletín Oficial 15 de abril de 1887 Nº 7 pág. 116.
(3) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899 pág. 33.
(4) Boletín Oficial 5 de mayo de 1900 pág. 170.
(5) Diario “La Reforma” 1-9-1936.




LOMAS BLANCAS

(Departamento Belgrano)


Los primeros pobladores se radicaron en el lugar en el año 1876.
Su primitivo dueño fue Don Cipriano González quien en esos años
cavó un pozo balde de 40 metros encontrando agua abundante aunque
bastante salobre Ese pozo balde se constituyó en el centro vital del
vecindario pues proveyó de agua a los habitantes del lugar durantes
muchos años. La extracción se hacía con dos noques que funcionaban
movidos por un torno accionado con el servicio de dos mulas.
Obtenida el agua el señor González instaló un puesto que en
homenaje a su esposa bautizó “Santa Isabel”.
Por este lugar pasaba un camino de Córdoba a Mendoza
transitado por arrias y tropas de carretas tiradas por bueyes.
En el año 1880 el puesto “Santa Isabel” fue vendido a Don José
María Ojeda, quien le cambió el nombre original por el de “Lomas
Blancas”. Amplió el primitivo predio por compras que hizo al fisco de
terrenos adyacentes. Por herencia paterna la estancia pasó a poder del
Dr. Marcelino Ojeda en 1890. Llegaron al lugar nuevos vecinos y el Dr.
Ojeda les prestó toda clase de asistencia, material y espiritual,
convirtiéndose en su protector. Se construyeron represas mediante el
empleo de rastrones tirados por bueyes y se cayó en el grave er or de
tapar el viejo pozo que cavó Don Cipriano González, por considerarlo
innecesario. Cuando llegaron los años de sequía el vecindario sufrió la
carencia de agua hasta para cubrir sus mínimas necesidades. Recién en
1938 se cavó el pozo público donde funcionó el molino que proveyó de
agua la población, con una profundidad de 60 metros y sabor salobre.
En 1911 se creó la Escuela Nacional Nº 203 por gestión del Dr.
Marcelino Ojeda, establecimiento que quedó inaugurado el 20 de marzo
de aquel año. Inicialmente dicha escuela funcionó a unos 3 kilómetros al
sur de la actual población de Lomas Blancas en el lugar l amado “La
Alameda”. En esa escuela fue directora en el año 1947 Doña María Lidia
A. de Sosa Ojeda.
El trazado de mejores caminos dejó a trasmano este paraje que
otrora vio pasar nutridas arrias con productos y mercaderías, y largas
tropas de carretas que poblaron con su crujido, la soledad de las jarillas y
los jumiales.






LOMITA

(Departamento Junín)


Pequeño centro de población situado en la margen izquierda del
río Conlara que divide en este lugar a las provincias de San Luis y
Córdoba.
Debe su nombre a la circunstancia de que a poca distancia
comienza la sierra de San Luis con formaciones rocosas de poca
elevación.
Los primeros pobladores se establecieron en el lugar a partir de
1820 más o menos.
En septiembre de 1870 era preceptor de la escuela de Lomita Don
José Arias quien tenía asignado un sueldo mensual de 20 pesos. El 8 de
diciembre de ese año, la Comisión de Instrucción Pública de Lomita
integrada por Don Buenaventura Cornejo y Don Tomás Vidal, comunica
que ha puesto en el cargo de preceptor a Don Eladio Ortiz en reemplazo
de Don José Arias y dice que debido a la seca persistente los alumnos no
concurren a la escuela. Pese a ello pide se le remitan plumas, papel,
lápices y pizar a y algunos catecismos.
En 1871 era preceptor Don Ignacio I. Ortiz quien con fecha 20 de
junio comunica al ministro Don Víctor C. Lucero que a su escuela
concurren 34 alumnos y que hay otra cantidad igual de niños dispuestos a
ingresar. A todos los atenderá de la mejor forma posible hasta que el
señor gobernador designe en su reemplazo una persona más capaz.
Frente a la ex Escuela Nacional Nº 265 cruza el río el “camino real”
llamado así porque antes que l egara el fer ocar il a Vil a Dolores (Cba.),
ese camino unía el litoral del país con La Rioja, San Juan, Mendoza y
Chile. Por allí pasaban los grandes ar eos de ganado con destino a los
tres últimos puntos mencionados. Con la l egada del fer ocar il a Vil a
Dolores (Cba.), en 1905, el camino real perdió importancia.
A cinco leguas al sur de Lomita se produjo la batalla de “La
Angostura” (2 de abril de 1863) donde los Coroneles Sandes, Iseas,
Mercado y Cordón, der otaron a la montonera de Ontiveros, Llano,
Puebla y Carmona.
A pocas cuadras al noroeste de la vieja iglesia de Santa Rita se
produjo la batalla de “Las Casas Viejas” donde Sandes el 2 de abril de
1862 batió al Chacho Peñaloza causándole la muerte de 52 hombres.
Por esos años (1859-1860-1861) se produce un hecho que según
la tradición, da lugar a la erección de la capilla de Santa Rita.
En es época las huestes del Chacho asolaban la frontera norte de
la provincia. En La Lomita vivía Don Eduardo Quevedo, acaudalado
propietario que tenía relación política con el coronel Juan Francisco
Loyola del 7º Departamento.
Los chachinos Evaristo Navarro (puntano) y Cristóbal Ozán
(riojano) invaden una noche el domicilio de Quevedo, tomándolo
prisionero y saqueando su hogar. Ordenan a Quevedo subir a uno de sus
propios caballos y lo conducen prisionero al Cadillo. Quevedo hace una

promesa a la Virgen Santa Rita de construirle una capilla si lo salva de
esa difícil situación.
En El Cadillo hacen noche y cenan con bastante consumo de vino.
Al día siguiente, a mediodía, siguen su marcha al “Baldecito”, de al í al
“Pimpol o” y de al í al “Bajo de Pozo de Piedra”, sobre la línea divisoria de
La Rioja y San Luis.
Habían recor ido ya 15 leguas, y el cansancio y las constantes
libaciones rindieron a los secuestradores de Quevedo. Esa noche
acamparon y después de cenar los chachinos se durmieron
profundamente. Se presentó la oportunidad que esperaba Quevedo.
Sigilosamente llegó hasta su cabal o, montó en pelo y salió del lugar al
tranco para no ser sentido. Cuando estuvo a prudente distancia
emprendió la huida a media rienda y así sin detenerse llegó a “Las
Lagunitas” donde vivían amigos políticos. Al í le facilitaron un cabal o
ensillado y un baqueano que lo condujo a Luján a casa del Coronel
Loyola.
Después vino la batal a de La Angostura. Cuando Don Eduardo
Quevedo volvió a La Lomita cumplió su promesa e hizo construir la capilla
de Santa Rita.
En 1921 cuando el director de la Escuela Nacional Nº 22 de Lafinur
Sr. Regino Ruiz Fernández produce esta relación, la capil a estaba en
ruinas.
En 1867 Eladio Vásquez Comisario del 6º Departamento, pide se
cree una posta en Lomita.(1)
El primer establecimiento público de educación creado en Lomita
fue la Escuela Fiscal de Varones instalada en 1868 que funcionaba con
40 alumnos. En 1880 era directora y maestra Doña Estaurofila Vidal de
Arrieta.
Entre 1885 y 1890 fue creada la estafeta de correos cuyo primer
encargado fue Don Ramón Ar ieta. A él le sucedió Doña Estaurofila Vidal
de Arrieta y a ésta Don Niceto Aguilar.
En 1952 era directora de la escuela nacional Nº 265 la Sra. María
E. Chena de Gariglio; encargada de la estafeta de correos Estaurofila L.
de Tissera; juez de Paz, Nicolás Tissera; jefe del Registro Civil, Manuela
Chena y receptor de Rentas Don Reinaldo Chena.





LOS LOBOS

(Departamento Junín)



Nota:(1) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 177 documento del 19-12-1867.

Pese a las averiguaciones que oportunamente se hicieron en esa
localidad, no fue posible establecer los orígenes del nombre del pueblo.
En julio de 1947 el director de la Escuela Nacional Nº 86 Sr.
Ernesto Morales, hizo una investigación en ese sentido y tampoco le fue
posible llegar a resultados positivos. Las vagas referencias de la gente
indicaban que en la fauna lugareña, además de pumas, chanchos
jabalíes, gatos monteses, etc., existieron lobos, y de al í vendría el origen
del topónimo.
Nosotros creemos firmemente que esta apreciación no es exacta y
nos inclinamos a pensar que el origen del nombre “Los Lobos” ar anca de
pobladores de ese apellido que habitaron en épocas remotas esa zona.
Pero de esto tampoco tenemos noticias fidedignas por lo que habrá que
seguir investigando este punto.
El 30 de mayo de 1852 desde San Pablo, Don José Victoriano
Coria eleva un memorial al Gobierno de la Provincia informando sobre las
riquezas naturales del 4º Departamento y dice que en el paraje “Los
Lobos” existen minas de plata; que el lugar es rico en maderas de
quebracho, algarrobo, sauce y álamo, y que abunda la caña. O sea que
existe abundante y buena materia prima para la construcción de
viviendas.
Agrega Coria que se produce una gran cantidad de grana
(sustancia que se extrae de cierto tipo de cactus) y que hay abundante
variedad de raíces para el teñido de lanas y telas.
La producción de miel de abejas es importante y la fauna ofrece
ejemplares de patos, loros, palomas y avestruces.
Estas noticias nos permiten afirmar que en 1852 el lugar ya se
conocía con el nombre de “Los Lobos”.
Otros habitantes del paraje de quienes se tienen noticias, fueron
Fileto Peralta, Donato Cuello y Martín Chirino quienes se dedicaron
especialmente a la explotación forestal.(1)
Por acuerdo del 8 de enero de 1886 la Comisión de Educación de
la provincia presidida por Don Eulalio Astudillo, nombra en la escuela de
varones de “Los Lobos” en el cargo de preceptor, a don Juan N. Zavala.(2)
Por Ley Nacional Nº 4874 se creó la Escuela Nacional Nº 86 en los
Lobos. Esa escuela al parecer se instaló en 1910, y en 1921 era maestra
allí la Srta. María Magdalena Adaro. Esta docente recogió información
acerca de las danzas (el triunfo, el correntino, la chacarera, entre otros)
que en ese tiempo se bailaban en la zona, y sus informantes principales
fueron Don Mónico Zapata de 57 años y Doña Rufina de Vilchez de 64
años. En julio de 1947 sabemos que era director de esa escuela Don
Ernesto Morales y él nos proporciona la noticia que en esa época el
vecindario de “Los Lobos” estaba compuesto por 65 casas(3).

El 8 de abril de 1778 Doña Bartolina Nievas comparece ante el
Teniente de Corregidor Don Rafael Miguel de Vilchez y manifiesta que

Notas:(1)Informe del director de la Escuela Nacional N º86 Sr. Ernesto Morales, producido el 27 de julio
de 1947, en poder del autor.
(2) Boletín Oficial, 15 de febrero de 1886, N º3 pág. 48.
(3) Informe citado en (1).

desde hace muchos años ejerce la posesión de tier as situadas en el
paraje de “Los Lobos”, en las cercanías del río Conlara. En consecuencia
pide que se prohíba a José Martín Tissera y Juan Pablo Oyola a sentar
poblaciones en esas tierras si antes no acreditaban su derecho a ellas.
Por un viejo expediente administrativo sabemos que por esa época
Doña Bartolina Nievas arrenda un terreno en el paraje “Los Lobos”.(4)




LUJAN

(Departamento Ayacucho)


Hasta mediados del siglo XIX este pueblo era llamado “Río Seco”.
Familias fundadoras. Las familias fundadoras de Luján fueron
Loyola, Ochoa, Arce, Gatica, Enriz, Milán, Montiveros, Moyano, Laborda,
Olguín, Ligeón, Blanchet, Bustos, Camargo, Lobos, Cor ea, Silva, Sosa,
Pérez, Tel o, Durán, Osorio, Reyes, Lucero, Dávila, Funes, Menéndez,
Atencio.
Jura de la Independencia. El 21 de septiembre de 1816 se realiza
en Río Seco la ceremonia de juramento a la declaración de la
independencia argentina que había tenido lugar en Tucumán el 9 de julio.
Presidió el acto el Alcalde de Hermandad Don Juan de la Rosa Ochoa y
firmaron el acta Bonifacio Puertas, Faustino Muñoz y Juan Francisco
Loyola. Son testigos del acto Don Fernando Almeyda y Don José Luis
Loyola.(1)
El coronel Juan Francisco Loyola. Una de las figuras conspicuas
de este pueblo fue el coronel Juan Francisco Loyola, hijo de Don José
Luis Loyola y María del Tránsito Leyes. En 1819 era Alcalde de
Hermandad y le correspondió una destacada actuación en el ámbito
político y militar. En 1816 acepta el cargo de comandante principal del 7º
Departamento.(2)Casó con Doña Matea Gatica.
Delineación de la vil a. El 10 de febrero de 1865 la comisión
integrada por Don Juan Tomás Montiveros, Pedro Olguín, Fabián Alaniz y
Gorgonio Gutiér ez, proceden a delinear la Vil a de Luján en función de un
nuevo plano que modifica uno levantado en 1858 en la época en que Don
Justo Daract mandó a formar la población. La comisión informa que hay
una iglesia en construcción, trabajo que sostiene el coronel Juan
Francisco Loyola, y que por haber potreros con sementeras y huertas en
plena cosecha, creen conveniente postergar la apertura de las calles.(3)

(4) Archivo General de la Provincia de San Luis “Doña Bartolina Nievas ar ienda un ter eno en el paraje
“Los Lobos”-Administrativo- Año 1780.

Notas(1) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 20 doc. 2.492 folio 108.
(2) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 157 doc. 16.345.
(3) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 168 doc. 18.506.

El 21 de diciembre de 1868 los vecinos piden al gobernador “se
sirva mandar delinear una pequeña Vil a que sirviendo de centro a esta
gran población nos ofrezca un medio fácil de defensa contra los continuos
ataques de los bandidos de que con frecuencia somos víctimas.(4)
Ante tal pedido el gobernador José Rufino Lucero y Sosa encarga
al agrimensor Juan Mendiburo la delineación de Luján, antiguamente
llamado Río Seco.
Iglesia de Nuestra Señora de Luján. El dintel de algarrobo de
esta iglesia muestra la siguiente inscripción. “Construida por el Cnel. J.F.
Loyola año de 1850”.
Con esto se relaciona una comunicación del coronel Loyola del
siglo pasado por la que solicita al gobernador le active los trámites para
construir una capilla en Río Seco.(5)
Según la versión de una escritora y prestigiosa maestra de Luján,
la Señora María Inés Pérez Ligeón de Silva(6), esta iglesia fue mandada a
construir por el coronel Juan Francisco Loyola quien en el tiempo de “los
colorados” (1840-1850) salvó milagrosamente su vida. Perseguido de
muerte escondiese en el tronco carcomido de un árbol. Su cabal o siguió
disparando hacia la sierra y él, oculto a la oril a del camino, no fue visto
por sus enemigos. En reconocimiento a ese milagro el coronel mandó a
levantar la iglesia en homenaje a la virgen de su devoción, Nuestra
Señora de Luján.
El 6 de febrero de 1869 el gobernador de San Luis comunica al
Obispo de Cuyo que el edificio para viceparroquia de Luján (la parroquia
estaba en San Francisco), está concluido y pide autorización para hacerlo
bendecir.
Iglesia de San Juan Bautista. Fue construida en virtud de una
promesa de la Sra. Juliana Gómez de Montiveros, primera esposa de Don
Juan Tomás Montiveros.
El oratorio fue edificado en 1860 y aunque se trataba de una obra
particular “se hizo con el ánimo de que sirviera al pueblo y a los
sacerdotes que llegaban por aquellos años a Río Seco”.(7)
La imagen de San Juan Bautista fue tallada en madera
policromada por un artesano del pueblo: Anselmo Fernández. También
labró el altar, el púlpito, el confesionario y las andas que llevan esta
inscripción: “1868”.(8)
Hacía 1870 el oratorio se deterioró y entonces Don Juan Tomás
Montiveros lo hizo reedificar. En esa iglesia descansan los restos de Don
Juan Tomás, de su esposa Doña Juliana Gómez y de su hijo Tomasito
fallecido en 1900.
Biblioteca. La biblioteca popular “Domingo Faustino Sarmiento”
fue fundada en 1910 y el edificio actual se construyó en 1933.
Escuelas. Una de las primeras escuelas privadas que surgieron en
Luján fue la de las Laborda Loyola. Allí enseñaron Dalinda (directora), y
sus hermanas Lupersina, Perfecta y Hermelinda. Las materias que

(4) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 179 doc. 30.691.
(5) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 66 doc. 6.265.
(6) Autora de cit. “Tradición y Amor” edic. de la autora Cba. 1973.
(7) María Delia Gatica de Montiveros “la iglesia de San Juan Bautista” edic. de la autora, San Luis, 1968.
(8) Ibídem.

integraban el programa educativo eran lectura, escritura, aritmética,
geografía, historia, religión, moral y urbanidad; ejercicios físicos, higiene,
labores y economía doméstica.(9)
Esa escuela particular llamada “la Escuela de las Laborda” se
convirtió después en la escuela fiscal (graduada de niñas) creada en
1864 y cuya primera maestra fue la Srta. Carmen Milán. En esa época la
escuela tenía 40 alumnas.(10)
Al año siguiente con fecha 17-3-1865 la Comisión de Instrucción
Primaria integrada por Don Juan Tomás Montiveros, Don Benito Milán y
Don Javier Alaniz, informa acerca del resultado de los exámenes tomados
en aquella escuela: “Sin más que seis meses de educación hemos
encontrado jóvenes que leen con regularidad, como asimismo en la
costura y algunas en bordado, y muy particularmente en religión, pues la
mayor parte de las alumnas han hecho ya su primera comunión”.
El 3 de marzo de 1868 Don Miguel Michelet pide se le paguen sus
haberes de preceptor (en Quines trabajó dos meses), y la remisión de
textos y plumas para proveer a los alumnos.
En 1868 la Srta. Milán percibía $18 de sueldo y en 1871 Don
Miguel Michelet $25.
En 1872 era preceptor de la Escuela de Varones Don Eulalio
Astudillo quien pide gramáticas castel anas, aritméticas, libros de religión
y silabarios por Sarmiento “que son los más adecuados para la
enseñanza”. (3-5-1872).
En 1875 en la Escuela de Varones que como ya se ha dicho
estaba a cargo de Don Eulalio Astudillo, era segundo maestro Manuel
Núñez y ayudante Liborio Lucero. La Escuela de Niñas estaba a cargo de
Doña Carmen Arce a quien secundaban Luisa Arce, Juana Sarmiento y
Encarnación Fuentes.
En 1891 fue nombrada directora de la Escuela Graduada de Niñas
Doña Adela Moyano de Bustos, la primera maestra normal nacional
nacida en Luján.(11) Esta dama fue la primera presidenta de la
Congregación de Hijas de María fundada en Luján probablemente en
1894.(12)
Sociedad de Beneficencia. En el siglo pasado actuaron en la
Sociedad de Beneficencia las siguientes damas de Luján: Carmen
Camargo de Loyola, Clementina Mayorga de Correa, Amelia Silva de
Sosa, Luisa Arce, María C. de Montiveros, Anunciación Enriz de Lima,
Vicenta E. Moyano, Primitiva Olguín de Gatica, Dalinda F. de
Rodríguez.(13)
La posta. En el siglo XIX Río Seco se comunicaba con San Luis,
Villa Dolores (Cba.), y Mercedes (S.L.) mediante una línea de postas que
unía San Luis, Nogolí, San Francisco, Río Seco, Quines, Candelaria,
Lomita, Dolores (hoy Concarán), Renca, El Morro y Villa Mercedes. La
diligencia pasaba por Río Seco el día 3 y regresaba el día 18 de cada

(9) María Delia Gatica de Montiveros “Familias fundadoras de Luján de San Luis” pág. 88 y sigtes. Edit.
Tiempo de Hoy, Bs. As. 1979.
(10) Archivo Histórico de S. Luis, Carp. Nº 166, doc. 18.420, 25-12-1864.
(11) María Delia Gatica de Montiveros “Familias fundadoras de Luján de San Luis” pág. 99.
(12) Ibídem pág. 100.
(13) Jesús Liberato Tobares, “Leyenda e Historia de la mujer puntana”, pág. 9, San Luis, 1978.

mes. Desde San Luis a Río Seco el viaje costaba $11,45 por persona.(14)
En el siglo pasado fue maestro de posta en Luján Don Marcos Gatica.(15)
Médicos y boticarios. En 1870 era médico en Luján Don Antonio
Silva Pérez (homeópata). En 1880 ejercía esas funciones otro homeópata
nacido en Mendoza: el Dr. Blas Correa. El instaló la primera botica que
hubo en Luján. El Dr. Blas Cor ea era casado con Clementina Mayorga
(hija de Don Manuel Braulio Mayorga e Isabel Corvalán, de Santa
Bárbara) y fueron los padres de Rosa Cor ea de Cal e. Don Blas fal eció
en 1910 ó 1911.
En 1890 era médico en Luján Don Antonio Riera (español) médico
homeópata, muy devoto, que también curaba con yuyos. Murió soltero en
1902.
Otros médicos que actuaron en Luján fueron los Dres. Antonio
Salvatti, Latini e Iparraguirre.
A mediados de este siglo era farmacéutico aquí Don Segundo
Llanos.
Comercios. En 1865 en Río Seco existían las tiendas de Don
Juan Francisco Loyola, Pedro Olguín, Nicolás Jofré y Juan Muñoz.
A fines del siglo pasado el negocio más importante era el de Don
José Otazúa en cuya esquina fue asesinado el 2 de mayo de 1897 el
joven dirigente radical Pastor Loyola.(16) También existieron las tiendas de
Antonio Riera, José Enriz y Gregorio Laborda.
Registro civil. El 10 de marzo de 1899 se crea el Registro Civil de
Luján. El sueldo del jefe era de $30.(17)





MERLO

(Departamento Junín)


La fundación. Esta villa fue fundada el 1º de enero de 1797 por
orden del Virrey Sobremonte. Se trazó el pueblo sobre las nueve cuadras
cuadradas que habían donado a tal efecto Don Teodoro Gallardo, su
esposa María Vicenta Ortiz y un hermano de ésta, Miguel Ortiz.(1)
Al acto de fundación asistieron entre otros, el capitán Don Juan de
Videla, representante y delegado del Gobernador Intendente de Córdoba;
miembros de su familia inclusive un hijito suyo de cinco años; el
presbítero Don Juan Francisco Becer a cura vicario de Renca; los jueces

(14) Jesús Liberato Tobares, “Las postas de San Luis” págs. 4 y 11, de San Luis. 1978.
(15) María Delia Gatica de Montiveros, “Familias fundadoras de Luján de San Luis” pág. 38.
(16)Ibídem pág. 23
(17) Decreto del 10 de marzo de 1899.

Notas:(1) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 6 documento 974, 232-6-1794.

pedáneos; los capitanes de milicias Don Santiago Romero y Don
Francisco Gallardo; vecinos y afincados en el lugar. Repicaron las
campanas y fue sacada en procesión la Virgen del Rosario.
Luego en la puerta de la capilla el hijo de Don Juan Videla, llamado
Ignacio Videla, extrajo de una bolsa de tafetán morado cédulas con
nombres de apóstoles, doctores de la iglesia y santos confesores. La
quinta cédula debía determinar el patrono de la vil a, resultando ser San
Agustín. Repicaron de nuevo las campanas, hubo un toque de caja de
guerra y una salva de fusilería. Concluyó el acto con un Tédeum de
gracias oficiado por el Vicario de Renca Juan Francisco Becerra.
Monumento histórico. La capilla de la Virgen del Rosario de la
Villa de Merlo ha sido declarada monumento histórico nacional por Ley Nº
2235 del 27 de marzo de 1961. Según los documentos y antecedentes
reunidos por la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y
Lugares Históricos, esta capil a aparece como existente ya a mediados
del siglo XVIII. El visitador Correa de Saá hace el inventario de todo lo
que contiene la capilla, conocida con el nombre de “Capil a del Rosario de
Piedra Blanca”. No está vinculada a ningún hecho de carácter histórico
pero se han valorado sus características arquitectónicas.
Primera Comisión Municipal. La Primera Comisión Municipal de
Merlo se constituyó en 1886 y estuvo integrada por las siguientes
personas: José Bar eda, Francisco Blanes, Federico Arias, Abel N.
Gutiér ez y Ramón Mercau.(2)
Escuela. El 31 de mayo de 1865 la comisión de instrucción
primaria de Merlo integrada por Francisco Pérez y Eliseo Mercau informa
que la Escuela de niñas está a cargo de la Preceptora Dorotea Arias; se
había instalado en julio de 1864 y funcionaba con 36 alumnas de 7 a 15
años. La escuela de Varones estaba a cargo del Preceptor Federico Arias
y tenía a su cargo 60 alumnos entre 10 y 15 años.
En septiembre de 1873 el gobierno se dirige a las autoridades de
Merlo. Les manifiesta su promesa por el fracaso de las escuelas fiscales
en Merlo y Los Molles donde concurre una tercera parte de los alumnos
matriculados. Les expresa que ya es tiempo que “los funcionarios
públicos echen sobre sus hombros la pesada pero gloriosa tarea de
enseñar al pueblo”.
Por acuerdo del 1 de mayo de 1886 la Comisión de Educación
presidida por Don Eulalio Astudillo acepta la renuncia del preceptor de la
escuela de Merlo presentada por Don Luis R. Lucero y en su reemplazo
designa a Genero Pereira que en ese momento era maestro en San
Martín.(3) El 26 de agosto del mismo año la nombrada Comisión designa
Subpreceptor de la escuela de varones a Don Juan Mercau.(4)
Trabajos del templo. Por decreto de fecha 28-6-1899 y a fin de
continuar los trabajos en el templo de Merlo se designa la siguiente
Comisión: Presidente José S. Atencio, Secretario Vicente Agüero,
Tesorero Víctor R. Patiño, Vocales Francisco Blanch y José María
Barreda.(5)

(2) Boletín Oficial 1 de enero de 1887 Nº 24 pág. 425.
(3) Boletín Oficial 15 de mayo de 1886 Nº 9 pág. 150.
(4) Boletín Oficial 1 de agosto de 1886 Nº 16 pág. 300.
(5) Boletín Oficial 15 de julio de 1899 pág. 60.

Por decreto del 4 de enero de 1884(6) son designados Juez de
Alzada Don José Bar eda, Juez de Paz Don Abel N. Gutiér ez y Juez de
Paz Suplente Don Daniel Mercau.(7) El 2 de marzo de 1899 son
designados Juez de Paz Don Rosario Ferreira y Juez de Paz Suplente
Don Ramón Mercau.(8)
En 1900 se crea el Registro Civil.
Por decreto del 16 de enero de 1905 son nombrados para
desempeñar el cargo del Juez de Paz y Jefe del Registro Civil Don Loreto
Baigorria y Juez de Paz Suplente Don Abel Ciancia.(9)
El nombre. El nombre originario de la población fue “Vil a De Melo”
en homenaje al Virrey Pedro Melo de Portugal y Villena.
El nombre “Merlo” según el historiador Urbano J. Núñez tiene
origen en una nota del Coronel Nicasio Mercau comandante principal del
4º Departamento quien el 24 de mayo de 1864 se dirige al gobernador
Don Juan Barbeito aplaudiendo la medida de “anexar al 6º Dpto. los
Partidos de Santa Rosa y BILLA DE MERLO, hoy denominada Piedra
Blanca”(10)
Sabrosa historia sobre este pueblo ha escrito su esclarecido hijo el
poeta Antonio Esteban Agüero.(11)
Minucioso y documentado trabajo relativo a las tierras de Merlo
(originariamente Piedra Blanca), su adjudicación por merced real y sus
sucesivas transmisiones; como los antecedentes y actos relativos a la
fundación de la vil a, nos ha entregado la investigadora de Merlo Nora
Lilian Costamagna.(12)





NASCHEL

(Departamento Chacabuco)


Originariamente el pueblo se fue nucleando en torno a las
canteras, lugar que hoy se llama “Naschel Viejo”. A partir de la l egada del
ferrocarril comenzó a poblarse la zona situada al oeste de la estación,
cuyos terrenos pertenecían a Eduardo Juan Cabaut y Cía. Esa es la

(6) Boletín Oficial 31 de julio de 1907 pág. 81.
(7) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº1.
(8) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(9) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.
(10) Boletín de la Junta de Historia de San Luis, Año 2, Nº 4 diciembre 1971 “Piedra Blanca, Merlo y el
poeta”.
(11) “Diario de San Luis” entre el 14-8-1968 y 18-10-1968.
(12) Autora citada, “Historia de la Vil a de Merlo-Ultima fundación por las autoridades españolas en la
jurisdicción de San Luis”, en “Trapalanda” Año 1 Nº 6 de agosto de 1994.


razón por la que aquel os solares del asentamiento actual recibieron el
nombre de “Vil a Cabaut” conocido también como “Naschel Nuevo”.
En 1904 se extiende la línea fér ea de La Toma a Santa Rosa y se
bautiza entonces a la estación con el nombre de “Naschel”. Pero el
topónimo al parecer es de vieja data y con ese nombre se conoció el
lugar antes de la llegada de los españoles.
Según una publicación realizada en 1969 “a fines del siglo XVIII
aparece mencionada la sierra de Naschel (con ñ) junto a las tierras del
Salado, del Carrizal y del Manantial de Renca, donde existía un núcleo de
población dedicada a la actividad ganadera. El topónimo con más
frecuencia, figura escrito Naschel, que es la forma corriente”.(1)
El Prof. Juan W. Gez incluye a Naschel en los topónimos de origen
quichua, pero nada dice acerca de su etimología.(2)
Con posterioridad el mismo autor incluye a Naschel entre los
topónimos de origen desconocido “aunque probablemente indígena”.(3)
La Sra. Dora Ochoa de Masramón menciona a “Nascheles”, y le
asigna la significación de tribu indígena(4).
En un articulo periodístico de 1973 se dice lo siguiente: “La Voz
Naschel dice el Dr. Nicolás Jofré, que siguiendo las reglas de
investigación formuladas por Groussaac y el filósofo (quizá quiso decir
filólogo) Matías Calandrel i, puede descomponerse en Nas-chel, lenguas
derivadas del quichua, según la obra de V. F. López, significa camino,
sendero estrecho y oscuro, boscoso, sombreado, que asustan”.(5)
Don Reynaldo A. Pastor se expresa así: “Sobre el pueblo de
Naschel no hemos encontrado referencias ni antecedentes. Gez afirma
que esta palabra es de origen quichua. Consultado Don Félix de San
Martín, nos responde que “es palabra araucana, posiblemente sea huarpe
de las formas dialectales del Millcayac o Allentiak”, opinión que coincide
con la de Verdaguer cuando afirma que “en la jurisdicción de San Luis de
Loyola existieron varias parcialidades y pueblos indios, siendo los
principales los de… Naschel, Omanta, Calambel o Combatac (paraje
llamado ahora El Morro). Cabrera insinúa que debe confrontarse con
Nasche o Najchia, proveniente de las tribus que poblaron lo que
antiguamente fue jurisdicción tucumana, cuando ésta “se extendía desde
las fronteras del Paraguay, sobre el río de este nombre, hasta las
espaldas del Reyno de Chile, y desde los despoblados de Atacama y de
los Chiriguanos, hasta la Cruz Alta por un lado y el río Quinto”.(6)

En una publicación realizada en 1976 se dice lo siguiente “El
Topónimo Naschel (antiguamente Ñaschel) significaría “gente de la
llanura” o “gente de abajo”(7).

Notas:(1) “Diario de San Luis”, 13 de junio de 1969.
(2) Autor citado, “Historia de la Provincia de San Luis” pág. 29.
(3) Autor citado, “Geografía de la provincia de San Luis” Tomo I I Capitulo VI I.
(4) Autora citada, “Las Yucas del Conlara-Glosario” en Revista San Luis Nº 30, junio 1955.
(5) “El diario de San Luis”, 13 de junio de 1973.
(6) Reynaldo A. Pastor “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis”. Pág. 269.
(7) “Guía general de San Luis”, Edit. Nahuel Publicidad, San Luis, Año 1976 Nº 1 pág. 12.

El origen y significación de “Naschel” es un problema que se
presenta como un incipiente desafío a los investigadores, que hoy no
están en condiciones de dar una respuesta con visos de certeza.
Naschel aparece como partido en 1884 integrando con Renca,
Estanzuela, Larca y Dolores, el Departamento Chacabuco.
Según la publicación antes aludida, los primeros pobladores de
Naschel fueron Don Pacífico González, Juan Bertone, Domingo Giordano,
Hermanos Carignano, Juan Ortiz, Lorenzo Demicheli. (8)
Además esa publicación proporciona estas noticias: “En 1910 se
creó la actual Escuela Nacional Nº 115, en 1913 fue instalada la primera
oficina de Correos y Telecomunicaciones siendo su primer jefe el Sr.
Pesolano y en el mismo año se instala la Oficina de Registro Civil y se
construye el Cementerio. En el año 1915 funcionó por primera vez la
Intendencia Municipal, siendo Don José Fernández el primer
Intendente”.(9)
En junio de 1866 es juez de Paz de Naschel Don Juan Antonio
Aguilar.(10)
En la década del cincuenta del presente siglo era Intendente
Municipal Juan Bergese, comisario de Policía Ataliva Pérez, juez de Paz
Ciriaco Páez, receptor de Rentas Anastasio Pérez, jefe del Registro Civil
Cosme Mercau, jefe de Correos Domingo Ante, jefe de la estación de
ferrocarril Julio Uriz.
Era directora de la Escuela Nacional Nº 116 la Sra. Celmira de
Ante y tenían almacenes de ramos generales Enrique Marchisone,
Antonio Bartolucci, Luis y Jorge Carignano.
Era médico en esa época el Dr. Nicolás Alim Kiewicg y
farmacéuticos Alfredo Bronzi y Francisco J. Bruno. Con posterioridad se
instaló en Naschel el médico Dr. Carlos César Castro.





NAVIA

(Departamento gobernador Dupuy)


Este pueblo fue fundado por el Dr. Rafael Calzada en 1912. Con
anterioridad el lugar y la estación del Fer ocar il Pacífico se l amaban
“Plumerito”.
El Dr. Calzada, con domicilio en calle Victoria Nº 1041 de la Capital
Federal, era dueño de 25.000 hectáreas de campo que comprendían el
actual pueblo de Navia hasta “Colonia Calzada” fundada en el extremo
oriental del latifundio. En 1907 por decreto del 12 de octubre el Poder

(8) “Diario de San Luis”, 13 de junio de 1973.
(9) Ibídem.
(10) Archivo Histórico de S. Luis, Carp. Nº 172, doc. 19.347.

Ejecutivo había ordenado la formación de aquel a Colonia, pero no se
habilitó la estación del fer ocar il y la explotación de la línea comenzó a
realizarse recién en 1911. Tales factores detuvieron el progreso de
“Colonia Calzada” y el o movió al Dr. Calzada a fundar “Navia” en el cruce
del Ferrocarril Pacífico y el camino que antes unía San Luis con la Pampa
Central.
El fundador se proponía hacer de “Navia” un pueblo floreciente que
por esa época contaba con una escuela nacional a cuyo frente estaba
Don Higinio Rojo que desempeñaba su magisterio a satisfacción del
vecindario.
El Dr. Calzada trazó el pueblo con manzanas de 100 metros por
costado; calles de 20 metros y avenidas de 30; dos grandes plazas de
dos hectáreas cada una que l amó “Argentina” y “España”
respectivamente. Al este y oeste de cada plaza dejó dos manzanas con
destino a escuelas del Estado, templo, oficinas públicas y sociedades
cooperativas; y cerca de la estación, diez hectáreas para la creación de
una Granja o Escuela Agronómica. Todos estos ter enos fueron donados
al Estado provincial, donación que fue aceptada por decreto del 23 de
marzo de 1912. En lo pertinente este cuerpo normativo establecía:
“Visto el expediente Nº 887 Letra G Año 1912 sobre “fracción del
pueblo de “Navia” en la estación.
“Plumerito” F.C.P. iniciado por el Dr. Rafael
“Calzada… el gobernador de la provincia
DECRETA:
“Art. 1º) Acuérdase al Sr. Rafael Calzada la
“autorización que solicita para fundar el pueblo de
“Navia” sobre la estación “Plumerito” F.C.P…
“Art. 2º) Acéptanse los sitios ofrecidos para la
“construcción de edificios públicos…
Rodríguez Saá Juan Daract(1)

En 1912 se creó el Registro Civil de Navia.
A mediados del presente siglo Navia tenía 150 habitantes
aproximadamente. Era directora de la escuela nacional Nº 298 Amalia
Moyano, subcomisario de policía Francisco Vil egas, jefe de Cor eos
Rodolfo H. Lucero, y encargado del Registro Civil Waldo Chávez José
Daje (h) y José Apiz y Hnos. tenían almacenes de ramos generales.





NOGOLI

(Departamento Belgrano)



Notas:(1) Archivo General de la provincia de San Luis, Administrativo Año 1912 Nº 75.

El antecedente más remoto que conocemos relacionado con
Nogolí es una petición de amparo que el 12 de enero de 1632 formulada
en Santiago de Chile el Capitán Andrés de Fuensalida Guzmán, por unas
tierras que posee a siete leguas de la ciudad de San Luis obtenidas por
merced del gobernador Don Alonso de Rivera. Dice que ha extraviado el
título de dichas tier as ubicadas en Nogolí y que constan de “cien cuadras
de largo en el dicho río del Catí, como cor e abajo, y otras ciento de
ancho, de la parte de donde se pone el sol”.
Varios años después, el 23 de agosto de 1668, el Sargento Mayor
Felipe Ramírez de Arel ano de San Juan, representado por el Alférez
Tomás Jofré de la Bar era, reclama las tier as de Nogolí. Arel ano
habíase casado con Isabel de Fuensalida, nieta de Don Andrés de
Fuensalida Guzmán.
Este pueblo surge en 1868 cuan Don Daniel Funes hace cesión
gratuita al Gobierno de la Provincia a cargo de Don Rufino Lucero y Sosa,
de terrenos comprendidos en su estancia de Nogolí. Al respecto el
Ministro Don Faustino Berrondo da instrucciones al agrimensor Don
Mamerto Gutiér ez para que proceda a delinear la villa con una plaza,
ocho manzanas de cien varas en cuadro cada una y calles de veinte
varas de ancho. Le recomienda asimismo prever la provisión de agua
suficiente en proporción a la cantidad de ter eno, y elegir piso firme y
seco, asegurando condiciones básicas de salubridad. Sugiere además el
Ministro interesar a los vecinos para que se agrupen con la promesa de
construirles un templo y demás edificios públicos.(1)
Intento de población en 1861. Con anterioridad a la instalación
formal de esta villa se hizo otro intento que no se concretó. En efecto, en
1861 durante el gobierno de Don Juan Saá y en consideración a “que la
crecida población que comprende el 8º Departamento existe diseminada
sin tener un punto central que le sirva de cabecera ni templo ni edificio
alguno que pueda destinarse al servicio público”, se designa en comisión
al Ministro de Gobierno, Coronel Carmen José Domínguez, al
Comandante de Armas Coronel Gumersindo Calderón, al Tte. Cnel.
Eduardo Moyano y al agrimensor Gorgonio Gutiér ez “para que pasen al
8º Departamento, reconozcan y elijan el punto más apropiado para fundar
una villa, la delineen sobre un área de 25 cuadras cuadradas y ar eglen el
valor de su expropiación si fuese de propiedad particular”.(2)
Poco después, la nombrada comisión se dirige al gobernador de la
provincia dando cuenta de su gestión y expresa que “después de una
prolija inspección, se encontró un plan muy a propósito en el intermedio
de Nogolí y Las Vizcacheras, ter enos de propiedad de los Sres. Funes y
Madariaga, sobre el cual se trazó el plano de una villa sobre un área de
25 cuadras cuadradas que tasamos en 4 reales la cuadra por ser terreno
con agua y se practicó abrir una cal e en toda circunferencia a vientos
rectos… cal es de 20 varas de ancho y manzanas de 100 varas de frente
dejando nueve cuadras al costado sud y poniente para sementeras”.

Notas:(1) Boletín Oficial Nº 83 del 16 de marzo de 1869.
(2) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 156 documento 16.131, 15-4-1861.

La Comisión considera que el agua de los manantiales de Nogolí
uniendo las tres vertientes y apresándolas con muy poco trabajo, es
suficiente par la población.(3)
Por nuestra parte creemos que el pueblo de Nogolí surge en 1868
y no en 1861 como sostienen algunos autores, por dos razones:
1º) Porque la Comisión nombrada en 1861 dice claramente que la
villa se delineó en un “plan” intermedio entre Nogolí y Las Vizcacheras.
2º) Porque si hubiese estado fundada la villa en 1861 no tenían
razón de ser ni tienen explicación lógica las instrucciones que en 1868 le
da el Ministro Faustino Berrondo al agrimensor Mamerto Gutiér ez.
Existen, además, otros elementos de juicio que indicarían la
efectiva fundación del pueblo en el año 1868 y no en 1861.
Por decreto del 26 de febrero de 1869 el Poder Ejecutivo designa a
Don Daniel Funes, a Don Ignacio Pérez y a Don Pedro C. Lucero,
integrantes de la Comisión de Obras Públicas de Nogolí. Se le imparten
instrucciones a esta Comisión a fin de que distribuya gratuitamente entre
los vecinos los solares fijados por el agrimensor, dejando los reservados
para el templo, la escuela y la municipalidad. Los vecinos que obtengan
un lote o más deben cer arlos con una tapia de 2 ½ varas de alto y
edificar una casa al frente de la plaza en el término de 18 meses bajo
pena de perder el derecho al lote. La Comisión debía l evar un Registro
de los adjudicatarios y promovería una suscripción pública a fin de
construir el templo.(4)
La iglesia. El 29 de julio de 1869 se promulga la Ley Nº 148 por la
que se autoriza al Poder Ejecutivo a construir la iglesia en la Villa de
Nogolí (8º Departamento), invirtiendo la cantidad que creyera prudente de
una determinada partida del presupuesto de ese año “promoviendo la
piedad pública para el excedente de gastos al mismo objeto”.
Según el profesor Juan W. Gez en 1871 Don Daniel Funes mandó
construir la iglesia y la escuela; reglamentó el uso del agua y dispuso
otorgar títulos de propiedad a los pobladores(5).
Con relación a la iglesia, y a la luz de los antecedentes que
venimos puntualizando, creemos que no es exacta la afirmación del
profesor Gez. Si bien es cierto Don Daniel Funes tuvo intervención con
respecto a su construcción, fue en calidad de integrante de la Comisión
de Obras Públicas y seguramente como vecino constituyente, pero no por
su exclusiva cuenta e iniciativa. La Ley Nº 148 que hemos citado aclara
bastante el panorama.
Por lo demás sabemos que el 7 de diciembre de 1871 con motivo
de su visita de campaña, el gobernador Juan Agustín Ortiz Estrada
designa una Comisión integrada por Don Úrsulo Funes, Don José
Baigorria y Don Daniel Funes para que se encargue de la obra del
templo.
Otro tanto cabe decir de los títulos de propiedad. Tal como se ha
puesto de manifiesto, éstos fueron mandados a dar por el Gobierno de la
Provincia y no por el señor Funes.

(3) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 156, documento 16.136, 24-4-1861.
(4) Archivo General de San Luis – Expediente Administrativo “Antecedentes sobre la fundación de la
Villa de Nogolí Departamento Belgrano” 1954-23.
(5) Autor citado “geografía de la provincia de San Luis” t. I pág. 263.

Todo esto no importa negar, por cierto, la intervención que en tales
gestiones haya tenido Don Daniel Funes.
En la iglesia de Nogolí se venera a Nuestra Señora de las
Mercedes.
Escuela. A comienzos de 1870 actúa como preceptor en Nogolí
Don Clemente Espinosa con un sueldo mensual de 20 pesos.
El 15 de abril de 1871 la Comisión encargada de recibir las
cuentas de Don Daniel Funes que estaba encargado de la construcción
de la escuela, informa que dicho señor ha entregado 147 pesos en giro
contra la Tesorería de la provincia por sus sueldos de comandante y por
el alquiler de la casa que ocupó la escuela durante el transcurso de ese
año. En diciembre de 1871 el gobierno firma un contrato con Don
Venancio Quiroga para terminar la construcción del edificio de la escuela.
El 21 de julio de 1871 Don Pablo Pruneda nombra preceptor de la
escuela de Nogolí a Don Secundino Moyano. Con la misma fecha José
Encinas remite una lista de 25 niños que se domicilian dentro del radio de
una legua del pueblo. Señala Encinas que cuando se establezca la
escuela, el número de alumnos será mayor.
Mientras se concluya el edificio, la escuela funcionará en casa de
Don Zacarías Puertas que ha cedido gratuitamente una habitación.
Granadero. Volviendo atrás en el tiempo digamos que de aquí era
nativo el soldado JOSE SANTOS HERRERA, hijo de Don Miguel Herrera
y de María Alcaraz; 17 años, ojos pardos, pelo negro y piel trigueña, que
en julio de 1816 se incorporó al Regimiento de Granaderos a Cabal o.(6)
En esa misma época contribuyeron con dinero para la formación
del Ejército de los Andes los siguientes vecinos de Nogolí: Juan Gar o,
Vicente Giménez, Francisco Alcaraz, Andrés Quevedo, Toribio Barroso y
Mariano Alcaraz. Comisionado encargado de recoger tales aportes fue
Don Francisco Alcaraz.(7)
Don Juan W. Gez. A este humilde y silencioso pueblo estuvo
vinculado uno de los hombres más esclarecidos de San Luis: el antes
nombrado historiador Don Juan Wenceslao Gez. Fervoroso investigador
del pasado puntano dejó obras que siguen siendo pilares para penetrar
en nuestra realidad histórica y geográfica. Se dice que aquí compiló los
materiales y dio forma final a la monumental obra “Geografía de la
Provincia de San Luis”.
Quien esto escribe conoció en esta Villa en 1965 a la única
hermana del profesor Gez, doña Genara Gez, que vivió en Nogolí sus
últimos años. Doña Genara fue la primera directora de la escuela “El
Barrial”.
El pueblo de Nogolí levantó en el centro de la plaza un monolito en
homenaje a Don Juan W. Gez que fue inaugurado el 13 de mayo de
1954. La iniciativa se debió al entonces intendente municipal Don
Severino Barros.
El nombre del pueblo. Tradicionalmente este pueblo ha sido
conocido como NOGOLI.

(6) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 19, documento 2459.
(7) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 19, documento 2435.

Por Ley Nº 1958 del 3 de julio de 1947 la antigua vil a de Nogolí fue
denominada “Hipólito Yrigoyen”.
Desde el 6 de marzo de 1981 por Ley Nº 4185 del gobierno
provincial, restituyó a este pueblo el nombre tradicional: NOGOLI.(8)





NUEVA GALIA

(Departamento Gobernador Dupuy)


Sus nombres originales fueron “La Montosa” y más tarde
“Linconau” (así se l amaba la estación del Fer ocar il).
El 13 de marzo de 1907 le fue impuesto, por resolución del
Ministerio de Obras Públicas de la Nación, el nombre de NUEVA GALIA
(Expediente Nº 663-F-1907).
El trazado del pueblo se hizo oficialmente en 1910 y sus primeros
pobladores fueron los señores Granwal y Angiot de origen francés
quienes, se cree, gestionaron se impusiera aquel nombre a la estación.
Antes la zona estuvo poblada por indios ranqueles.
En la década del cincuenta del presente siglo era comisario de
Policía en Nueva Galia don Miguel Amante, comisionado municipal Don
Pedro Isla y jefe del Registro Civil Doña Ramona de Godoy. Existía en
esa época la fonda de Don Angel Encinas y los almacenes de ramos
generales de Alí Hnos., José Ramos, José Freixes y Manuel Abdala. Don
Manuel Casim tenía panadería igual que José Freixes.
Era director de la escuela Nº 106 Don Carlos Amaya y jefe de la
estación del Fer ocar il Don José Fernández.
Don Salvador Corso era herrero; Leonor Trías, Cristina de Hissi y
Feliza Alí oficiaban de modistas y Don Luis Sayazo de peluquero.
En 1911 se creó aquí el Registro Civil.
Por Nueva Galia pasa ahora una importante ruta asfaltada que une
Mendoza con la provincia de Buenos Aires.





PASO GRANDE

(Departamento San Martín)


(8) boletín Oficial Nº 9015, 6-3-1981.


El origen de este nombre está en un vado del Río Conlara ubicado
al frente de la población y que los lugareños l amaban “Paso Grande”
pues por allí pasaban los car os y car etas, a diferencia del “Paso Chico”
ubicado más al norte y por donde sólo se cruzaba el río a cabal o.
Estas tierras pertenecieron al cacique Don Pedro Chilote quien,
según testimonio de Urbano J. Núñez, en 1723 vivía en el paraje.(1)
El 24 de marzo de 1757 el Maestre de Campo Don Miguel de
Vilchez pone en posesión a Don Ignacio de Sosa (hijo de Don Lorenzo
Sosa), de 9 cuadras cuadradas, solar que ya poseía hacía 40 años. El
lugar se llamó originariamente “San José de Paso Grande”.
La familia Sosa dona las tierras para fundar el pueblo y en 1872 el
agrimensor Gorgonio Gutiér ez procede a delinearlo. Poco después una
Comisión propone al gobierno bautizar el pueblo con el nombre de “El
Progreso de San José”.
Juramento. El 9 de septiembre de 1816 se realiza en este pueblo
el acto de juramento a la Independencia cuya declaración había tenído
lugar el 9 de julio de ese año en San Miguel de Tucumán. Presidió la
ceremonia el Alcalde de Hermandad Don Juan Andrés Alfonso. Firmaron
el acta José Lucas Ortiz, Pedro Jacinto García, Juan Casiano Suárez,
Patricio Vílchez, Juan de la Cruz Escudero, José Nazario Peralta y otros
vecinos.(2)
Escuela. El primer maestro que tuvo Paso Grande fue Don Vicente
Mendoza designado por el Cabildo de San Luis el 16 de enero de 1745.
Según constancia obrante en el Libro Histórico de la Escuela de
aquella localidad, su creación oficial data de 1865.
Por decreto del 19 de abril de 1875 es designado preceptor de la
Escuela de Varones Don Sinforoso Pereira.(3)
En noviembre de 1875 actúan como maestros en Paso Grande
Doña Eduviges Muñoz de Arel ano y Don Eusebio García.
Registro Civil. La creación del Registro Civil en este pueblo tiene
lugar el 17 de marzo de 1900 y se establece que el jefe percibirá su
sueldo de $30 mensuales. Es designado jefe Don Baudilio García.
Templo. En 1871 estaba constituida la comisión encargada de la
construcción de la capil a de Paso Grande que formaban Don Francisco
Ortiz, Julián Bar oso, Segundo Garro, Félix García e Ignacio Gar o. Con
fecha 9 de abril de 1871 dicha comisión expresa que hará todos los
esfuerzos necesarios para “hacer efectiva la obra cristiana y progresista
que se ha impuesto”.
Por esa época las invasiones de los ranqueles son frecuentes en la
zona de Paso Grande. Esto hizo que a fin de evitar la pérdida de los
objetos de la iglesia, entre otros de la campana, ésta fuera depositada en
la iglesia de Renca hasta que desapareciera el peligro inminente del
malón. El 13 de noviembre de 1873 el Gobierno reclama a la iglesia de
Renca la devolución de la campana perteneciente a la iglesia de Paso
Grande.

Notas:(1) Autor citado “Guía General de San Luis”, Edit. Nahuel Publicidad, Año 1976 Nº1.
(2) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 20 documento 2.492 Folio 113.
(3) Boletín Oficial Año I abril de 1875 Nº I pág. 37.

Por decreto del 10 de marzo de 1900 el gobierno provincial
nombra, para formar la Comisión del Templo de Paso Grande, a la
siguientes personas: Presidente, Mercedes Garro; Vicepresidente, Julián
Barroso; Secretario, Marcelino Garro; Tesorero, Félix Aostri; Vocales,
Ignacio Garro y Teófilo Llorente. Esta Comisión sufre modificaciones en
1907 quedando así integrada: Presidente, Pedro N. Ortiz; Tesorero,
Teófilo Llorente; Secretario, Aniceto Ponce.(4)
En esta capilla se venera a San José cuya fiesta patronal se
realiza el 19 de marzo.
Comisión Municipal. La primera Comisión Municipal fue creada
en 1899 (decreto del 28 de febrero) y estaba integrada por los siguientes
ciudadanos: Ignacio Garro, Lorenzo Llorente, Félix Aostri, Teodoro García
y Enrique García.(5)
Poder Judicial. Con relación al Poder Judicial digamos que por
decreto del 26 de noviembre de 1874 son designados juez de Paz Don
Segundo Garro y teniente juez Don Eusebio García.(6)
Por decreto del 4 de enero de 1884 son designados juez de Alzada
Ignacio Garro, juez de Paz Pedro García y juez de Paz suplente
Fernando Garro.(7)En 1899 (decreto de fecha 2-3-1899) son designado
juez de Paz José A. Aguilar y juez de Paz suplente Pedro J. Andrade.(8)
Por decreto del 16 de enero de 1905 es designado juez de Paz Don
Tránsito Vil egas y juez de Paz suplente Don Mercedes Sosa.(9)
Puente. En octubre de 1938 ocurre un hecho insólito en las
inmediaciones de Paso Grande. Una intensa creciente del Río Conlara
destruye y se lleva el puente de hierro que una compañía alemana estaba
construyendo en ese momento.(10)
En julio del año siguiente se da a conocer la noticia de que ese
puente ha sido habilitado al servicio público.(11)Es el mismo puente por el
que hoy se cruza el Conlara en la ruta de La Toma a San Martín.
Paso Grande es uno de los pueblos más viejos de la provincia de
San Luis.
En 1972 llegó al í el alumbrado público por una línea eléctrica que
parte de La Toma.(12)





PIEDRA BLANCA


(4) Boletín Oficial sin Nº, Decreto del 17 de enero 1907.
(5) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(6) Boletín Oficial Año I marzo 1875 Nº I pág. 12.
(7) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº1.
(8) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(9) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.
(10) Diario “La Reforma” 14-10-1938.
(11) ) Diario “La Reforma” 11-7-1939.
(12) “El Diario de San Luis” 3-2-1972.

(Departamento Junín)


Población situada sobre las márgenes del ar oyo del mismo
nombre que divide San Luis de Córdoba. En la margen izquierda de este
arroyo existe una piedra blanca de considerable tamaño en la propiedad
que perteneció a Don Esteban González y que parece haber dado el
nombre al lugar. Don Esteban González fue el padre de Juana González,
esposa del poeta cordobés nacido en Vil a María del Río Seco, Don
Leopoldo Lugones. Por el vínculo de familia que se deja señalado el
poeta estuvo ligado a este lugar y se dice que aquí escribió, entre otros,
el poema “El Chingolo”.
En el año 1794 Piedra Blanca era un paraje relativamente poblado.
Así lo encuentra el juez Alberto Aguilar comisionado por el capitán Don
Juan de Videla, comandante de Armas y subdelegado de la Real
Hacienda en la ciudad de San Luis de Loyola. En ese reconocimiento
realizado en la falda de la sierra, acompañan a Aguilera los vecinos Don
José Rodríguez, el teniente de Milicias Santiago Romero, Don Visencio
Muñoz, el estanquero Don Francisco Gallardo, el sargento Manuel Vieyra,
los cabos Miguel Aguirre y Lorenzo Cuello, Nolasco Arias, Bartolomé
Balbarria, Nolasco Vidal y José Alaniz.
Encuentran apropiado el lugar para fundar un pueblo por ser paraje
llano, de buenos pastos, ricas maderas y agua abundante. Antes hubo
allí-señala el Comisionado-un molino de un portugués que tuvo que
levantarlo por no poder comprar el terreno que ocupaba. Este pertenecía
a la capellanía de los padres Dominicos.
Al momento de hacerse tal reconocimiento existía en el paraje
llamado Piedra Blanca, 60 vecinos y 36 huertas.(1)
Poco después, en 1797, se funda muy cerca del actual lugar
llamado Piedra Blanca, el pueblo de “Vil a de Melo” o sea la actual Villa
de Merlo.
Contribución al Ejército de los Andes. En 1816 cuando se
organiza el Ejército de los Andes figuran en Piedra Blanca como con
contribuyentes de reses, caballos y charqui, las siguientes personas:
Mario Páez, Pedro Ignacio Robere, Santiago Funes, Ermeregildo
Gallardo, Dionisio Lucero, José Agüero, Pioquinto Agüero, Filoteo Cuel o,
Juan José Vidal, Nicolás Alaniz, Celedonio Cuel o, Pedro Ortiz, Liborio
Arias, Florencio Gallardo, Luis Alaniz, Juan Antonio Cabral y Lucas Sosa.
El Comisionado en Piedra Blanca encargado de reunir esos aportes fue
Don Manuel Asencio Vieyra.(2)
Contribuyeron con dinero: El cura vicario, Mariano Páez, Pedro
Ignacio Robere, Santiago Funes, Ermeregildo Gallardo, Dionisio Lucero,
José Agüero, Filoteo Cuel o, Francisco Nieva, Juan José Vidal, Nicolás
Alaniz, Celedonio Cuello, Pedro Ortiz, Juan Basilio Carmona, Liborio
Arias, Pedro Aguirre, Cruz Cuello, Florencio Gallardo, Pioquinto Agüero,
Luis Alaniz, Juan Antonio Cabral, Francisco Albornoz, Ignacio Vidal,

Notas:(1) Archivo Histórico de S Luis, Carpeta Nº, 19 documento 974, noviembre de 1794.

(2) Archivo Histórico de S Luis, Carpeta Nº, 19 documento 2466.

Lucas Sosa, Juan Antonio Arias, José Manuel Carmona, Manuel Asencio
Vieyra.(3)
Juramento. El 15 de septiembre de 1816 se jura en piedra Blanca
la declaración de la Independencia que había tenido lugar en San Miguel
de Tucumán el 9 de julio. Preside el acto el Alcalde de Hermandad Don
Manuel Asencio Vieyra.(4)
Recomendación. A título de curiosidad digamos que se conserva
en nuestro Archivo Histórico un documento por el cual el Comandante de
Piedra Blanca Comunica en abril de 1832 que se han suspendido todos
los procedimientos contra Jacinto López acusado de varios robos, en
virtud de la recomendación del General Juan Facundo Quiroga.(5)
Escuelas. En 1837 el Comandante principal de Piedra Blanca, por
orden superior, recoge las donaciones con destino a la escuela para los
niños del lugar. Don José Sier alta fue el encargado de construir el
edificio.
El 16 de enero de 1840 el comandante Zalazar comunica haber
contratado a prueba un maestro de primeras letras, por un año.
En 1864 se crea la Escuela de Niñas que tiene 36 alumnas y su
maestra es Dorotea Arias. Ese mismo año se crea la Escuela de Varones,
que tiene 63 alumnos y su maestro es Federico Arías.(6)
En mayo de 1864 la Comisión de Instrucción Pública de Piedra
Blanca está integrada por Don Eliseo Mercau, Don Mariano Varela y el
Presbítero Norberto Vera. Por su intermedio el preceptor Federico Arias
reclama al gobierno el pago de sus sueldos atrasados.
Familias. A comienzos de este siglo estaban allí radicadas unas
60 ó 70 familias que vivían en relativa abundancia trabajando sus
propiedades. Entre esas familias estaban los Cuellos, Agüero, Becerra,
Sosa, Funes, Alaniz Gallardo, etc.
Antonio Esteban Agüero. En este paraje nació en la mañana del
7 de febrero de 1917 el máximo poeta de la Puntanidad: Antonio Esteban
Agüero. Autor de “Poemas lugareños”, “Romancero Aldeano”,
“Pastorales”, “Romanceros de Niños”, “Las Cantatas del Árbol”, “Un
hombre dice su pequeño país”, “Canciones para la voz humana”, y
numerosas publicaciones en prosa y en verso diseminadas en revistas y
diarios del país como “Historia y Leyenda de la Vil a de Merlo” a través de
19 capítulos, en “El Diario de San Luis” en 1968.
Antonio Esteban Agüero era hijo de Don Francisco Agüero y de
Doña María Teresa Blanch. Acusado de conspirador fue encarcelado en
1953. Fue presidente-interventor del Consejo de Educación de la
Provincia y desempeñando tales funciones creó en 1957 la Escuela de
Bellas Artes “Nicolás Antonio”.
Más tarde ocupó los cargos de ministro de Previsión Social y
Educación y Director de Cultura. Durante el gobierno del Dr. Alberto
Domeniconi, Agüero fue ministro de Gobierno.

(3) Archivo Histórico de S Luis, Carpeta Nº, 19 documento 2435.
(4) Archivo Histórico de S Luis, Carpeta Nº, 20 documento 2.492 folio 133.
(5) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº, 45 documento 4.375, 28-4-1832.
(6) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº, 171 documento 19.171, 29-1-1866.

Murió en San Luis el 18 de junio de 1970 a las 14:06 horas en el
sanatorio “Ramos Mejía” sito entonces en la cal e San Martín Nº 733 de la
ciudad de San Luis.





POTRERO DE LOS FUNES

(Departamento La Capital)


Población situada al norte del dique del mismo nombre.
El historiador Don Víctor Saá sostiene que el fundador de Potrero
de los Funes fue el comandante Don Juan Esteban Funes fue el
comandante Don Juan Esteban Funes, hijo de Don Nicolás Funes y Doña
Rosa Sosa, y nieto de Don Juan Funes y doña María Petrona Miranda.
Don Juan Esteban Funes era casado con Doña Rosa Páez del
Lince, y se estableció en las tier as del Potrero en 1790
aproximadamente.
Anteriormente el lugar era conocido como “Potrero Grande” y
formaba parte de la merced de “La Dormida del Carrizal” (hoy Estancia
Grande y Potrero de los Funes) que en 1593 el fundador general Luis
Jufré concedió al Capitán Don Francisco Muñoz, cofundador de San
Luis.(1)
En ese lugar Don Juan Esteban Funes hizo levantar un oratorio
donde se veneró a San Esteban Rey de Hungría, y donde están
enterrados Don Juan Esteban (bisabuelo del historiador Don Víctor Saá),
la esposa de aquél, Doña Rosa Páez y el hijo de ambos presbítero Daniel
Funes que tuvo actuación en Santa Rosa (Dpto. Junín).
Don Juan Esteban Funes fue Alcalde de Hermandad del Partido
del Potrero en 1832 y miembro de la, H. Sala de Representantes en
1832.(2)
Los pobladores. Entre los más viejos pobladores del Potrero
(además del fundador, su esposa y sus hijos María de la Virgen, Andrés,
Daniel, Luisa, Juan Clímaco, Nicolasa, Visitación, Rosario, Felipe y María
Antonia), viejos documentos citan en 1764 a Don Blas de Miranda y a
Don Juan de la Rosa Baras.
En su obra “La Psicología del Puntano” Don Víctor Saá cita a José
María Guzmán, Nemesio Sosa, José Manuel Quiroga, Agapito Lucero,
Hermenegildo Ojeda, Eustaquio Villegas y Doroteo Lucero.
Hugo Arnaldo Fourcade con inocultable emoción recuerda los
nombres de Felipe Sosa, Dominga Guzmán, Chacho, Vega, Benjamín
Funes, José Orozco, Calixto Ortiz, Irene Sosa, Bartolomé Contestín,

Notas:(1) Hugo Arnaldo Fourcade, “Apuntes para una visión integral de Potrero de los Funes”, San Luis,
1990.
(2) Ibídem.

Pantaleón Vil egas, Bethsabé y Baudilio Sosa, Domingo Vil anueva,
Tomás y Natividad Fer amola, Emilio Negri, Doña Josefina Bor ás de Saá
y sus hijos César, María julia y Víctor Felipe.
Y culminando esta evocación, los nombres de Doña Juana de
Funes y Don José Lucero, biznietos y choznos del fundador Don Juan
Esteban Funes.
Escuela. En 1871 existía en Potrero de los Funes una escuela de
niñas, que juntamente con una escuela mixta de Cuchi-corral, era
subvencionada por la Municipalidad de la ciudad de San Luis.
El dique. Muy cerca de este pueblo se construyó el primer dique
existente en territorio puntano. Para ello se constituyó una sociedad de
accionistas.
Por Ley Nº 80 del 12 de octubre de 1860 la Legislatura autoriza al
P. Ejecutivo “para que por cuenta del Estado de la Provincia, emprenda y
lleve a cabo la obra del dique en el Potrero de los Funes, buscando los
recursos para ello dentro o fuera de la provincia, pudiendo afectar los
intereses del Estado”.
Nueve años después se dicta la Ley Nº 143 del 19 de marzo de
1869 cuyo art. 1º) dispone: “Constrúyase una represa en el Potrero de los
Funes, donde se crea más conveniente, para aumentar el agua que sirve
a esta ciudad y sus adyacencias o bien adóptense otros medios que den
el mismo resultado”.
Capil a. En la capilla levantada en Potrero de los Funes se venera
a San Antonio de Padua.





POZO DEL TALA

(Departamento Belgrano)


El paraje de Pozo del Tala estaba poblado hacia 1850 por Doña
Victoria Fernández, quien casó después con Don Atanasio Lucero.
En 1857 también se menciona como dueño de tier as en ese lugar
a Don Felipe Saá. Algunos años después figuran asimismo los apel idos
Cabrera, Báez, Adaro y Amieva.
Don Filemón Durán era preceptor de la escuela en ese paraje en
1871, y con posterioridad desempeñaron ese cargo Juan Dionisio Tor es,
Fortunato Lucero y Eulogio Silva. Al hacerse la designación de este
maestro se dice que habiendo abandonado su puesto el preceptor de la
escuela de pozo del Tala Don Fortunato Lucero nómbrase al joven Eulalio
Silva con un sueldo de $ 28.(1)

Notas:(1) Decreto del 1 de abril de 1875. Boletín Oficial Año I abril de 1875 Nº I pág. 33.

En septiembre de 1911 se autorizó la construcción de la línea
telegráfica de Vil a General Roca hasta Pozo del Tala y a principios de
1912 fue creada en este lugar una subcomisaría “ad honórem” atendida
por Don Sabino Fernández. Un año después y en las mismas
condiciones, se encomendó a Don Waldino Amieva la atención de la
oficina del Registro Civil.
Desde marzo de 1914 Don Gabino Pérez alquiló una casa de su
propiedad, donde funcionó la subcomisaría. En 1916, el propietario de la
casa ocupada por la policía era Don Deoclesio Pérez.
Cabe destacar que a partir de 1915, Pozo del Tala es también
sección electoral.
Por ley número 3192 promulgada el 29 de septiembre de 1965, se
dio el nombre de DEOCLECIO PEREZ a la población denominada hasta
entonces Pozo del Tala.
No son muchas las noticias biográficas hal adas en documentos
oficiales, sobre la labor de Don Deoclesio Pérez. En 1909 era auxiliar de
la Secretaría de la Intendencia de Policía en esta ciudad. Ese mismo año
se desempeño como comisario interino, también en San Luis.
En 1913 fue nombrado comisario general del Departamento
Belgrano, pero no aceptó el cargo. A fines de 1922 al asumir el gobierno
Don León Guil et, fue nombrado interinamente comisario general del
Departamento Belgrano.
En 1927 el gobernador Alberto Arancibia Rodríguez lo declaró
cesante “por no haber presentado la renuncia"(2)
En ese lugar existe una capilla donde se venera a Santa librada.
A comienzos de la década del cincuenta Pozo del Tala constituía
un vecindario importante. Era comisario de policía Don Justo Funes, juez
de Paz, Cleto L. Oros y encargada de la estafeta de correos Ercilia J. de
Pedernera.
Tenían almacenes Reinaldo Jofré Otra, Aníbal Quiroga, Francisco
Quiroga y Manuel Saá.
Rodolfo Díaz era carpintero y Víctor M. Moyano estaba a cargo de
la sala de primeros auxilios.





PUNTA DEL AGUA

(Departamento Junín)


El lugar se llamó así porque hasta al í l egaba el agua del río
Conlara que servía para sembrar los regadíos de la zona. Desde la

(2) Transcripción del Informe Histórico Nº 79/67, producido a pedido del autor por el Archivo y Gráfico
de San Luis en el año 1967.

construcción del Dique San Felipe, cesó el riego en la zona por falta de
agua que era embalsada “más ar iba”.
Declaración de la independencia. El 15 de septiembre de 1816
se realiza en Punta del Agua el acto del juramento de la declaración de la
Independencia. Preside la ceremonia el Alcalde de Hermandad Don
Fabián Guiñazú y firman como testigos Luis Funes y Manuel Funes.(1)
Aporte al Ejército de los Andes. Ese mismo año contribuyen con
reses para el Ejército de los Andes, los siguientes vecinos: Doroteo
Chacón, Jacinto Funes, Luis Funes, José Manuel Funes, Ventura Cornejo
y Mariano Ferreyra.(2)
Hacendados. En 1844 figuran como hacendados en Punta del
Agua Doña Bárbara Zárate, Viuda Felipa Cornejo, Viuda Lorenza Vilchez,
Fabián Guiñazú, Úrsulo Funes, Nicomedes Funes, Santos Funes,
Hermógenes Vicente Funes, Manuel Funes, Pascual Gutiér ez, Gerónimo
Zapata, Tomás Ontiveros, Tadeo Pérez, Benjamín Zárate, Gervasio
Pérez, Gabriel Ontiveros, Silvestre Zárate, Tomás Quevedo, Gerónimo
Zárate, Santiago Moran, Eleuterio Cornejo, Fausto Azcurra, Bonifacio
Novillo, Gregorio Ortiz, Lino Brito y Mateo Alaniz.(3)
Escuela. El 19 de marzo de 1875 el presbítero Francisco I. Aguir e
informa que la escuela está cer ada por renuncia de la preceptora. Por
decreto del 22 de marzo de ese año el Poder Ejecutivo designa a la Sra.
Carolina Bonaparte para dirigir la enseñanza en la Escuela Fiscal Mixta
de Punta del Agua con un sueldo de $30 mensuales y fija el 1º de abril
para la apertura de dicha escuela.(4) Poco después, el 12 de mayo, se
dicta un nuevo decreto y en razón de no haber aceptado el cargo la Srta.
Bonaparte, es designada en su reemplazo la Sra. Matilde B. de
Valessio.(5)Con la misma fecha se crea la Escuela Fiscal de Varones y es
nombrada preceptor Don Belindo Cordón.
Poder Judicial. En cuanto al Poder Judicial digamos que por
decreto del 4 de enero de 1884 son nombrados juez de Alzada Don
Deoclesio Silva, juez de Paz Don Nicanor Funes y juez de Paz suplente
Don Pascual Gutiér ez.(6) Por decreto del 2 de junio de 1886 es
designado juez de Paz Don Pascual Gutiér ez (que como quedó dicho era
juez de Paz suplente) y en su reemplazo se nombra a Don José
Garzón.(7) Por decreto de fecha 2-3-1899 ocupa el cargo de juez de Paz
Don Octavio Gutiér ez y juez de Paz suplente Don Buenaventura Sosa.(8)
El 16 de enero de 1905 es designado juez de Paz Don Quiteria Mercau y
juez de Paz suplente Nicéforo Romero.(9)
La capil a. Dice Don Reynaldo A. Pastor que “Punta del Agua” se
llamó también VILLA FUNES, por haber pertenecido esos campos a la

Notas:(1) Archivo Histórico de San. Luis, Carpeta Nº, 20 documento 2.492 folio 132.
(2) Archivo Histórico de San. Luis, Carpeta Nº, 19 documento 2.439, 5-6-1816.
(3) Archivo Histórico de San. Luis, Carpeta Nº, 98 documento 9.153, 3-1-1844.
(4) Boletín Oficial Año I marzo de 1875 Nº 1 pág. 30.
(5) Boletín Oficial I mayo de 1875 Nº I I pág. 41.
(6) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº 1.
(7) Boletín Oficial 15 de junio de 1886 Nº 11 pág. 196.
(8) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(9) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.

familia Funes, la que antes de 1755 había levantado una capil a a la
Virgen de Nuestra Señora de Mercedes”.(10)
El 10 de agosto de 1810 en la capilla de Punta del Agua Don
Martín Plácido del Río lee la circular de la Junta de Buenos Aires
previniendo contra la actitud del gobernador de Córdoba Gutiér ez de la
Concha, actitud que califica de imprudente “abrigando la esperanza de
que nadie se prestará a su criminal seducción”.
Aquella capilla tenía por patrona-como se ha dicho- a Nuestra
Señora de las Mercedes. En enero de 1870 el cura de Piedra Blanca Don
Norberto Vera informa que la capilla de Punta del Agua se encuentra muy
arruinada. En septiembre de 1873 era síndico de aquel a capil a Don
Telésforo Funes.
En 1888 Don Germán Avé-Lallemant en “Memoria Descriptiva de
la Provincia de San Luis” dice: “La única iglesia bonita es la que hizo
construir Lucio Funes enteramente de su peculio en la Villa Funes (Punta
del Agua) por el arquitecto Giovanni Bernardón, un precioso trabajo de
cantería (buonaparte); el tabernáculo es una obra maestra de tornería de
algarrobo y retamo de F. Biaggini. Quién visite esta iglesia no deje de
subir a una de las torres, la vista de allí sobre los bosques, el val e de
Concarán y la Sier a de Córdoba es de las más encantadoras”.(11)
El 9 de octubre de 1907 es designada la Comisión del Templo de
Punta de Agua que queda constituida así: presidente Don Pascual
Gutiér ez, secretario Juan Quiroga, tesorero Otoniel Funes y Vocales
Martín Funes y Marcos Funes.(12)
Registro Civil. En 1911 se creó el Registro Civil en Punta del
Agua.





QUINES

(Departamento Ayacucho)


El Topónimo derivaría del nombre del cacique gobernante en los
últimos tiempos en que esos lugares fueron habitados por gente
autóctona. Dicho cacique, según referencias recogidas de la tradición
oral, se llamaba QUINE O QUINELA.
En el año 1947 al realizarse la encuesta de maestros para el IV
Censo General de la Nación, tres maestros de la zona recogen la versión
de la existencia del cacique Quinela. Son ellos Don Justo Edmidio
Chaves, director de la escuela nacional Nº 237 “Las Higueras”; Doña
María P.O. de Azcur a, directora de la escuela nacional Nº 200 “Baños del

(10) Autor cit. “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis” pág. 246, Bs. As. 1942.
(11) Autor cit. Págs. 139/140, San Luis, 1888.
(12) Boletín Oficial 31-10-1907, pág. 103.

Zapallar”; y Gregoria G. de Aguir e Céliz, directora de la escuela nacional
Nº 120 “Puesto Tobares”.
El topónimo QUINE tiene respaldo histórico. En efecto en
diciembre de 1740 el Capitán Gerónimo de Miranda pide amparo en
tierras de “Quine” que están “yermas y despobladas”(1) Y otros dos viejos
documentos de comienzos de siglo pasado aluden al lugar con el nombre
de “Quine”.(2)
Familias fundadoras. Según referencias recogidas de la tradición
oral, en 1780 los hermanos Alberto, Manuel y Juana Montiveros, se
radicaron en el lugar. Doña Juana casó con Don Pablo Céliz, de tal suerte
que las familias fundadoras del pueblo fueron Montiveros y Céliz, que se
establecieron en la zona de la Plaza Vieja.
Aporte al Ejército de los Andes. En 1816 cuando se organiza el
Ejército de los Andes, el Alcalde de Hermandad Don Manuel Montiveros
recoge la contribución de reses, caballos y charqui de los siguientes
vecinos del Quines: Luis Leyes, Alberto Montiveros, Farías el Viejo,
Nicolás Sánchez y Santos Leyes.(3)
Declaración de la Independencia. En este mismo año de 1816,
en el mes de noviembre, presidido por el citado Alcalde Don Manuel
Montiveros, se realiza en Quines el juramento de la Independencia que
había sido proclamada en Tucumán el 9 de julio. Firman el acta José
Manuel Montiveros, José Santos Leyes, Juan Alberto Montiveros, Bartolo
Luis Leyes y Julián Echever ía. Actúan como testigos dos personas de
encumbrado prestigio en Santa Bárbara (hoy San Martín): Don José
Marcos Guiñazú y Don Prudencio Vidal Guiñazú.(4)
Montoneras. En junio de 1830 Quines es invadido, igual que
Santa Bárbara, por los montoneros.(5) El 29 de diciembre de 1870 Don
José Nazario Céliz comunica que el comercio está muerto debido a las
incursiones de las montoneras. No obstante ello se acaba de construir un
molino. Dice que no hay artesanos y que sólo se dedican a la compra de
frutos, Andrés Rosales, Felisardo Guiñazú, Rafael Suárez y Luis
Mercado.
Hacendados. En 1844 se registran como hacendados en Quines
los siguientes vecinos: Gregorio Romero, Laureano Olguín, Julián Ortiz,
Fernando Becerra, Dionisio Andrada, Francisco Quiroga, Blas Fernández,
Hilario Requelme, Domingo Escudero, Justo Pedernera, Santos García,
Vicente Pedernera, José María González, Sebastián García. Ignacio
Vílchez, Faustino Martínez, Alejo Montiveros, Gregorio Chirino, José Luis
Sosa, Nieves Céliz, Nazario Céliz, Román Céliz, Juan Fernández,
Bernardo Leyes, Manuel Leyes y Tomás Montiveros. Mujeres
hacendadas: Juana e Isabel Montiveros, Petrona Ojeda, Antonia Chirino y
Lucía Escudero.(6)

Notas:(1) Archivo Histórico de San Luis, Expediente Administrativo Nº 1, 14-12-1740.
(2) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 38 documento 3.906 y Carpeta Nº 74 documento 7.050, 20-
2-1837.
(3) Archivo Histórico de S. Luis, Nº 19 documento 2.466.
(4) Archivo Histórico de S. Luis, Nº 20 documento2.492.
(5) Archivo Histórico de S. Luis, Nº 40 documentos 4.024, 4.025 y 4.030.
(6) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 98 documento 9.153.

Delineación. La villa fue mandada a delinear en 1871 durante el
gobierno de Don Juan A. Ortiz Estrada. Se tomaron como base nueve
manzanas situadas en la banda oeste del Río Quines ya que la parte
situada al este del referido río fue adquirida en propiedad por Don José
Calixto Suárez y por Don Manuel de Rosas.
Quedó así trazada la Plaza Nueva, Al sur de dicha plaza se dejó
media manzana para la iglesia, entre las propiedades de Don Pascual
Funes y Don Santiago García, Al norte se ubicó Doroteo García, solar
que después ocupó la Casa Blanchet, al oeste Javier Alaniz, propiedad
que después pasó a Don Adrián Lucio Lucero. Al este se afincaron
Eduardo y Benito leyes. En la esquina NE Don Justo Montiveros (abuelo
del Dr. Agustín Ulasdislao Montiveros). En la esquina de la manzana SE
edificaron Andrés Rosales y Tránsito Leyes, y la manzana SO quedó
baldía durante mucho tiempo. Esta plaza se llama hoy “Lafinur”. En la
iglesia de la Plaza Vieja se venera la Virgen del Rosario, cuya imagen fue
donada por la familia Montiveros. En la Plaza Vieja se habían establecido
los Céliz, los Aguir e, los Quiroga y algunos Montiveros mayores.(7)
Iglesia. El 3 de agosto de 1864 desde San Francisco Don Juan
Gregorio Guiñazú da cuenta de las dificultades (entre otras falta de
madera a no ser de álamo; falta de agua y de obreros que quieran
trabajar), para levantar la iglesia de Quines. Dice que ha hecho cavar un
pozo balde para tener agua suficiente y que los albañiles y demás
obreros vendrán de la provincia de Córdoba. Habla de cortar adobes.(8)
El 26 de agosto de 1864 desde Quines Guiñazú informa sobre los
trabajos de la iglesia y dice que ya ha cortado las maderas, que tiene
14.000 adobes y que el pozo balde está por concluirse.
Dirigen también esos trabajos el síndico de la iglesia don Justo
Montiveros y el juez de Paz Don Nazario Céliz.
Comercio. En 1866 tiene en Quines negocio de tienda, almacén y
pulpería, Don Crecencio Aguirre en sociedad con Don Rafael Suárez,
como así también Don Pedro Nolasco Tel o.(9)
Poder Judicial. En cuanto al Poder Judicial digamos que por
decreto del 22 de diciembre de 1874 son nombrados en Quines juez de
Paz Don Pascual A. Funes y teniente juez Don Nicomedes Alaniz.(10) El 4
de enero de 1884 son designado juez de Alzada Don Paulino Suárez,
juez de Paz Don José Soria y juez de Paz suplente Don Javier Alaniz
(hijo).(11) Por decreto del 30 de enero de 1886 es designado juez de Paz
Pascual Funes por renuncia de Don José Soria.(12) El 1º de marzo de
1886 se acepta la renuncia de Don Pascual Funes y se nombra en su
reemplazó a Don José Rivarola.(13) Por decreto del 2 de marzo de 1899
fueron designados juez de Paz Don Moisés Céliz y juez de Paz suplente
Don Manuel Lencinas Conil. (14) Por decreto del 19 de julio de 1904 es

(7) Datos proporcionados por el Dr. Agustín Ulasdislao Montiveros, Avda. Presidente Il ía Nº 78, San
Luis.
(8) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento 18.240, 3-8-1864.
(9) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 171 documento 19.180, 3-2-1866.
(10) Boletín oficial Año I marzo de 1875 Nº I pág. 14.
(11) Boletín oficial 15 de enero de 1886 Nº 1.
(12) Boletín oficial 1 de febrero de 1886 Nº 2 pág. 36.
(13) Boletín oficial 15 de julio de 1886 Nº 13 pág. 228.
(14) Boletín oficial 6 de mayo de 1899.

designado juez de Paz y jefe del Registro Civil Don Augusto Fernández
en reemplazo de Don Pascual B. Funes y por decreto del 16 de enero de
1905 son nombrados juez de Paz y jefe del Registro Civil Don Román
Quiroga y juez de Paz Suplente Don Rosario Fernández.(15)
Comisión Municipal. Para integrar la Comisión Municipal son
designados por decreto del 28 de febrero de 1899 Rito M. Farías, Lucas
E. Montiveros, José Alvarez, Cornelio P. Moyano y Calixto Fernández. En
junio renuncian Don Lucas E. Montiveros, José Alvarez y Cornelio
Moyano y el Poder Ejecutivo dicta el decreto de fecha 22 de junio por el
cual se nombra en reemplazo de aquél os a Paulino Suárez, Benito Leyes
y Miguel Fernández.(16) En el año 1900 por no existir Comisión Municipal,
por decreto del 7 de junio son designados para integrarla Don Lucas
Montiveros, José Alvarez, Paulino Suárez, Pascual B. Funes y Cristóbal
Pereyra.(17)
Escuela. En 1864 la Comisión nombrada en Quines para buscar
casa y preceptor a fin de instalar allí la escuela, integrada por José
Nazario Céliz, Santiago Guiñazú y José de las Nieves Céliz, comunica
que ha encontrado una casa para alquilar por 20 reales mensuales y
propone como preceptor a Don Sinforoso Suárez. Dice además que hay
50 niños pobres en edad de recibir instrucción.(18)
El 16 de marzo de 1865 aquella Comisión comunica que a la
Escuela de Varones asisten 30 niños y que no han l egado los libros
prometidos. Dice que muchos alumnos que ya deberían estar
escribiendo, no tienen papel, tinta ni plumas. Pide que se le paguen al
preceptor los tres meses y veinte días que se le adeudan.
El 30 de agosto de 1865 el preceptor Don Miguel Michelet pide que
se le abonen 100 pesos correspondientes a cuatro meses de sueldo.
Informa que casi todos los alumnos ya saben escribir pero debido a la
pobreza de los mismos y a que el gobierno no ha remitido los útiles, él
está pagando de su bolsil o el papel que los niños utilizan.
El 31 de diciembre de 1865 la Comisión examinadora de las
escuelas de Quines informa que en la escuela de varones no se ha
podido completar el número de 50 alumnos por las incursiones de los
bandidos. Tal Comisión estaba integrada por Don Bonifacio Suárez, Don
Santiago Guiñazú y Don José de las Nieves Céliz.
En 1866 Don Miguel Michelet es Preceptor de la escuela de
varones que había abierto sus puertas el 2 de noviembre de 1864 y que
funcionaba en ese momento con 35 alumnos.(19) Don Miguel Michelet
renunció en enero de 1866.(20)
El 15 de junio de 1869 se reinstalan en Quines las escuelas de
varones y de niñas. A la primera asisten 34 alumnos y a la segunda 46.
El 19 de enero de 1870 el presidente de la Comisión de Instrucción
Pública Don José Nazario Céliz comunica que por falta de salud ha

(15) Boletín oficial 30 de enero de 1905.
(16) Boletín oficial 15 de julio de 1899.
(17) Boletín oficial 23 de junio de 1900. Págs. 182/183.
(18) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 166 documento18.260, 19-8-1864.
(19) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 171 documento 19.171, 29-1-1866.
(20) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 171 documento 19.172, 30-1-1866.

renunciado la preceptora Gregoria Ortiz y que se ha dirigido a varias
señoras de la localidad buscando reemplazante.
El 22 de junio de 1871 Don Manuel Marzoa que desempeñaba el
cargo de subinspector, recibe con destino a la escuela, útiles y textos
tales como el Silabario Argentino, Vida de Franklin, trozos de Literatura,
Lectura popular, Tratado de las Obligaciones del Hombre, Recreo de las
Niñas, Anagnosia, Historia de las Provincias Unidas, El amigo de los
Educandos, Niños Célebres, El Pequeño Economista, El Juicio por
Jurado, Verdadera organización del País.
Con fecha 8 de julio de ese mismo año, Don Manuel Marzoa
comunica que las escuelas de niñas de Candelaria y Quines se han
cerrado por renuncia de las preceptoras, hecho que ha motivado la queja
general de las madres. Agrega que el 4 de julio se instaló la escuela de
varones de Quines con poco menos de 50 alumnos.
El 25 de marzo de 1872 informa que el día 18 tan pronto se
presentó el preceptor Don Julio Luis Negré, se instaló la escuela de
varones en la casa de Don José de las Nieves Céliz, con 25 alumnos.
Dice que el juez de Paz no obliga matricular a los niños y por esa causa
no ha pedido la instalación de la escuela de niñas aunque ha convenido
con la Srta. Sebastiana Arce que ésta se haga cargo del establecimiento.
Por acuerdo del 8 de enero de 1886 la Comisión de Educación
presidida por Don Eulalio Astudillo nombra en la escuela de varones de
Quines como preceptor a Don Antonio M. Gómez.(21) Por decreto del 16
de febrero de ese mismo año es nombrada subpreceptora de la escuela
de niñas la Señorita Hermelinda Laborda.(22)El 28 de abril de 1886 por
acuerdo de la Comisión de Educación es designada ayudante de la
escuela de niñas, Regina Osán.(23)
Biblioteca. El 30 de junio de 1872 el Gobierno de la Provincia
designa a las señoras Aurora Wilson de Céliz, Josefa Gatica de Guiñazú
y Aniceta Guiñazú de Quiroga, para integrar la comisión de la biblioteca
popular de Quines.
Registro Civil. En 1899 se crea en Quines el Registro Civil.
Cultivos. Por decreto del 20 de mayo de 1907 es nombrado
encargado de los cultivos de caña de azúcar y ar oz en Quines y Luján,
Don Mauricio Fernández.(24)





RENCA

(Departamento Chacabuco)


(21) Boletín oficial 15 de febrero de 1886 Nº 3 pág. 48.
(22) Boletín oficial 1º de abril de 1886 Nº 6 pág. 97.
(23) Boletín oficial 15 de mayo de 1886 Nº 9 pág. 150.
(24) Boletín oficial 31 de mayo de 1907 pág. 48.


“Renca-dice Don Narciso Sosa Morales- tiene dos acepciones, una
quichua y otra araucana. En quichua es el nombre de una planta, “Renka”
(achirophorus grandidentata); mientras que en la acepción araucana
puede provenir de “Rancav”, tobil o con referencia tal vez a que el río
vecino, el Mapocho, podía vadearse con el agua hasta “el tobil o” por su
poco caudal a esta altura; o también “Ren-có” que significa frente y agua,
por estar el lugar frente al río Mapocho”(1).
En su “Diccionario Etimológico de las voces chilenas derivadas de
lenguas indígenas americanas” el Dr. Rodolfo Lenz dice: “Rénca,
femenino, nombre vulgar de varias plantas de cabezuelas amarillas de
flores, Achyrhorus chilensis i otras especies…” (2)
Los orígenes. El pueblo de Renca parece tener origen en la
misión l evada a cabo en 1753 por el oidor de la Real Audiencia de Chile
Don Gregorio Blanco de Laisequilla quien fue comisionado para fundar un
pueblo en el paraje del Santo Cristo de Renca.(3) Por el nombre que se da
al paraje se deduce que ya se practicaba en el lugar el culto al Señor de
Renca. Hay evidencias –dice Narciso Sosa Morales- de que Renca existió
al finalizar el primer cuarto del siglo XVIII(4).
La capil a. En 1735 ya estaba creada la capilla de Renca que fue
declarada parroquia en 1764. El primer cura pár oco fue el Presbítero
Juan Francisco Regis Becerra.(5)
En abril de 1947 el poeta polo Godoy Rojo publicó un artículo en el
diario “El Heraldo de San Luis” donde señala que “la capil a antigua,
modestísima construcción de adobe, hal ábase deteriorada de tal manera
que se hacía necesario der umbarla a fin de evitar males mayores”.
Mientras tanto el Señor de Renca quedaba provisoriamente depositado
en una pieza cedida por el Sr. Bernardo Domínguez.
Al efecto de la construcción de la capil a se formó una comisión
que quedó integrada por el sacerdote Juan A. Alvarez como presidente,
Don Santos Allende, Moisés Mendoza, Ramón Lucero, Benjamín Al ende,
Martín Lucero y Don Bernardo L’Aigle.
“Puestos manos en la obra-dice Godoy Rojo- se firmó contrato con
Don Julián Revoira, el 7 de julio de 1874, pero desdichadamente a poco
empezaron las dificultades con el contratista y hubo necesidad de
rescindir el contrato…”
Poco después se nombran damas recolectoras de fondos, entre
otras Doña Teodora A. de Gar o en San Martín y Doña Sofía F. de
Gutiér ez en Punta del Agua, y se firma un nuevo contrato con el
constructor Juan Alonso y Serrano con la condición de continuar la
construcción sobre la base de la anterior. Los muros tendrían 0,60 y las
torres 0,75 siendo de 15m de altura. La suma total a pagar se fijó en
8.500 pesos bolivianos. Hicieron aportes pecuniarios para solventar la

Notas:(1) “Renca” pág. 50, Córdoba, 1972.
(2) Autor y op. Cit. Pág. 683, Santiago de Chile, 1905 i 1910.
(3) Urbano J. Núñez y Duval Vacca “Historia de San Luis” t. I, págs. 103/104, Edit. Godeva, San Luis,
1967; Juan W. Gez “Historia de la provincia de San Luis” págs. 63/67, Edit. Weiss y Preusche, Bs. As.
1916.
(4) Op. Cit. Pág. 41.
(5) Urbano J. Núñez “Historia del Señor de Renca” pág. 21, San Luis, 1954.

construcción Don Moisés Mendoza, J. Marino, Benjamín Al ende, Monitor
Maza, Napoleón Sedano, Juan A. Alvarez, David Fernández.
A consecuencia de haber surgido fallas en la torre y en el techo, la
Comisión Pro-Templo se dirige al constructor formulándole el pertinente
reclamo.
En su respuesta Alonso y Serrano sostienen que ha cumplido con
todas las obligaciones asumidas por contrato y que sólo ha recibido
perjuicios en su patrimonio “hasta el punto de tener que estar hoy, por tal
concepto y motivo, implorando la caridad y benevolencia de un vecino de
esta Villa para no sucumbir de necesidad.
Dice que sólo abrirá las puertas del templo cuando se le abone el
importe de la última planil a por trabajo hecho y exige que hasta la
entrega definitiva se le pague un alquiler por la capilla.
En definitiva todo se arregló y la construcción l egó a su fin.
Aporte al Ejército de los Andes. Cuando se organiza el Ejército
de los Andes, los pobladores de Renca aportan su contribución en reses,
caballos y charqui. Son ellos Doña Candelaria Freytes, José Santos Ortiz,
Borja Orduña, Pedro Carmona, Hilario Sepúlveda, Marcos Barroso,
Tomás Bar oso, Miguel Calderón, Anastasio Calderón, Capitán Domingo
Arias, Apolinar Villegas, José María Peralta, Marcelino Becer a. El
comisionado encargado de recoger tales contribuciones fue Don José
Nicasio Becerra.(6)
Jura de la Independencia. El 6 de septiembre de 1816 se jura en
Renca la declaración de la Independencia Argentina. Presidió el solemne
acto el Alcalde de hermandad Don José Nicasio Becer a.(7)

Malones. Este fue uno de los pueblos de San Luis que más sufrió
el embate del malón ranquelino. De la invasión del 28 y 29 de marzo de
1832 el Padre Fray Hilarión Etura dejó este testimonio en los libros
parroquiales:
“Entraron, saquearon el templo completamente;
despedazaron el altar; y no dejaron una sola cosa útil; y esto mismo
practicaron con todas las casas de los vecinos. Sin embargo, el día 1º de
abril volví a Renca, y ya no hal é más en él, que una aldea solitaria que
lloraba la pérdida de sus hijos; el robo de las fortunas; el destrozo de las
casas… y permanecí en Renca desde el 1º de abril hasta el 8 de julio, en
que tuve que volver a disparar, dejando nuevamente lo que había
adquirido por volver este día los indios a visitar el lugar sin haber modo
como auxiliarnos, por no haber más gente en él que yo y la familia del
comandante Lucero”.(8)
El 8 de julio los ranqueles vuelven a Renca (invaden también Paso
Grande,
Las
Lagunas
y
Santa
Bárbara)
y
Fray
Etura
anota:…”Removieron el Señor del Calvario, destruyeron el material de los
dos altares; el nicho del Señor y el sagrario; quemaron las imágenes y
una caja; otra más que era de los ornamentos la despedazaron; echaron
el órgano del coro de la iglesia; se l evaron parte de las l antas; las
ventanas las hicieron pedazos; y lo mismo sucedió en casa y la de otros
vecinos, despedazando las puertas y mesas y llevándose todo lo que

(6) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 19 documento 2.466.
(7) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 20 documento 2.492. fo. 120.
(8) Reynaldo A. Pastor “San Luis-su gloriosa y callada gesta pág. 96/97, Bs. As. 1970.

pudieron. Y por casualidad escapamos las dos familias que allí
existíamos…Aquí concluyeron las esperanzas de poder permanecer en
aquel destino, pues quedó y aún está, después de haber pasado un año,
hecho una imagen de las “Islas desgraciadas”, y permanecerá así, sino
para siempre, al menos por muchos años destruida…”(9)
Con relación a esta anotación el historiador Urbano J. Núñez ha
puesto en duda la exactitud de las afirmaciones del Padre Etura. Nosotros
las consignamos sin abrir juicio sobre la cuestión pues no tenemos los
elementos que nos permitan opinar con fundamento.(10)

En 1834 vuelven los ranqueles a asolar la población de Renca. Así
lo prueba un documento por el cual el Coronel Lucero avisa que los indios
han avanzado Conlara, Pisco Yaco y Renca.(11)
Seis años después vuelve este pueblo a sufrir el azote del salvaje.
En 1840 se repite la invasión ranquelina y en esa oportunidad el cura
pár oco Juan José Gil l evó a las capil as del norte la imagen del Señor de
Renca y los ornamentos de la iglesia.
En 1852 se produce otra invasión. En esa oportunidad los
ranqueles invaden el pueblo y se llevan, además de hacienda, cuatro
cautivos de Naschel, cuatro de San Felipe y dos de una familia que venía
del Morro.(12)
Por estos años muchas familias emigran de Renca buscando
amparo en los parajes serranos a donde no entraban los ranqueles por no
permitírselo la vasadura de sus cabal os acostumbrados al piso blando de
la pampa.
El 9 de agosto de 1867 el Comisario Interino Don Rosario
Domínguez acusa recibo de libros para la escuela e informa que Renca
acaba de ser invadida por los indios.
Escuelas. La primera escuela de Renca, bajo la dirección de don
Fernando Almeida, comenzó a funcionar el 1º de julio de 1810.
El 15 de marzo de 1839 el Comandante Pablo Lucero Comunica al
gobierno de San Luis que ha comenzado a funcionar la Escuela a cargo
de Don Benigno Domínguez, a quien se pagará el sueldo por suscripción
popular.
Benigno Domínguez, (de los Domínguez de La Punil a, hermano
de Doña Paula Domínguez de Bazán) fue fusilado en San Luis a fines de
1841.
En 1859 se crearon dos escuelas: una para niñas siendo
Preceptora Josefa Carranza; otra para varones bajo la dirección de
Raimundo Pujador.
El 15 de enero de 1864 se reabre la Escuela de Varones siendo
Preceptor Don Luciano Buenaventura Vílchez(13) quien renuncia poco
después. Con tal motivo se dirige a la Comisión de Instrucción Pública
integrada por el Cura Vicario Don Angel Pacífico Bol a, el juez de Alzada

(9) Ibídem pág. 97. presbítero Francisco Suárez “El Señor de Renca” en Anales del Primer Congreso de
Historia de Cuyo, t, IV año 1938.
(10).Autor cit. “Historia del Señor de Renca”págs. 22/24.
(11) Archivo Histórico de S. Luis, Carp. Nº 54 doc. 5.326, 6-6-1834.
(12) Archivo Histórico de S. Luis, Carp. Nº 127 doc. 11.698, 18-5-1852.
(13) Archivo Histórico de S. Luis, Carp. Nº 165 doc. 18.013, 27-1-1864.

Don José Santa Ana Lucero y el Comisario José Agustín Olmedo,
expresando las razones que tiene para presentar su dimisión al cargo.
Invoca en tal sentido la inasistencia de los alumnos a la escuela, las
imposiciones indebidas del Comisario José Agustín Olmedo, la falta de
bancos y asientos y no obstante haberse establecido la escuela hace dos
meses y medio, y la circunstancia de encontrarse enfermo de “fatiga al
pecho”.(14)
Por su parte la comisión de Instrucción Primaria acusa a Vílchez
de tormentos y malos tratos y avisa por esas causas lo ha separado del
cargo.
En abril de 1864 la escuela de varones funcionaba con 62 alumnos
y era preceptor Don Eulogio Odilorio Ortiz.
El 1º de julio de 1867 la Escuela de Varones queda bajo la
dirección del Preceptor Don Miguel Franco.
El 1º de marzo de 1869 se da comienzo a los trabajos de
construcción de la Escuela Superior de Renca. Con tal fin el gobierno
provincial contribuye con 200 pesos.
En 1872 los trabajos sufren retraso porque el gobierno nacional no
remite los fondos prometidos. La obra se halla levantada hasta el techo,
dos piezas están techadas y una a medio revocar por dentro. Esta
escuela fue pedida al presidente Domingo Faustino Sarmiento por los
vecinos de Renca por sugerencia de Don Víctor C. Lucero y fue
construida en una esquina de la plaza utilizando el plano de un
establecimiento modelo norteamericano.
El 25 de mayo de 1874 se inaugura dicha escuela de la que fueron
directores, entre otros, Don Dalmiro S. Adaro y Don Eulalio Astudillo.(16)
En 1873 la Escuela de Niñas era atendida por Delfina Varela a
quien asistía como Ayudante Engracia Lucero, quien ese año fue
designada para regentear la Escuela de San Pablo.
Por decreto del 13 de febrero de 1886 es designado ayudante de
la Escuela de Varones Don Antenor Orueta.(17)
Hacendados. A mediados del siglo XIX se registran como
hacendados en Renca, el gobernador Don Pablo Lucero, el Cura Pár oco
Juan José Gil, el Comandante Victoriano Lucero (hermano de Don
Pablo), Victorio Coria, Miguel Cabrera, Juan Manuel Burgos, José Nievas,
Manuel Pereyra, Baudilio Alaniz, Juan López, Feliciano Lucero,
Secundado López, Tomás Varas, Pablo Frías, Juan de Dios Frías, Rosas
Cuello, Guillermo Balbarria, Bernardo Domínguez, Manuel Peralta, Juan
Lorenzo Pereira, Jacinto Domínguez, el Sargento Pedro Nolasco García,
José Barzola. Y las siguientes mujeres también hacendadas: Doña
Bárbara Aguir e, Juana Coria, Felisa Lucero, Manuela Orel ano, Inés
Alfonso y Andrea Chirino.(18)

Las familias. En la década del ochenta del siglo pasado el partido
de Renca registraba la existencia de las siguientes familias: Aguilar,
Alfonso, Alaniz, Coria, Lucero, López, Luna, Molina, Miranda, Ortiz,

(14) Archivo Histórico de S. Luis, Carp. Nº 171 19.171, 29-1-1866.
(16) Datos extraídos del libro “Renca del Sr. Narciso Sosa Morales
(17) Boletín Oficial, 1º abril de 1886 Nº 6, pág. 96.
(18) Archivo Histórico de S. Luis, Carp. Nº 98, doc.9.153.

Olguín, Ochoa, Pérez, Peralta, Rodríguez, Sosa, Sarmiento, Salinas,
Sánchez, Tor es, Vargas, Vílchez, Zapata.(19)
Cuna de varones. De Renca eran oriundos los soldados Basilio
Bustos y José Gregorio Franco que murieron en la mañana del 3 de
febrero de 1813 en el combate de San Lorenzo. También nacieron al í
Don José Santos Ortiz, hombre de importante figuración política en San
Luis(20); el General Pablo Lucero tres veces gobernador de San Luis; Don
Carmen Domínguez; Don Ladislao Mendoza (padre de los ex
gobernantes Toribio, Eriberto y Gerónimo Mendoza); Don Juan Pascual
Calderón; Don Lindor Quiroga (gobernador de San Luis 1894-1896); Don
Víctor C. Lucero paradigma de ciudadano y hombre de estado.
Marcó del Pont. En el cementerio de Renca fue enterrado el
último gobernador y Capitán General español de Chile, Mariscal de
Campo Casimiro Marcó del Pont, quien “por falta de asistencia médica”
falleció en “La Estanzuela”, ocho leguas al sudeste de Renca el 11 de
mayo de 1821 a las diez y media de la noche. Antes de morir Marcó del
Pont hizo testamento y nombró albacea al Capitán del Ejército de los
Andes Don José Narciso Domínguez, acaudalado vecino de “La Punil a”
padre de Doña Paula Domínguez de Bazán.
Capital de Chacabuco. Renca fue capital del Departamento
Chacabuco hasta el año 1934 fecha en que asignó ese carácter al pueblo
de Concarán.
Fiesta patronal. Todos los años el día 3 de mayo la vil a es
visitada por miles de peregrinos que llegan desde muchas leguas a la
redonda para tributar su homenaje al Señor de Renca. Fiesta religiosa de
larga tradición y hondo ar aigo popular.





RINCON DEL CARMEN

(Departamento San Matín)


Durante el siglo XVIII Rincón del Carmen constituyó el núcleo de
población más importante de lo que es hoy Departamento San Martín.
Aquí se radicó en la primera mitad de ese siglo Don Roque Ortiz, natural
de Calamuchita (Cba.) casado con Doña María Magdalena Alfonso Mejía,
quién fundó el establecimiento “Estancia Vieja”. Al í nacieron sus hijos
Luis Fulgencio, José león, Pedro y Juan Ortiz. Don Pedro Ortiz casado
con Doña candelaria Freytes fueron los padres del Dr. José Santos Ortiz
que nació en Renca.(1)

(19) Archivo Histórico de S. Luis, Nº 120, doc. 11.183 y 11.184.
(20) Juan W. Gez “La Tradición Puntana” segunda edición, págs. 21 y siguientes, Cor ientes, 1910.
Notas:(1) Datos extraídos del libro “Los Ortiz de San Luis” del escritor Carlos Bar eiro Ortiz, Librería
Huemul, Bs. As. 1967.

Juramento. El 9 de septiembre de 1816 se realizó en Rincón del
Carmen el acto de juramento a la Declaración de la independencia que
había tenido lugar en San Miguel de Tucumán el 9 de julio. Preside la
ceremonia el Alcalde de Hermandad Don Manuel Ortiz. Firman el acta
Juan de la Cruz de Leaniz, Félix Novil o, Pedro Guiñazú, Pedro Miguel
Vílchez, Bernardo Quiroga y Paulino Pringles.(2)
Comandante. En el año 1830 era Comandante de Rincón del
Carmen Don Epifanio Quiroga quien tuvo que hacer frente al avance de
los montoneros deteniendo a varios de ellos.(3)
Escuela. Durante la década de 1850 Rincón del Carmen
constituye un importante centro de población, tanto que la Comisión de
Damas del Partido Santa Bárbara integrada por Trinidad Varas de
Guiñazú, Juana Urízar de Car eño y Clementina Ortiz, encargada de la
instalación de las escuelas para niñas, aconseja fundar dicha escuela en
Rincón del Carmen por estar al í más concentrada la población. Proponen
como maestra a Isabel Corvalán de Mayorga.(4)

Templo. En septiembre de 1864 en Rincón del Carmen se reúnen
varios vecinos con el propósito de sostener el templo de Las Aguadas,
prácticamente en ruinas. Don José Gabriel Fernández informa que los
vecinos de Conlara y Guzmán querían edificar un templo en Guanaco
Pampa, que sirviera de núcleo a una vil a que se l amaría “San Juan
Bautista”.
Poder Judicial. En cuanto a las personas que desempeñaron
funciones judiciales podemos decir que por decreto del 4 de enero de
1884 son designado juez de Alzada Don Lucio Pereira, juez de Paz Don
Florencio Garro y juez de Paz suplente Don Belindo Cordón.(5)
Por decreto del 15 de mayo de 1886 es nombrado juez de Paz Don
Marcos Quiroga.(6) Por decreto del 1º de julio de 1886 se acepta la
renuncia del juez Don Carmen Marcos Quiroga y es nombrado en su
reemplazo Don Florencio Pereira.(7) Por decreto de fecha 2-3-1899 son
designados para el año 1899 juez de Paz Don José V. Leaniz y juez de
Paz Suplente Don Juan Pereira(8) Por decreto del 19 de mayo de 1900 en
vista de la renuncia del juez de Paz Don Nicolás Pereira es designado
para ocupar dicho cargo Don Felipe Pereira.(9) Por decreto del 16 de
enero de 1905 son designado juez de Paz Don Ignacio Franco y juez de
Paz suplente Don Clemente Pereira.(10)
Registro Civil. En 1910 se crea en Rincón del Carmen el Registro
Civil.

Década del ’50. En esta época la cabecera del partido Rincón del
Carmen era el pueblo de Las Aguadas. Era comisario de policía Don

(2) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 20 documento 2.492 folio 124.
(3) Archivo Histórico de San Luis, Carpeta Nº 40 documento 3.991 y 3.997.
(4) Juan W. Gez “La Tradición Puntana” pág. 110, Edit. Heinecke, Bs. As. 1910.
(5) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº 1.
(6) Boletín Oficial 1º de junio de 1886 Nº 10 pág. 180.
(7) Boletín Oficial 15 de julio de 1886 Nº 13 pág. 228.
(8) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(9) Boletín Oficial 23 de junio de 1900 pág. 179.
(10) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.

Ramón A. Rosales Ortiz y juez de Paz Don Pascual Pereira. Encargada
de la Estafeta de Correos Doña María Emma Zavala y jefe del Registro
Civil Doña Ernestina Pereira. Director de la Escuela Nacional Nº 76 Don
Sinibaldo Franco. En Arroyo Vílchez, lugar cercano a Las Aguadas, era
director Don Atilio Jorge Jofré.





SALADILLO

(Departamento Pringles)


Juntamente con Renca, El morro, Paso Grande, San Francisco,
San Martín, es Saladillo uno de los pueblos más viejos de la provincia.
Hasta el año 1944 fue cabecera del Departamento Pringles, año en que
se confirió ese privilegio a La Toma.
Con relación a esta localidad dice Don Reynaldo A. Pastor: “El
Saladillo, capital del Departamento Coronel Pringles, es un pueblo cuyos
orígenes se remontan a tiempos lejanos como lo demuestra el hecho de
que en 1794 ya figura como asiento de la capilla de Nuestra Señora del
Rosario del Saladillo.(1)
En 1810 era capillero en Saladillo Don Damasio Gómez quien
falleció el 15 de abril de aquel año siendo sepultado por Fray Francisco
Malbran, de la orden de los Dominicos.
Aporte al Ejército de los Andes. Cuando se organiza el Ejército
de los Andes, Saladillo se hace presente con su contribución de reses,
caballos y charqui que se encarga de recolectar el Alcalde Don Francisco
Fernández. Las personas que contribuyeron fueron las siguientes: José
Justo Gatica, Fermín Quiroga, Nicolás Quiroga, José Quiroga, Pablo
Funes, Funes Manuel Rodríguez, la viuda Dionisia, Domingo Gómez
Lucero, Pantaleón, yerno del finado Esteban Sosa, Meregildo Lucero,
Lázaro Argüel o, Benedicto Soloa, José B. Garay, Mariano Pereira,
Domingo Ferreyra, Alejandro Muñoz, Fernando Mendoza, Ignacio Muñoz,
Roque Contreras, Silvestre de la Cañada, Pedro José Becer a, Pedro
Barroso, Francisco Lozano, Maximiliano Muñoz y Ramón Gamar a.(2)
De Saladillo eran oriundos los soldados PEDRO JOSÉ PAEZ, de
18 años, hijo de Don Emeregildo Páez y de Doña Marta Ar ieta; y JOSE
SANTOS MUÑOZ, de 20 años, hijo de Don Juan Muñoz y Doña María de
la Paz Muñoz, que en julio de 1816 se incorporaron al Regimiento de
Granaderos a Caballos para ir a luchar a Chile y al Perú.(3)
Juramento. Un acontecimiento de verdadera importancia histórica
para esta villa fue el acto por el cual se juró la Independencia argentina

Notas:(1) Aut. Cit. “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis”, pág. 270, Bs. As. 1942.
(2) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 19 doc. 2.466.
(3) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 19 doc. 2.459.

cuya declaración había tenido lugar en San Miguel del Tucumán el 9 de
julio de 1816. La ceremonia se realizó el 6 de septiembre de aquel año, y
presidió el acto el Alcalde de Hermandad Don Francisco Fernández.
Firmaron el acta José Gatica, Nicolás Quiroga, José Quiroga,
Ignacio Muñoz, Juan Bernardo Pereyra, y Mariano Peralta.(4)

Malón. En los primeros días de junio de 1834 la población de
Saladillo fue invadida y tomada por los ranqueles. Así lo hace saber el
comandante José Mariano Car era en una comunicación del 7 de junio de
1834. El mismo Comandante Carreras en una comunicación al Gobierno
de la Provincia del 28 de marzo de 1834, hace referencia a la conclusión
del Fuerte de Saladillo(5), y un mes después comunica la l egada de un
destacamento de milicias destinado al trabajo de ese Fuerte.(6)
Ejecución. El 17 de marzo de 1845 es ejecutado en el Fuerte de
San Ignacio, el soldado desertor Francisco Orozco quien es enterrado en
la capilla del Saladillo por orden de José Iseas.(7)
Iglesia. En 1859 Don Silvestre Sosa se dirige al Ministro
Buenaventura Sarmiento y le comunica que ha quedado terminada la
iglesia pero aún está sin pintar por falta de cal.(8)
Escuelas. 1865 la Escuela de Niñas de Saladil o tiene 16 alumnos
y su maestra es Doña Pascuala Calderón de Quiroga quien percibe un
sueldo de 13 pesos. La Escuela de Varones cuenta con 60 alumnos y su
maestro es Don Venancio Calderón quien gana 24 pesos mensuales.(9)
El 22 de octubre de 1867 renuncia al cargo de Preceptor de la
Escuela de Saladillo Don Celestino Jofré. El Presidente de la Comisión
Central de Instrucción Pública Presbítero Luis Joaquín Tula, expresa su
conformidad para que Don Andrés Páez sea nombrado en reemplazo de
Don Celestino Jofré.(10)
El 8 de abril de 1872 Vicente F. Gatica comunica que en Saladillo,
bajo su dirección, se ha reabierto la escuela con 30 alumnos “toda
juventud inmejorable”.
El 8 de septiembre de 1872 el Inspector Ramón de la Sier a informa
sobre la escuela de Saladillo que está a cargo de Fabián Ojeda y cuenta
con una asistencia de 44 alumnos. Del preceptor dice: “Aun cuando sus
actitudes no son muy buenas, observa en cambio buena conducta.”
El 9 de noviembre de 1872 el Presbítero Andrés Funes,
subinspector de Instrucción Pública del 2º Departamento, desde Saladil o
comunica que ha asignado al Preceptor Don Marcolino Miranda, 10 pesos
por la atención de la escuela nocturna que funciona desde el 22 de
octubre.
Por acuerdo del 8 de enero de 1886 la Comisión de Educación
presidida por Don Eulalio Astudillo nombra preceptor de la Escuela de
Varones de Saladillo a Don Benigno Castro.(11)

(4) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 20 doc. 2.492, folio 111.
(5) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 94 doc. 8.769.
(6) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 94 doc.8.800.
(7) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 102 doc. 9.484.
(8) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 151 doc. 15.121 y 15.151.
(9) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 171 doc. 19.171.
(10) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 177 doc. del 22-10-1867.
(11) ) Boletín Oficial 15 de febrero de 1886 Nº 3 pág. 48.

Guardia Nacional. En 1866 Don Justo Daract establece 25
hombres de la Guardia Nacional para defender la población de los
constantes ataques de los ranqueles. La medida había sido reclamada por
los vecinos. El capitán encargado de la guarnición de Saladil o era Don
Manuel Olguín, y el mal estado de la cabal ada le impidió perseguir con
éxito a los indios.(12)
Poco después, el oficial encargado del mando del piquete de
Saladillo da cuenta que “anoche una partida de gauchos ha asaltado la
casa de Don Santos González que vive en la costa del Río V en la parte
poniente frente a la villa”.
Su familia ha sido violada y los gauchos se han retirado al sur.(13)
En noviembre Ambrosio Rodríguez Comandante General Interino
de Saladillo, da cuenta que ladrones le han robado “un cabal o de
estima”.(14)
Funcionario. Con relación a algún funcionario que actuaron en
Saladillo digamos que por decreto del año 1875 se dispone que habiendo
caducado las autoridades, es designado juez de Paz Don Rosas
Quiroga.(15) Por decreto del 4 de enero de 1884 son designados en ese
pueblo juez de Alzada Don Pablo Argañaraz, juez de Paz Don Claro
Fernández, y juez de Paz suplente Don Benito Ojeda.(16) Por decreto del
16 de diciembre de 1886 son designados para integrar la Comisión
Municipal los siguientes ciudadanos: Víctor Endeiza, Julián Simón,
Carmen Fernández, Claro Fernández y Guil ermo Ramírez.(17)Por decreto
de fecha 2-3-1899 son designados para el año 1899 juez de Paz Don
Tomás Rodríguez y juez de Paz suplente Don Pedro Gar o. En 1899 se
crea el Registro Civil. Por decreto de 1º de febrero de 1900 es designado
jefe del Registro Civil Don Francisco Fernández.(18)





SAN FRANCISCO DEL MONTE DE ORO

(Departamento Ayacucho)


Antes de la llegada de los españoles las tier as de San Francisco
eran poseídas por el indio Lorenzo Colocasi, casado con Clara Chutún.
Quizá del apel ido de la esposa de Colocasi derive el nombre “Chutunzo”
con que se conocieron originariamente esas tierras.

(12) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 176 doc. del 21-8-1867.
(13) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 177 doc. del 14-11-1867.
(14) Archivo Histórico de San Luis, Carp. Nº 177 doc. del 22-11-1967.
(15) ) Boletín Oficial Año I abril de 1876 Nº1 pág. 5.
(16) ) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº 1.
(17) ) Boletín Oficial 1 de enero de 1887 Nº 24 pág. 425.
(18) ) Boletín Oficial 17 de febrero de 1900 pág. 142.

A comienzos de 1699 Julián Colocasi hijo de Lorenzo Colocasi y
Clara Chutún, se presentó al teniente de Protector General del Reino de
Chile Don Gonzalo de Lorca con asiento en Mendoza denuncia que Pedro
Escudero quiere quitarle las tierras de Chutunzo que ahora llaman de San
Francisco-que Colocasi posee por haberlas heredados de su padre Don
Lorenzo, cacique del lugar.
El 4 de abril de 1699 el capitán Francisco de Marigorta comparece
ante el corregidor Luis Chirinos de Posadas con asiento en San Juan, y da
poder a Pedro Escudero vecino de San Luis, para que reclame las tierras
de San Francisco hasta la punta del cerro de Quines, Las Cañas y sus
aguaditas.
Al acto de posesión de Sánchez Chapar o se opuso el Capitán
Hernando Muñoz alegando que hacía 14 años que vivía en esas tier as en
razón de haberse casado con Inés Colocasi hija de Lorenzo Colocasi y
Clara Chutún.
Al morir Sánchez Chapar o su esposa María de Morales y Albornoz
heredó las tier as de San Francisco y más tarde contrajo enlace, en
segundas nupcias, con el capitán Francisco de Marigorta. En 1707
Marigorta vendió las tier as a Don Pedro Escudero quien siguió pleiteando
con los herederos de Hernando Muñoz.
En septiembre de 1700 el capitán Juan Vidal Olguín, protector de
Naturales de esta jurisdicción, se presenta ante el alcalde de la ciudad de
San Luis, Francisco Gil de Quiroga, y reclama, en nombre de Julián
Colocasi, las tierras de Chutunzo en el Valle de San Francisco. Como ya
ha quedado dicho, esas tierras las hubo Julián Colocasi por herencia de
su padre cacique Lorenzo Colocasi. La hermana de Julián, Inés, casó con
Hernando Muñoz que fue el primer español que habitó esos lugares.
Dice que posteriormente el capitán Domingo Sánchez Chapar o
vino de San Juan a cortar madera para fabricar carretas, y persuadido de
la bondad de esas tierras, las pidió y obtuvo en merced real del
gobernador de Chile aprovechando que el cacique Lorenzo Colocasi y su
hijo Julián estaban ausentes por haber sido l evados por la fuerza la
jurisdicción de Córdoba para servir al Capitán Pedro García Redondo.
La banda sur. El núcleo inicial de la población se radicó en lo que
hoy se conoce como banda sur.
Capil a e iglesia. En aquel lugar, según Urbano J. Núñez, “a
mediados del siglo XVII existía la capil a dedicada a San Francisco de
Asís”. Domingo Faustino Sarmiento en su libro “Recuerdos de Provincia”
se refiere a su permanencia en San Francisco del Monte de Oro en 1826 y
con relación a la capil a dice lo siguiente: “La capilla estaba sola en medio
del campo, como acontece en las campañas de Córdoba y San Luis. Yo
tracé, pues tenía unos tres meses de ingeniero, el, plano de una vil a,
cuya planta hicimos triangular para darnos buena maña con la escasa
tela; delinease una calle, en cuyo costado trabajó un señor Maximiliano
Gatica, si no me olvido, demolimos el frente de la iglesia que había
pulverizado un rayo, y construimos un primer piso de una torre y coro,
compuesto de pilares robustos de algarrobo, coronado con un garabato
natural encontrado en los bosques, que describía tres curvas, la del centro

más elevada que las otras, en la cual tal é yo en grandes letras de molde
esta inscripción: SAN FRANCISCO DEL MONTE DE ORO”.(1)
Esta capilla a la que alude Sarmiento se encontraba en la banda
sur.
En 1857 se demolió la antigua iglesia que servía de enter atorio y
que se encontraba en ruinas. Se procuraba utilizar la madera que estaba
en buen estado para la Escuela Pública. Por esos días en Nogolí se
construía en piedra la pila bautismal para la iglesia de San Francisco.
Tendría forma aproximadamente oval, fijada sobre un pedestal cilíndrico
cuya parte posterior también era de piedra.
En 1864 era síndico de la iglesia de San Francisco Don Francisco
Bázquez, quien el 29 de septiembre de ese año comunica al gobierno que
Don Benicio Orellano y Don Justo Sosa se niegan a entregarle los fondos
que obran en su poder, pero que no obstante la iglesia se está ar eglando.
El 23 de octubre de 1866 el Pbro. Emeterio Lucero (primer pár oco
de San Francisco, que murió en 1867), comunica que se ha caído el techo
de la iglesia, desde el coro hasta la barandilla del altar, y que el vecindario
está dispuesto a cooperar para la construir una nueva. El Pbro. Lucero se
refería a la iglesia de la banda sur.(2)
En diciembre de ese año Don Miguel Pastor comunica que acepta
el nombramiento para integrar la comisión que debía acopiar materiales
para la construcción del nuevo templo “aunque –dice- soy alto inútil para
eso”. En enero de 1869 desde San Francisco se pide autorización para
abrir dos calles más a fin de introducir al centro de la población car etas u
otros vehículos que conduzcan material, maderas y demás útiles para dar
principio a la construcción del templo. Se da como razón que las cal es
existentes son muy estrechas.
Se da cuenta, asimismo, que se ha celebrado contrato sobre una
parte de la construcción del templo con el arquitecto Don Antonio
Mendiburu.
Esperan que se expropie el terreno de Don Juan Puertas (que pide
$ 500) para continuar con los trabajos.
La comisión encargada de estos trabajos está presidida por el
Pbro. José L- Rizzo y actúa como secretario Don Juan de Dios Escobar.
El señor Mendiburu se comprometía, asimismo, a vender a la
comisión 50.000 ladril os que debían tener, cada uno, las siguientes
dimensiones: 2 pulgadas de espesor, ½ vara de largo y una cuarta de
ancho. Construiría los cimientos de 1 ½ vara de ancho, 1 vara de
profundidad y paredes de 4 varas sobre los cimientos. La extensión de
ésta a lo largo “será lo que comprende el de la nave principal del templo,
al frontis y una de las torres”. La comisión pagaría a Mendiburu $17
bolivianos por cada 1.000 ladrillos, y $ 750 por el trabajo de las murallas.(3)
El 29 de julio de 1869 se promulga la ley 148 por la que se autoriza
al Poder Ejecutivo a construir la iglesia de San Francisco. Todo esto se
refiere a la actual iglesia de la banda norte.

Notas:(1) Escritor citado, “Recuerdo de Provincia”.
(2) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 173 doc. 19. 488.
(3) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 181 doc. 5-1-1869.

El 6 de mayo de 1872 el ministro del Interior Don Nicolás
Avellaneda desde Buenos Aires comunica que el gobierno nacional ha
entregado 1.000 pesos fuertes para la construcción de la iglesia de San
Francisco del Monte. Esta ayuda fue calurosamente apoyada por el
Presidente Domingo Faustino Sarmiento quien como ya lo hemos
señalado, pasó una temporada a principios del siglo XIX en aquella
localidad norteña.
El 13 de febrero de 1873 Don Ildefonso Orellano presenta su
renuncia a la Comisión encargada de la construcción de la Iglesia de la
banda Norte invocando su falta de salud y su edad avanzada.
Por decreto del 14 de junio de 1885 son designados para dirigir los
trabajos de la construcción del templo Don Mariano Car eras, Don Tomás
Funes el Pbro. Justo del Carmen Arce y Gerónimo Acevedo.(4)
En octubre de 1907 la comisión del templo de San Francisco
estaba integrada por las siguientes personas: Presidente, Francisco
Concha; Vicepresidente, Pbro. Manuel Beltrán; Secretario, José
Aberastain; Tesorero, Juan Cancio Pérez.(5)
Volviendo a la banda sur digamos que el 13 de octubre de 1870
Francisco Básquez y José Mariano Bustos, encargados del ar eglo de la
iglesia, dan cuenta del trabajo realizado: “Contamos con un templo mucho
mejor que el que antes hemos conocido, aunque reedificado en sus
mismas murallas por no haber podido ser de otro modo. Su fachada y
como una quinta parte de sus murallas, que antes era de material crudo,
se han repuesto con material cocido, que nunca tuvo, sirviendo ésta de
mucha utilidad y resguardo de las campanas. A la parte del sud
adyacente, se ha construido un edificio de 24 varas de largo por 5 de
ancho para sacristía como la del Norte”.
Por decreto del 20 de febrero de 1900 son designados para ocupar
los cargos de presidente y tesorero del templo de San Francisco, el Pbro.
Francisco Moraleda y Don Claudio López, respectivamente.(6)
El templo de la banda norte se terminó de construir a principios del
siglo XX.
En la iglesia de la banda sur se venera a San Francisco de Asís y
fue declarada parroquia en 1859.
La iglesia de la banda norte está consagrada a la Sagrada Familia.
Juramento. El 8 de septiembre de 1816 se jura en San Francisco
la Independencia argentina que había sido declarada en Tucumán el 9 de
julio. Preside la solemne ceremonia el Alcalde de Hermandad Don José
Cándido Pereira y firman el acta las siguientes personas: Santiago Ignacio
Espinosa, José Ramón Gatica, Manuel Rodríguez, José Antonio Calderón,
Pablo Calderón y Ramón Lucero. Actúan como testigos José Antonio
Calderón y Bernardo Fernández.(7)
Granadero. Poco después, en julio de 1816, se había incorporado
al Regimiento de Granaderos a Caballo el soldado JOSE SANTOS PAEZ,

(4) Boletín Oficial 15 de junio de 1886 Nº 11 pág. 199.
(5) Boletín Oficial 31 de octubre 1907 pág. 103.
(6) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 179 doc. del 1-9-1868.
(7) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 20 doc. 2.492 folio 107.

hijo de Antonio Páez y Felipa Soria, pelo castaño, ojos pardos, tez blanca,
de 20 años de edad.(8)
Sarmiento. En 1826 llega a San Francisco expatriado de San Juan
por cuestiones políticas, el presbítero José de Oro, a quien se une poco
después su sobrino Domingo Faustino Sarmiento. Se conserva en San
Francisco el rancho donde según la tradición el autor de “Facundo”
enseñó a leer y a escribir a niños, jóvenes y adultos del lugar. El rancho –
protegido ahora por un templete muy mal construido- ha sido declarado
monumento histórico.(9) En sus inmediaciones se levanta la ex Escuela
Nacional Nº 4 y un poco más lejos, en la zona noroeste de la plaza, la
Iglesia donde oficiaba el Presbítero Oro.
Fusilados. El sábado 1º de febrero de 1834 son fusilados en la
plaza de San Francisco, por causas que desconocemos, José Calixto
Quevedo y José María Jofré. Hizo cumplir la pena capital el Comandante
Don José Mariano Car eras que debió trasladar los reos de La Carolina a
San Francisco.(10)
Negocios. En 1857 se registran los siguientes dueños de negocios
en San Francisco: Pedro José Olguín, Francisco Varas, Eugenio Laborda,
Benifico Moyano, Gregorio Laborda, José Núñez y Francisco Varela.
En 1866 tiene negocios de tienda, almacén y pulpería los hermanos
Mariano y Juan Carreras con un capital de $2.000; Miguel Pastor con
capital de $5.000; Doña Dolores Sosa de Núñez, capital con Don Nicolás
Jofré, capital $1.000; Acielo Camargo en sociedad con Amador Lucero,
capital $500. También tiene negocio de tienda, almacén y pulpería Don
Miguel Pérez. Son dueños de pulperías Julio Lutges y Francisco
Rivadeneira quienes giran con un capital de $200 cada uno.(11)
Varas, pesas, riego y campanas. Las varas, pesas y almudes
que entonces se utilizaban en los negocios de la villa, eran arbitrarios y no
coincidentes, y el reparto del agua de regadío se hacía sin orden. Para
desempeñar las funciones de juez de Aguas era propuesto Don Antonio
Núñez.
El Comisionado Don Julio Zuviría que por entonces actúa en San
Francisco por mandato del gobierno, hace saber que las campanas de la
iglesia están rotas y sugiere se traiga una de la Carolina donde hay dos en
buen estado.(12) Otra vez el torcido criterio de remediar las necesidades de
una comunidad más o menos pudiente a expensas de otra más pobre.
Escuela. Por gestión del obispo de Chile, Juan González
Melgarejo, el primer maestro que enseño en el val e de San Francisco fue
Don Julián Itur i. Su designación ocur e el 16 de enero de 1745 por
disposición de los capitulares Miguel Becer a, Luis de Salinas y Domingo
Rodríguez encabezados por el Lugarteniente de Cor egidor Don Miguel de
Vílchez. El salario asignado fue de 12 pesos en géneros de la tier a, al
precio corriente, por cada niño y en cada año.
En 1857 se constituye en San Francisco la Comisión de Damas
integrada por Doña Hipólita Loyola de Laborda, Casiana Quiroga de

(8) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 19 doc. 1.459.
(9) Decreto Nº 107. 512 6-12-1941.
(10) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 54 doc. 5.187, 6-2-1834.
(11) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 171 doc. 19.180, 3-2-1866.
(12) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 148 doc. 14.284, 23-10-1857.

Sarmiento y dolores Sosa de Núñez, a fin de gestionar la creación de una
escuela para niñas. En junio de 1858 el poder Ejecutivo nombra maestra a
la Srta. Delfina Varela y la autoriza a educar 80 niñas pobres. A esta obra
educativa coadyuva eficazmente la “Sociedad Amigos de la Población”
cuya presidencia ejercía el sacerdote Emeterio Lucero. En octubre de
1862 sigue siendo preceptora de la Escuela de Niñas, Delfina Varela de
Latam.(13)
El 9 de mayo de 1864 abre sus puertas la Escuela de Varones bajo
la dirección de Don Filemón Durán. El 10 de junio de 1865 se produce la
apertura de la Escuela Fiscal de Niñas que dos años después funciona
con 64 alumnas bajo la dirección de Francisco B. Sosa.(14)
En febrero de 1865 la comisión de Instrucción Pública integrada por
Don Ciriaco Sarmiento y el presbítero Emeterio Lucero, informa del buen
resultado de los exámenes de la Escuela de Varones a cargo del
Preceptor Filemón Durán, que en 8 meses ha presentado jóvenes que
leen, escriben y hacen cuentas regularmente.
En abril de ese mismo año Francisca de Borjas Sosa se ofrece para
desempeñar el cargo de preceptora de la Escuela de Niñas. Expresa que
nació en San Luis y se educó en Coquimbo (Chile) bajo la dirección de
Doña Dámasa Cabezona. Promete enseñar lectura, escritura, urbanidad,
catecismo, aritmética, costura, y bordado en varias clases, como así
también tejido al crochet.
En junio de 1870 la Escuela de Varones se haya a cargo del
preceptor Don Juan de Dios Escobar y tiene 89 alumnos. El mobiliario con
que cuenta se reduce a 4 bancas muy deterioradas, y 3 bancos en iguales
condiciones. Además una pizar a de suela, una mesita de algar obo y un
reloj de mesa ordinario. El horario que se cumplen los alumnos (invierno y
verano) es de 7 de la mañana hasta el mediodía. Asisten diariamente de
65 a 70 alumnos aunque en la época de la comunicación (junio), el
promedio es menor “porque es cuando los padres necesitan más de sus
hijos y los hacen fallar demasiado para ocuparlos en las cosechas y
siembras”.
En septiembre de ese año el visitador Don Amador Lucero
comunica que en compañía del comisario Carlos Varela, ha examinado a
los niños de la escuela a cargo de Don Juan de Dios Escobar, y emite un
juicio altamente elogioso: “Creo de mi deber hacer, entre todas las
escuelas que he visitado,, una excepción honrosa a favor de esta última”.
“Sin textos, sin aun ni tener ni mesas para escribir, ni asientos, ha
obtenido no obstante el señor Escobar de sus educandos un resultado
muy satisfactorio y debo decir que es la única escuela donde se nota
algún orden en la enseñanza, lo que data desde su instalación”.
El 16 de julio de 1871 Segunda Varela se dirige al ministro Pablo
Pruneda y le dice que desea concluir la casa para la escuela situada
frente a la plaza en la banda norte, para trasladarse a ella. El ministro
ordena se le abonen los sueldos hasta el mes de agosto y da orden de
crear una escuela de niñas en la banda sur.
Con fecha 3 de marzo de 1872 Don Juan de Dios Escobar avisa
que el edificio para la escuela está casi al terminarse. Y agrega un pedido

(13) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 160 doc. 16.865, 8-10-1862.
(14) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 171 doc. 19. 171.

que muestra su pobreza: “Sólo yo no tengo casa, por lo que pido a Ud.
permiso para poner un tabique de lienzo para vivir con mi familia, como
también que me ayuden con algo para hacer una pieza y un corredor”.
Con fecha 25 de marzo de 1872 Don Juan de Dios Escobar
comunica que el día 15 se ha concretado su proyecto y se ha abierto la
escuela nocturna. Tiene
ya 42 alumnos y hace
especiales
consideraciones sobre Felipe Alaniz, peón de Don Mauricio Orel ano. Dice
que no sabe leer ni escribir pero hace operaciones de hasta seis cifras.
“Creó que podré –dice Escobar- ponerlos en la huella para que puedan
ser útiles a su patria, a sus semejantes, y, principalmente, al
Todopoderoso”.
Síndico. El 10 de octubre de 1865 Francisco Bázquez comunica
desde San Francisco que el día 8 fal eció el Síndico de esa par oquia D.
Pascual Sosa.(15) Poco después propone para el cargo a Don Ciriaco
Sarmiento.(16)
Obispo. El 21 de agosto de 1866 se produce un hecho
extraordinario como inesperado: A las nueve de la noche muere allí,
repentinamente, el obispo de Cuyo Fray Nicolás Aldazor quien había
llegado a los pueblos del norte en vista pastoral.(17) El mismo día 21 desde
San Francisco comunica el hecho Francisco Bázquez(18), y al día siguiente
hace lo propio el presbítero Emeterio Lucero dando detal es: el prelado
falleció de un ataque de aneurisma mientras se estaba confesando.(19)
La Nueva Vil a. Se conservan en nuestro Archivo Histórico las
instrucciones que debía observar la Comisión encargada de la venta de
sitios y acopios de materiales para la construcción del templo de la Vil a
Nueva de San Francisco. Tales instrucciones aludían a estas cuestiones
básicas:
1º) Debía destinarse la acera del poniente de la plaza para el
templo y Casas Escuelas para niñas y varones.
2º) Los demás sitios debían ser vendidos.
3º) Cor espondía imponer a los pobladores la obligación de
cerrarlos con paredes de 2 ½ varas de altura y edificar una casa al frente,
revocando y blanqueando el resto de la misma; todo en el término de 18
meses.(20)
En agosto de 1868 se pagan $ 125 a Don Justo Sosa por 5.498
varas cuadradas de terrenos ocupado para formar la nueva villa de San
Francisco.(21)
El 1º de septiembre de 1868 Don Faustino Berrondo da cuenta al
gobernador José Rufino Lucero y de la comisión que se le encomendó
para delinear la Nueva Villa de San Francisco. La población se emplazó
en la margen izquierda del río, al norte de la antigua vil a. Realizaron las
tareas de delineación Don Mamerto Gutiér ez y Don Amando Cousinet
formando manzanas de 100 varas en cuadro; 20 varas de ancho las

(15) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 170 doc. 18. 942, 10-10-1865.
(16) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 170 doc. 18. 989, 3-11-1865.
(17) Boletín Oficial 28 de agosto de 1866 año 1º Nº 31.
(18) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 172 doc. 19. 420, 21-8-1866.
(19) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 172 doc. 19. 423, 22-8-1866.
(20) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 179 doc del 4-8-1868.
(21) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 180, orden de pago Nº 298, 25-8-1868.

calles. El costado oeste frente a la plaza se destinó para templo, al
naciente se destinó para la casa consistorial. A Don Faustino Berrondo lo
asesoraron el Dr. Pablo Saravia, Don Juan Barbeito y el Pbro. Luis
Joaquín Tula.
Municipalidad. Por decreto del 29 de mayo de 1875 se crea la
Municipalidad de San Francisco.(22) El 16 de enero de 1886 son
designados para integrar la Comisión Municipal, Don Rosario Aberastain,
Pedro Concha, Mariano Carreras, Gerónimo Acevedo y N. Bertín.(23)En
1906 era Intendente Municipal Don Camilo Lucero quien renuncia en junio
de ese año y es nombrado en su reemplazo Don Manuel Beltrán.(24)
Sociedad de Beneficencia. El 22 de abril de 1906 queda
constituida en San Francisco la comisión de la Sociedad de Beneficencia
de la siguiente forma: Presidenta, Mercedes O. de Ojeda; Vicepresidente,
Rosalía de López; Vicepresidenta segunda, Sra. C. de Blanchet;
Secretaria, Lidia Guiñazú Car eras; Tesorera, Demofila C. de Pérez;
Protesorera, Esperanza de Magallanes; Vocales, Marcelina de Olmos,
Bibiana de Aberastain, Manuela de Rosales, Jobina de Carreras, Lucía de
Quiroga, Micaela de Silva y señoritas Otilia Car eras, Luciana Astudillo,
Rosenda Quiroga (destacada docente y escritora) Santos y Jesús
Bustos.(25)
Escuela Normal. Una etapa de capital importancia para la vida
social y cultural de San Francisco la marcó la creación de la Escuela
Normal Regional de Maestros. Se colocó la piedra fundamental el 15 de
febrero de 1911. Asistieron a este acto como delegados del Consejo
Nacional de Educación, los Dres. Francisco P. Moreno y José B. Zubiaur.
Estuvo también presente el historiador puntano Don Juan Wenceslao Gez.
Las puertas de dicha escuela se abrieron el 23 de agosto de 1915.
Biblioteca. Otra institución que ha jugado un importante papel en
la vida cultural de San Francisco, ha sido la Biblioteca “Juan de Dios
Escobar”.





SAN JOSE DEL MORRO

(Departamento Pedernera)


“El Mor o” es un viejo topónimo. Aparece ya en el expediente de
“probanzas de Méritos y Servicios” del capitán Tristán de Tejada
levantado en Córdoba en octubre de 1614. Acontecimientos al í referidos

(22) Boletín Oficial Año I mayo de 1875 Nº I I pág. 45.
(23) Boletín Oficial 1º de enero de 1877 Nº 24 pág. 425.
(24) Boletín Oficial sin Nº págs. 5y6.
(25) Boletín Oficial sin Nº págs. 9.

tienen lugar en tierras puntanas en 1580 aproximadamente y se
mencionan entre otros topónimos “Linlín”, “Cole”, “Conlara” y “Mor o”.(1)
Según el Padre Pablo Cabrera, con anterioridad a la conquista
hispánica este lugar era conocido como tier a de Combatac donde
señoreaba el cacique Cayambel.(2)
Los orígenes. Esta población (una de las más antiguas de la
provincia de San Luis), tuvo orígen en la capil a construida
presumiblemente en la primera mitad del siglo XVIII (1700 a 1750) por
Don Pablo Suárez. Tal es lo que se desprende de la investigación
mandada a realizar por Don Pablo Lucero en 1853, quien ordena al
Comandante Cecilio Ortiz, al juez de Paz Don Daniel Videla y al maestro
de escuela Don Rufino Flor, indaguen “quiénes fueron los primeros
fundadores de la capilla de nuestro patriarca el Señor San José del
Morro.”(3)
En dicha información sumaria presta declaración Don Leoncio
Suárez que dice ser nieto del fundador (su abuelo paterno) Don Pablo
Suárez. Expresa que su abuelo donó el ter eno “con tal que sus hijos
tuvieran sepultura de balde en esta capilla”. Similares son los testimonios
de Martín Suárez (también nieto del fundador) y de José Gregorio Lucero.
Dichos testigos en su niñez conocieron en El Mor o a Juan Francisco
Quiroga, Bonifacio Quiroga, Juan Gutiér ez (español), al hijo de éste Juan
Gutiér ez, Juan Natel (español), a la mujer de éste Manuela de Natel, una
familia Burgos, Andrés Suárez (hijo de Don Pablo Suárez), Fernando
Suárez, Vicente Suárez, Francisco Suárez, Norberto Suárez, Isabel
Suárez, Juan Esteban Quiroga, al hijo de éste, Ramón Quiroga. Anotemos
el detalle de que en todas estas actuaciones se dice “Cantón El Mor o”.
Fortín y posta. Además de cantón o fortín, San José del Mor o fue
posta en el camino de Buenos Aires a Cuyo. Desde allí en el año 1818 el
General San Martín le escribe al Teniente Gobernador Vicente Dupuy
pidiéndole un medio de movilidad por habérsele roto el coche en que
venía.(4)
El camino de Buenos Aires entraba al territorio puntano por el lugar
llamado “El Portezuelo”, l egaba a El Mor o y de al í con rumbo al oeste,
pasando por la posta Río V, se dirigía a San Luis.

A comienzo del siglo pasado fue maestro de posta en San José del
Morro Don Ignacio Suárez. A mediados del siglo desempeño esas
funciones Don Juan Esteban Quiroga y más tarde su hijo José Ramón
Quiroga.(5)
En razón de haber violado la prohibición establecida para los
maestros de posta de dar caballos a los que no llevasen de la posta
anterior, en 1806 Don Francisco Rodríguez ordena por oficio al juez
subdelegado de la Real Renta de Correos, que instruya sumarios al
maestro de posta Don Ignacio Suárez por haber dado cabal os a Don

Notas:(1) Roberto Levillier “Nueva Crónica de la Conquista del Tucumán” t. I I, pág. 386 y siguientes.
(2) Pablo Cabrera “Los Aborígenes del País de Cuyo”, pág. 83, Córdoba., 1929.
(3) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 132 doc.12.265, 24-8-1853
(4) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 23 doc. 2.910, 17-7-1818.
(5) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 27 doc. 3.206, 21-7-1822.

Ramón Esteban Ramos (Alcalde de primer voto de la ciudad de San Luis),
sin tener licencia. Ramos iba huyendo de la justicia con caballos propios.(6)
Juramento. El 8 de septiembre de 1816 se realiza en El Morro el
juramento de la declaración de la Independencia Nacional que había
tenido lugar en San Miguel del Tucumán el 9 de julio. Preside la
ceremonia el Alcalde de Hermandad Don Juan Clímaco Lucero.(7)
Contribución al Ejército de los Andes. Se conserva en nuestro
Archivo Histórico la lista de personas oriundas de San José del Mor o que
en 1816 contribuyeron con reses, caballos y charqui para el Ejército de los
Andes: capitán de Milicia Don Juan Esteban Quiroga, José de las Nieves,
Juan Alvarez, Leandro Blanco, Domingo Silva, Gregorio Lucero, Miguel
Cabrera, Doña Teresa Suárez, el teniente José Pedernera, Doña Dominga
Orellano, Doña Margarita Quiroga, Cipriano Fernández, Doña Agustina
Navarro, el hijo de finado Orencio Quiroga, Doña Petrona, Patrocinio
Moyano, Doña Petrona Gar aza, Cándido Orel ano, Anastasio Estrada,
Antonio Estrada, Blas Domínguez, Pedro Nolasco Pedernera. El
comisionado que recogió los aportes fue Don Juan Clímaco Lucero.(8)
Con el mismo fin aportaron dinero Juan Esteban Quiroga, Teresa
Suárez, José Salinas, Ursula Natel, Petrona Quiroga, Mónica Orozco,
Juan Clímaco Lucero, Gerónimo Cabrera, El Negro Juancho, Juan
Alvarez, Patrocino Moyano, Juan de la Cruz Pérez, Marcos Escudero,
Leandro Quiroga, Águeda Navar o, Cipriano Fernández, Miguel Centeno,
Ventura Gómez, Bricio Fernández, Nicasio Quiroga, Petrona Gar aza,
Anastasio Estrada, Constantino Barzola, Domingo Silva, Santos
Domínguez, Pedro Nolasco Pedernera, Dominga Orellano, Manuel Ojeda
y Miguel Ojeda.(9)
Milicias y malones. En 1832 Don Feliciano Ledesma se hace
cargo del campamento del morro por orden del Coronel Prudencio Vidal
Guiñazú. Lo pone en posesión el teniente Don Fabián Bar oso.(10)

A principio de 1834 se encuentra en El Morro Don Pablo Lucero al
mando del Regimiento de Dragones de la Unión. Con fecha 8 de febrero
cursa una larga y medulosa comunicación al gobernador de la provincia
Don José Gregorio Calderón, y entre otras cosas le dice lo siguiente:
“Hal ándose el que firma con ocho individuos enfermos en el escuadrón de
su mando hizo comparecer al curandero Feliciano López para que éste
reparase de la salud de éstos, quien a más de ser tan antiquísimo ya
cuasi pasado de su edad, sordo y muy destenuado, no se encuentran
medicinas con qué poder hacerle la más mínima diligencia. Aguardiente
se buscó diciendo para despasmar hinchazones infladas y no se ha
podido encontrar en parte alguna…” Hace notar que dos enfermos están
“desechos abajo al perder el miembro…” “otros dos roturas en el pecho
fístulas viejas que se han echado a perder nuevamente”.

(6) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 10doc. 1.531, 2-1-1806.
(7) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 20 doc. 2.492, folio 130.
(8) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 19 doc. 2.466.
(9) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 19 doc. 2.413.
(10) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 47 doc. 4.684, 29-12-1832.

Con relación a los castigos impuestos hace saber que l eva dados
900 azotes hasta la fecha. Respecto de los caballos hace saber que tiene
351.
Todavía no ha tenido oportunidad de herrar ni pilonear. Esta
operación consistía en cortar la punta de la oreja al cabal o como señal de
que pertenecía al Estado. Así el animal quedaba “pilón”.
Dice Don Pablo que hay gran cantidad de tábanos que no dejan
“ar ibar” la cabal ada.
Por esas épocas se está construyendo el fuerte y dice que “el
terreno de este lugar es muy pedregoso, me ha aporreado mucho las
herramientas; si no hubiese sido el pico menos se hubiera trabajado”. Hoy
se da principio a techar algunas casas. El foso va muy despacio y
necesito que me mande otro pico como el que traje, necesito jabón y
algodón para las velas… “Yo me apuro en concluir el fuerte para tener
todo más seguro… Necesito 4 cer ojos para cuatro puertas… También
seis clavos para una compuerta del tapial.(11)
En 1834 se produce una gran invasión de los indios ranqueles a la
provincia de San Luis. Desde El Morro el Coronel Don Pablo Lucero cursa
una serie de comunicaciones en una que remite desde “Puerta del
Potrero”, el militar anuncia que los indios han sitiado el fuerte de
Achiras.(12) A mediados de junio llega allí la cautiva Luisa Sosa quien da el
Coronel Lucero noticias sobre los indios.(13)
Por esa época, como ya se ha dicho, se encuentra en El Mor o el
Regimiento de Dragones de la Unión al mando del ya citado Coronel
Lucero quien tiene como Ayudante a Don Pedro Nolasco García.(14) El
uniforme de los Dragones fue creado por Don Pablo Lucero y consistía en
cotón rojo y pantalón azul.
Pero no sólo este cuerpo armado pasó por El Mor o. En marzo de
1848 está al í la Primera Compañía del Regimiento de Húsares al mando
de José Eustaquio Giménez, y el Primer Escuadrón Segunda Compañía
del Regimiento de Granaderos a Caballos cuyo jefe es el Capitán Ezequiel
Blanes.(15)
Militares de renombre que pasaron por El Morro, además de los ya
citados, fueron el Comandante Gervasio Ponce(16), Domingo Meriles(17),
Don Cecilio Ortiz, Don Juan Saá.(18)
Volviendo al problema del indio digamos que en 1836 siendo el
Coronel Pablo Lucero comandante General de Frontera comunica al
Gobierno de San Luis que una partida ligera de indios ha arrebatado la
caballada del Cantón del Mor o.(19) Por esos tiempos los malones indios
se sucedían con frecuencia y ésa fue la cusa por la que muchas familias
emigraron buscando amparo en los lugares serranos.

(11) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 54 doc. 5.191. 8-2-1834.
(12) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 54 doc. 5.154, 19-1-1834.
(13) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 54 doc. 5.351, 15-6-1834.
(14) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 63 doc. 6.165, año 1835.
(15) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 114 doc. año 1848.
(16) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 91 doc. 8.608, 20-8-1842.
(17) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 112 doc. 10.470, 2-10-1848.
(18) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 147 doc. 14.163 bis.
(19) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 68 doc. 6.513, 20-9-1863.

El 4 de abril de 1854 el Escuadrón de Dragones de la Unión es
conmovido por un intento de rebelión. Descubierto el movimiento, Don
Pablo Lucero manda fusilar a los promotores Sargento Alejo Bustos y
Cabo Fernando Soria.
Escuelas. El 24 de junio de 1850 Don Pedro Gigena yerno de Don
José Narciso Domínguez es nombrado preceptor (es decir director) de la
Escuela de Varones de San José del Mor o. Tres años después, el 5 de
noviembre de 1853, la Sala de Representantes aprueba el proyecto del
gobernador Don Pablo Lucero que auspicia la creación de una escuela en
El Morro donde había una cantidad aproximada de 100 niños en edad
escolar. El gobierno firma contrato el 5 de noviembre de aquel año con el
maestro Rufino de la Flor quien se obliga a actuar como preceptor con un
sueldo de 25 pesos mensuales. Su compromiso lo obliga a enseñar
lectura escritura, aritmética, doctrina cristiana y gramática castel ana.
Pocos días después, el 16 de noviembre de 1853, se instala en El Mor o
la escuela bajo la dirección de Don Rufino de la Flor con más de 50
alumnos quedando un buen número de éstos sin poder ser atendidos por
falta de silabarios según la comunicación del comandante Don Cecilio
Ortiz.
En 1857 era preceptor Don Pedro Pascual Cortéz.(20) Dos años
más tarde la Comisión integrada por Doña Rosario Lucio Lucero de Saá
(esposa del General Juan Saá), Cruz Quiroga de Novil o y Marquesa
Domínguez de Van Sice, encargada de instalar la Escuela de Niñas del
Morro, por intermedio de su secretario Don Carlos Juan Rodríguez
proponiendo como preceptora a la Srta. Ana Ortiz por renuncia de Lina
Sosa que estaba designada.(21) Por decreto del 11 de junio de 1859 es
designado preceptora la propuesta Ana Ortiz con un sueldo mensual de
$20.(22) En agosto es nombrada subpreceptora la Srta. Segunda Varela.(23)
En 1861 ejercía funciones de maestros de primeras letras Don
Ricardo Benabal quien renuncia por tener que ausentarse del país.(24)

En 1865 Don Rufino de la Flor es Preceptor de la Escuela Fiscal del
Morro. Había sido designado por Don Justo Daract mediante decreto del 5
de septiembre con antigüedad al 1º de enero. En esa escuela se
enseñaba gratuitamente lectura, escritura, aritmética, doctrina cristiana,
gramática castel ana y reglas de urbanidad. El preceptor gozaba de un
sueldo de $ 22. (25)
En marzo de 1869 actúa como preceptor Don Juan Lino Páez quien
percibe 30 pesos de sueldo, asistido por su ayudante José Amaya que
tiene un sueldo de 8 pesos. El 18 de septiembre de 1969 la Comisión
integrada por Don Santiago Herrero, Juan Aguado y Darío David,
encargada de la construcción del edificio para la Escuela de Niñas,
comunica al gobierno que carece de fondos y solicita autorización para
recaudarlos entre el vecindario. El 27 de enero de 1870 el Comisario Don

(20) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 148 doc. 14.277.
(21) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 152 doc. 15.272.
(22) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 152 doc. 15.191.
(23) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 152 doc. 15.415, 10-8-1859.
(24) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 156 doc. 16.173 y 16.174.
(25) Boletín Oficial Sábado 16 de septiembre de 1865- Año I.

Cecilio Ortiz hace saber que las preceptoras de la Escuela de Niñas,
Eugenia y Ana Ortiz, se desempeñan desde hace seis meses y que en
este tiempo sólo han recibido 35 pesos que les ha entregado esa
Comisaría en calidad de socor o.
El 31 de julio de 1870 el preceptor Don Juan Lino Páez presenta su
renuncia. Dice que se ha desempeñado como preceptor desde marzo de
1868 que renuncia porque el sueldo no le alcanza para vivir; porque la
Comisión de Instrucción Pública no le proporciona textos ni útiles, y
porque los niños no asisten a clase.
En marzo de 1872 el preceptor de la Escuela de Varones Don
Cecilio Ortiz (hijo) pide se mande algunos textos y dice que ocupa gran
parte de su tiempo haciendo cartillas a mano para enseñar a algunos
niños. Ese año, el 21 de septiembre, el visitador Don Ramón de la Sier a
dice que a la Escuela de Niñas asisten 57 alumnas y que hay 80 niñas
más que podrían concur ir. Algunas alumnas se han retirado por los
problemas que han existido entre la preceptora Ana Ortiz (que hace 14
años se desempeña en ese cargo), y el subinspector Juan Lino Páez y los
padres de familia.
Por decreto del 26 de febrero de 1875 es designada ayudante de la
Escuela Fiscal de Niñas la Srta. Perfecta Estrel a(26), y ese mismo año (el
1º de abril) es nombrado Don Cantalicio Mora preceptor de la Escuela
Fiscal de Varones con un sueldo de $ 46.(27)
Por decreto del 13 de febrero de 1886 es nombrado Subpreceptor
de la Escuela de Varones Don Ciriaco Luna.(28)
La capil a. Ya sabemos que la primera capilla fue construida por
Don Pablo Suárez probablemente entre 1700 y 1750.
En 1851 Don Pablo Lucero invita a la inauguración del templo
erigido al Patriarca San José del Mor o. En enero de ese año el maestro
Hilario Ferreyra (albañil, tal ista y soldado distinguido), había pintado el
altar del nuevo templo mandado a edificar por el gobernador Don Pablo
Lucero.
Seguramente que la construcción o los materiales empleados no
fueron de la mejor calidad porque al año siguiente Don Cecilio Ortiz habla
de cortar paja para techar la iglesia.(29)En julio de 1858 Don Justo Daract
gobernador en campaña, comunica al gobernador delegado Don Juan
Barbeito, que se activan los trabajos y acopio de materiales para
reconstruir la iglesia destruida por las lluvias.
A mediados de 1869 se hace cargo de la capilla del Morro el
presbítero Vicente Arancibia que reemplaza al presbítero Andrés Funes.
En 1871 Arancibia tuvo serios problemas con el juez de Paz Don Juan
Lino Páez.
Vuelve el malón. En 1852 la villa de San José del Mor o entra
nuevamente en situación de emergencia por el avance de los indios
ranqueles. En efecto, de ese año data una comunicación que hace saber
la presencia de indios en la costa del cerro.(30)

(26) Boletín Oficial Año I marzo 1875 Nº 1 pág. 23.
(27) Boletín Oficial 1 de abril de 1875 Nº I pág. 33.
(28) Boletín Oficial 1 de febrero de 1886 pág. 96.
(29) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 128 doc.11.895, 24-10-1852.
(30) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 127 doc.11.611, 27-2-1852.

Comisión Municipal. La primera Comisión Municipal del Mor o
estuvo integrada por Antonio Silvera, Juan Peralta, Manuel B. Carreño,
José L. Silveyra y Pedro de la Fuente.(31)
Servidores de la patria. Muy cerca de este histórico pueblo
puntano nació el 25 de diciembre de 1796 uno de los hombres que más
gravitación tuvieron en la vida de nuestra provincia: El teniente general
Don JUAN ESTEBAN PEDERNERA. Y de aquí eran oriundos tres
soldados que en julio de 1816 se incorporaron al Regimiento de
Granaderos a Caballo para hacer la campaña de Chile y Perú con el
General San Martín: BONIFACIO GARRAZA, de 22 años, hijo de
Ambrosio Garraza y Cecilia Páez; JOSE ANDRES PONCE, de 19 años,
hijo de Martina Ponce; y MIGUEL CHAGARAI, de 18 años, hijo de
Francisco Chagarai y Gregoria Orellano.(32)





SAN MARTIN

(Departamento San Martín)


Originariamente el paraje se llamó “Rincón de Angola” o “Rincón de
Rosales”, nombres que a partir de 1768 fueron reemplazados por “Rincón
de Santa Bárbara” o “Santa Bárbara”.
El 22 de marzo de 1764 un vecino de la ciudad de San Luis, Don
Manuel Moreno Dávila, pide al gobernador Juan Verdugo de Santiago de
Chile, se le reconozca la posesión de un potrero situado en la jurisdicción
puntana denominado Rincón de Angola o de Rosales, tier as situadas
entre los ríos Quines y Angola, agrias, ásperas, montuosas y habitadas de
tigres y leones.
Más cien años después, por iniciativa del primer pár oco estable de
Santa Bárbara, Pedro Pascual Olguín(1), el gobernador Juan A. Ortiz
Estrada por decreto Nº 218 fechado en Conlara el 13 de febrero de 1872,
cambia el nombre de “Vil a de Santa Bárbara” por el de “Vil a de San
Martín”.(2) Y casi 70 años más tarde por ley 2.214 del año 1950 se designa
al Departamento como también al pueblo que es su cabecera, con el
nombre de “Libertador General San Martín”.(3)

(31) Boletín Oficial 26 de agosto de 1899 pág. 62.
(32) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta Nº 19.
Notas:(1) Datos consignados en el libro histórico de la Escuela Provincial Nº 103 de San Martín. (S. L.)
(2) “Decreto Nº 218- Conlara, febrero 13 de 1872”.
“El Gobierno de la Provincia
DECRETA:
Art. 1º.-Desde la publicación del presente decreto queda denominada la Vil a de Santa Bárbara “Vil a de
San Martín”.
Ortiz Estrada – Víctor C. Lucero”.
(3) Ley 2.214 año 1950 (Ministerio de Gobierno).

Al parecer el pueblo se núcleo en los primeros tiempos en el lugar
donde actualmente se encuentra. Fue trasladado en 1834 hacía el oeste,
lugar que hoy se conoce como “Potrero de la Plaza” donde la población
quedaba defendida por el norte, oeste y sur por hondas zanjas cavadas ex
profeso, y al este por la barranca del “Ar oyo de Angolita” (hoy “Arroyo de
La Huerta”).
Pasado el peligro de los malones (ya que eso originó el traslado),
volvió la vil a a asentarse donde hoy se encuentra, lugar denominado en
varios documentos “Pueblo Viejo”.
La capil a. En 1768 Don Juan Gutiér ez se dirige al juez de
Mensura pidiendo se le venda un pedazo de tierra delimitado al sur por las
piedras negras; al norte la cuestezuela última de la pampa lindero de Don
Yeraldo Domínguez; al naciente la Quebrada del Talita y al poniente
Arroyo de Angolita. En el petitorio mencionado Don Juan Gutiér ez
expresa que se halla “actualmente fabricando una capil a con título de
Santa Bárbara en este paraje Rincón de Rosales…”.(4)
El 6 de diciembre de 1790 Don José Antonio Gutiér ez, Capitán de
Milicias, hijo de Don Juan Gutiér ez, pide su retiro y detalla los servicios
que tiene prestados. Señala que las comisiones militares le han impedido
atender sus intereses y que la capilla que fundó su padre esta en ruinas.
Dice que ha reunido maderas, materiales y los maestros que han de
reconstruir la capilla y que él personalmente necesita dirigir los trabajos
pués su padre de avanzada edad no puede hacer. A este pedido
Sobremonte responde que Gutiér ez concluya la capil a y después se
proveerá.
Según datos consignados en el libro histórico de la Escuela
Provincial Nº 103, “entre los primeros pobladores se cuenta a Domingo
Santiago Guiñazú casado con Doña Martina Fernández” gente pudiente
que edifico la mejor casa de ese entonces en la parte oeste en el sitio
conocido hasta hoy con el nombre de “Pueblo Viejo”.
“Al fal ecer Don Santiago, su viuda Doña Martina Fernández, que
no tuvo hijos, poseía bastantes bienes y habiendo aumentado la
población, de acuerdo con los vecinos, dispuso la construcción de una
iglesia, donando a tal fin la mayor parte de sus recursos, dándose así
principio a la construcción de dicha obra”. Esta iglesia se habría
construido en 1812.
La capilla fue erigida a la categoría de par oquia en 1869. Tal
hecho debe admitirse sin lugar a dudas por las siguientes razones: El
primer libreo de bautismos de Santas Bárbara empieza el 3 de septiembre
de 1869 y el primer libro de matrimonio el 23 de agosto de 1869.
Además con fecha 25 de junio de 1913 el padre Pedro Martín
alcalde cura pár oco de San Martín informa al Obispo José Américo Orzali
que la parroquia de Santa Bárbara a sido erigida en 1869 por disposición
del Sr. Obispo de San Juan Fray Wenceslao Achával.
El 28 de junio de 1872 el Gobierno de la Provincia comunica al
presbítero Pedro Pascual Olguín que a designado Síndico de la capilla de
San Martín a Don Luis Mayorga.

(4) ) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 2 doc. 207.

Según la tradición oral la actual iglesia fue construida a fines del
siglo pasado por Don Francisco Amodei. Este templo y su nuevo altar
fueron inaugurados el 15 de agosto de 1900. Fueron designados padrinos
el gobernador de la Provincia Don Narciso Gutiér ez, el senador Mendoza
y el Vicario Foráneo. El gobernador designó al Coronel Juan Luis
Sarmiento para que lo representara en el acto de inauguración.(5)
La escuela. En 1857 Carlos Mayorga Comisario del 5º
Departamento comunica al intendente general de Policía Don Juan
Barbeito que no ha podido cumplir la orden de abrir una escuela en ese
Departamento por no conseguir Preceptor. Propone a José Luis Saavedra
(natural de Chile) quien se ofrece para desempeñar el cargo.(6)
En 1859 se constituyó en San Martín una “Comisión de Agentes”
encargada por la Sociedad de Beneficencia de San Luis de instalar la
escuela en ese Departamento. Esto no pudo realizarse en Santa Bárbara
pero se hizo en Rincón del Carmen. Aquel a comisión estaba integrada
por Doña Trinidad Varas de Guiñazú, Clementina Ortiz de Pereyra y
Juana de Urízar. Cuando la Comisión quiso poner en posesión del cargo
de Preceptora (que así se l amaba en esos tiempos a la Directora), de la
Escuela de Niñas Doña Isabel Corvalán de Mayorga, ésta renunció por
razones de salud y porque debía irse a vivir a Mendoza.(7)
En octubre de 1867 la Comisión de Educación de Santa Bárbara
integrada por Don José Gabriel Fernández y Don José Martín Pérez,
propone al Gobierno de la Provincia el nombramiento del preceptor Don
JUAN CLIMACO DIAZ, y hacen saber que hay 39 alumnos y se dispone
de pieza para recibir aquel número de educandos. Comunica asimismo
que el establecimiento carece de mesas, asientos y demás útiles.(8)
El 18 de diciembre de 1867 Juan Clímaco Díaz acepta formalmente
el cargo para el que ha sido designado con una retribución de 17 pesos
bolivianos.(9) Este fue el primer maestro de escuela que tuvo Santa
Bárbara.
El 8 de abril de 1871 es designado subinspector de las escuelas de
ambos sexos de Santa Bárbara el presbítero Pedro Pascual Olguín, quien
el 18 del mismo mes y año comunica que el día anterior se instaló la
Escuela de Varones con 20 niños a cargo del preceptor Don Valentín
Ahumada quien actúa con bastante “delicadeza”.
El 20 de diciembre de 1873 el juez de Alzada del 5º Departamento
comunica al gobierno que no ha pagado a los preceptores por cuanto los
fondos sólo alcanzan para pagar a las autoridades civiles y militares. El
Gobierno ordena terminantemente que cumpla con lo dispuesto “pués es
urgente verificar dicho pago a los preceptores de escuelas”.
En noviembre de 1875 actúan como maestro en San Martín Doña
María L. G. de Vílchez y Don Lucas Olguín.
Más tarde actúa como preceptor de la Escuela de Varones Don
Alejandro Olses (de nacionalidad alemana) quien tenía como ayudante a
su hija Merceditas Olses.

(5) ) Archivo Histórico de S. Luis, Carpeta de cor espondencia julio-agosto 1900.
(6) ) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 148 doc. 14.314, 12-11-1857.
(7) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 151 doc.15.087.
(8) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 177 doc. del 2-10-1867.
(9) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 177 doc. del 12-12-1867.

En 1881 renuncia Don Alejandro y por decreto del 21 de junio de
ese año el gobernador Don Zoilo Concha nombra en su reemplazo al
maestro normal Don Ajenor Mayorga.(10) El 20 de febrero de 1903 se
fusionan las escuelas de niñas y varones quedando al frente del
establecimiento el Señor Mayorga.
Entre los directores que han pasado por esa escuela se recuerdan
los siguientes: Don Conrado García (que fuera fundador de Villa de
Praga), Tomás A. Ochoa, maestro normal, después escribano público;
Pedro Melián, Clemente Godoy, Justiniano Amaya, Sinibaldo Franco,
Angelina Ponce, María Justiniana Maidana, Juana Tor es de Fernández
Garro, Elba Irma Lucero de Amaya, Rosa Elena Torres Morales de
Fonrodona, Zulma Felisa Sarmiento de Jofré, Ana Esteban de Véliz.
El 30 de octubre de 1938 se inauguró el edificio donde hasta 1993
funcionó la escuela que l eva el Nº 103 y el nombre de “José de San
Martín”.Fue construido durante el gobierno del Dr. Ricardo Rodríguez Saá
siendo ministro de Obras Públicas Don Nicanor Liceda.
En 1993 se inauguró el edificio actual construido durante el
gobierno del Dr. Adolfo Rodríguez Saá.
Juramento. El 4 de septiembre de 1816 se realiza en Santa
Bárbara el juramento a la Declaración de la Independencia que había
tenido lugar en San Miguel de Tucumán el 9 de julio de ese año. Presidió
la ceremonia el Alcalde de Hermandad Don José Justo Domínguez.
Firmaron el acta el citado Alcalde y los testigos Don Juan Miguel de
Vílchez y Juan Funes. Entre los asistentes figuran Jacinto Domínguez,
Juan Crisóstomo Domínguez, Carlos Domínguez, Toribio Gauna, Polonio
Coria, Francisco Barroso. Lorenzo Rodríguez, Francisco Polanco, Jacinto
Juárez, Agustín Sosa, etc.(11)
Posta. En 1864 Santa Bárbara era asiento de una posta en la línea
de mensajería que partía de San Luis, pasaba por Cuchi Cor al, Estancia
Grande, El Trapiche, La Bajada, Paso del Rey, Intihuasi, Agua Blanca,
Laguna Larga, El Bajo, Santa Bárbara, Estancia, Los Alanices, y llegaba a
Villa Dolores (actual Concaran). El maestro de posta en Santa Bárbara era
Don Tomás Fernández.(12) En 1866 era maestro de posta Don Silverio
Fernández y postil ones Antonio Baigor ia y Serafino Rosales.(13)
En esta época otra línea de postas partía de Santa Bárbara pasaba
por El Baldecito (lugar hoy conocido como “La Portada”), El mol ecito, Tres
Pasos (hoy Paso Grande), y llegaba a la posta de Tiporco situada en el 2º
Departamento.(14)
La casa de posta en Santa Bárbara estaba donde hoy es el Club
Deportivo y Cultural San Martín.
Chasques y ar ieros. Los más antiguos medios de comunicación
que se emplearon en San Martín en la época en que aquel a población se
denominaba Santa Bárbara, fueron los chasques.
Los herederos de Don Pedro José Corvalán, pulpero de origen
mendocino, fallecido en 1849, pagan $ 29 al chasque que debe ir a

(10) Diario “El Oasis” Nº 402, 30-6-1881.
(11) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 20 doc. 2.492 fo. 122.
(12) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 166 doc. 18.441, año 1864.
(13) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 171 19.289, 27-4-1866.
(14) Jesús L. Tobares “Las Postas en San Luis”, S. Luis, 1978.

Mendoza a pagar deudas.(15) En marzo de 1862 se paga a Agustín Muñoz
$1 por ir de chasque de Santa Bárbara a San Luis.(16)
En 1889 existía un servicio de mensajería y correo a caballo de
San Luis a San Martín que iba por Vil a Florida, Saladil o, La Toma y Paso
Grande. Salía los lunes y regresaba los sábados.(17)En los primeros
lustros de este siglo el transporte regular de correspondencia de San
Martín a San Luis los hacía a cabal o Don Evangelito Magal anes de Vil a
de Praga.
El transporte de mercadería y productos de San Luis a Santa
Bárbara y viceversa, se hacía a lomo de cabal o o de mula. Así l egaron
desde Santa Bárbara a la capital puntana las cargas de charqui, cueros,
trigo, tejidos, etc. con que aquel pueblo contribuyó al aprovisionamiento
del Ejército de los Andes. Así l egaron a San Luis los cargamentos del
diezmo. Don Polonio Coria y Don Bruno Roldán fueron dos hombres que
trajinaron largamente en este sacrificado oficio de arrierías.
Negocios. El primer negocio fijo que se instaló en el pueblo fue el
de Don Posideo Camargo.(18) Entre los años 1830 y 1850 existieron las
pulperías de Don Pedro y José Corvalán y de Santiago Torres. En 1865
existía en Santa Bárbara las pulperías de Don Francisco Díaz, Luis
Mayorga y Gabino Allende.(19)
Entre las casas de ramos generales podemos citar en el siglo
pasado la de Manuel Zavala, Víctor Endeiza, José María López (de La
Toma), Bonifacio Feas y Cía., José Domingo Honorato, Prudencio
Fernández, Hermida y Rey.
En el presente siglo Feas, Pereira y Rodríguez; Morera y Cía.,
Adolfo Ortiz, Dalmiro Allende, Casariego y Cía., José Cecilio Rosales
(padre del poeta César Rosales), Javier Ar ua, Chediack Hnos., Gabriel
Chaher, Jesús Rodríguez, Gabino Barzola, Roque M. Torres, Marcos
Mamerto Amieva, Liberato Tobares Amaya, Tosi Hnos., Ernesto Nievas,
Tránsito Andino, Gregorio Rosales.
Entre las tiendas podemos citar a Carlos S. Rodríguez, Nicasio
Carrizo, Jesús María Rodríguez, Carmelo Mirábile.
Sociedad de Beneficencia. Importante labor educativa y
humanitaria cumplió en Santa Bárbara la Sociedad de Beneficencia. Entre
las damas que formaron parte de esta institución citamos las siguientes:
Rosario Zavala de Ponce, Etelvina Ortiz de Ochoa, Audelina Fernández
de Torres, Enriqueta Sarmiento de Amodei, Delfina Fernández de
Rosales, Amada Morales Ponce de Torres, Elvira Pereira de Feas, Sótera
Saldaña de Tor es, Dolores Pereira de Sarmiento, Juana Díaz de Godoy,
Modesta Godoy de Fernández, Ernestina Torres de Pereira, Custodia
Torres de Rodríguez, Constancia Fernández de Tor es, Celia García de
Sosa. Montoneras y malones. En 1830 la pequeña aldea fue escenario
de gravísimos acontecimientos. El 10 de junio de ese año avanzan los

(15) Archivo General de S. Luis, “Pedro José Corvalán – Sucesión” Nº 14 año 1849.
(16) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 160 doc. 16.868 año 1862.
(17) Diario “El Fer ocar il” agosto 21 de 1889.
(18) Camargo actuó también como Comandante en Santa Bárbara.
(19) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 168 doc. 18.818.

montoneros sobre Santa Bárbara. La población fue saqueada, muerto un
vecino (Don Salvador Leaniz) y prisionero otro (Don Lorenzo Leaniz).(20)
A sofocar el movimiento con la premura del caso, parte de Renca el
Comandante Hermenegildo Alba.(21) Las montoneras se retiran hacía
Quines y en la mañana del 25 de junio el sargento mayor Pablo Videla en
“Punta de los Bar iales”vence a las fuerzas rebeldes.(22)
En junio de 1834 Santa Bárbara es maloneada por las hordas
ranquelinas. Entre los días 9 y 14 los salvajes l egan a la aldea que había
sido evacuada, refugiándose sus moradores en las montañas por
disposición del comandante Don Prudencio Vidal Guiñazú. Los ranqueles
saquearon las humildes viviendas pero no tenemos noticias que causaran
víctimas.
El 15 de junio el juez de Paz Don Domingo Honorato comunica al
gobierno de San Luis que un sinfín de familias “han quedado en la suma
insolvencia por la invasión de los bárbaros”. Al propio tiempo pide
ayuda.(23)
Según la tradición popular los indios penetraron en la iglesia y
sacaron del altar a la Virgen Santa Bárbara. Pero en lugar de quemarla
como era habitual, asumieron la rara actitud de ofrecerle azúcar en la
mano mientras le decían: “Tomá Mate…tomá mate…”.(24)

De la estancia de Don Nicolás Quiroga los ranqueles se l evaron
cautiva a Avelina Villegas. Después de nueve días de camino la mujer
pudo volverse escapándosele a la indiada. Vino a salir al Cer o Varela
extenuada, enferma y casi desnuda.(25)
El poeta. En el solar que antaño ocupó la posta de Santa Bárbara,
nació el 28 de marzo de 1908, el poeta César Rosales. Autor de “El sur y
la esperanza”, “Oda a Rainer María Rilke”, “El exiliado”, “La Patria
elemental”, “Vengo a dar testimonio”, “El cristal y la esencia”, “Libro de
piedra”, “Cantos de la edad de oro”, “Poesía y profecía”, “Vicente Barbieri”,
“Después del olvido”.
Gracias a la poesía de un hombre transitorio, aquel viejo Rincón de
Rosales, es ahora laurel sonoro, memoria de piedra invulnerable.
Ese pueblo de cuatro calles terrosas tapias, blanco campanario y
viejos olmos, palpita hoy en el canto del bardo ausente. Y los nombres de
sus gentes, Doña Rosa Godoy, Don Félix Tor es, Pilar Sosa, Dalinda,
Rufino, Sinforoso, Nicolás; florecen en cada primavera porque un elegido
de los dioses los arrebató del vértigo del olvido y de la muerte.






(20) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 40 doc. 4.024.
(21) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 40 doc. 4.025.
(22) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 40 doc. 4.030.
(23) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 54 doc. 5.354.
(24) Datos del libro histórico de la Escuela Nº 103 de San Martín.
(25) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 55 doc. 5.399.

SANTA ROSA DEL CONLARA
(Departamento Junín)


Antiguamente el paraje se denominó “Pisco Yaco”y así figura en
documentos de vieja data.(1)
“Pisco” proviene del “Pishcko” que en la lengua quechua significa
pájaro. “Yaco” quiere decir, agua, aguada, manantial. De tal suerte que el
significado del topónimo “Pisco-yaco” es “Aguada del pájaro”.
En el año 1822 durante el gobierno de Don Bernardino Rivadavia
se dicta la ley de reforma eclesiástica. En virtud de tal disposición el
Gobierno de San Luis declara de propiedad del Estado las tierras que
pertenecían a la Iglesia y dispone que previo deslinde, mensura, y
tasación realizada por el coronel Don Luis de Videla, sean vendidas a los
particulares. El comprador en “Pisco-Yaco” resultó ser el capitán Don
Manuel Antonio Zalazar.
En una parte de esa propiedad, se levantaba el oratorio o capilla
fundada en 1810 en honor de Santa Rosa de Lima y con relación a esa
fracción hubo dificultades para darle posesión al capitán Zalazar.
Entonces éste, de común acuerdo con su esposa Doña Francisca Vélez,
deciden hacer donación de la mitad de la propiedad comprada. La fracción
donada reconocía los siguientes límites: Norte, herederos Ontiveros; Sur,
herederos Funes; Este, Montes Altos (diez kilómetros al naciente de la
actual población de Santa Rosa), y Oeste, Río Conlara.(2)
Alguna relación debe tener con todo esto la presentación que el
mismo Zalazar hace en abril de 1823 denunciando un terreno de cinco
cuadras cuadradas ubicado en Santa Rosa que perteneció a Don
Domingo Aguirre según tradición y escritura en poder de Victorio
Riquelme vecino de otro lugar.
Aguirre falleció sin dejar descendencia. Pide Zalazar se le venda
dicho terreno “por su legítimo precio”. El Fiscal de Estado aconseja admitir
la solicitud.(3)
El área total de la fracción donada alcanzaba a 1.085 hectáreas.(4)

Desde Santa Rosa Don Manuel Antonio Zalazar se refiere a su
pequeña propiedad, que ha disminuido cediendo una cuadra en cuadro a
beneficio de aquel vecindario, para que pueda poblarse a la inmediación
de una capilla que a toda costa y a sus expensas, ha trabajado y de la
cual tiene el título de patrono. Este título se transmitió también a sus
herederos, hasta que en 1858 el gobernador Don justo Daract resolvió
dejarlo sin efecto, para evitar abusos.
El templo. La donación(5) se hizo con la condición de que vendidas
las tierras se construyera con su producto un templo en honor a Santa
Rosa de Lima. Los antecedentes citados explican porqué en 1862 el

Notas:(1) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 55 doc. 5.326, 6-6-1834.
(2) Benjamín Mercedes Vélez “Orígenes de la Vil a de Santa Rosa” (San Luis), Boletín del Centro
Puntano, Año XX, diciembre de 1956 Nº 43.
(3) Archivo Judicial de la Pcia. de S. Luis, Expte. administrativo 1823-8.
(4) Juan W. Gez “Geografía de la Provincia de San Luis” t. I pág. 248.
(5) Según el autor citado en último término, tuvo lugar en 1838. creemos que esa fecha no es exacta.

ayudante Cura del 4º Departamento, Don Domingo del Rosario Ortiz, dice
que la población de Santa Rosa es “una capel anía perteneciente a esta
capilla”, y agrega que tratándose de formar un centro de población, es de
indispensable necesidad edificar un templo nuevo.(6) Por esa época era
Síndico de la capilla de Santa Rosa de Lima Don Bonifacio Zavala.
Precisamente este señor había comunicado en 1858 al ministro Juan
Rodríguez que el edificio de la iglesia de Santa Rosa estaba en pésimo
estado necesitando reparación inmediata para evitar su total deterioro.(7)
Esta apreciación de Zavala coincide con la sugerencia del cura Ortiz de
edificar “un templo nuevo”.
Digamos asimismo que al realizar la comunicación antes aludida, el
Presbítero Ortiz advierte que va a mejorar los edificios pertenecientes a
esa capilla y otro de Don Crisanto Funes para establecer las escuelas de
niños y niñas.
El 22 de enero de 1872 el gobernador Ortiz Estrada designa una
Comisión encargada de recolectar fondos para construir una iglesia en
Santa Rosa y al mismo tiempo distribuir los solares, de acuerdo con la
nueva demarcación del pueblo hecha por Don Gregorio Gutiér ez.
Integran esa comisión Santiago Funes, Amadeo Segura y Saturnino
Leiba.
Para dirigir los trabajos de construcción de la iglesia en julio de
1866 se designa una comisión, integrada por el cura pár oco, Don Roberto
Funes y Don Macario Acosta.
Con posterioridad se designa otra comisión de la que da noticias
circunstanciadas la Prof. Olga Esther Sirur Flores en su obra “La Iglesia de
Santa Rosa (San Luis)” aparecida en 1990.
El templo actual fue construido por los constructores Santiago
Vercelli y Juan Ciancia, y se habilitó sin estar terminado el 29 de agosto
de 1906.
Comisión Municipal. La primera Comisión Municipal que se tiene
noticia fue creada por decreto del 16 de diciembre de 1886 y estuvo
integrada por las siguientes personas: Carmen Domínguez, Macario
Acosta, Norberto Funes, Paulino Salinas, y Vicente Zacagnini. En julio de
ese año por encontrarse vacante tres cargos en dicha comisión, son
designados Don Delfín Ontiveros, Don Daniel Mercau y Don Juan
Shancia.(8)
Poder Judicial y Registro Civil. En cuanto al Poder Judicial
digamos que por decreto del 4 de enero de 1884 son designados juez de
Alzada Don Amadeo Segura, juez de Paz Don Norberto Funes y juez de
Paz suplente Don Andrés Pérez.(9) Ese mismo año son, designados por
decreto de fecha 2-3-1899 juez de Paz Don Rosario Funes y juez de Paz
suplente Don Ignacio Ceballos.(10)

(6) Archivo Histórico de S. Luis, Car. Nº 159 doc.16.840, 27-12-1862.
(7) Archivo Histórico de la Pcia. S. Luis, Car. Nº 152 doc. 15.355, 20-7-1859.
(8) ) Boletín Oficial 26 de agosto de 1899 pág. 62.
(9) ) Boletín Oficial 15 de enero de 1866 Nº 1.
(10) ) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.

En 1899 se crea en Santa Rosa el Registro Civil. Por decreto del 16
de enero de 1905 son designados juez de Paz y jefe del Registro Civil
Don Benito T. Pereira y juez de Paz suplente Don Juan Esteves.(11)
Escuela. Un documento del 6 de julio de 1858 nos hace saber que
durante su visita de campaña el gobernador Justo Daract nombra a Don
Carlos Arias maestro de la escuela de Santa Rosa en el actual
Departamento Junín. Como ayudante debía desempeñarse su hijo
Federico quien por largos años actuó después como preceptor en la
escuela de Merlo.
En la década del sesenta del siglo XIX en la escuela de Santa
Rosa –cuya apertura tuvo lugar el 1º de marzo de 1864-, hay 59 alumnos
y su preceptor es Don Odilorio Ortiz.
Por una comunicación del 1º de marzo de 1864 la Comisión
designada por el Gobierno comunica el resultado de los exámenes
tomados en la escuela de varones. Informa que el establecimiento tiene
40 alumnos de los cuales 10 sólo han concur ido durante los últimos seis
meses. A pesar de la situación alarmante y la peste de viruela, los
alumnos estan instruidos en moral, urbanidad y doctrina cristiana,
habiéndose premiado a 14 por su buena escritura. La comisión integrada
por Pedro Vidal, Victorio Ortiz y Juan G. Funes, destaca la excelente
conducta, honradez, contracción y juicio del Preceptor Odilorio Ortiz.
En 1866 hay 60 alumnos y su preceptor es Don José A. Rizzo.(12)

En una carta dirigida a Don Juan Cruz Lamas y fechada en Santa
Rosa el 2-7-1869, Don Manuel Rodríguez reclama la cantidad de 237
pesos que le adeuda el Gobierno por el alquiler de la casa que ocupó la
escuela.
Desde Santa Rosa con fecha 4-11-1869, Don Juan Cruz Lamas
informa que al querer tomar razón del mensaje de la escuela, supo que el
preceptor Cupertino Romero se había ido a Renca con ánimo de no
volver. Añade que Romero ha dejado en su lugar a un joven Aguilar, quien
hace poco tiempo que salió de la escuela por cuya razón es incapaz de
dirigir el establecimiento.
En enero de 1870 en Santa Rosa la escuela está a cargo de Don
Hermógenes Vidal, quien cobra mensualmente 23 pesos.
El 24 de junio de 1871 el juez de Paz Don Pedro I. Aguilar, escribe
al ministro Don Víctor C. Lucero, manifestándole que tiene mucha
necesidad de fondos para los muebles de las dos escuelas, hasta el punto
de estar empeñado con el carpintero que lo construye. Para resolver la
situación propone vender algunos “mostrengos” que tiene en su poder.
El 13 de julio de 1871 desde Santas Rosa Don Juan Cruz Lamas
comunica al ministro Don Pablo Pruneda, que a la Escuela de Niñas,
atendida por la preceptora Rita Segura y que funciona en una casa de
Don Eliseo Mercau, concurren 51 niñas, 2 párvulos. La Escuela de
Varones que funciona en una casa del Estado y es atendida por el
preceptor Clemente Espinoza, también tiene 51 alumnos.
Con fecha 10 de noviembre de 1871 el subinspector Don Juan Cruz
Lamas comunica que aún no han recibido las cinco docenas de catecismo

(11) ) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.
(12) Archivo Histórico de la Pcia. S. Luis, Car. Nº 171, doc.19.171, 29-1-1866.

y la docena de textos “Recreo de los Niños” que el Gobierno dice haberle
remitido. También informa que nada ha podido pagar a los preceptores de
Santa Rosa porque el juez de Alzada no le da fondos.
El 1º de febrero de 1872 el preceptor Don Clemente Espinoza pide
muebles y textos para la escuela de Santa Rosa y hace estas
observaciones respecto de los libros que solicita. En el renglón de
aritmética expresa: “Este texto desearía que se me proveyese de un mejor
método que la de Perkins, considerando éste muy deficiente y cansador
para los alumnos, tanto para que puedan conseguir con facilidad la teoría
y práctica necesaria, cuanto porque no presta facilidad posible para
relacionarla con nuestro sistema de medida y moneda o con sistema
decimal”.
El 1º de noviembre de 1872 el mismo preceptor se refiere a la
circular del Gobierno de fecha 2 de octubre, por la que se dispone la
concurrencia a clase dos veces al día como para los niños que vivan
dentro de un radio de 15 cuadras. Manifiesta Espinoza que no tiene en la
población que la secunde en la tarea de difundir la enseñanza, pues a los
niños “los ponen en el cepo por ladrones, pero no los mandan a la
escuela”. Agrega que en el salón sólo cabe 70 niños y que con la escuela
nocturna, instalada luego que pasó el visitador Don Ramón de la Sier a,
no obtuvo buen resultado, por lo que ese trabajo lo cree superfluo.
Por decreto del 18 de febrero de 1886 es designado ayudante de la
Escuela de Varones Don Eduardo Lucero.(13)
Vecinos. En la década del sesenta del siglo XIX viven en Santa
Rosa los siguientes vecinos: Victorio Ortiz, Saturnino Leiva, Bonifacio
Zavala, Nicasio Ontiveros, Mercedes Zavala, Luis Ontiveros, Lorenzo
Pérez, Loreto Tisera, Federico Leanis, Ramón Tisera, Segundo Arias,
Desiano Torres, Rosario Vidal.
Toma y canal. Como cuadra a toda comunidad activa y
emprendedora, aquellos vecinos se proponen construir una toma y
acequia sobre el río Conlara para regar 500 cuadras de ter eno.(14)

En agosto de 1864 el Gobierno de la Provincia autoriza a Don
Victoriano Ortiz para que con sus fondos particulares efectúe el trabajo de
la toma y su correspondiente canal para proveer de agua a la
población.(15)
Capital de Junín. En el año 1872 Santa Rosa fue declarada capital
del Departamento Junín. Con fecha 27-9-1872 desde esa localidad Don
Juan Cruz Lamas informa que cuando llegó el decreto mudando la capital
del departamento a esa población, se reunieron todos los vecinos
encabezados por el señor cura, y se dio una serenata. Agrega que al día
siguiente hubo una misa de gracia dedicada a la Patrona Santa Rosa “a
fin de que implore por la importante salud y felicidad de nuestro querido
gobierno”.
Fer ocar il. El 25 de noviembre de 1904 se produce un
acontecimiento de gran importancia para este pueblo: llega el primer

(13) ) Boletín Oficial 1º de abril de 1886 pág. 97.
(14) Archivo Histórico de la Pcia. S. Luis, Car. Nº 159 documento 15.355, 27-12-1862.
(15) Archivo Histórico de la Pcia. S. Luis, Car. Nº 166 documento 18.251, 10-8-1864.

convoy ferroviario. Este hecho va a tener una creciente influencia en el
movimiento comercial de la zona.
La estación del fer ocar il que antes se l amaba “Pisco yaco” fue
bautizada con el nombre “Adolfo Rodríguez Saá”.
Médicos. Entre los médicos que ejercieron tal profesión en Santa
Rosa, Manuel Carlos Sangiovani, Juan Nieto, Eduardo Brandán, Dr.
Retamoza, etc. queremos destacar especialmente la personalidad del Dr.
Roberto Martín quien fue un verdadero benefactor de la comunidad y
ejerció su profesión con lealtad y desinterés. Fal eció en Santa Rosa el 2
de julio de 1955 y el acto de su sepelio autoridades y pueblo, le tributaron
el sentido homenaje a que son acreedores quienes en vida sirvieron al
prójimo con fervor y sentido de la solidaridad.
Santa Rosa del Conlara. El nombre actual de la población nació
como consecuencia de una propuesta del poeta de Merlo, Antonio
Esteban Agüero.
El 29 de agosto de 1968 Agüero realizó una lectura comentada de
sus poemas, en el salón de fiestas del Instituto “Santa Rosa”. En esa
oportunidad el poeta dijo: “Les confieso que desde siempre alenté una
profunda simpatía por esta ciudad de Santa Rosa a la cual he bautizado,
en el secreto, intransferible reducto de mi corazón, con el nombre de
“Santa Rosa del Conlara”. “Como me agradaría que está denominación se
difundiese entre la gente, y circulara por el país entero pues sería como
darle un sello de originalidad, legítimo y auténtico, y la manera de
identificarla, con caracteres únicos, dentro de la nomenclatura nacional”.
A consecuencia de estas sugerencias y por cuestión del entonces
Intendente Municipal Sr. Godoy, desde 1968 esta población ostenta su
nombre actual: Santa Rosa del Conlara.
El poeta. Aquí nació, el 26 de enero de 1914 el poeta, cuentista y
novelista Polo Godoy Rojo autor de más de veinte libros, entre otros “De
tierras puntanas” (1945), “El malón” (1947), “El clamor de mi tier a” (1949),
“Poemitas del alba” (1953), “Mi valle azul” (1955), “Campo guacho” (1961),
“Nombrar la tierra” (1971), “Donde la patria no alcanza” (1972), “Secreto
Concaran” (1987).
Polo Godoy Rojo es uno de los escritores más importantes de la
provincia de San Luis.





SUYUQUE

(Departamento Belgrano)


Según el Padre Pablo Cabrera, el topónimo se menciona en 1643
en los títulos reales otorgados a Marcos Muñoz.

En 1678 se estableció en el paraje Don Pedro Escudero y fundó la
estancia que objeto de pleito años más tarde con Francisco Gil de
Quiroga.
“El 17 de octubre de 1696, se presentó antes Díaz Bar oso, Alcalde
Ordinario de Primer voto, Pedro Escudero, natural y vecino, con un escrito
diciendo: Que hacía dieciocho años (1678) que venía poseyendo una
estancia y paraje llamado Suyuque, con seis leguas distantes de esta
ciudad, sin contradicción alguna, y que ahora tiempo de quince días, poco
más o menos, se había introducido en el a cierto indio de nombre Juan,
capataz al servicio de Don Francisco Gil de Quiroga, construyendo
corrales y determinando poblarse allí invocando ordenes de su amo”.(1)
Cuatro días después de la presentación de Escudero, es decir el 21
de octubre de 1696, Francisco Gil de Quiroga contesta la demanda.
Argumenta que anteriormente y a pedido de su suegra Doña Marcela
Muñoz de Aldana, el alcalde Tomás Pérez Moreno ordenó lazar a
Escudero a esas tierras. Sostiene que su propiedad linda con el paraje de
Chilachira, situado más delante de la casa de Escudero.
Las tierras del Suyuque habían pertenecido al sargento mayor
Marcos Muñoz, abuelo de Doña Teresa de Orozco, quien contrajo
matrimonio con el capitán Francisco Gil de Quiroga.
El 4 de enero de 1697 Doña Marcela Muñoz de Aldana comparece
ante el capitán Tomás Pérez Moreno, alcalde de Primer Voto de esta
ciudad, y otorga poder a su yerno Bernardo de Igostegui para que
promueva acción contra Diego Escudero, Pedro Escudero y Francisco
Salina, quienes han levantado poblaciones en tierras del Suyuque.
Con fecha 30 de abril de 1715 Doña Marcela Muñoz y Aldana hace
su testamento en la ciudad de San Luis. Declara que es hija del sargento
mayor Marcos Muñoz y Doña María Pérez Moreno; que fue casada con el
capitán Miguel Gerónimo de Orosco, porteño, ya fal ecido. Tuvo ocho
hijos, entre otros al capitán Miguel Gerónimo Orosco y al alférez Juan
Gerónimo de Orosco. Sus bienes consisten en mil cuadras de tierras en
Cuchi-Corral; la estancia del Suyuque que regaló a su hija Teresa cuando
ésta contrajo enlace con Francisco Gil de Quiroga; la estancia de La
Aguadita, junto al potezuelo del Chorrillo.
Deja las tierras de Cuchi-Corral en herencia a sus hijos Miguel y
Juan.
El 6 de agosto de 1743 el maestre de Campo Don Nicolás de
Quiroga, se presenta en la ciudad de San Luis al Corregidor de Cuyo Don
Manuel Velazco y denuncia que el teniente Pedro Garro se ha introducido
en las tierras del Suyuque; tierras éstas que le pertenecen pues
anteriormente fueron de su madre Teresa de Orosco quien las recibió en
donación de Doña Marcela Muñoz Aldana (madre de Teresa) cuando su
madre se casó con su padre Don Francisco Gil de Quiroga.
El 9 de septiembre de 1743 el teniente de Corregidor Don Miguel
Vílchez dicta sentencia en el pleito que han sostenido Nicolás de Quiroga
y Cristóbal Muñoz por las tier as del Suyuque. El Teniente de Cor egidor
puntualiza que Quiroga tiene derecho a esas tierras hasta el arroyo de

Notas:(1) Reynaldo A. Pastor, “La guer a con el indio en la jurisdicción de San Luis”. Pág. 275. El autor
indica que con relación a este juicio puede consultarse artículo de Fray Reginaldo Saldaña Retamar en
“Hoja Puntana”del 1º de febrero de 1929.

Chilachira o Plugnín, en tanto que la posesión de Muñoz queda al norte de
ese arroyo.
Hoy se conocen “Suyuque Nuevo” y “Suyuque Viejo”.





TILISARAO

(Departamento Chacabuco)


Según Ricardo L.J. Nardi que sigue en este punto al Padre Lozano,
la terminación “ao” en lengua Kakán significa pueblo.(1) Sería, pues, una
voz asimilada al quichua.
Para la señora Berta Elena Vidal de Bat ini el vocablo es quichua
“compuesto de t’l a”, “silvestre” sara “maíz”, y la terminación “ao” que
significa “lugar”: “lugar del maíz silvestre”.(2)
La misma significación le asigna la Señora Dora Ochoa de
Masramón.(3)
Durante la gobernación de Don Mauricio Orel ano la Legislatura
provincial sanciona con fecha 19 de septiembre de 1889 una ley que es
promulgada el 24 del mismo mes por la cual se autoriza al Poder Ejecutivo
a expropiar el terreno necesario para la fundación del nuevo Pueblo de
Renca. Dicho pueblo debía establecerse en las inmediaciones de la
estación del fer ocar il que hasta ese momento l egaba hasta La Toma y
que iba a ser prolongado hacía el norte.
En 1903 se designó una comisión de vecinos para gestionar la
donación de las tier as por donde debía pasar la línea fér ea. La
prolongación de esta línea de La Toma a Pisco-Yaco (actual Santa Rosa
del Conlara) ocurrió en 1904 librándose al servicio público el 25 de
noviembre de ese año. La estación del fer ocar il fue construida en
terrenos donados por Don Cleofé Domínguez.
En 1916 se crea la oficina del Registro Civil.
En 1925 los pobladores pidieron que se cambiara el nombre de la
estación y entonces el Ministerio de Obras Públicas de la Nación la
denominó “Tilisarao”, nombre que se extendió a la población.
Por resoluciones municipales Nº 125 y 126 del año 1954 la plaza
de Tilisarao fue designada con el nombre de “General San Martín”.(4)
En la iglesia de este pueblo se venera a San Francisco de Asís.
A comienzo de la década del cincuenta Tilisarao tenía 2.900
habitantes aproximadamente. Era comisario de Policía, Miguel

Notas:(1) “Toponimia indígena de la República Argentina” en “Folklore Argentino” pág. 374, Edit. Nova,
Bs. As. 1959.
(2) “Toponimia” en “La Argentina. Suma geográfica” pág. 339, Bs. As. 1961.
(3) Revista “San Luis” Nº 30 pág. 22.
(4) “Diario de San Luis”, 19-6-1971 pág. 3.

Migliavacca, jefe de Correos Tito Correa, jefe de la estación de ferrocarril
Romero C. Córdoba, receptor de Rentas Luis Luján Guevara, y director de
la Escuela Nacional Nº 289 Pedro Juan Catalfamo.
Tenían almacenes Domingo Adre, Ávila Hnos., Jorge Adre,
Faustino Lastra y José Pirocel o; y almacenes de ramos generales José
Osorio y la firma Morado y Guardia.
Existían las carnicerías de José Flores, Nemesio Muñoz y Ávila
Hnos., y la carpintería de Andrés Fer ari.
E. Escobar tenía casa de pensión y trabajaban las fondas de Carlos
Chiesa, Vicente Galvagno y Agustín Ortiz. El bar de Marciano Alturria era
frecuentado por los guitarreros y cantores del lugar. Otro bar era el de
José Cuesta.
Eran médicos entonces el Dr. Héctor Aguilar y el Dr. Angel Cocca y
trabajaban las farmacias de Ávila Hnos., Francisco Gago y José Hevia.
Cuatro clubes existían en esa época en Tilisarao: Juventud Unida
(club de fútbol), B.A.P. (club de fútbol), Club “General Belgrano” y Club
Social “Sarmiento”.
Don Pedro Juan Catalfamo tenía conservatorio musical.





UNION

(Departamento Gobernador Dupuy)


El 10 de marzo de 1911 se presenta al Gobierno de la Provincia la
firma Wüst Hermanos propietaria de una extensa área de campo en el
Departamento Pedernera, región por la que pasa el F. C. Oeste que va de
Bagual a Colonia Alvear (Mza.). Pide autorización para fundar un pueblo
con el nombre de “Unión” y ofrece solares para la Policía, Juzgado de
Paz, Rectoría de Rentas, Escuela e Iglesia.
Esos campos pertenecieron con anterioridad a Don Felipe S.
Velázquez y a Don Rodolfo M. Sarmiento a quienes los hermanos Wüst
los compran fraccionadamente a partir de 1897.
Por decreto el 24 de noviembre de 1911 se autoriza a Wüst Hnos.,
para colonizar el campo y fundar el pueblo “Unión”. El trazado de éste se
mandó a realizar por los hermanos Carlos, Guil ermo y Federico Wüst
quienes tenían formada una sociedad l amada “La Unión” y de al í el
nombre del pueblo.
Según versiones recogidas de antiguos pobladores de Unión, la
efectiva fundación se hizo en el año 1912.
Anteriormente el núcleo de población estaba radicado en “La
Amarga” a unos 10 kilómetros al sur de Unión.
En 1929 se crea aquí el Registro Civil.

A mediado del presente siglo era comisario de Policía Don Antonio
Herrera, jefe de la estación de fer ocar il Pel egro Zunino y director de la
Escuela Nacional Nº 108, Arnaldo Olguín. Tenían almacenes de ramos
generales Adbdo R. Amer, Hibrahin Díaz y Julia F. de Merbach. Existían la
herrería de Jesús Iglesia, el hotelito de Antonio Coria y la carpintería de
los hermanos Iglesia.





VILLA DE LA QUEBRADA

(Departamento Belgrano)


Este pueblo comienza a tener existencia real en 1868. Tal es lo que
se deduce del acta levantada el 4 de diciembre de 1871 donde se dice
que “hacía tres años que Don Tomás Alcaraz había ofrecido en donación,
las 4 manzanas quedan frente a la plaza”.(1)
Dichas manzanas tienen las siguientes dimensiones: la del norte 77
varas de frente con fondo hasta el pie de la primera loma; la del naciente
79 varas de frente con fondo hasta la primera loma; la del sur 89 varas
con fondo hasta la margen del río; la del poniente 89 varas de frente por
igual números de varas de fondo.
Donante y pobladores. Los solares fueron donados por Tomás
Alcaraz a los siguientes vecinos que deben ser considerados los primeros
pobladores de Villa de la Quebrada: José Muñoz, Manuel Baigorria, José
María Gómez, Mauricio Baigor ia, Elías Quevedo, Juan Lucero, Rafael
Soler, Mercedes Pereira, Isidro Herrera, José Riveros, Antonio Orozco,
Roberto Cabrera, José Orozco, Vicente Ríos, Juana Zapata, Lorenza
Barboza, Gualberta Lucero, Loreto Miranda y Pascual Lucero.
Títulos de propiedad. En 1871 el Poder Ejecutivo Provincial se
constituye en Villa de la Quebrada y los vecinos piden que se les extienda
los títulos de propiedad y se les provea agua para el regadío. Las
manifestaciones hechas por los vecinos debían servir, según disposición
del Gobierno de la Provincia, como acta de fundación.
Escuelas. En agosto de 1872 era preceptora de la Escuela de
Niñas de Vil a de la Quebrada, Doña Juana Gualberta Lucero quien con
fecha 12 de aquel mes y año, presentó su renuncia.
En julio de 1874 era preceptor de la Escuela de Varones Don José
E. Muñoz quien tenía a su cargo 30 alumnos. Por acuerdo del 8 de enero
de 1886 la Comisión de Educación presidida por Don Eulalio Astudil o
nombra preceptor en la Escuela de Varones a Don Francisco R. Ortiz.(2)
En marzo del mismo año la nombrada Comisión designa preceptora
de la Escuela de Niñas a Paulina Argañaraz y Vicepreceptora a Elisea

Notas:(1) Archivo General de San Luis –Expediente Administrativo 1971-3.
(2) Boletín Oficial 15 de febrero de 1886 Nº 3 pág. 48.

Pena.(3) Por acuerdo del 1º de julio de 1886 encontrándose atendibles las
razones expuestas por la preceptora Señora Paulina Argañaraz, acepta su
renuncia y nombra en su reemplazo a Lucía Soler.(4) Esta maestra, Lucía
Soler, cumplió en Vil a de la Quebrada un verdadero apostolado educativo
y es recordado como una de sus benefactoras. El pueblo ha erigido en su
homenaje un busto en el centro de la plaza y ha bautizado a ésta con su
nombre.
El Cristo de la Quebrada y la capil a. Aquí se venera al Santo
Cristo de la Quebrada cuya fiesta se celebra el 3 de mayo. Este Santo
perteneció originariamente a Don Juan Tomás Alcaraz y a su esposa
Doña María Manuela Gómez, ambos oriundos del Guanaco.
Don Juan Tomás era hijo de Doña Casimira Alcaraz, y su esposa
Manuela, hija de Don Manuel Gómez y Doña Juana Jofré. Se casaron el
27 de agosto de 1847.
En el juicio sucesorio de Don Juan Tomás(5) en la partida 10 figura
“una capil a situada al este de la plaza con una pieza donde se oficia el
culto, de 5 metros de ancho sobre un solar de 13 metros de frente por 22
de fondo comprendido este terreno en un límite de 4 metros a todos
rumbos desde la muralla de la capilla de material de adobe, avaluada en
trescientos pesos $ 300”.
Fallecido Don Juan Tomás la capil a fue adjudicada a su hijo
Sinforiano. En el punto segundo de su hijuela se dice: “Se le adjudica la
capilla con su correspondiente solar y accesorios necesarios para su
funcionamiento; se tiene presente que fue voluntad de sus padres que él
administrara esta capilla en el servicio público lo que importa una
donación anticipada y que ahora se colaciona a su legítima; por otra parte
la autoridad eclesiástica ha investigado al Sr. Sinforiano Alcaraz en el
carácter de síndico”.
En el interior de la capilla está sepultado su ex dueño Don
Sinforiano Alcaraz. En la lápida del piso se leía: “Sinforiano Alcaraz -1-
Julio 914 Rdo. de sus hijos”. Con la remodelación de la capil a (1994) el
piso fue removido y no sabemos el destino que se dio a esa lápida.
Vía Crucis. Situado al este de la capilla, formado por 14 grupos
escultóricos construidos en mármol blanco de Carrara, fue realizado por el
artista italiano Nicolás Ar ighini. Su emplazamiento e inauguración se hizo
en 1951 por iniciativa del entonces Obispo de San Luis Monseñor Dr.
Emilio Di Pasquo.
Los 14 grupos escultóricos están emplazados en el orden siguiente:
1º) Jesús condenado a muerte; 2º) Jesús carga con la cruz a cuesta; 3º)
Primera caída en el camino del calvario; 4º) Encuentro de Jesús con su
Madre; 5º) Encuentro de Jesús con las mujeres de Jerusalén; 6º) Verónica
limpia el rostro de Jesús; 7º) El cirineo ayuda a Jesús a l evar la cruz; 8º)
Segunda Caída en el camino del calvario; 9º) Tercera caída de Jesús; 10º)
Jesús es despojado de sus vestiduras; 11º) Jesús es crucificado;
12º)Muerte de Jesús en la cruz; 13º) El cuerpo de Jesús es bajado de la

(3) Boletín Oficial 15 de marzo de 1886 Nº 5 pág 76.
(4) Boletín Oficial 15 de julio de 1886 Nº 13 pág. 235.
(5) Archivo General de San Luis –Sucesorios- “Tomás Alcaraz Nº 360 año 1905”, y “Tomás Alcaraz y
Manuela Gómez Nº 16-1928”.

cruz; 14º) El cuerpo de Jesús es depositado en el sepulcro a la espera de
su resurrección.
Las 14 esculturas fueron bendecidas el 3 de mayo de 1951 por el
Excmo. y Rvmo. Monseñor Dr. Audino Rodríguez Olmos, Arzobispo de
San Juan.
Camino. En 1936 se inauguró el camino que une a Vil a de la
Quebrada con San Luis por el sur, y con Nogolí por el norte.






VILLA DEL CARMEN

(Departamento Chacabuco)


El nombre del pueblo tiene origen en la capilla se sirvió como
centro del núcleo urbano y cuya construcción, comenzó a realizarse en
febrero de 1874 según información suministrada por Don Juan de Dios
Nievas, de 83 años en 1947. Con anterioridad sólo existían ranchos
aislados.
Como antecedente de la creación de está vil a cabe citar la Ley Nº
210 del 28 de septiembre de 1872 cuyo artículo 1º establece: “Autorízase
al Poder Ejecutivo para expropiar un área de ter eno de la extensión que
crea conveniente, para fundar una villa en el distrito de la Estanzuela, 4º
Departamento”.
Don Juan W. Gez dice al respeto: “En 1873 se mandó a fundar la
Villa en el antiguo lugar de la Capilla del Carmen”.(1)
Los primeros pobladores urbanos se instalan en 1874. Las 25
cuadras cuadradas que abarcó inicialmente la población, fueron donadas
por Doña Rosario Burgos Vda. de Aguirre.
Por decreto del 28 de febrero de 1899 son designados para integrar
la Comisión Municipal Don Santana Domínguez, José Rojo, Blas Aguir e y
Don Luis Boiffier.(2)
Por acuerdo del 8 de enero de 1886 la Comisión de Educación de
la Provincia presidida por Don Eulalio Astudillo nombra en la Escuela de
Varones de Villa del Carmen como Preceptor a Tomás Fer eira con un
sueldo mensual de $ 25.(3) Poco después por decreto del 16 de febrero es
designado en el mismo carácter Pedro Nievas en razón de no haber
aceptado el cargo el Señor Fer eira.(4)
En 1907 se crea el Registro Civil.

Notas:(1) Aut. Cit. “geografía de la provincia de San Luis” t. I pág. 242.
(2) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(3) Boletín Oficial 15 de febrero de 1886 Nº 3 pág. 50.
(4) Boletín Oficial 1º de abril de 1886 pág. 97.

A mediados del presente siglo era comisionario municipal Santiago
Sánchez, comisario de Policía Práxedes Pérez, juez de Paz Agustín
Carreras, jefe del Registro Civil Apolonio Aguilar y jefe de Correos Alberto
Pérez.





VILLA DE PRAGA

(Departamento San Martín)


En 1888 se sugiere la creación de una vil a en el cruce del camino
a Villa Mercedes y el arroyo Salado o Guanaco Pampa, a tres leguas de
San Martín.(1) Este es el antecedente más antiguo que conocemos con
relación a Vil a Praga.
Este pueblo fue fundado por Don Conrado García sobre ter eno
que en 1915 le donaron los esposos Tomás Ochoa y Etelvina Ortiz de
Ochoa según escritura pasada por ante el escribano Cecilio Moyano de la
ciudad de San Luis. Esa donación comprendía un ter eno de 17 hectáreas
dentro de los siguientes límites: Norte, Este y Oeste, el donante señor
Tomás Ochoa; Sur, herederos Aguilar. El ter eno donado formaba parte
de una propiedad de mayor extensión l amada “Colonia Etelvina”
perteneciente a los donantes. Con anterioridad esas tierras pertenecieron
a Don Quirico Gómez y el lugar se l amaba “Cañada del Pozo”.
La donación “se hace bajo la condición de que el donatario haga un
construir un edificio sirva de oratorio en dicho terreno, en un término que
no exceda de dos años a contar desde la fecha, condición que debe
cumplirse so pena de quedar sin efecto la donación, además es convenido
que si el señor García formara una plaza en el terreno como piensa, el
donante tendrá derecho una manzana de terreno al frente de la plaza en
el punto que elija siempre que se halla libre de otra donación que haga el
señor García y sin pagar por él precio alguno”.
En septiembre de 1918 don Conrado García desde “La Reforma”
(Departamento San Martín), le remite una carta a Don Tomás Ochoa,
domiciliado en la ciudad de San Luis, y con relación a este tema le dice:
“Con respecto al pedido de nombre para nuestro pueblo no tenga
inconveniente en acceder, pero sería necesario que la placa estuviera
para la consagración y con esta inscripción: LOADO SEA DIOS EN LAS
ALTURAS. TEMPLO DEL NIÑO JESÚS DE PRAGA CONSTRUIDO POR
LOS ESPOSOS CONRADO GARCÍA Y BASILIA GARRO, EN TERRENO
DONADO POR LOS ESPOSOS TOMÁS A. OCHOA Y ETELVINA ORTIZ.
INAUGURADO Y BENDECIDO POR EL SEÑOR OBISPO DIOCESANO
DE CUYO DR. JOSÉ A. ORZALI EL DÍA 15 DE NOVIEMBRE DE 1918 Y

Notas:(1) Diario “El Oasis” Nº 1725, 24-10-1888.

COMO RECUERDO PÓSTUMO SE ACORDÓ QUE EL PUEBLO A
FORMARSE SE DENOMINARÁ “VILLA ETELVINA” LO QUE SE
RECOMIENDA A LA CONSIDERACIÓN CRISTIANA DE LAS PRESENTE
GENERACIONES.
Por los términos finales de esa carta, la construcción del oratorio
está l egando a su faz final, de tal modo que consideramos cor ecto
establecer el año 1918 como el de fundación del pueblo de Villa de Praga,
que así se l amó indefinitiva, presidiendo del nombre “Vil a Etelvina”
propuesto por Don Tomás Ochoa y aceptado por Don Conrado García.
En 1941 en San Martín, se labra por ante el Juez de Paz Don
Sinforoso Tobares un documento firmado por Don Tomás Ochoa, la
señora Etelvina Ortiz de Ochoa y la señora Rosinda García de Al ende,
hija de Don Conrado García, por el que se deja constancia que queda sin
efecto el reclamo que los esposos OCHOA-ORTIZ formularon a Don
Conrado García por la demora en construir el oratorio en la fecha
convenida (1917); que la donación de 17 hectáreas queda reducida a 16
reconociendo que pertenecen a los donantes la manzana ubicada al
poniente de la plaza ya demarcada y que Don Conrado García reconoció
en vida como “la manzana de Don Tomás”. Queda subsistente en todas
sus partes la donación efectuada y se deja constancia de la calidad del
fundador de Villa de Praga de Don Conrado García. En ese documento
consta igualmente que la Curia de San Luis ha vendido a Don Lauro Días
dos manzanas y media de terreno para comprar el altar.(2) Este altar fue
bendecido en 1942 y entre otros matrimonios fueron designados padrinos
Don Liberato Tobares Amaya y Doña Arolinda Véliz de Tobares.
El nombre de la población ha sido impuesto en homenaje al Niño
Jesús de Praga (cuya fiesta se celebra el 2 de febrero), santo de la
devoción de Don Conrado García.
El señor García fue maestro en Guzmán, director de la Escuela en
San Martín, Juez de Paz y Comisionado Municipal en este mismo pueblo,
y fundador, como queda dicho, de Villa de Praga. Vivió sus últimos años
en San Martín (S. L.) donde se preocupó por la formación de la juventud.
Por decreto del 18 de marzo de 1875 Don Corado García fue
designado ayudante de la Escuela de Varones de Guzmán.(3)
En 1918 hizo construir la capilla, trajo de “La Cañada del Pasto”
donde vivía, la imagen del Niño Jesús de Praga, y construyó en este
pueblo su casa que posteriormente ocupó Don Fermín Magal anes. Por
esa época se afincó también en la vil a Don Juan Cejas.(4)
Las familias fundadoras de Villa de Praga fueron: García, Vílchez,
Frías, Barzola, Lagos, Díaz, Becer a e Isaguir e.
En 1939 era comisario de Villa de Praga Don Andrés García,
hermano del fundador.(5) Ese mismo año se instala en esta villa la planta
de concentración de minerales de Albar acín Hnos.(6) que le dio un

(2) Documentos facilitados por el Dr. Rodolfo Ochoa (nieto de don Tomás Ochoa) Fuerte Constitucional
Nº 136. Vil a Mercedes (San Luis).
(3) Boletín Oficial Año I marzo de 1875 Nº I pág. 29.
(4) Información de la Señora Ana Tobares de Véliz, 70 años en 1971, Santa Anita, Partido de San
Lorenzo, Departamento San Martín (S. L.).
(5) Diario “La Reforma” 24-4-1939.
(6) Diario “La Reforma” 22-11-1939.

importante impulso económico a la localidad y su zona de influencia. La
planta estaba situada sobre la margen derecha del arroyo y el cruce del
viejo camino a La Toma.
En 1942 era comisario en Villa de Praga Don Benigno Chaves.
En 1950 Villa de Praga tenía una población de 300 habitantes; era
encargada de la estafeta de correos Doña Pura Martínez de Díaz, jefe del
Registro Civil Don Pedro Frías, y director de la escuela nacional Nº 114 la
Sra. Dora Bernardón de Revuelto. Tenían almacenes de ramos generales
Don Lauro Díaz, Miguel Barzola, Pedro García y Pedro Frías; carnicería
Don Valentín Revuelto, her ería Don Arbués Vílchez y bar Rafael Barzola.
En 1966 fue bautizada la plaza con el nombre del fundador y se
colocó al í una placa recordatoria.(7) El 5 de junio de 1976 tuvo lugar la
ceremonia de imposición del nombre “CONRADO GARCÍA TORRES” a la
Escuela Nacional Nº 124 dependiente entonces de la ex Supervisión
Seccional de Escuelas Nacionales.(8)





VILLA GENERAL ROCA

(Departamento Belgrano)


Por ley sancionada por la Honorable Legislatura de la provincia el 8
de noviembre y promulgada por el gobernador Don Toribio Mendoza el 9
de noviembre de 1878, se autoriza al Poder Ejecutivo a expropiar nueve
cuadras cuadradas en el paraje llamado “Los Manantiales” donde se
formaría el pueblo de “Vil a General Roca”.
El pueblo. Las tierras donde se asentó el núcleo urbano
pertenecieron al coronel Don Eufrasio Videla.
Al año siguiente de dictada la ley de expropiación se dispuso la
demarcación de la vil a, tarea que cumplió el agrimensor Don Felipe S.
Velázquez.
En junio de 1879 el gobernador Don Toribio Mendoza nombra una
comisión integrada por Juan Barbosa, Cipriano Núñez y Timoteo Astudil o
que tuvo a su cargo la valuación y distribución de los solares de acuerdo
al plano elaborado por Velázquez.
Los adjudicatarios debían cumplir con las obligaciones que
estipulaba el gobierno: Pagar una cuota mensual durante 5 años, construir
una habitación en el término de un año, cer ar el ter eno con tapia.
En enero de 1900 el escribano Cecilio Moyano fue autorizado a
escriturar esos terrenos.

(7) La placa ostenta la siguiente inscripción: “Plaza Conrado García. Pueblo y vecindario en homenaje a su
fundador Conrado García al cumplirse el cincuentenario 12-10-1966”.
(8) Diario “La Opinión” 4-6-1976.

Escuela. En 1874 “Los Manantiales” tenía escuela mixta y su
preceptora era Doña Tránsito Blanco.
Capil a. En la capilla de Villa General Roca se venera a la Virgen
del Carmen. La imagen perteneció a la Sra. Francisca Sosa de Núñez,
esposa de Don Cipriano Núñez, y era objeto del culto familiar (las
populares novenas) en la estancia “La Bajada del Carmen” de los esposos
Núñez. Don Cipriano fue tomado preso por “los colorados” y su esposa le
hace promesa a la Virgen del Carmen de erigirle un templo si su esposo
regresa con vida. Se cumplió el ruego de Doña Francisca y en esta
“manda” está el origen de la capil a de Vil a General Roca.
Juez de Paz. Por decreto del 16 de enero de 1905 es designado
juez de Paz Don Félix Sosa y juez de Paz suplente Don Moisés Tula.(1)
Oficina Pública. En 1911 el diario “La Reforma” nos trae esta
noticia: “Ayer 18 de julio se inauguró en Vil a General Roca el edificio para
que funcionen las oficinas públicas. Asistió el intendente general de
Policía Don Juan N. Poblet, los profesores Daniel Rodríguez y F. Rosario
Quevedo y el vicario Monseñor Segundo A. Ponce”. En el acto estuvo
presente la banda de policía.(2)
Década del ’50. En 1951 era comisionado municipal Cirio Salinas,
comisario de Policía Julio Arce, juez de Paz Cleto Oro, jefe de Cor eos
Amancio Godoy.
Tenían almacenes de ramos generales y tienda, Salomón Abrahim,
Justo Becerra, Luis Funes y Doña Jovita M. de Miranda.
Por esa época trabajaba la panadería de Juan Rodríguez Soler y el
bar de Domingo Balmaceda.
Era médico del pueblo y su zona de influencia, el Dr. Hanna
Abdallah.





VILLA LARCA

(Departamento Chacabuco)


Según la investigadora puntana señora Dora Ochoa de Masramón,
“Larca” significa acequia.(1) La misma significación le asigna el profesor
Juan W. Gez.(2) El topónimo significaría entonces “Vil a de la acequia”.
Templo. El 18 de marzo de 1842 concluyó la construcción del
templo de Larca. Así lo hace saber el Vicario de Piedra Blanca Angel
Mallea quien comenta que después del templo de Piedra Blanca no hay

Notas:(1) Boletín Oficial, 30 de enero de 1905.
(2) Diario “La Reforma”Nº 6.182, 19-7-1911.
Notas:(1) Revista “San Luis” Nº 30 pág. 22.
(2) “Historia de la Provincia de San Luis” t. I pág. 29.

otro mejor en la campaña que el de Larca. Pide que se ordene el juez de
Paz haga limpiar la plaza “pues es una lástima colocar un templo tan
bonito en medio de un basuraje”.
Angel Mallea sugiere que se repartan los terrenos que tiene la
iglesia entre los vecinos que lo quieren poblar.(3)
La alusión a la existencia del juez de Paz como así también la
construcción de un lindo templo, prueba que en 1842 ya existía un núcleo
urbano, no obstante su estado de abandono como se desprende de las
propias expresiones del prelado.
Hacendados. En 1844 figura como hacendado en Villa Larca Doña
María Antonia López, Clemencia Alvarez, Ramona Muñoz, Matea Romero,
Juan de la Cruz Quiñones, Pedro González, Juan Vega, Cruz Sosa,
Antonio Mansilla, José Aguir e, Pantaleón Tor es, José Leaniz, Domingo
Sarmiento, Lorenzo Acosta, Luciano Mansilla, Vicente Arias, Luis Méndez,
Lorenzo Molina, Claudio Véliz, Carlos Quiñones, Miguel Llano, Cruz
Muñoz, Tomás Alaniz, Juan de la Cruz Tisera, Facundo Carmona y
Agustín Romero.(4)
Escuela. El 11 de noviembre de 1854 José Wenceslao Fer eira
establece las condiciones en que habrá de desempeñarse como preceptor
de la Escuela de Larca. Propone un contrato por tres años para enseñar a
60 niños, a razón de 4 reales mensuales cada uno, comprometiéndose a
instruir gratuitamente a otros 10 niños sin recursos. Enseñará lectura,
escritura, aritmética, doctrina cristiana e historia sagrada. Dice que pondrá
un ayudante y pide que se le pague mensualmente; se le dé una casa en
la plaza de Larca y que las autoridades tomen las medidas pertinentes
para que los niños no falten a clase.
El 30 de enero de 1865 la Comisión de Instrucción Primaria de
Larca integrada por Juan Vicente Fernández, Antonio Baigor ia y José
Santos Andrada, informa que la Escuela de Varones a cargo de preceptor
Rosendo Silveyra, instalada en julio de 1864, cuenta con 25 alumnos y
hay 40 niños más listos para empezar sus estudios. Dicha Comisión pide
la remisión de libros por cuanto los niños son muy pobres.
A fines de febrero de 1865 la Escuela a cargo de Silveyra tiene 41
alumnos y 23 son mayores de 10 años.
Por decreto del 20 de abril de 1875 se dispone que estando
cerrada la Escuela Fiscal de Varones por haberla abandonado el
preceptor Rosendo Silveyra, designar para dirigir dicho establecimiento de
enseñanza a Don Manuel Fernández con un sueldo mensual de $ 37. La
escuela deberá abrirse el 1º de mayo y se confirma en los cargos de
ayudantes a Don Apolinario Albelo y Don José P. Andrada.(5) Poco más
tarde (decreto del 12 de mayo de 1875), se dispone que no habiendo
hecho la apertura de la escuela Don Manuel Fernández, designar en su
reemplazo a Don Domingo Lucero.(6)
Larca en 1886. Según noticias de hace un siglo, Vil a Larca se
compone de 25 manzanas más un “ter itorio” que comprende ½ legua de
frente por 3 ½ leguas de fondo proveniente de una donación hecha por

(3) Archivo Histórico de. San Luis, Car. Nº 89 doc. 8.321, 20-3-1842.
(4) Archivo Histórico de. San Luis, Car. Nº 98 doc. 9.153, 5-2-1844.
(5) Boletín Oficial Año I abril de 1875 Nº I pág. 38.
(6) Boletín Oficial Año I mayo de 1875 Nº I I pág. 42.

una antigua familia del país a la Virgen de las Mercedes. “Por la escasez
de agua la población, floreciente en otro tiempo, actualmente está casi
enteramente arruinada y desierta y apenas algunas manzanas tienen
árboles frutales, lo demás queda inculto. Una pequeña acequia de 1.200
metros más o menos, trae a la población el agua indispensable a la vida y
que proviene de un manantial llamado Socavón”. “La Toma ha sido
propiedad de las familias Carvallos y Apolinario Albelo y expropiadas bajo
el gobierno de Don Justo Daract en el año 1861 ó 1862”. “Los antiguos
propietarios aún no han cobrado el importe de la expropiación”.(7)
Poder Judicial. Con relación al Poder Judicial digamos que por
decreto del 6 de noviembre de 1874 son designados Don Reymundo
Baigorria juez de Paz y Don Tomás A. Pereira teniente juez.(8) En 1884
por decreto del 4 de enero son nombrados juez de Alzada Don Rosendo
Silveyra, de Paz Don Guillermo Martínez y juez de Paz suplente Don Juan
F. Carmona.(9) Por decreto de fecha 2-3-1899 son designados para el año
1899 juez de Paz Don Isidro Tissera y juez de Paz suplente Don Florencio
Palacio.(10) En 1905 (decreto del 16 de enero) son nombrados juez de Paz
Don Manuel Fernández y juez de Paz suplente Don Cleofé Alaniz.(11)
Comisión Municipal. La Comisión Municipal de Vil a Larca fue
mandada a integrar por decreto del 28 de febrero de 1899, con las
siguientes personas: Guillermo Martínez, Manuel Fer eira, Guil ermo
Fernández, Ramón Arengues y Cleofé Alaniz. Estando vacante un cargo
de esa Comisión, en julio de ese año (decreto del día 31) es designado
para ocuparlo Don Pedro Palacios.(12)
Registro Civil. En 1905 se crea aquí el Registro Civil.





VILLA MERCEDES

(Departamento Pedernera)


Antiguamente el lugar se conocía como “Ensenada de Las Pulgas”,
“Las Pulgas” o “Fortín Las Pulgas”.
Fuerte Constitucional. La ciudad de Villa Mercedes tiene origen
en la Ley del 10 de marzo de 1855 que manda a crear el “Fuerte
Constitucional”. El fundamento que se dio fue el siguiente: “Que el ser de
esta provincia lo debe al pastoreo, única industria con que por ahora

(7) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº 1 pág. 12.
(8) Boletín Oficialazo I marzo de 1875 Nº I pág. 5.
(9) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº 1.
(10) Boletín Oficial 6 de mayo de 1899.
(11) Boletín Oficial 30 de enero de 1905.
(12) Boletín Oficial 16 de septiembre de 1899 pág. 73.

cuenta, y por consiguiente es de interés promover su progreso y
garantizar su seguridad ensanchando sus fronteras y fortificándolas”.
El art. 1º de dicha ley disponía: “En el lugar denominado ‘Las
Pulgas’ y en el punto más conveniente se comprará un ter eno compuesto
de media legua de frente al río, y con el fondo que tuviese, en el cual se
formara un fuerte, y se delineará un ter eno de sesenta y cuatro
manzanas, cada una de ciento cuarenta varas de cada frente, para una
población que se denominará” “Fuerte Constitucional”.
La fundación. Se acepta como fecha de la fundación, el 1º de
diciembre de 1856, pero con anterioridad existió población en el lugar que
debió ser abandonada por los constantes malones ranquelinos.
Fueron fundadores del Fuerte Constitucional las familias venidas de
San José del Mor o, Renca y Saladil o, y los soldados del Regimiento de
Dragones Nº 4. Asistieron a la fundación el gobernador Don Justo Daract,
el general Juan Esteban Pedernera, el coronel José Iseas, el coronel Juan
Saá, el jefe de Policía Don Carmen Adaro, el Ingeniero Carlos M. Rivarola
designado para delinear la población, Don Mauricio Daract, el Pbro. Luis
Joaquín Tula, Don Juan Barbeito, Don Gregorio Novil o (vecino del Mor o)
etc.

Primeros pobladores. Resulta imposible dar una lista completa de
los primeros pobladores del Fuerte Constitucional, por lo que
mencionaremos sólo algunos. Entre los militares de grado citaremos al
coronel José Iseas, coronel Felipe Saá, tenientes coroneles Cecilio Ortiz, y
Benjamín Astudil o; capitanes Agustín Romero y Mariano Pérez; tenientes
primeros Pedro Vílchez, Ciriaco Ponce y Silverio Panelo.
Civiles: Nicasio Ortiz, José Puidet, Santiago Betbeder, Manuel
Ortiz, Gabriel Peralta, Blas Videla, Juan G. Novillo, Ramón Gay, Gregorio
Vidal.
Entre las mujeres pobladoras debemos recordar las siguientes:
Tránsito Figueroa, Elena Fernández, Pascua Caimo, Ursula Ortiz, María
Estrada de Ortiz, Rosario Gómez.
Primer médico. El primer médico fue el Dr. Pedro Oden quien en
1863 al producirse la peste de viruela desplegó una actividad encomiable
que mereció el reconocimiento del vecindario. El mal hizo estragos, tanto
que en menos de un mes murieron más de cien personas.
Maestro de posta. El 5 de mayo de 1858 es designado maestro de
posta del Fuerte Constitucional Don Pedro Miranda y postillones Francisco
Miranda y Bruno Miranda.
Tomero. Poco después, el 31 de mayo de 1858, el jefe de Policía
Don Carmen Adaro nombra tomero y repartidor del agua al Cabo del
Regimiento de Dragones Nº 4 Froilán Gil. El cargo tenía mucha
importancia pues en los primeros tiempos en el Fuerte Constitucional se
organizó una colonia trabajada por los soldados del Regimiento de
Dragones, obteniendo inmejorables cosechas que se repartían entre esos
soldados. La experiencia era novedosa y resultó altamente positiva.
Primera escuela. El 8 de octubre de 1858 se crea la primera
escuela primaria gratuita. En este año el Fuerte Constitucional ocupaba
100 cuadras cuadradas, tenía 10 tiendas, 9 pulperías y los siguientes

artesanos: 6 carpinteros, 4 sastres, 9 zapateros, 4 albañiles, 1 platero, 5
trenzadores finos 4 ordinarios y 1 sombrerero.
El primer pleito. Tres años después de instalado el Fuerte
Constitucional surge el primer pleito por la propiedad de las tierras que
ocupa la nueva población. Se presenta Doña Viviana Fernández de
Suárez por sí y en representación de su esposo Don Leoncio Suárez ex
Comandante de Fronteras, reclamando el pago de siete cuadras y medias
frente al río y de fondo hasta “mejor lindar” en el lugar “Las Pulgas”, tier as
que la reclamantes dice haber pertenecido a su abuela Doña Dionisia
Quiroga y después a su padre Don Domingo Fernández. Previa
información sumaria de testigos acerca del derecho de la peticionaria
sobre las tierras objeto de reclamo y de la tasación de éstas, se ordena el
pago por Tesorería de la Provincia de $ 70 cor espondientes a las 7
cuadras de frente al río por una legua de fondo lo que comprende “las
doscientas ochenta cuadras en el que está formado el Fuerte
Constitucional”; más $ 50 valor de la acequia que construyó Don Leoncio
Suárez y que servía para regar los sembradíos. Total $ 120. La escritura
traslativa de dominio de Doña Viviana Fernández de Suárez al Estado
Provincial se labró el 29 de marzo de 1859.(1)
El resto de las tierras donde se asentó el Fuerte Constitucional eran
de Don Martín Matos que en 1865 las vendió a Don Amaro Galán quien
en 1868 consiguió que se le reconociera su derecho y se le pagaran las
tierras ocupadas.
Vil a de Mercedes. El cambio de nombre de Fuerte Constitucional
tiene como antecedente la nota que desde ese lugar dirige el Coronel
Felipe Saá a Don Carmen Domínguez donde le dice que “hemos
dispuesto que al bautizar la iglesia sea con el nombre de Mercedes” y
solicita que se dicte un decreto declarando Villa de Mercedes a esa
población.(2)
Por Ley Nº 86 del 14 de octubre de 1861 se cambia el nombre de
“Fuerte Constitucional”por “Vil a de Mercedes”.
El primer cura. El primer cura que tuvo la población fue el
Presbítero Andrés Funes.
Malones. En septiembre de 1863 la villa fue objeto de una invasión
ranquelina y se sabe que el Coronel Iseas no pudo batir a la indiada por
falta de caballos.(3)
El 24 de enero de 1864 en horas de la madrugada Villa Mercedes
fue maloneada por unos 800 salvajes. Gracias al oportuno aviso que dio el
Sargento Tránsito Gauna que la tarde antes hacía guardia a unas tres
leguas al S. E. de Mercedes, se pudo organizar a tiempo la defensa.
Estuvo ésta a cargo del Coronel Iseas quien con anterioridad había batido
a José Gregorio Pueblas que venía encabezando el malón, en “Chañaral
Negro”, “Casas Viejas” y “Chaján”. Con la urgencia del caso se levantaron
trincheras en el centro de la población y especialmente en el frente sur y
este. Allí ocupó su puesto Don Santiago Betbeder, francés de origen, que

Notas:(1) Archivo General de San Luis –Expte. Administrativo “Fernández Viviana- Fuerte Constitucional
1859 8”. Ver sobre el particular “El origen de Vil a Mercedes” por Enrique Ojeda (h) en “Centenario de
la ciudad de Villa Mercedes (San Luis)” pág. 127, año 1956.
(2) Archivo Histórico de. S. Luis, Car. Nº 156 doc.16.218, 7-9-1861.
(3) Archivo Histórico de. S. Luis, Car. Nº 163 doc.17.590, 1-1-1863.

había actuado en la guerra de Crimea. El sitio donde Betbeder se apostó
ha sido precisado como “el ángulo sudoeste de las actuales cal es
Balcarce y Riobamba”.
Pueblas que venía al mando de una de las tres columnas en que se
dividía el malón, atacó por el centro, en donde estaba apostado Betbeder
quien al enfrentarse con el salteador le disparó un tiro de escopeta que
hizo blanco en la cabeza del gaucho. Se desplomó éste sin vida y el
contraste intimidó a los salvajes que emprendieron la retirada.
Escuelas. El 15 de abril de 1864 se crea una escuela de mujeres
que tenía 50 alumnas siendo su maestra Tránsito Guevara de Gilvert, y el
15 de mayo otra para varones que tiene 58 alumnos a cargo del maestro
David Esley. Esta es la actual escuela “Juan Esteban Pedernera” que
funcionó en sus primeros tiempos en la esquina de Pedernera y León
Guillet. Casas y pobladores. En 1869 existían 483 casas pero sólo 18
merecían calificarlo de casas de azotea. Las demás, construidas de paja y
barro, eran de un solo cuerpo. Sus habitantes sumaban 2.033
discriminados así: 1.140 mujeres, 893 hombres.
Jueces. El primer juez de Paz y primera autoridad civil que se
designó en el Fuerte Constitucional fue Don Juan J. Car izo. En 1868
desempeñaba tales funciones Don Francisco Godoy y en 1870 Don Juan
E. Córdoba. En 1871 es designado para el desempeño de tal cargo Don
Faustino Quiroga por renuncia de Don Santiago Betbeder.
El 18 de enero de 1873 el Gobierno de la Provincia dicta un decreto
por el cual se fusionan los dos juzgados de Paz de Mercedes (que
estaban a cargo de Don Faustino Quiroga) bajo el nombre de juez
Correccional y de Menor Cuantía, y se nombra juez a Don Pedro Páez. En
1874 hay dos jueces correccionales.
Por decreto del 4 de enero de 1884 son designados juez de Alzada
Don Manuel Tissera; juez de Paz Don Diego Brash y juez de Paz suplente
Don Custodio Poblet.(4) Por decreto del 15 de septiembre de 1885 se pone
en posesión del cargo de juez de Paz a Don Diego Brash,(5) el 12 de
agosto es designado Don Faustino Quiroga juez Correccional por renuncia
de Don Francisco Iglesias.
Receptor de Rentas. El primer receptor de rentas de Mercedes fue
Don Faustino Quiroga designado el 13 de febrero de 1873.
Educación. Con relación a la educación primaria digamos que por
decreto del 1º de abril de 1875 es designado preceptor de la Escuela de
Varones de Villa Mercedes Don Moisés Sarmiento con un sueldo de $ 59.
La escuela está cer ada en ese momento, y anteriormente estuvo a cargo
de Don Francisco Moyano.(6) Por otro decreto del 2 de abril de 1875 se
dispone que habiendo renunciado la preceptora de la Escuela Fiscal de
Niñas, Ana Ortiz, la reemplace en el cargo Rosario Jofré con un sueldo de
$ 45.(7)
En 1886 la Comisión de Educación presidida por Don Eulalio
Astudillo nombra en la escuela graduada de Mercedes a Don Lucas

(4) Boletín Oficial 15 de enero de 1886 Nº1.
(5) Boletín Oficial 15 de septiembre 1886 Nº 17 pág. 311.
(6) Boletín Oficial año I abril de 1875 Nº I pág. 33.
(7) Boletín Oficial. año I abril de 1875 Nº I pág. 35.

Olguín como director, y como profesores a Nicolás Jofré (hijo), Basilio
Díaz, Agenor Mayorga, Amado Curchod, Marcos A. Fernández y
Saturnino González Camarero.(8) Tiempo después por renuncia de Agenor
Mayorga es nombrado Don Clodomiro Zavala.(9)
Municipalidad. En 1874 comienza a funcionar la administración
municipal y el 28 de enero del año siguiente se crea la Intendencia que se
pone a cargo de Don Pablo Menvielle. A éste le sucede Don Ot o Mann.(10)
Por decreto del 16 de septiembre de 1886 se aprueba la elección de cinco
Municipales Propietarios y dos suplentes, elección que recayó en Antonio
Ardiles, Aristóbulo Machado, Lucas Olguín, Marcos Domínguez y Pablo
Menvielle como propietarios; y Geremías Ramal o y Leonardo Cerimel i
como suplentes.(11) Poco después desde Vil a Mercedes se cursa una
comunicación haciendo saber que la Corporación Municipal ha quedado
integrada de la siguiente forma: Presidente, Pablo Menvielle;
Vicepresidente, Antonio Ardiles; Tesorero, Lucas Olguín.(12)

Periodismo. El 8 de julio de 1877 aparece el primer periódico
mercedino “El Atalaya del Desierto”, siendo el primer periodista de la joven
ciudad Don Rufino Barreiro.(13)
Alumbrado. En el año 1876, el día 25 de mayo, se inaugura el
alumbrado público que al comienzo se hizo a Kerosene mediante faroles
colocados a 60 metros de distancia uno de otro.
Según el presupuesto municipal de Vil a Mercedes para el año
1879, el alumbrado demandaba los siguientes gastos: Sueldo del peón
que atendía el alumbrado $ 10; inversión de kerosene $ 14; gastos de
compostura de faroles, reposición de mechas, tubos, vidrios, etc. $ 10.
Total $ 34 anuales.
En 1902 se sustituye el alumbrado a kerosene por el alumbrado a
gas de acetileno “con resultado satisfactorio” –según la memoria del
Intendente de ese año Don Abel Gutiér ez- tanto por la claridad de la luz,
como también por su costo que es relativamente al alumbrado a kerosene
con cargo sobre éste de un 15 %. “Por otra parte –sigue diciendo la
memoria- este servicio requiere menor número de empleados,
atendiéndose por un Inspector y dos faroleros, que a la vez, se ocupan de
otros servicios”. “También se ha resuelto hacer la instalación en la avenida
Mitre en longitud de 500 metros, a partir de la calle Las Piedritas”.
Sociedad de Beneficencia. Se constituyó el 13 de octubre de
1880. La primera Comisión Directiva estuvo integrada por las siguientes
damas: Celestina Ortiz de Lencinas, Estaurofila Sosa de Sosa, Eulogia
Galán de Bar eiro, Inés Ortiz de Oden, Ursula Ortiz de Ortiz, Almaira
Gigena de Novillo, Mercedes Ortiz de Ramallo.
Posteriormente actuaron María de Dupont, Brígida de Reboyras,
Carlota de Maza, Mercedes O. de Ramallo, Isabel L. de Ortiz, Rosaura

(8) Boletín Oficial. 15 de marzo de 1886 Nº 5 pág. 76.
(9) Boletín Oficial 15 de abril de 1887 Nº 7 pág. 117.
(10) Boletín Oficial Año I de 1875 Nº I pág. 39.
(11) Boletín Oficial 1º de octubre de 1886 Nº 18 pág. 321.
(12) Boletín Oficial 15 de octubre de 1886 Nº 19 pág. 345.
(13) José Mel ano “Don Rufino Bar eiro, primer periodista mercedino” ) Boletín de la Junta de Historia de
San Luis, Año 2 Nº 3, junio 1971, págs. 9/48.

Brabo, Carmen R. de Gutiér ez, Clarinda de Funes, Jesús de Poblet,
Marta M. de Fels, Adelina de Betbeder, Emilia P. de Franzini, Elvira B. de
Dupuy, Teresa Berón de Astrada, Irene F. de del Cer o, Margarita T. de
Rivas, Rosaura R. de Aguirre, Teresa R. de Franzini, Segunda C. de
Martínez, Felipa C. de Quiroga Vil egas, etc.
La Sociedad de Beneficencia de Villa Mercedes actuó hasta 1950.
Mercado. En 1928 se terminó de construir el mercado central. Fue
levantado por el constructor Cayetano Granata. Era Intendente Municipal
en esa época Don Valentín Martínez.
Instituciones varias. En 1883 (Ley del 26 de junio) se crea el
primer Juzgado de Letras que no llegó a funcionar.(14) Por ley promulgada
el 26 de diciembre de 1900 se crea el Juzgado de Letras de primera
instancia con competencia en lo civil, comercial y criminal. La ley
comenzaría a regir desde el 1º de enero de 1901.(15)

En 1883 (25 de mayo y 14 de junio respectivamente) se fundan las
sociedades Españolas e Italiana. En 1893 se instala la red telefónica.
En 1882 se funda el Club Social.
Con relación al fer ocar il digamos que en 1875 comunica a Vil a
Mercedes con Río Cuarto, en 1882 con San Luis y en 1885 con Mendoza
y San Juan.
En 1894 se funda la Escuela Normal Mixta “Dr. Juan Llerena”; en
1917 el Colegio Nacional “Juan Esteban Pedernera”, y en 1926 la Escuela
de Artes y Oficios.
En 1897 Don Eugenio L’ Huil ier instala la primera farmacia. Dos
años después (1899) se crea en Vil a Mercedes el Registro Civil.
En 1908 se funda la Sociedad Rural y en 1915 se instala el servicio
de aguas corrientes y se inaugura la estatua del General Juan Esteban
Pedernera.
En 1918 quedan habilitadas las líneas de ómnibus de la estación al
centro.
En 1932 se inaugura el puente sobre el Río Quinto que vino a suplir
el viejo puente de madera. En la cabecera sur del puente nuevo existe un
monolito levantado por la Municipalidad en 1941 que recuerda el lugar
donde cayeron 180 puntanos –entre ellos los oficiales Dolores Videla y
Juan Daract- integrantes de las milicias que al mando de Don José Santos
Ortiz enfrentaron a la montonera del caudillo chileno José Miguel Car eras
el 1º de marzo de 1921. Car eras fue fusilado en Mendoza el 4 de
septiembre de ese año, después de haber sido der otado por el General
Albino Gutiér ez el 31 de agosto en Punta del Médano.
En 1936 se funda el Rotary Club y en 1945 se construye la estatua
del General San Martín en la plaza Justo Daract.
Digamos finalmente que Villa Mercedes fue declarada ciudad por
Ley del año 1896.





(14) Boletín Oficial 1º de junio de 1886, Nº 10 pág. 184.
(15) Boletín Oficial 31 de diciembre de 1900 pág. 233.


***FIN***